CAPÍTULO 2. ENFOQUES TEÓRICOS DE LAS CIENCIAS SOCIALES


2.1 MATERIALISMO HISTÓRICO

2.1.1 UBICACIÓN Y CONCEPTUALIZACIÓN
El Marxismo es una de las principales corrientes teóricas que ha caracterizado al pensamiento social, por el papel histórico que ha cumplido en el devenir de la humanidad.

Económico-Filosóficos de 1844
El Marxismo resultó ser una teoría perfectamente integrada y conformada por su filosofía, donde encontramos tanto al Materialismo Dialéctico e Histórico como, una economía política marxista y su teoría del comunismo científico. Su filosofía materialista nos permite analizar al mundo y a la sociedad capitalista, caracterizada fundamentalmente por su forma de producción mercantilizada que busca la maximización de ganancias a través de la explotación de la fuerza de trabajo.

Considerando que este sistema es injusto por la forma como se produce y se reparte la riqueza social, entonces se propuso como alternativa, una forma de organización social más justa; además el modo de llegar a ella a través de su teoría del comunismo científico.

Las categorías económico sociales del Materialismo Histórico y la Concepción Materialista de la Historia fueron formuladas por Marx y Engels durante la década de los cuarenta en el siglo XIX en obras como los “Manuscritos”,” La Sagrada Familia”, “La Ideología Alemana”; y principalmente en “La Miseria de la Filosofía”, y “El Manifiesto del Partido Comunista”.

Este enfoque de la historia surge como interpretación teórica del desarrollo social, inicialmente sólo era una hipótesis y un método, los cuales por primera vez presentaban la posibilidad de explicar de manera científica la evolución de la humanidad, al pensar que la sociedad humana es, por su esencia y estructura, la forma más compleja de existencia de la materia. La sociedad es una parte de la naturaleza que se llega a diferenciar de ella misma, por lo que la sociedad humana y sus manifestaciones son objeto de estudio de distintas ciencias.

Así, el materialismo histórico se ocupa en primer lugar y fundamentalmente del estudio del desarrollo de la sociedad, del surgimiento, la existencia y las fuerzas motrices más generales del desarrollo de la formación económico-social.

Por tanto, el materialismo histórico ofrece una base objetiva para explicar científicamente los sucesos históricos, al posibilitar su conocimiento y comprensión; así como la previsión científica de la perspectiva y dirección del desarrollo social, al servir de fundamento teórico a la acción revolucionaria.

Deja un comentario