3.5.2 LOS OCHENTA: ¿UNA DÉCADA PERDIDA?


¿Por qué se nombra así a esa década? ¿En este periodo todos salimos perdiendo? Debe su nombre porque en esta década los trabajadores debieron pagar enormes costos sociales ante la crisis y los reajustes de la economía, aplicados para tratar de controlar o atenuar las manifestaciones más importantes de ésta: la inflación, la deuda externa, las amenazas de quiebra en muchas empresas, cte., lo cual se logró, pero a costa del deterioro de los niveles de vida de la población trabajadora.

Disminuyeron el salario real y la calidad de los servicios de salud pública; la educación sufrió recortes presupuestales, el desempleo aumentó y la vivienda fue muy difícil conseguirla. Estos son los costos sociales de la crisis; sin embargo, no todos perdieron, pues sectores minoritarios se hicieron aún más ricos y fuertes.14 Si, los ochenta fue una década perdida para los trabajadores, pues la crisis disminuyó sus condiciones de vida. Pero para otros fue un periodo de prosperidad y crecimiento. Es por eso que:

El gobierno mexicano adquirió ante sí una deuda social, al aplicar políticas de austeridad para los trabajadores, reduciendo el gasto destinado al bienestar social que debería cubrir a corto plazo. Esto implicó manejar el nivel de vida de los trabajadores y de los mexicanos en general, ya que deberá buscar fórmulas para incrementar el número de empleos, aumentar los ingresos, mejorar la alimentación, la educación e invertir en viviendas a precios accesibles para los trabajadores.

Deja un comentario