1.3.3.4 Suelo


El suelo es la principal fuente de productos alimenticios vegetales cosechados por el hombre. En éste se concentran las sales minerales (fosfatos, nitratos, sulfatos, carbonatos, etc.), el agua y el oxígeno disuelto que el vegetal requiere para su crecimiento. De esta manera, podemos decir que el hombre aprovecha el suelo para sembrar maíz y frijol, y de manera general frutas, legumbres y cereales.

– Otra forma importante del uso del suelo ha sido para la construcción de casas habitación, fábricas, etc., es decir, para el establecimiento del hombre en comunidades y urbes en las que el suelo es completamente cubierto por pavimento y preparado para el desalojo del agua del lluvia a través de un sistema de alcantarillado, de tal manera, que toda ésta se pierde al revolverse con las aguas negras, grises, e industriales que produce la ciudad.

– El suelo también es útil para acumular agua, la que irá liberándose de manera gradual.

– En el suelo se encuentran los organismos degradadores encargados de la descomposición de la materia orgánica para reintegrarla al suelo y que de ahí se utilice otra vez por vegetales y después los demás niveles de las cadenas tróficas.

Deja un comentario