1.3.4.1 Antecedentes


En los primeros tiempos la población de seres humanos que usó recursos se componía de algunos miles que vivían como tribus de cazadores nómadas, sin embargo, la reproducción incrementó el número de individuos y estos agotaron estas posibilidades de alimentación. Como consecuencia los seres humanos, algunos de ellos cambian su estilo de vida migratorio para ser sedentarios con lo cual comenzaron la domesticación de animales y el cultivo de plantas lo que fomentó este estilo de vida sedentaria, ocasionando con ello la acumulación de objetos, entre ellos la tierra disponible. Nació con ellos la idea de riqueza, comercio, herencia y poder pues hubo alimento suficiente que pudo almacenarse, surgiendo otras ocupaciones y fomentándose entonces el desarrollo cultural del hombre con ello surgen las ciudades y las profesiones más diversas, a partir de esta revolución agrícola.

La población aumentó considerablemente y con ella las enfermedades, guerras, invasiones, además de gran cantidad de residuos. Todo ello no detuvo el incremento de población, pero las necesidades vuelven a aparecer y la Revolución Industrial surgen tratando de resolverlas elevando el desarrollo de la ciencia y la tecnología.

A través de este desarrollo la utilización de los recursos aumenta de forma exponencial considerablemente, las ciudades crecieron pretendiendo ofrecer con todo esto mejores niveles de vida a la población.

Deja un comentario