1.2.1 MÉTODO INDUCTIVO O ANALÍTICO


El método inductivo o analítico consiste en la formulación de hipótesis y su comprobación; existen, entonces tres etapas en la inducción:

  1. Observación del conjunto de hechos cuyas relaciones se quieren descubrir.
  2. Formulación de la hipótesis por la cual se generalizan los resultados de la experiencia.
  3. Comprobación de la hipótesis formulada, que si se logra, la eleva a la categoría de ley.

“La principal dificultad del uso de los métodos inductivos en la investigación económica consiste en la extrema complejidad de los fenómenos sociales”.10 Ahora bien, los fenómenos sociales, y por consiguiente los económicos, involucran tantos y tan diversos hechos elementales que resulta difícil analizarlos y no hay la completa seguridad de que se conocen todos sus componentes. Es imposible confiar en que los complejos comparados tienen exactamente la composición que les atribuimos.

Pero veamos las particularidades del método inductivo en la Economía, y es aquí donde nos encontramos con dificultades para aplicar este método en forma pura, por lo que se ha sustituido el laboratorio y la experimentación por información estadística, dando lugar precisamente al “método” estadístico.

El método estadístico

Según André Marchall, la Estadística es considerada universalmente, en nuestros días, como el método inductivo por excelencia de la Economía Política.

“El método estadístico se funda en la observación, porque considera directamente los hechos, y los reúne, selecciona y clasifica. Se asienta en la observación cuantitativa, porque opera con hechos que son mensurables, de manera directa como las cantidades económicas, los fenómenos demográficos, etcétera, o bien de modo indirecto, como cuando se pretende medir el grado de moralidad de un grupo social, por el número de delitos que se cometen en él durante un lapso determinado, o por la proporción en que nacen hijos ilegítimos. Y se ocupa de la observación de agregados, de complejos de unidades (“humanas o subhumanas, animadas o inanimadas”), porqué, aún cuando para llegar al análisis de ellos haya de pasar antes por el de los individuos o las cosas que los forman, su verdadero campo de aplicación es el estudio de los conjuntos, no el de los elementos que lo integran”11

“…la Economía –recuerda Marchall citando a L. von Mises–, es ante todo un análisis cualitativo que no puede ser totalmente sustituido por el cuantitativo de la Estadística: a)porque las apreciaciones de los individuos que intervienen en la actividad económica no son suceptibles de medidas; b) porque la Economía es una ciencia de lo ordinal, no de lo cardinal: señala tendencias, propone el orden de intensidad en que varían los fenómenos, pero no puede medir con exactitud sus variaciones. Dicho de otro modo, muchas de las magnitudes con que opera (gustos, preferencias, satisfacciones)

10 zamora, F.: Tratado de teoría económica FCE, México. 1974, p. 37 11 Zamora, F.: Op. cit

son intensivas, pueden ser clasificadas conforme a un orden determinado y expresadas mediante números ordinales, pero no medirse ni contarse, ni expresarse en números cardinales”.12 Esto no excluye, desde luego, la posibilidad de aplicar los procedimientos cuantitativos de la Estadística al análisis de las magnitudes económicas medibles directa o indirectamente.

Se trata, como advierte Marchall, más de una complementaridad que da una sustitución porque:

a) “Todo estudio cuantitativo exige una selección y una organización de datos numéricos, o sea, el concurso previo de análisis cualitativo, la existencia preliminar de una teoría; antes de cuantificar el consumo es necesario definirlo y analizarlo como una categoría económica particular, en una palabra, estudiarlo cualitativamente.

b) Una serie de datos numéricos, un cuadro estadístico, un estudio sólo cuantitativo carece en sí de interés, como no se le someta a un trabajo cualitativo de interpretación. c) Lo cuantitativo no agota lo humano”13

Sin embargo el economista no puede ni debe olvidar cuando usa procedimientos estadísticos, que por mucho que se hayan perfeccionado en los últimos tiempos, y por brillantes que sean algunos de los resultados ignorados con su auxilio que tienen limitaciones irremediables, y no constituyen sustitutos perfectos de los métodos de experimentación que emplean las Ciencias Naturales.

La Estadística, en una palabra, no permite efectuar aislamientos y simplificaciones efectivas, similares a los de la experimentación en las ciencias físicas: lo que se obtiene con el método estadístico son simples operaciones de la mente, que de ningún modo pueden identificarse con lo que se lleva a cabo en los verdaderos experimentos que forman la base de los métodos analíticos o inductivos puros.

imagen1

1. ¿Cómo crees que ayuda el método estadístico al análisis económico?

Deja un comentario