Economía

Economía – Quinto Semestre

1.3.2 LOS CLÁSICOS DE LA ECONOMÍA


Así como los fisiócratas son los fundadores de la Ciencia económica, en la Economía Política clásica es Adam Smith, pero su máximo exponente es David Ricardo. En principio señalaremos que los clásicos sistematizan la Economía Política como ciencia, se muestran a favor del laissez-faire, en desacuerdo con el proteccionismo y piensan que el sistema capitalista es eterno.

Los clásicos son diseñadores de modelos económicos y construyen el modelo fundamental para estudios posteriores, ya sea en sentido crítico o positivo. De tal suerte, marcan toda una época donde las leyes de la Economía son las regidoras de la vida económica, como si nada que no estuviera considerado en esas leyes pudiera suceder. Ya hemos visto cómo el método de análisis económico de los clásicos incluyó y determinó sus planteamientos e interpretación. Veamos cómo el Liberalismo económico es la doctrina del “dejar hacer, dejar pasar”, y la no participación del Estado en la Economía.

Sus representantes

Adam Smith (1773-1790) se mostró en favor del “orden natural” y del laisser-faire, probablemente por sus relaciones de trabajo con los fisiócratas. Reconocido como el primer economista académico, escribió Indagación acerca de la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones, donde explica la transición o paso del Mercantilismo al Capitalismo industrial. Al sistematizar una serie de conocimientos dispersos, dio soluciones a la problemática económica que existía en la Inglaterra del siglo XVIII. Para Smith la única fuente de riqueza es el trabajo y la división del trabajo es la base para impulsar la producción y la productividad. Fue defensor del Capitalismo y la libertad económica y, por ende, de la participación limitada del Estado; también habla de la “mano invisible” que autorregula la economía, es decir, la óptima asignación de recursos y factores productivos está determinado por el libre juego de oferta y demanda de mercado, sin necesidad de que intervengan fuerzas extrañas como el Estado.

Por su parte, David Ricardo (1772-1823) presenció la sustitución del hombre por las máquinas, los cambios subsecuentes en la agricultura, las luchas entre la aristocracia y la nueva burguesía industrial-mercantil, mostrándose siempre a favor de éstos. Observó el tremendo empobrecimiento de las masas y escribió los Principios de Economía Política y tributación, con el cual supera a su predecesor. Adam Smith, profundizando en la ley del valor-trabajo al explicar que el trabajo incorporado a las mercancías determina su valor, lo cual hace posible el intercambio de mercancías con valor de uso diferente. Ricardo se aproximó a lo que después sería la teoría de la plusvalía de Marx.

David Ricardo clásico burgués señalo que la distribución de la riqueza depende de la producción, y divide a la sociedad en trabajadores que perciben salarios, propietarios del suelo receptores de rentas y capitalistas industriales perceptores de ganancias, y donde la clase de los terratenientes se beneficia económicamente a expensas de otras.

“Otra de sus aportaciones es la teoría de los “Costos comparativos”, que se basa en la división del trabajo y en el “orden internacional de Smith; a través de la comparación entre Inglaterra y Portugal considera los días de trabajo necesarios para producir una unidad de vino y una unidad de lana. En Portugal se trabajaron 80 días para obtener la unidad de vino y 120 días en la producción de lana; en tanto, en Inglaterra se hicieron necesarios 90 y 100 días, respectivamente. En tal ejemplo, el bienestar universal es un aspecto central ya que encuentra una situación de conveniencia para todos los países que se integran al intercambio comercial. Así es que a Portugal le conviene producir vino, en tanto que a Inglaterra, lana, ya que el primero, a cambio de vino que le cuesta 80 días de trabajo, está recibiendo lana que originalmente le cuesta 120 días, e Inglaterra está recibiendo el vino que le cuesta 90 días, a cambio de su tela en la que sólo invierte 100 días”.24

“Otro personaje, el inglés Thomas Malthus (1766-1834) escribió Principios de Economía Política, Investigación acerca de la naturaleza de la renta y, por supuesto, su conocido Ensayo sobre el principio de la población.

Junto con Smith y Ricardo, a Malthus se le considera fundador de la escuela librecambista, además de ser el padre de la Demografía. Vio con enfado el acelerado crecimiento de la población en Inglaterra, por lo que propuso la reducción de su tasa de crecimiento, aunque principalmente de la población pobre. Coincide con Ricardo cuando dice que mientras la población crece geométricamente, los satisfactores lo hacen aritméticamente, es decir, que la población crece mucho más rápido que la cantidad de bienes para satisfacer sus necesidades. Sin embargo, hay un punto en el que difiere de Smith y Ricardo, donde demuestra que el sistema capitalista no se equilibra automáticamente, por lo que algunos investigadores lo dejan fuera de la tradición clásica, y otros –como la doctora Robinson– lo identifican como precursor del pensamiento keynesiano.

Finalmente, al francés Jean Baptista, Say (1767-1832) se le considera como un clásico por su planteamiento sobre las leyes económicas, ya que según él son “inherentes a la naturaleza de las cosas; no se imponen, sino que se descubren: gobiernan a los legisladores y a los príncipes, y nunca se les viola impunemente”.

24 Ricardo, D.: Principios de Economía Política y tributación, cap. 7.

Say fue un severo crítico de Adam Smith, pues no se muestra de acuerdo, por ejemplo, con la teoría valor-trabajo de Smith; en cambio, señala que la producción es creadora de utilidad de las mercancías, y que la medida de utilidad es el valor. De las teorías de Say destaca la del “mercado”, en la que muestra que toda oferta crea su propia demanda, por lo que no puede haber sobreproducción general de mercancías.

Podemos concluir que los representantes de la Economía clásica surgen entre los siglos XVIII y XIX, y que se ven influidos por la situación socioeconómica de la época en la que se desarrolla vertiginosamente el sistema capitalista. Los principios de la Economía clásica pueden resumirse en los siguientes puntos:

  • Sistematiza la Economía como ciencia
  • El trabajo es generador del valor
  • La libertad económica es fundamental
  • La participación del Estado debe ser limitada
  • Las leyes económicas se descubren
  • El sistema capitalista es “eterno e inmutable”

imagen1

  1. ¿Qué opinas acerca de que el sistema capitalista es “eterno e inmutable”?
  2. Contesta con tu asesor la aplicación de esta teoría, con base en las siguientes preguntas:

a) En la última década del siglo XX, México agilizó sus relaciones económicas internacionales a través de tratados como el de Libre Comercio. ¿Crees que opera la Teoría de los Costos comparativos entre México, Estados Unidos y Canadá?

b) ¿Crees que en México opera el principio clásico de una participación limitada del Estado en la Economía? Argumenta tu respuesta.

1.3.1 LOS PRECURSORES


La realidad económica, así como su interpretación, se ha modificado a lo largo de la historia de la humanidad, las diferentes escuelas y teorías plantean una realidad particular, un momento histórico determinado, de tal suerte que para quien estudia esta asignatura es muy importante comprender tanto el planteamiento como la interpretación que hacen las distintas teorías sobre diferentes fenómenos, a la luz de su propia metodología de análisis.

En Grecia (época esclavista) los precursores fueron el comediógrafo Aristóteles, el poeta Hesiodo, el economista Jenofonte, Pláton y Aristóteles, entre otros.

Estos personajes, independientemente de su actividad, hicieron aportaciones sobre la desigualdad social, así como la primera aproximación a la Ley de Greshman: la moneda mala (de mala calidad) desplaza a la buena. Particularmente, Aristófanes hace tales observaciones en sus comedias Pluto y Las ranas; tampoco se olvida de la importancia de la participación de la mujer en Grecia, considerada ser inferior, en La asamblea de las mujeres.

Por su parte, Hesiodo logra generar y acrecentar en la población infantil griega el amor al trabajo, a través de su poema Los trabajos y los días, que contribuyo enormemente a lograr la grandeza artística y cultural de ese pueblo. De igual forma, la trascendencia de la agricultura se capta en El económico de Jenofonte; Platón hizo alusión a la importancia de la división del trabajo y Aristóteles habló de la importancia suprema del Estado sobre el interés individual en La República y La Política, respectivamente.

En la Roma esclavista Columela y Varrón realizaron aportaciones sobre problemas como la necesidad de la pequeña propiedad, en lugar de latifundios, así como cuestiones del trabajo asalariado.

“Los hebreos, a través de sus ideas religiosas y La Biblia establecieron el diezmo, las primicias y el préstamo con interés, iniciando el sistema tributario que, perfeccionado, todos conocemos. Los hebreos también contribuyeron a legislar sobre la tierra y su reparto, además de mostrarse inconformes con la distribución de la riqueza”.22

En la época medieval, la iglesia se impone como la institución más importante: “todo y todos estaban subordinados a la iglesia: lo mismo las instituciones que las personas, las villanas que los villanos, las corporaciones de artesanos, los artistas y los individuos superiores

22 Silva H. J.: Historia del pensamiento conómico-social de la Antigüedad al siglo XVI. FCE. Consulta también directamente las ideas de los personajes griegos, hebreos y medievales con la lectura de sus obras.

movidos por conocer los fenómenos del universo”.23 El feudo representaba la forma de organización económica, siendo la tierra la fuente de poder económico y político; los gremios eran la corporación industrial que privilegiaba el ejercicio exclusivo de las profesiones. Durante este milenio fueron retomadas las ideas de Jenofonte, Platón y Aristóteles, por los canonistas (siglo XII), quienes elaboraron el derecho eclesiástico canónico. San Agustín sobresale en el siglo V (aunque su influencia se dejó sentir aún en el XII); se manifestaba en contra de las ideas de los romanos, pues despreciaba el trabajo físico; también señaló que la esclavitud era un designio divino; la propiedad privada, la causa de disturbios en la sociedad; la avaricia, la raíz de todos los males y quien no trabajara que no comiera. Tuvo gran aversión al dinero, además de ser un filósofo platónico. Por otra parte Santo Tomás de Aquino estuvo ligado a la revolución intelectual del siglo XIII, y por su gran influencia aristotélica logró formar combinaciones increíbles entre la fe y la razón. Para él era lícito el préstamo con interés y el comercio. Encontró diferencias entre el precio y el valor, a la vez que señalaba que “el emplear el fraude para vender algo en más de lo que vale es absolutamente pecado, en cuanto se engaña al prójimo en perjuicio suyo”, estableciendo así su teoría del “justo precio”.

Como se ve, la iglesia se actualizó gracias a las ideas de Santo Tomás de Aquino de otros escolásticos, recuperando su significación ante la sociedad.

Con movimientos como el renacentista, la reforma religiosa y los grandes descubrimientos geográficos, se dan nuevas condiciones económicas y nuevas ideas. A fines del siglo XVI, cuando los mercaderes londinenses sabían que podía venderse más de lo que se compraba al exterior se inicia la gestión del Mercantilismo, considerada por muchos como la primera doctrina económica, y que influye desde principios del siglo XVII hasta el XVIII, primero a Italia, luego España, Portugal, Países Bajos, y finalmente, Inglaterra, que logró ser el más importante país mercantilista.

Así, los mercantilistas se ocuparon fundamentalmente del comercio entre países; se les distingue por la importancia que concedieron al capital comercial, por lo que la industria apenas ocupó un segundo lugar en la vida económica; sus objetivos se identificaban con:

  1. Acumulación de metales preciosos, pues en su cuantía se fundamentaba el poder de la nación.
  2. Libre cambio interno y protección frente al exterior.

De esta manera, el Mercantilismo se dirige hacia el capitalismo comercial, con dos etapas en su desarrollo.

a) La del balance monetario, que explica la necesidad de incrementar el ahorro del dinero mediante la disminución de gastos.

b) La de la balanza comercial, que daba gran importancia al impulso del comercio

exterior, siempre y cuando el dinero por las ventas fuese más cuantioso que el de las

compras realizadas.

23 Op. cit. p. 155

En fin, para los mercantilistas la riqueza era posible sólo a través de la circulación, es decir, del comercio. Además trataron de fortalecer a su país a través del comercio exterior, obteniendo una balanza comercial superavitaria, e incrementando el caudal de dinero y metales preciosos, con lo que impulsaron a todas luces el nacionalismo económico, por lo que la participación del Estado en la vida económica era fundamental para ellos.

Entre los mercantilistas encontramos al inglés John Gells, quién vivió en el siglo XVI e hizo aportaciones a la teoría del balance monetario; Thomas Mun señalaba que el trabajo es fuente de riqueza a través del comercio exterior. En Francia aparece Juan Bautista Colbert, quien implantó industrias exportadoras, así como mecanismos de protección para la economía nacional.

Para concluir este punto acerca de los precursores, analizaremos los antecedentes inmediatos de la Economía Política clásica.

El liberalismo económico es la doctrina del laissez-faire, laissez-passer (“dejar hacer, dejar pasar”) y de la no participación del Estado en la Economía. Se considera a Thomas Hobbes su precursor (siglo XVII), siendo su tesis central la no intervención del Estado en asuntos económicos, ya que la fuente de desarrollo de la sociedad es el interés principal. El holandés Bernard de Mandeville señalaba que el gobierno debe ser un mero promotor de la economía , y que la pobreza es necesaria en una sociedad; asimismo, estuvo a favor de la libertad de gastar en lujos y defiende la utilidad de los vicios.

David Hume (siglo XVIII), acendrado crítico del Mercantilsmo, mostró las bondades de la salida de oro y plata debido a la reducción de los precios internos, ya que la masa de dinero en circulación determina los precios y modifica las costumbres de la gente.

La escuela de los fisiócratas, quienes por ser precursores del liberalismo económico tienen una marcada influencia en el surgimiento de la ciencia económica, además de ser los primeros en analizar la producción, al ser en ella donde se genera la riqueza, y no en el comercio como expresaran los mercantilistas. El más destacado de este grupo es Francois Quesnay, fundador de esta escuela económica, quién dedicó gran parte de su tiempo a la elaboración del “Cuadro económico” (Tableau Economique).

Para los fisiócratas las sociedad es un organismo vivo, y como tal tiene leyes naturales que la Economía debe encontrar; de ahí su teoría del orden natural y la sobreestimación de la agricultura. También mostraron interés por estudiar los fundamentos de la producción social, es decir, Producción-Distribución-Cambio-Consumo (P-D-C-C) como un todo único y mostrar la dinámica del producto social global entre las diferentes clases de la sociedad. Marx decía que los fisiócratas fueron los primeros en señalar a la plusvalía como categoría de la producción y no de la circulación. De esta suerte, no podemos negar que hicieron una interpretación y planteamientos novedosos sobre la Economía.

imagen1

  1. ¿Qué teoría crees que se esté aplicando hoy en día en México respecto a la participación o no del Estado en la Economía, la de los fisiócratas o la de los mercantilistas?
  2. ¿Crees que la conformación de tratados de libre comercio a nivel mundial se correspondan totalmente con la teoría mercantilista?

1.3 ESCUELAS Y TEORÍAS ECONÓMICAS


El que en Economía haya diversas teorías o diferentes interpretaciones de la realidad económica se debe a las condiciones particulares de cada situación y de cada época; asimismo, las reflexiones de los teóricos también difiere, y las variables que intervienen en el desarrollo de un fenómeno no siempre son de igual naturaleza, ni se desenvuelven de la misma manera. Veamos ahora las diferencias entre las teorías que te proponemos estudiar y que, por supuesto, tienen su propia metodología.

1.2.2 MÉTODO DEDUCTIVO O SINTÉTICO


En Economía no sólo se aplica el método inductivo, esto lo puedes comprobar cuando sin saber cómo ni por qué haces juicios que casualmente son correctos; por ejemplo, se te pregunta qué ha de suceder con el Tratado de Libre Comercio y das simple y llanamente tu

12 Op. cit. pp. 66-67 13 Op. cit., p. 68

punto de vista, y al paso del tiempo sabes que lo que opinabas como estudiante de bachillerato fue casualmente lo correcto, entonces dirás, ¿cómo logré opinar en forma tan brillante?, pues porque aplicaste el método deductivo y has conciliado tus conocimientos de historia de México y del Capitalismo con las posibilidades reales de una empresa y sus trabajadores mexicanos, por tanto interpretaste adecuadamente las teorías del desarrollo y de la dependencia analizadas en otras asignaturas.

Las tres etapas del método deductivo son:
  1. “Determinar cuáles son, a juicio del investigador, los hechos dominantes en el fenómeno compeljo que intenta explicar (seleccionar las premisas).
  2. Deducir de su naturaleza (de los hechos) las relaciones uniformes que en ciertas circunstancias los ligan, originando que el fenómeno que integran, cuyo mecanismo desconoce el investigador (deducir, de las premisas elegidas, conclusiones que pueden servir para explicar la realidad del fenómeno complejo). Esta es la etapa propiamente deductiva del método y donde se formula la hipótesis.
  3. Comprobar la hipótesis por al observación directa de lo que ocurre en la realidad, para compararlo con lo que se infiere debe ocurrir. Esto permite ver si se ha procedido en forma correcta y adecuada en las dos etapas anteriores y, en su caso, sugiere las correcciones por hacer”

“Por ejemplo, los hombres propenden por naturaleza a obtener el máximo resultado posible de un medio determinado. Los vendedores y los compradores han de ajustar su conducta como tales a ese principio, en consecuencia aquellos querrán obtener la mayor cantidad de dinero por su mercancía, mientras que estos desearán conseguir la mayor cantidad de mercancía por su dinero. El precio a que el artículo se venda ha de ser uno que satisfaga igualmente a los unos y a los otros, hecho subjetivo que se reflejará en otro objetivo: la cantidad que los oferentes quieran vender, será igual a la que deseen comprar los demandantes. Para esta deducción se ha partido de la premisa de que la observancia del principio económico es un hecho dominante en la actividad económica de los hombres, de los que se infiere cuál tiene que ser la tendencia que domine tanto en la conducta de los vendedores como en la de los compradores, ambas relacionadas en la formación del precio del mercado, que es un fenómeno complejo”.14

Así como veíamos que la Estadística es un método inductivo, el método matemático puede considerarse deductivo, aunque no siempre abandona la inducción. Por ello, a continuación hacemos una breve alusión al respecto.

El método matemático

“La ciencia económica trata principalmente de agregados y magnitudes de las cuales muchas son mensurables, y resulta natural que –según Keynes– en la parte de su dominio, donde es aplicable el método inductivo, haya tendido a volverse estadística; y en aquella en la cual sólo puede aplicarse el método deductivo, propendiera a volverse matemática. Las relaciones que establecen entre sí los fenómenos que estudia la Economía son casi de naturaleza funcional; es decir, además de que son cuantitativas, las conectan de tal manera

14 Zamora, F.: Op. cit. p. 59

que las variaciones de unas van acompañadas de variaciones de otras. Es posible emplear, en el análisis económico, métodos matemáticos en los que opera con esa clase de magnitudes y de relaciones”.15

Para Barre, las Matemáticas pueden desempeñar las siguientes funciones:

a) Expresar los fenómenos por medio de símbolos breves y claros.

b) Traducir las hipótesis o las teorías económicas a términos que obliguen al investigador a precisar lo que tiene en la mente, así ha de hacer con propiedad y exactitud la traducción matemática de ellas.

c) Facilitar la especificación de la base de las observaciones, o sea, la determinación numérica o estadística de ciertas funciones.

d) Permitir la combinación de teorías parciales en una teoría completa, cuando así lo requiere la solución del problema de que se trata; en otras palabras, dar medios para la solución del correspondiente sistema de ecuaciones, o si la solución general es conocida para su aplicación a casos particulares”16

En cambio las Matemáticas no pueden servir:

a) Para la enumeración y la selección de los fenómenos que han de incluirse en un análisis. b) Para la formulación de hipótesis y teorías.

“Hay que tener presente, además, que el uso de las matemáticas en el análisis de los hechos económicos puede inducir al investigador a escoger hipótesis irreales de preferencia a otras reales porque aquellas se prestan mejor que éstas al tratamiento matemático.

Con todo, la combinación de los métodos matemáticos y estadísticos en el estudio de los fenómenos de la Economía, a que antes nos referimos, sintetizados como sabemos en los métodos económicos, ha dad especial relieve a un procedimiento de análisis económico que cada día se emplea más: los modelos”.17

“Modelos matemáticos son juegos de relaciones entre cierto número de variables económicas. Por ejemplo, las que se establecen entre el precio de una mercancía y las cantidades que se ofrecen y se demandan de ellas. Si llamamos P al precio, D a la cantidad demandada, y V a la ofrecida, podemos suponer que existen entre ellos relaciones expresables así:

  1. d = 100-p
  2. v = p-10

v = d

Habría que igualar las ecuaciones para obtener el precio de equilibrio, al cual se igualan oferta y demanda.

15 Op. cit., pp. 70-71 16 Op. cit., pp. 60 17 Op. cit., p. 60

100 – p = p-10

100 + 10 = p + p

2p = 110

110

p = 2

p = 55

El precio de equilibrio indica en qué momento se alcanza la satisfacción para el oferente y el demandante, con lo cual queda expresada en términos formales la premisa enunciada anteriormente”18

Método abstracto-deductivo

Particularmente se identifica con Marx, y cabe señalar que muchas de sus contribuciones son de carácter metodológico. Según Lukács: “La ortodoxia en cuestiones de Marxismo se relaciona exclusivamente con el método”.

Sobre el uso de la abstracción en Marx encontramos que:

Desde un punto de vista formal, la metodología económica de Marx puede parecer notablemente similar a la de sus predecesores clásicos y sucesores neoclásicos. Marx era un resuelto partidario del método abstracto-deductivo, que fue una característica tan acusada de la escuela de Ricardo.

En el análisis de las formas económicas –escribió en el prefacio a El capital– ni el microscopio ni los reactivos químicos son útiles. La fuerza de la abstracción debe reemplazar a uno y otro.19 Más aún, llamado método de las “aproximaciones sucesivas”, que consiste en avanzar paso a paso de lo más abstracto a lo más concreto, eliminando suposiciones simplificantes en las etapas sucesivas de la investigación, de modo que la teoría puede tomar en cuenta y explicar una esfera cada vez más vasta de fenómenos reales.

En Economía la abstracción representa una función particularmente importante, ya que el proceso económico es muy complejo. Este proceso es un conjunto de acciones extremadamente diversas, muchas veces repetidas por un número considerable de hombres (millones a veces), con la particularidad de que las accione de los diversos individuos se realizan en condiciones diferentes. Cada actividad –el trabajo, por ejemplo– se compone, además; de actos más variados. Estas actividades actúan de diferentes maneras sobre el mundo material que rodea al hombre y, a su vez, son afectadas por dicho mundo; existe una respuesta para cada uno de los diferentes estímulos y estas respuestas se entrelazan dediversa manera. Únicamente recurriendo a la abstracción es posible desenredar el

18 Zamora, F.: op. cit., p. 60 19 Op. cit., p. 61

intrincamiento de acciones humanas susceptibles de repetición, y descubrir las relaciones económicas que se establecen entre los hombres y las regularidades que actúan en el caso considerado.

El término Economía Política se usó por primera vez en 1615.20 El segundo concepto proviene del vocablo polis, que es griego significa cuidad, así política es lo concerniente a la ciudad. Como en Grecia las ciudades eran naciones independientes que se gobernaban por sí mismas, se concluye que Economía Política es la ciencia que se refiere a la riqueza de las naciones, a su aumento y a su disminución.

A causa de la imposibilidad de recurrir a la experimentación en una escala suficientemente amplia, la abstracción científica en Economía Política se apoya en la observación comparativa del proceso estudiado y en su análisis, que consiste en diferenciar –aislar en la mente, como a veces se dice– los elementos fortuitos. La abstracción basada en la observación comparativa representa un medio de obtener un reflejo adecuado de los procesos reales, considerablemente más difícil que la basada en la experimentación. De aquí que la abstracción en economía exija una capacidad de reflexión analítica mucho mayor.

La Economía Política se sirve del método que emplean todas las ciencias empíricas: abstracción, basada en la experiencia; concretización gradual, que aproxima los resultados de la abstracción a la realidad, y verificación, comparando los resultados con la praxis de la vida económica; la abstracción conduce, por tanto, a generalizaciones lógicas del material histórico bajo la forma de categorías y leyes económicas. Esta generalización refleja el carácter dialéctico del desarrollo como resultado de las contradicciones internas de los procesos sociales.21

imagen1

  1. Reflexiona y responde por qué son importantes los métodos inductivo y deductivo para el análisis y estudio de los fenómenos económicos.
  2. Investiga un hecho económico en el cual puedas utilizar el método inductivo o deductivo.

20 De Montchrétien A.: Traté de L. Economie Politique. Notas de Th. Funck Bretano. 21 De Montchrétien A.: Traté de L. Economie Politique. Notas de Th. Funck Bretano.

imagen2En las investigaciones económicas, a través del tiempo, ha habido inclinación por utilizar el método deductivo o sintético pero también lo ha habido por utilizar el inductivo o analítico. Sin embargo hoy en día se ha llegado a establecer que no hay diferencia entre utilizar uno u otro, ya que se utilizan según el objetivo de la ciencia económica que se trate de estudiar, por lo cual se ha llegado a concluir que el método inductivo y deductivo se complementan.

El método inductivo o analítico se conforma de tres etapas a saber: la observación, formulación de hipótesis y comprobación de ésta; este método no ha podido aplicarse plenamente en la investigación económica debido a la complejidad de los fenómenos sociales. Ante esta situación se ha optado por substituir el laboratorio y la experimentación por la información estadística. Sin embargo, había que poner cuidado en suponer ser, ya que hay fenómenos económicos en los cuales el análisis debe tocar aspectos cualitativos, y en donde resulta que éste último aspecto es el esencial para la composición de un determinado hecho económico. De ahí que se diga que la Economía es una ciencia de lo ordinal y no de lo cardinal, señala tendencias, propone el orden de intensidad en que varían los fenómenos, pero no puede medir con exactitud sus variaciones.

. Este método inicia con la determinación, a juicio del investigador de los hechos dominantes en el complejo que se intenta explicar, después se deducen las relaciones de constancia que hay entre los hechos que conforman el económico. Después se comprueba la hipótesis por la observación directa de lo que ocurre en la realidad.

Este método, el deductivo, se auxilia del método inductivo. Esto es así en tanto se considera que las relaciones que establecen entre sí los fenómenos que estudia la Economía son casi de naturaleza funcional, es decir, además de que son cuantitativos, los conectan de tal manera que las variaciones de unas van acompañadas de otras.

Un método más utilizado en la Economía, es el abstracto deductivo, en donde la obstrucción, según Marx, va a sustituir al microscopio y a los reactivos. Este proceso consiste en eliminar aspectos superficiales y ocasionales y destacar lo esencial de un fenómeno, es decir, aquello que me permite conocer a plenitud aquello que se investiga.