Ciencias Sociales 1

Ciencias Sociales 1 – Primer Semestre

CAPÍTULO 2. CIENCIAS SOCIALES EN: ANTROPOLOGÍA, HISTORIA Y SOCIOLOGÍA


2.2 HISTORIA

1. Lee el texto4 siguiente, en él se maneja una clara relación entre el Derecho, la Antropología y la Historia. Identifica los elementos históricos.

LA DEFENSA JURÍDICA DEL PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO Y CULTURAL MEXICANO

La regulación jurídica para la preservación de los bienes culturales de nuestra nación ha estado presente en diferentes momentos de nuestra historia. Así, en el período que va de 1810 a 1850, se dicta una gran cantidad de leyes con las que se busca la defensa y acrecentamiento del patrimonio cultural y en las que se contempla desde la creación de establecimientos educativos de alto nivel hasta la de un museo nacional, cuyo primer reglamento entra en vigor en 1826. Un detalle importante en esos años es la circular de la Secretaría de Relaciones Exteriores del 28 de octubre de 1835, con la que esa dependencia exhorta a verificar el cumplimiento de la prohibición de extraer monumentos y antigüedades mexicanas contenidas en el arancel de aduanas.

Resulta también interesante saber que, en su breve imperio, Maximiliano imparte una orden, el 24 de noviembre de 1864, mediante la cual prohibe las excavaciones de monumentos en la Península de Yucatán.

Más tarde, durante su gobierno, Díaz expide dos decretos que alcanzan gran trascendencia jurídica, pues tendrán validez a lo largo de más de treinta años; los decretos promulgados el 3 de junio de 1896 y el 11 de mayo de 1897, en materia de exploraciones arqueológicas.

En el álgido período de la Revolución destacan las leyes de Victoriano Huerta en 1914, y una iniciativa del gobierno de Venustiano Carranza en 1916, sobre la conservación de monumentos, objetos históricos, artísticos y de las bellezas naturales.

Posteriormente, en varias adiciones a nuestra Constitución, en la fracción XXV del Artículo 73, para ser precisos, se hace referencia específica a monumentos arqueológicos, artísticos e históricos; y durante los gobiernos de Emilio Portes Gil y Abelardo L. Rodríguez, se promulgan sendos ordenamientos en materia de protección y registro de bienes arqueológicos.

2. Contesta las siguientes preguntas: a) ¿Qué elementos históricos utiliza el autor en el texto?

b) ¿Qué función tiene la Historia en este Artículo?__________________________________

¿Por qué? _______________________________________________________________

c) ¿Qué perspectiva o corriente histórica utilizarías para analizar los datos históricos que el autor menciona?___________________________________________________________

¿Por qué ?_______________________________________________________________

d) ¿Qué tipo de fuente es este artículo?

 

 

 

 

 

4 Tomado de GERTZ, Alejandro. “El saqueo arqueológico Lento suicidio”, en: Revista Arqueológica Mexicana, sept-oct 1996, pág. 26.

CAPÍTULO 2. CIENCIAS SOCIALES EN: ANTROPOLOGÍA, HISTORIA Y SOCIOLOGÍA


2.2 HISTORIA

2.2.3 MÉTODOS

Ahora bien, como la Historia está constituida por acontecimientos que están extremadamente mezclados, ¿cómo puede el historiador fragmentarlos” para poder estudiarlos?. Las posibilidades de hacer Historia son tantas como corrientes teóricas existen. Por ejemplo, se pueden considerar :

a) Grupos humanos y regiones geográficas.

b) Temas o actividades (Historia de la economía o Historia política).

c) Períodos, es decir, etapas de tiempo que tengan cierta afinidad (la Edad Media, el Renacimiento).

d) La duración de los fenómenos: Los de larga duración, como las costumbres; los de mediana duración, por ejemplo las crisis económicas; y los de corta duración; como son los modismos sociales.

La Historia, al igual que otras ciencias sociales, aborda formal y sistemáticamente su objeto de estudio; sin embargo, al existir distintas corrientes la metodología también se multiplica, no existe una sola, pero de manera general los investigadores sociales utilizan el método comparativo, la observación y el análisis de la información.

Con cualquiera de los métodos utilizados el historiador organiza su trabajo en tres pasos:

1ro. Localización de las La Historia hace acopio de lo que se llaman fuentes directas o primarias, como pueden ser las personas,

fuentes. trabajos de investigadores o hechos, documentos y materiales elaborados para informar; también utiliza las fuentes indirectas o secundarias, que son los datos registrados por terceros en libros, periódicos o materiales.

2do Evaluación de los Abarca el análisis, exámenes de autenticidad, elaboración datos. de criterios para evaluar y descripción de las fuentes utilizadas.

3ro. Interpretación deEs la explicación de la información a través de relaciones los datos. causales (causa-efecto).

No debemos olvidar que aunque la Historia es una ciencia analítica y crítica, ésta no se mantiene aislada sino que se interrelaciona con otras ciencias, tales como: Geografía, Economía, Sociología, Química, Derecho y Lingüística.

CAPÍTULO 2. CIENCIAS SOCIALES EN: ANTROPOLOGÍA, HISTORIA Y SOCIOLOGÍA


2.2 HISTORIA

2.2.2 PRINCIPIOS

La Historia para cumplir con las funciones antes mencionadas, debe asumirse como una ciencia crítica y analítica; ya que no hay una historia unilateral, es decir, no existe una explicación única de un hecho, sino que dicha explicación está influida por el enfoque y la corriente histórica que se adopte, así como el contexto social y la época a la que se pertenece. Si recuerdas, desde la primaria, la Historia se nos ha enseñado como un cuento, un espectáculo fugaz y fragmentado en que lo importante es la función de los héroes a los que se les brinda culto como si fuesen semidioses; sin embargo, es algo más, es una trama de acontecimientos intrincadamente mezclados que pueden revestir, sucesivamente, multitud de aspectos diversos y contradictorios.

Vista así la Historia, al igual que otras ciencias sociales, también enfrenta la necesidad de abordar de manera sistemática su amplio campo de estudio, por tanto algunos historiadores la han dividido en varias especialidades

Para dividir a la Historia y organizar sus ramas, que abordan problemas específicos, se utilizan diversos criterios, así se toman en cuenta períodos históricos o bien aspectos concretos de un tema.

Un ejemplo de cómo se divide la Historia para organizar su campo de estudio es el siguiente:

División de la Historia

  • Historia
  • Historiografía

3 BRAUNDEL, F.”La Historia y las Ciencias Sociales” en: Pereyra, Carlos, et al. Historia ¿para qué?. Siglo XXI, 1987,

pág. 25.

  • Interpretación desde una perspectiva filosófica
  • Historia general humana
  • Historias particulares
  • Historia de la Química
  • Historia de México

También podemos hablar de la Prehistoria (Paleolítico, Neolítico, Edad de Cobre, Edad de Bronce y Mesolítico ) e Historia ( Antigüedad, Edad Media, Edad Moderna y Edad Contemporánea ). Por otra parte, cuando consideramos la forma de vida y organización de los grupos humanos se retoman como períodos: el salvajismo, la barbarie y la civilización.

Al abarcar diversos fenómenos que se relacionan con el desarrollo de la sociedad humana, la Historia a lo largo de su evolución como ciencia, ha construido diferentes formas o perspectivas para abordar su campo de estudio, de tal modo que algunas corrientes históricas son: la lineal, la estructural, la coyuntural y la social, que se explican en el cuadro siguiente :

La Historia lineal o Es la que tradicionalmente conocemos como una acumulación
positivista de hechos, fechas, héroes, personajes sociales ubicados en un
tiempo y espacio.
Establece relaciones de causa y efecto.
La Historia estructural Establece una relación dialéctica de espacio-tiempo entre los acontecimientos económicos.
La Historia coyuntural Percibe la Historia como oscilatoria y cíclica, es decir, con momentos de avances y retrocesos, donde lo primordial es lo económico y social.
La Historia social También llamada de las ideas o mentalidades, considera a la Historia en forma de espiral, tomando en cuenta lo económico, político y social.

 

CAPÍTULO 2. CIENCIAS SOCIALES EN: ANTROPOLOGÍA, HISTORIA Y SOCIOLOGÍA


2.2 HISTORIA

2.2.1 ORIGEN Y CONCEPTO

La Historia, al igual que las otras Ciencias Sociales, ha evolucionado de ser un conocimiento común a ser un conocimiento con carácter científico.

Desde siempre, ha sido preocupación del hombre conservar un registro de acontecimientos y hechos trascendentales para la vida de la comunidad, así surgen los mitos y leyendas, y posteriormente la Historia.
Sin embargo, la Historia no sólo es el registro de acontecimientos sino que va más allá, pues si antes estudiaba los testimonios heredados por el hombre, hoy abarca toda la existencia del género humano desde el momento en que aparece sobre la Tierra hasta el presente.

En este sentido, la Historia estudia los cambios, movimientos y modificaciones que sufre la humanidad, y de esta manera posibilita la comprensión del presente a través de la explicación de los orígenes del estado actual de las cosas.

Según Braundel podemos entender a la Historia como “…el estudio….de todo lo social, y por tanto del pasado; y también, por tanto, del presente, ambos inseparables” 3.

Desde este punto de vista se destaca que la Historia tiene una función social y una teórica:

Función social. Al explicar su origen, permite al individuo comprender los lazos que lo unen con su comunidad y, así, generar actitudes diferentes.

Función teórica. Porque explica científicamente los movimientos, cambios y modificaciones que sufre la humanidad.