Browse Author: administrador

PRINCIPALES CORRIENTES Y ENFOQUES TEÓRICOS DEL PENSAMIENTO SOCIAL


1.2 PRINCIPALES CORRIENTES TEÓRICAS DEL PENSAMIENTO SOCIAL

1.2.2 MARXISMO
En el capítulo 1 de esta asignatura revisamos el Materialismo Histórico-Dialéctico como un enfoque teórico que aborda el estudio de un aspecto de la realidad; como parte de este enfoque analizaste al marxismo como una corriente teórica del pensamiento social. En este apartado centra tu atención en sus aportes teóricos.

¿Recuerdas qué es el marxismo? , ¿quién fue Carlos Marx y qué relación
tiene con el marxismo?. ¿Bajo qué circunstancias se desarrolla?.

MARXISMO
Critica y transforma la sociedad
Marx y Engels son sus fundadores y retoman de Hegel el concepto de dialéctica
Surge en el marco de la Revolución Industrial con el análisis de la desigualdad de las clases sociales

 

Marx y Engels al igual que Comte, hacen una crítica a la filosofía hegeliana, sólo que Marx la hace bajo la perspectiva de la economía política, lo que lleva a desarrollar su teoría materialista de la historia en una serie de trabajos históricos que muestran sus obras: Contribución a la Crítica de la Economía Política ( 1859) y El Capital (1867).
Dentro de las muchas aportaciones que el marxismo hace a la ciencia, podemos mencionar dos muy importantes: la primera es la forma en que concibe a la Historia Universal.

Marx demostró que toda la historia de la humanidad hasta hoy es una historia de lucha de clases; que todas las luchas políticas, tan variadas y complejas, sólo giran en torno del poder social y político de una u otra clase social; por parte de las clases viejas, para conservar el poder, y por parte de las ascendentes clases nuevas, para conquistarlo. Ahora bien ¿ qué es lo que hace nacer y existir a estas clases?. Esto son las condiciones materiales tangibles en que la sociedad de una época dada produce y cambia lo necesario para su sustento .1

El segundo aporte de Marx consiste en haber puesto en claro la relación entre el capital y el trabajo, es decir, el haber demostrado cómo se lleva a cabo, dentro de la sociedad actual, la explotación del obrero por laburguesía en el capitalismo.

Los marxistas dirían que el proletariado no podía seguir el juego de la burguesía con acciones inorganizadas, sin fin ni dirección; le faltaba una teoría revolucionaria “el proletariado quiere sacudirse el yugo de la explotación”2. Trataba de crear una sociedad libre de toda explotación, por tanto, había que establecer una teoría revolucionaria, y ésta fue el marxismo.

La creación del Marxismo fue posible y necesaria en las condiciones históricas a mediados del siglo XIX, propicia para que surgiera una teoría científica, la forma superior de la concepción materialista del mundo.

Marx tomó todo lo mejor que había sido creado por las tres fuentes ideológicas del siglo XIX, que se dieron en Alemania, Inglaterra y Francia, éstas son la filosofía clásica alemana del siglo XIX, la economía política clásica inglesa y el socialismo utópico francés. La primera fuente del marxismo es :

a) La filosofía clásica alemana del siglo XIX, que tuvo como máximos representantes a Emmanuel Kant, Federico Hegel, culminando con la obra de Ludwig Feuerbach.

Recuerda que Hegel creó el sistema de idealismo objetivo, en el que consideraba que la naturaleza y la sociedad tenían como base la idea absoluta, el espíritu universal; con ello en su dialéctica expuso de un modo amplio y consciente las formas generales del movimiento, utilizando el método dialéctico en su concepción idealista*, y Feuerbach criticó el idealismo en Hegel y colocó como base de todo lo existente a lanaturaleza, sosteniendo que ésta engendra al hombre y su conciencia, así como que el mundo material es la única base de la ciencia.

Marx tomó lo mejor del materialismo de Feuerbach, así como del materialismo dialéctico para desarrollar una nueva concepción filosófica: el materialismo dialéctico; lo hizo extensivo al conocimiento de la naturaleza y, a su vez, al conocimiento de la sociedad humana.

Así, pues, la dialéctica de Hegel y el materialismo de Feuerbach constituyen el punto de partida de la filosofía marxista y la concepción materialista de la historia.

b) Economía política clásica inglesa. Se inició con Adam Smith y David Ricardo durante la segunda mitad del siglo XVIII, sentando las bases del régimen conómico del capitalismo en la teoría del trabajo como una base de todo valor.

Marx prosiguió su obra y puso de manifiesto que el valor de toda mercancía lo determina la cantidad de tiempo de trabajo socialmente necesario invertido en su producción, también estableció que las relaciones se dan entre personas y no entre objetos. Asimismo, descubrió que el secreto de la ganancia de los capitalistas residía en la cantidad de trabajo no remunerada a los trabajadores, así a la producción derivada de esta cantidad no pagada, le llamó plusvalía. El capital significa el desarrollo mayor de la fuerza de trabajo del hombre que se transforma en mercancía, es decir, el obrero asalariado vende su fuerza de trabajo al propietario de los medios de producción, y una parte de la jornada la emplea el obrero en cubrir el sustento de su familia; la otra parte del capital crea para el propietario de los medios de producción (el capitalista), la plusvalía como fuente de riqueza.

c) En el socialismo utópico francés, Roberto Owen y Saint-Simon crean sociedades económicas idealistas en beneficio de las clases desposeídas. Su planteamiento utópico llegó a ser una contradicción, ya que ellos pertenecían a la clase burguesa y, por tanto, no sabían explicar la naturaleza de la clase asalariada surgida del capitalismo. Tampoco podían explicarse las leyes de su desarrollo, ni encontrar la fuerza social capaz de comprender la creación de una nueva sociedad. Marx supo deducir y aplicar consecuentemente la doctrina de la lucha de clases como consecuencia de la caída del feudalismo y el surgimiento del capitalismo.

El materialismo, antes de Marx, era mecanicista, explicaba todos los fenómenos de la realidad con las leyes de la mecánica; el materialismo sólo se relacionaba con la naturaleza, los fenómenos de la vida social los explicaba de una forma idealista, por lo que al materialismo se le consideraba como estático y sin relación con la vida social.

Marx y Engels consideraron al materialismo dialéctico como resultado de la unidad orgánica del materialismo y la dialéctica. El materialismo dialéctico nace y se desarrolla sobre la base de una determinada práctica social, sintetiza los procesos del pensamiento filosófico del pasado, enriqueciéndolo con un nuevo contenido.

De tal manera que el concepto fundamental del materialismo dialéctico es el de la materia, por lo cual se entiende la realidad objetiva; la dialéctica materialista ha puesto al descubierto las leyes más generales del movimiento en la naturaleza, la sociedad y el pensamiento humano; por lo que la filosofía marxista se distingue radicalmente de los sistemas filosóficos anteriores, por su naturaleza de clase y porque es la filosofía del proletariado.

El marxismo significó una gran revolución en las opiniones sobre la historia y sustituyó la explicación idealista por la materialista, creando una nueva doctrina: el materialismo histórico, que dio una respuesta global y objetiva acerca de la sociedad misma, y no fuera de ella. Al descubrir las leyes que rigen el desarrollo de la producción, el materialismo histórico pudo establecer las peculiaridades del desarrollo de la sociedad misma, mostrando que no existe la sociedad en abstracto. Marx señalaba que el capitalismo era una sociedad histórica y por tanto temporal, que habrá de dar paso a otra superior.

Vladimir Ilich Lenin, teórico revolucionario, se da a la tarea de unir al marxismo con el movimiento obrero, puesto que los fundadores del marxismo señalaron que éste no era un dogma, sino una guía para la acción. Por eso Lenin no sólo salvaguardó al marxismo, sino que desarrolló sus tesis fundamentales, en una época histórica nueva: el imperialismo, demostrando su aplicación en la realidad mediante la Revolución de Octubre, en Rusia en 1917, lo que dio origen al sistema socialista, el cual se ha transformado en nuestros días.

Lenin señala: “ El marxismo es el sistema de las ideas y la doctrina de Marx”. Por ejemplo. para el marxismo, la sociedad en que vivimos se caracteriza por dos clases sociales: burguesía y proletariado (es decir, quienes son dueños de los medios de producción y los que no lo son), que se enfrentan en los ámbitos económico, político, social e ideológico.

En lo económico: La burguesía se apropia del producto del proceso de trabajo bajo la forma de “ganancia”, que le posibilita atesorar e incrementar su riqueza, satisface por tanto más de las necesidades básicas (alimento, vestido y habitación); en cambio, al proletariado le corresponde el pago de las horas de trabajo bajo la forma de salario, que sólo le permite la subsistencia.

En lo político: Las leyes y normas jurídicas que rigen a la sociedad en su mayoría están en función de servirle a la burguesía para detentar el poder, y deja en desventaja al proletariado, que debe sujetarse a ellas.

En lo social: Ante la escasez de recursos económicos del proletariado se producen problemas sociales como son: robos, violaciones, drogadicción, etcétera.

En lo ideológico: En la sociedad la ideología se halla dominada por la burguesía, pues le interesa que los excesos de producción se realicen, provocando el consumismo.

También la información y mensajes que se despliegan en los medios masivos de comunicación tienen como objeto manipular la sociedad, favoreciendo a la burguesía.

Podemos afirmar que el marxismo tiene validez y actualidad ya que sus categorías tienen la peculiaridad de ser históricas, permitiendo el estudio del desarrollo de la sociedad desde sus orígenes hasta nuestros días.

Al criticar e intentar transformar la realidad, bajo la perspectiva del marxismo, el hombre se ve inmerso en un contexto histórico que determina sus juicios y valores, ¿qué relación tiene esto con la transformación actual del sistema socialista?.

_________________________________________

* El método dialéctico es una forma dinámica de análisis, según la cual toda realidad se encuentra en cambio constante. Los cambios a su vez operan por la lucha de contrarios en el seno de cada aspecto de la realidad. Para Hegel hay tres momentos: tesis, antítesis (contradicción de la primera) y síntesis, que es una forma superior de ambas, aunque continúe alguna de las dos.

1 F. ENGELS. Obras Escogidas. Tomos I y II, “Carlos Marx”, Editorial,Progreso. pág. 85.
2 YASET. O. ¿Qué es el Materialismo Dialéctico?. Ediciones de Cultura Popular, pág. 16.

PRINCIPALES CORRIENTES Y ENFOQUES TEÓRICOS DEL PENSAMIENTO SOCIAL


1.2 PRINCIPALES CORRIENTES TEÓRICAS DEL PENSAMIENTO SOCIAL

1.2.1 POSITIVISMO
Augusto Comte (1789-1857) eliminó la teoría social de su relación con la filosofía negativa y la incorporó al positivismo; también descartó la economía política como raíz de la teoría social.

La filosofía de Comte establece como posibilidad del conocimiento a lo positivo, esdecir los hechos tal como se presentan, o sea, lo dado por la experiencia. Llega arechazar todo el intento de metafísica. Así presenta a la ciencia como el estudio delas relaciones constantes que se dan entre los fenómenos de la experiencia.

Encuentra que el intelecto humano posee un orden sistemático de desarrollo,producto de las mismas leyes del pensamiento, y un orden cronológico que resulta delcurso de la historia. De tal modo que la mente avanza progresivamente de lo mássimple y general a lo más complejo y particular. Y el resultado es que losconocimientos los ordena por su complejidad creciente de generalidad decreciente. Así, clasifica a las siete ciencias fundamentales en esa época en el siguiente orden:Matemáticas, Astronomía, Física, Química, Biología, Psicología y Sociología.

Considera al método histórico en función de que el presente es una consecuencianecesaria del pasado. Presenta a la evolución de la humanidad a través de los tres grandes estados o etapas sucesivos del pensamiento; como ya lo habíamos visto enel fascículo anterior.

A este proceso se le denomina ley de los tres estados, los cuales son:

a) Estado Teológico. Donde el espíritu humano se interesa principalmente por la naturaleza íntima de las cosas. Plantea que los fenómenos resultan por la accióndirecta de agentes sobrenaturales (dioses) que explican los fenómenos del universo. Esto es, el hombre explica los hechos haciéndolos derivar de la potencia divina, destacan las clases sociales de sacerdotes y guerreros.

b) Estado Metafísico. Donde los agentes sobrenaturales son sustituidos por fuerzas abstractas inherentes a los diversos seres del mundo, como el espíritu supremo. Sobresalen como clase social los filósofos y juristas.

c) Estado Positivo. Ante la reconocida imposibilidad de obtener nociones absolutas, sólo se interesa en descubrir sus leyes efectivas, relaciones invariables de sucesión y semejanza. Predominan los actuales científicos sociales.

Cada estado demuestra la influencia de la sociedad sobre el hombre, ya que sus ideas reflejan el estado social en que se vive.

Considera a la división del trabajo como resultado de la solidaridad social, y causa principal de la extensión y complicación creciente del organismo social.

Además de ubicar a la sociología, divide a ésta en estática y dinámica para atender el orden y progreso que se pretendía conciliar. La estática se encargaba de estudiar el orden; y la dinámica, de estudiar el progreso; sólo mediante el equilibrio de las dos se da la persistencia de la sociedad.

Finalmente, se pueden destacar las principales aportaciones de Comte: haber dado origen a la ciencia específica que estudia a la sociedad, también que dicho estudio no depende del criterio personal sino de criterios precisos, producto de la experimentación y la observación objetiva.

Por ejemplo: la aplicación del positivismo entre los diversos fenómenos sociales, como podría ser una decisión política: la estructuración del Tratado de Libre Comercio, o la reforma en caso de nuestro país constitucional al Artículo 27; podemos encontrar que el análisis positivista nos indica que en las Ciencias Sociales, al igual que las Ciencias Naturales, es necesario desprenderse de los prejuicios o juicios de valor.

Propone que el sociólogo o el científico social de que se trate debe alcanzar la neutralidad de cualquier investigador en Física o Química.

De tal manera que aplicando el positivismo, encontramos que se debe considerar en el análisis sólo el papel que juega cada problema dentro del sistema social y de ninguna manera atender a grupos sociales que se vean afectados o beneficiados desde el punto de vista ideológico, económico, político, etcétera.

El análisis positivista sólo atiende, como se ha mencionado, a los hechos tal como suceden en la realidad y al papel que juegan dentro del sistema; esto quiere decir que si atendemos a los ejemplos propuestos, el positivismo sólo considera el papel que van a jugar estas modificaciones dentro del sistema social, sin atribuirle ningún adjetivo como podría ser bueno, malo, perjudicial, beneficioso, etcétera.

Los hechos sociales dependen directamente del hombre, él los transforma y se establece una relación bidireccional. ¿Seremos capaces de hacer a un lado prejuicios y realizar investigaciones “objetivas”?.

PRINCIPALES CORRIENTES Y ENFOQUES TEÓRICOS DEL PENSAMIENTO SOCIAL


1.2 PRINCIPALES CORRIENTES TEÓRICAS DEL PENSAMIENTO SOCIAL

En el apartado anterior se observó que los avances logrados por el hombre no se dan de manera lineal y espontánea sino que son producto del constante enfrentamiento entre las aportaciones que brindan los diferentes estudios.

En este sentido, la transformación de la filosofía se debió a que ésta misma se aplicaba tanto a la teoría como a la práctica social, o sea, su objeto de estudio se había ampliado y esto imponía un progreso teórico mas allá de la filosofía, del orden social y político existente.

Al darse una ampliación del campo y objeto de estudio de la filosofía que la rebasaba surgen diversas corrientes teóricas del pensamiento social, como son:

El Positivismo, Marxismo, Funcionalismo, Estructuralismo y Teoría Crítica; de las cuales se analizarán diversos aspectos, como sus representantes, su contexto histórico y sus aportaciones teóricas.

En el fascículo anterior revisaste las diferentes formas que existen en la interpretación de un mismo objeto de estudio (los fenómenos sociales). Ahora analizarás sus fundamentos teóricos.

¿Recuerdas cuáles son sus propuestas metodológicas? y ¿cuáles son sus aportaciones para el estudio de los fenómenos sociales?.

El positivismo es una corriente teórica del pensamiento social que surge en Europa en el siglo XIX con las ideas enciclopedistas de Denis Diderot, Jean le Ronde, D’Alembert, y los psicologistas David Hume y Johann Fiedrich Herbatt, entre otros; por otra parte conviene destacar que el introductor de este vocablo fue Augusto Comte.

En el siglo XIX, por sus planteamientos críticos, el sistema hegeliano, fue denominado como una filosofía negativa. Se observó que esta filosofía no puede explicar ni justificar las cosas tal como son, porque plantea que lo real es racional, lo que lleva a entender que sólo lo racional es real. Esto era lo que sustentaba el racionalismo francés y alemán. Y luego aparece la filosofía positiva, buscando responder a esta filosofía negativa. Su principal planteamiento fue en el sentido de que el pensamiento debería estar orientado hacia los hechos y a la experiencia como base del conocimiento supremo.

De esta manera el positivismo combatió muchas ilusiones teológicas y metafísicas, y benefició el avance del pensamiento libre, fundamentalmente en las Ciencias Naturales.

Después de la Revolución Francesa (1789), apoyándose en las ideas filosóficas surgidas en el período de la ilustración, la burguesía alcanzó el poder. Esta alianza entre las ideas de la ilustración y la burguesía debía modificarse porque representaba ya una amenaza, y ahora el objetivo era crear una filosofía contrarrevolucionaria, que tuviera como propósito conciliar los conceptos de orden y progreso. Así fue como surgió lafilosofía positiva de la sociedad.

PRINCIPALES CORRIENTES Y ENFOQUES TEÓRICOS DEL PENSAMIENTO SOCIAL


CAPÍTULO 1. PRINCIPALES CORRIENTES TEÓRICAS DEL PENSAMIENTO SOCIAL

ACTIVIDAD DE REGULACIÓN

Analiza el esquema que presentamos en la explicación integradora anterior. Para hacerlo sigue el sentido de las flechas y observa la relación que se establece entre los recuadros.

Explica ahora brevemente apoyándote en el esquema, la relación que existe ente la Filosofía Materialista, la Filosofía Clásica Alemana y el modo de producción capitalista.