1.3.2 RELACIÓN HOMBRE-NATURALEZA


A lo largo de la historia los pueblos han establecido diferentes formas de relacionarse con la Naturaleza, dependiendo de su visión del mundo y en especial del papel que desempeña el hombre en ella. Las dos formas de interpretación más radicales que podemos mencionar son las europea y la americana.

La influencia de la religión católica en el continente europeo llevó a colocar al hombre como el hijo de Dios, el único con alma, y hecho a imagen y semejanza del mismo, por lo cual se dejó en segundo plano a las demás manifestaciones de vida: plantas, animales, hongos y el planeta mismos. Esta forma de pensamiento le permitió al ser humano sentirse dueño de todo lo que le rodeaba y explotarlo sin considerar los efectos de ello. En esta concepción se observa la manifestación del fenómeno de explotación de los recursos naturales, porque el hombre se considera el Centro del Universo y extrae de la Naturaleza más de lo que realmente necesita, sin considerar las consecuencias.

En cuanto al pensamiento americano (antes de la llegada de la cultura europea), podemos decir que se fundamentaba en una cosmovisión que le permitía ubicar al ser humano como uno más de entre todos los seres vivos, y que el hecho de que tuvieras conciencia de su existencia y de la de los demás le imponía una responsabilidad en extremo difícil, ya que de él dependí el cuidado y mantenimiento de la vida en todas sus manifestaciones; para ellos no sólo poseían vida los animales, vegetales y hongos sino también el suelo, el aire, el agua los minerales, etc. Por todo esto cuestionaba la extracción de recursos sin finalidad alguna; o bien, en extremo, pues cuando ellos tomaban por ejemplo, un animal o vegetal, antes de consumirlo se le pedía disculpa a la naturaleza, se le agradecía y se establecía un compromiso con ella de reintegrar lo tomado.

En este caso, podemos hablar del aprovechamiento de los recursos, porque el hombre tiene la responsabilidad del mantenimiento de la vida y por lo mismo, toma de la Naturaleza sólo lo que necesita. Como ves, el aspecto cultural y filosófico da sentido a la forma de relacionarse del hombre con la Naturaleza, y a la vez todo lo justifica. Pero con la llegada de la cultura europea a América, se pierde esta concepción del cosmos, de la Naturaleza y del hombre para dar paso al auge mundial de la explotación de recursos naturales.

El desarrollo del Capitalismo y con ello de la industria, crean un sin fin de necesidades humanas que sólo son saciadas con la extracción cada vez mayor de los recursos. Y es hasta la actualidad que el hombre se ha dado cuenta de que no está solo en el planeta y que, de seguir con sus prácticas de explotación, pone en juego ya no sólo algunas especies “ajenas a él” sino la subsistencia de la suya, la especie humana.

imagen1

Elabora un cuadro en el que anotes en una columna un breve comentario de la concepción de la naturaleza del hombre del Continente Americano y en otras columnas la del hombre europeo.

Deja un comentario