Browse Month: diciembre 2015

1.3 CARACTERÍSTICAS DE LAS DIFERENTES CORRIENTESTEÓRICAS QUE EXPLICAN LOS PROBLEMAS SOCIALES


1.3.2 EL MATERIALISMO HISTÓRICO-DIALÉCTICO
El materialismo histórico-dialéctico, también conocido como teoría materialista de la historia o marxismo, es una de las corrientes de las ciencias sociales que, al contrario del positivismo, ve el estudio de la sociedad como algo distinto del estudio de la naturaleza. Se considera una corriente revolucionaria porque no sólo pretende explicar la realidad social, sino que básicamente trata de transformarla. Para transformar la sociedad debe criticarla. No se puede quedar sólo con lo que se observa, como el positivismo, sino que debe atender a la realidad social que se está viviendo, comprender su presente para proyectar el futuro.

El marxismo es la corriente teórica que surge en el contexto histórico propiciado por la Revolución Industrial, que genera la gran desigualdad entre las clases sociales del siglo XIX. El marxismo se nutre de las teorías de los socialistas utópicos como Claude-Henri de Saint-Simon, Carlos Fourier y Roberto Owen, que propusieron diversas medidas para disminuir o erradicar la pobreza y la explotación a que se encontraban sometidas grandes masas de la población. También tiene relación intelectual con los economistas clásicos Adam Smith y David Ricardo, que estudiaron la teoría del valor, la división del trabajo y el origen de la riqueza.

Otra relación intelectual del marxismo la encontramos en la filosofía idealista alemana de Hegel y en la filosofía materialista de Feuerbach. Mientras el idealismo hace de la realidad una idea, el materialismo considera a la idea como reflejo de la realidad; el idealismo considera la realidad como concepto, como una abstracción. El materialismo atiende a la concreción de la realidad. El idealismo considera al hombre concreto, histórico, como una idea, como una abstracción que sólo existe en la conciencia. Para el materialismo el hombre en general no existe, no es real, sólo existe el hombre histórico. Marx y Engels, los fundadores de la teoría marxista toman de Hegel la dialéctica, de Feuerbach, la concreción de lo real.

La dialéctica concibe al universo en constante movimiento, en permanente cambio producido por las contradicciones internas. El conflicto, la antítesis entre ser y no ser producen el cambio constante. El marxismo hace uso de la dialéctica para explicar la sociedad y por ello atiende a los conflictos internos de la misma. Ve a la sociedad actual como producto del cambio generado por sus contradicciones. Por ejemplo: al desarrollarse el feudalismo surge la clase social que lo destruiría, la burguesía. El capitalismo, a su vez, creó al proletariado que, según Marx, destruirá a la burguesía.

El marxismo, en contraposición al positivismo, ve a la sociedad en su aspecto dinámico e histórico. Considera que toda teoría, que toda explicación de la sociedad, está marcada por el contexto social y económico en que se produce. Para el marxismo no existe neutralidad científica, pues desde la elección del objeto de estudio el investigador ya es parcial. La objetividad científica no consiste en acercarse al objeto de estudio sin presupuestos y sin juicios de valor, como afirma el positivismo, sino en hacer explícitos esos presupuestos y juicios.

Como ya se mencionó, el positivismo y el marxismo recuperan la discusión en torno de la ciencia, apegándose el positivismo a la concepción causalista o galileana y el marxismo a la concepción aristotélica o teleológica.

La posibilidad de comprender los fenómenos sociales se halla en la situación peculiar del hombre, pues él mismo es parte del mundo social, histórico, cultural y económico que pretende explicar, produciéndose una unidad entre el sujeto y el objeto de conocimiento.

1.3 CARACTERÍSTICAS DE LAS DIFERENTES CORRIENTESTEÓRICAS QUE EXPLICAN LOS PROBLEMAS SOCIALES


1.3.1 EL POSITIVISMO
El positivismo es la corriente teórica que va a ser ciencia social siguiendo el modelo de las ciencias naturales. Se caracteriza por dar una explicación causal de los hechos, el predominio del método experimental y el matiz predictivo del conocimiento con el fin de dominar la naturaleza. El positivismo aborda los fenómenos sociales bajo el enfoque de las Ciencias Naturales. Su fundador es Augusto Comte, quien fuera discípulo de Saint- Simon.

Comte afirma que la sociedad y el conocimiento han pasado por tres etapas, constituyendo cada etapa un estado más avanzado de progreso. La primera etapa es la teológica, en la que la explicación de la realidad se hace en forma mitológica y la atribuye a la divinidad. La siguiente es la etapa metafísica, en la que el hombre explica los fenómenos de manera especulativa, atribuyendo a las cosas, fuerzas, sustancias o potencias que las mueven; estas potencias y sustancias, en la medida en que no son objetos de nuestra sensibilidad, sólo pueden ser supuestas. La tercera etapa es la positiva o científica, en la que el conocimiento se construye sobre lo dado, sobre lo puesto y no sobre lo supuesto. El conocimiento tiene una base empírica y un método: el experimental. Para tener acceso al objeto de conocimiento debemos, según esta corriente, acercarnos al mismo con el menor número de supuestos acerca de él, de lo contrario corremos el riesgo de no ser objetivos en nuestra explicación del mismo.

Comte, como todos los positivistas que lo siguieron, no es un crítico de su sociedad: toma la sociedad de su tiempo, como lo que debe ser. La Sociología, ciencia de la que es fundador, a la que en un principio llamó Física Social, se ocupa de la sociedad en sus aspectos estático y dinámico. El aspecto estático de la sociedad lo constituye el orden, que debe existir para que se logre su dinámica, es decir, el progreso.
La corriente positivista expresa la visión de la realidad social de la clase burguesa que recientemente había asumido el poder político y económico, antes detentado por la nobleza, el clero y los señores feudales.

Por otro lado, las corrientes que englobamos bajo el término de antipositivistas consideran que el objeto de estudio de las ciencias naturales es particularmente diferente al de las ciencias sociales.La corriente antipositivista considera que los hechos sociales, en tanto que hechos humanos, tienen una interioridad que debe ser comprendida, más que explicada. Los actos humanos tienen una dimensión teleológica: son actos dirigidos hacia el logro de un fin. La elección de uno u otro fin depende de juicios valorativos, y no atender a los fines y valores que los determinan es dar una falsa explicación de los hechos. Si bien el método explicativo es adecuado a las ciencias de la naturaleza, es insuficiente para las ciencias de la sociedad, pues en razón de las particularidades de su objeto de estudio deben usar el método comprensivo. No basta que las ciencias sociales expliquen el cómo de los fenómenos que estudian, sino que es necesario que comprendan el por qué y para qué de los mismos.

Las corrientes teóricas y los enfoques que se utilicen producen diferentes explicaciones del objeto de conocimiento. Veamos el ejemplo de la pobreza. Para el positivismo se trata de un hecho natural, producto de las diversas capacidades de los individuos; para la teoría del materialismo histórico-dialéctico, como parte de las corrientes antipositivistas, la pobreza es consecuencia de la situación social concreta que permite la explotación del hombre por el hombre.

Hasta el momento ya podemos deducir la existencia de dos posturas, es decir, las dos caras de una moneda. ¿Estará solucionado el problema respecto a la elección de una metodología propia de las Ciencias Sociales?.

1.3 CARACTERÍSTICAS DE LAS DIFERENTES CORRIENTESTEÓRICAS QUE EXPLICAN LOS PROBLEMAS SOCIALES


Quizás has escuchado que muchas personas están de acuerdo en decir que las Matemáticas son exactas o que un fenómeno físico puede comprobarse, pero también has observado que, en hechos sociales que se analizan por televisión, existen contradicciones en los juicios de las personas que opinan.

¿Por qué sucede esto?, ¿se basan en diferentes posturas o enfoques?, ¿le quita esta problemática su carácter científico al estudio de los problemas sociales?.

Recuerda que la fundamentación del carácter científico de las Ciencias Sociales integró distintas posturas, así surgieron corrientes teóricas como el positivismo, el materialismo histórico dialéctico, el neopositivismo y la teoría crítica.

 

CAPÍTULO 1. EL PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DEL CONOCIMIENTO EN LAS CIENCIAS SOCIALES A PARTIR DEL SIGLO XIX


1.2 CONTRASTACIÓN ENTRE LAS CIENCIAS NATURALES Y LAS
CIENCIAS SOCIALES

Como se ha afirmado en los apartados anteriores podemos observar que el proceso de construcción de las Ciencias Sociales coincide con el proceso mediante el cual el conocimiento científico de lo social se separa del contexto científico que presentan las ciencias naturales, al reconocer que el objeto de estudio que le es propio, por sus peculiaridades, debe ser explicado y comprendido mediante una metodología distinta de la que utilizan las ciencias de la naturaleza.

La disputa entre positivistas, que pretenden hacer ciencia social siguiendo el modelo de las ciencias naturales, y los antipositivistas, que aspiran a la elaboración de una ciencia nueva para explicar la realidad social, puede reducirse a la siguiente cuestión:

¿Son iguales las ciencias sociales y las naturales?

Para contestar esta pregunta debemos considerar la discusión que surge en torno a la cientificidad de las ciencias sociales y las aportaciones de las diversas corrientes de pensamiento social analizadas en este fascículo.

El conocimiento científico se distingue del conocimiento vulgar o cotidiano por su rigurosidad y sistematización. Las características mencionadas de la ciencia son el resultado del uso de una metodología en la producción del conocimiento. En esto, tanto las ciencias sociales como las naturales son iguales, puesto que ambas constituyen rupturas con el conocimiento vulgar y son productoras de explicaciones de la realidad, mediante el uso de métodos y sistematizaciones del conocimiento.

Entonces, ¿en qué consiste la discusión?

La discusión se produce básicamente en el terreno metodológico. Los positivistas consideran que el único método válido para explicar la realidad es el método empleado por las ciencias de la naturaleza. Y agregan que si las disciplinas sociales aspiran al status científico, deben utilizar el método científico, pues es el único que proporciona objetividad a las explicaciones que se den de la realidad.

Los antipositivistas no están de acuerdo con la afirmación radical de los positivistas y aunque reconocen la utilidad del método científico, consideran que la realidad social, en tanto que es producto de la actividad del hombre, debe ser además de explicada, comprendida. La realidad social no se agota en la explicación de sus causas; el por qué y para qué de los fenómenos sociales no puede ser comprendido mediante el método científico, considerado éste desde la perspectiva de las ciencias naturales, por lo que se hace necesario utilizar otros métodos, además del científico, para explicar el objeto social.

Respecto a la objetividad de la explicación científica, los positivistas consideran que ésta existe cuando cualquier persona puede reproducir el experimento y verificar en la realidad la veracidad del enunciado o explicación de la ciencia. Por su parte, los antipositivistas también opinan que la ciencia debe ser objetiva, pero, más que la comprobación experimental de las hipótesis científicas, entienden por objetividad laexplicitación de la subjetividad. Consideran que la neutralidad axiológica no existe y que la objetividad consiste no en negar los valores, prejuicios e intereses que intervienen en la explicación y selección de los objetos de conocimiento, sino en hacerlos explícitos y criticarlos, haciéndolos parte de la explicación del objeto.

Por otra parte, no sólo encontramos diferencias entre las ciencias sociales y las naturales en el aspecto metodológico y en los criterios de objetividad, sino también apuntamos diferencias en el objeto de estudio.

Recuerda cómo has estudiado las Ciencias Naturales y las Ciencias Sociales en la escuela, ¿utilizas diferentes formas para hacerlo?, ¿todos tus profesores te indican la misma metodología?, ¿existen contradicciones entre ellos?, ¿a qué crees que se deba esto?.

ACTIVIDAD DE REGULACIÓN

Escribe en el siguiente espacio, en qué aspectos teóricos se diferencian los positivistas y los antipositivistas.

_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________

EXPLICACIÓN INTEGRADORA

En las Ciencias Sociales existe unidad entre el sujeto y el objeto de estudio, lo que permite no sólo la explicación sino también la comprensión de hechos sociales; en las ciencias naturales hay una separación en el sujeto y el objeto, pues el fenómeno natural no es producto de la actividad del hombre.