FASCÍCULO 3. LAS CIENCIAS SOCIALES EN: ECONOMÍA, DERECHO, POLÍTICA,ANTROPOLOGÍA, HISTORIA Y SOCIOLOGÍA.


La realización de estas actividades te permitirá reafirmar tus conocimientos aplicándolos a dos problemas que tienen relación con la sociedad mexicana.

  1. Analiza el TEXTO 1. “El saqueo de Yaxchilán” y explica cómo se relaciona la información con la Antropología y con la Historia.
  2. Analiza el TEXTO 2. “Brígido Lara: Inventor del nuevo arte prehispánico” y explica cómo se relaciona la información con la Sociología.

TEXTO No. 1.

EL SAQUEO DE YAXCHILÁN. 7

El diálogo roto Roberto García Moll

Una de las características más notables de los sitios del pe ríodo Clásico de la cultura maya son sus monumentos escultóricos tallados en roca caliza: estelas, dinteles, tableros, escalones y troncos con la representación de diferentes escenas en las que aparecen hombres, mujeres y dioses, con su respectivo texto jeroglífico que da cuenta de diferentes acontecimientos, como nacimientos, muertes, matrimonios, guerras, visitas reales, nombres de la ciudad, autosacrificios, etcétera, todo esto enmarcado por una cronología precisa.

De las culturas de México antiguo, la maya es una de las que más se acercan a los ideales estéticos del mundo occidental, por lo que desde fechas muy tempranas llamó poderosamente la atención, primero de viajeros y luego de un sinnúmero de especialistas interesados en su investigación y conocimiento. Con esas características generales, es lógico suponer que los mayas también impresionaron fuertemente al mundo de los anticuarios y los coleccionistas, así como a diferentes instituciones que, desde el siglo XVIII, se dieron a la tarea de adquirir sus manifestaciones “artísticas”.

El sitio arqueológico de Yaxchilán, en el actual estado de Chiapas, no fue ajeno a esta tendencia; entre 1882 y 1887, a través de Gorgonio López, su agente en México, Alfred Maudslay retiró de Yaxchilán seis dinteles, cinco de los cuales se encuentran hoy en el Museo Británico, mientras que el sexto fue enviado por error al Museum Fur Volkerkunde de Berlín, de donde desapareció después de la segunda guerra mundial. Por otro lado, para la inauguración en 1964 del nuevo edificio del Museo Nacional de Antropología en la ciudad de México, se tomó la decisión de retirar de Yaxchilán nueve dinteles y tres estelas, de las cuales sólo una fue devuelta al sitio en 1981.

Adicionalmente, se sabe de un fragmento de estela que se encuentra en el Museo Regional de Tuxtla, mientras que en el Museo Peabody de la Universidad de Harvard hay un fragmento de dintel.

Dinteles, estelas, escalones y altares fueron realizados para un sitio específico dentro de la ciudad, ya sea un edificio o un espacio, y hacen referencia a personajes, hechos y fechas que tuvieron que ver en particular con Yaxchilán y su gente. Si bien es cierto que en cada uno de esos monumentos se expresa un tema específico también lo es que su discurso es más claro y amplio cuando se logra correlacionarlo y corroborarlo con el resto del sitio arqueológico.

Hasta ahora, Yaxchilán ha sido despojado de cerca del 20 por ciento de sus textos. El diálogo con su espacio ha sido roto. Recuperémoslo, devolviendo a sus edificios y plazas los monumentos cuya ausencia ha provocado el empobrecimiento de la concepción original y, desde luego, de su comprensión.

Otra solución consistiría, quizás, en reponer con reproducciones los elementos faltantes.

TEXTO No. 2

BRÍGIDO LARA: Inventor del nuevo arte prehispánico 8

Minerva Vacio (Síntesis)

Desde los años cincuenta y hasta mediados de los setenta, Brígido Lara se dedicó a esculpir piezas “prehispánicas” en su taller de Xalapa, Veracruz. Las elaboraba con tal maestría que, durante casi un cuarto de siglo nadie logró detectar que eran falsificaciones. Con el tiempo y por distintos medios, las piezas fueron saliendo de México y llegaron a ser expuestas en importantes museos del mundo como auténticas. Tal vez nunca se hubiera descubierto el origen de sus obras, de no ser porque un día lo aprehendieron, acusado de saqueador. Para resarcir su maltratado honor, tuvo que demostrar que él era el autor de ésas y muchas otras figuras.

Después de su experiencia en prisión decidió dejar la clandestinidad, a pesar de que muchas ocasiones le han propuesto comprarle sus obras a un precio muy alto. Ahora Lara es un prestigiado autentificador.

 

 

 

 

7 Tomado de”Revista Arqueológica Mexicana” sept- oct.,1996, pág. 32.

8 Tomado de Revista “Arqueológica Mexicana.”sept- oct, 1996, pág. 56 a 61.

Deja un comentario