1.3.2 LOS CLÁSICOS DE LA ECONOMÍA


Así como los fisiócratas son los fundadores de la Ciencia económica, en la Economía Política clásica es Adam Smith, pero su máximo exponente es David Ricardo. En principio señalaremos que los clásicos sistematizan la Economía Política como ciencia, se muestran a favor del laissez-faire, en desacuerdo con el proteccionismo y piensan que el sistema capitalista es eterno.

Los clásicos son diseñadores de modelos económicos y construyen el modelo fundamental para estudios posteriores, ya sea en sentido crítico o positivo. De tal suerte, marcan toda una época donde las leyes de la Economía son las regidoras de la vida económica, como si nada que no estuviera considerado en esas leyes pudiera suceder. Ya hemos visto cómo el método de análisis económico de los clásicos incluyó y determinó sus planteamientos e interpretación. Veamos cómo el Liberalismo económico es la doctrina del “dejar hacer, dejar pasar”, y la no participación del Estado en la Economía.

Sus representantes

Adam Smith (1773-1790) se mostró en favor del “orden natural” y del laisser-faire, probablemente por sus relaciones de trabajo con los fisiócratas. Reconocido como el primer economista académico, escribió Indagación acerca de la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones, donde explica la transición o paso del Mercantilismo al Capitalismo industrial. Al sistematizar una serie de conocimientos dispersos, dio soluciones a la problemática económica que existía en la Inglaterra del siglo XVIII. Para Smith la única fuente de riqueza es el trabajo y la división del trabajo es la base para impulsar la producción y la productividad. Fue defensor del Capitalismo y la libertad económica y, por ende, de la participación limitada del Estado; también habla de la “mano invisible” que autorregula la economía, es decir, la óptima asignación de recursos y factores productivos está determinado por el libre juego de oferta y demanda de mercado, sin necesidad de que intervengan fuerzas extrañas como el Estado.

Por su parte, David Ricardo (1772-1823) presenció la sustitución del hombre por las máquinas, los cambios subsecuentes en la agricultura, las luchas entre la aristocracia y la nueva burguesía industrial-mercantil, mostrándose siempre a favor de éstos. Observó el tremendo empobrecimiento de las masas y escribió los Principios de Economía Política y tributación, con el cual supera a su predecesor. Adam Smith, profundizando en la ley del valor-trabajo al explicar que el trabajo incorporado a las mercancías determina su valor, lo cual hace posible el intercambio de mercancías con valor de uso diferente. Ricardo se aproximó a lo que después sería la teoría de la plusvalía de Marx.

David Ricardo clásico burgués señalo que la distribución de la riqueza depende de la producción, y divide a la sociedad en trabajadores que perciben salarios, propietarios del suelo receptores de rentas y capitalistas industriales perceptores de ganancias, y donde la clase de los terratenientes se beneficia económicamente a expensas de otras.

“Otra de sus aportaciones es la teoría de los “Costos comparativos”, que se basa en la división del trabajo y en el “orden internacional de Smith; a través de la comparación entre Inglaterra y Portugal considera los días de trabajo necesarios para producir una unidad de vino y una unidad de lana. En Portugal se trabajaron 80 días para obtener la unidad de vino y 120 días en la producción de lana; en tanto, en Inglaterra se hicieron necesarios 90 y 100 días, respectivamente. En tal ejemplo, el bienestar universal es un aspecto central ya que encuentra una situación de conveniencia para todos los países que se integran al intercambio comercial. Así es que a Portugal le conviene producir vino, en tanto que a Inglaterra, lana, ya que el primero, a cambio de vino que le cuesta 80 días de trabajo, está recibiendo lana que originalmente le cuesta 120 días, e Inglaterra está recibiendo el vino que le cuesta 90 días, a cambio de su tela en la que sólo invierte 100 días”.24

“Otro personaje, el inglés Thomas Malthus (1766-1834) escribió Principios de Economía Política, Investigación acerca de la naturaleza de la renta y, por supuesto, su conocido Ensayo sobre el principio de la población.

Junto con Smith y Ricardo, a Malthus se le considera fundador de la escuela librecambista, además de ser el padre de la Demografía. Vio con enfado el acelerado crecimiento de la población en Inglaterra, por lo que propuso la reducción de su tasa de crecimiento, aunque principalmente de la población pobre. Coincide con Ricardo cuando dice que mientras la población crece geométricamente, los satisfactores lo hacen aritméticamente, es decir, que la población crece mucho más rápido que la cantidad de bienes para satisfacer sus necesidades. Sin embargo, hay un punto en el que difiere de Smith y Ricardo, donde demuestra que el sistema capitalista no se equilibra automáticamente, por lo que algunos investigadores lo dejan fuera de la tradición clásica, y otros –como la doctora Robinson– lo identifican como precursor del pensamiento keynesiano.

Finalmente, al francés Jean Baptista, Say (1767-1832) se le considera como un clásico por su planteamiento sobre las leyes económicas, ya que según él son “inherentes a la naturaleza de las cosas; no se imponen, sino que se descubren: gobiernan a los legisladores y a los príncipes, y nunca se les viola impunemente”.

24 Ricardo, D.: Principios de Economía Política y tributación, cap. 7.

Say fue un severo crítico de Adam Smith, pues no se muestra de acuerdo, por ejemplo, con la teoría valor-trabajo de Smith; en cambio, señala que la producción es creadora de utilidad de las mercancías, y que la medida de utilidad es el valor. De las teorías de Say destaca la del “mercado”, en la que muestra que toda oferta crea su propia demanda, por lo que no puede haber sobreproducción general de mercancías.

Podemos concluir que los representantes de la Economía clásica surgen entre los siglos XVIII y XIX, y que se ven influidos por la situación socioeconómica de la época en la que se desarrolla vertiginosamente el sistema capitalista. Los principios de la Economía clásica pueden resumirse en los siguientes puntos:

  • Sistematiza la Economía como ciencia
  • El trabajo es generador del valor
  • La libertad económica es fundamental
  • La participación del Estado debe ser limitada
  • Las leyes económicas se descubren
  • El sistema capitalista es “eterno e inmutable”

imagen1

  1. ¿Qué opinas acerca de que el sistema capitalista es “eterno e inmutable”?
  2. Contesta con tu asesor la aplicación de esta teoría, con base en las siguientes preguntas:

a) En la última década del siglo XX, México agilizó sus relaciones económicas internacionales a través de tratados como el de Libre Comercio. ¿Crees que opera la Teoría de los Costos comparativos entre México, Estados Unidos y Canadá?

b) ¿Crees que en México opera el principio clásico de una participación limitada del Estado en la Economía? Argumenta tu respuesta.

Deja un comentario