1.4 OBJETO DE ESTUDIO EN LAS CIENCIAS SOCIALES


1.4.4 EMILIO DURKHEIM (1858-1917)
La sociología surge como la ciencia que tiene por objeto de estudio a la sociedad, es decir, a lo social. Esto sucede cuando acepta que las sociedades están sometidas a leyes y que estas leyes derivan de la naturaleza de cada uno de esos objetos. En este sentido, los objetos mismos se van a expresar de acuerdo a su propia actividad, ya sea actividad de la naturaleza o de lo social. Cada objeto del universo tiene una actividad muy específica, ya sea estática o dinámica; bajo esta relación se van a determinar y a entender las leyes de la sociedad.

Con Durkheim se sabe que los fenómenos sociales se pueden conocer bajo ciertas leyes. La sociedad se convierte en un objeto de conocimiento especializado autónomo, con su método propio, y por lo tanto, con sus leyes.

Anteriormente la Sociología se limitaba a interpretaciones sobre la evolución histórica de las sociedades, que bien podrían caer en estudios biológicos o psicológicos, por lo que se requería determinar específicamente su objeto de estudio.

El conocimiento científico para Durkheim sería, entonces, describir, conocer, explicar y verificar el objeto seleccionado.

Durkheim propuso como objeto de estudio de la nueva ciencia el hecho social, entendido como la conducta colectiva de los diversos grupos sociales, que sirve para regular la actuación de cada uno de los individuos que participan en esa sociedad, por medio de la coerción colectiva.

Agrega que los hechos sociales deben ser tratados como “cosas”, como objetos a los que se observa, aunque no tengan características de cosas. La diferencia entre un objeto social y un objeto natural es que el primero es pasajero, efímero, se registra y ese registro es la base de la verificación; el segundo es estático, se puede experimentar y es verificable.

Los hechos sociales son exteriores al individuo y al mismo tiempo moldean las acciones humanas de un modo inevitable y significativo. El conocimiento de los hechos sociales
debe alcanzarse mediante el análisis objetivo de la información cuantitativa; por ejemplo, el número de personas afiliadas a una religión, el índice de suicidios, el número de personas con ocupación económica semejante o diferente, etcétera.

Para Durkheim, la misión de la Sociología consiste en descubrir no sólo las causas de los hechos sociales, como señala Comte, sino también mostrar la función de tales hechos en la vida social, es decir; los hechos sociales no pueden reducirse en términos individuales (aunque éstos se relacionen entre sí), ya que el sociólogo sólo se ocupa de la vida colectiva.

En su obra “Las reglas del método sociológico”, Durkheim nos remite a la metodología que él propone para abordar el estudio de las ciencias sociales, la cual consiste en la formulación de reglas para escoger los hechos sociales como materia de estudio.

Antes de acercarnos al hecho social, Durkheim propone eliminar tajantemente los prejuicios que se tengan sobre el objeto, pues el científico tiene que liberarse de ideas falsas que obstaculicen su trabajo.

Durkheim afirma que el experimento indirecto o método comparativo es el único método adecuado para la Sociología. No sirve de nada el método sustentado por Comte, ya que la esencia del progreso en desarrollo no es producto de la causalidad. La causalidad es una relación necesaria entre un estado anterior y otro posterior de los fenómenos y sólo puede determinarse por comparación entre los dos estados. Para Durkheim un efecto dado tiene siempre una sola causa correspondiente. Gran parte del trabajo empírico de Durkheim trata de demostrar relaciones causales con el método comparativo, porque deja de ser meramente descriptivo y trata de explicar los fenómenos sociales.

 

Deja un comentario