1.2.1 LOS MERCADOS DE LAS ECONOMÍAS MUNDIALES


La globalización, entonces, no es algo nuevo, pero destaca por su importancia en años recientes. ¿Qué opinas al respecto? La globalización es una manifestación más de la interdependencia creciente que existe entre las naciones; se define a través de la reorganización mundial, donde destacan las zonas de influencia determinadas por los países hegemónicos como Estados Unidos, Japón y Alemania al frente. La globalización hace participar al Globo Terráqueo tanto en la expansión del comercio internacional como en la internacionalización del capital.

La globalización de la economía mundial la representa la interdependencia entre las economías nacionales, las industrias y las empresas. Además, la globalización ha crecido aceleradamente y constituye el resultado de la expansión del comercio

López de la Parra, M. “Economía y globalización”. Enfoques sobre la Reforma del Estado. Excélsior. 16.8.99

internacional, así como el surgimiento de nuevas potencias importantes en el comercio internacional como son Corea del Sur y Taiwan. El comercio internacional es actualmente el motor principal del crecimiento y el desarrollo para los países, industrias y empresas, porque permite que éstas últimas se especialicen en etapas diferentes del proceso de producción. Puedes revisar la siguiente tabla, que marca el umbral del siglo

XXI.

Cabe señalar que en el proceso de globalización y al paso de uno a otro siglo y milenio,

la política económica internacional juega un importantísimo papel a través del Grupo de los Siete (G-7): Estados Unidos, Canadá, Alemania, Italia, Francia, Reino Unido y Japón.

Estos países definen los procesos, normas y ejecución de la política económica internacional. Los medios que emplean para aplicar sus políticas son las empresas transnacionales y los grandes bancos privados. La política también tiene una orientación global y se ejerce a través de las instituciones y organismos internacionales como: el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Comisión Europea, Club de París, la ONU; en América Latina por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Ahora bien, la manera en como el bloque económico constituido por el G-7 impone sus condiciones, suma fuerza militar (que posee con suficiencia) y poder económico, tecnológico, financiero y político -así, el poder es total, cuando no funciona un recurso “normal” las armas lo deciden- para determinar la nueva correlación de fuerzas necesarias y construir el nuevo orden. El G-7 posee en conjunto un Producto Nacional Bruto (PNB) que generalmente representa más del 50% de la producción mundial, el 64% de las exportaciones y 57% de las importaciones. Cuenta con los mayores recursos financieros, controla el mercado de bienes y servicios, han desarrollado las nuevas tecnologías y mantienen la fuerza militar. Véase el cuadro del valor del PNB y por habitante para la última década del siglo XX.

Cuadro 4. Principales indicadores del G – 7.

Países PNB/1990 (Billones de dólares) PNB/Hab./1989
Estados Unidos Francia Alemania Canadá Italia Japón Reino Unido Total 5329 1191 1490 578.6 1089 2892 978.4 13548 21100 17830 20750 19020 15150 ——— 14150

Fuente: Revista Time, 26 de marzo 1990.

En este cuadro se destaca la relevancia de los Estados Unidos, que sigue siendo la potencia mundial más importante en el terreno económico, político y militar; y aunque en los noventa cruzara por una etapa de recesión, alcanzando un alto déficit comercial y presupuestal, y una deuda externa total acumulada de 600 mil millones de dólares, su PNB fue 5 400 billones de dólares, que representa el 25% de la producción total mundial y el 40% de la producción del G-7. Realizando un comercio total de 800 mil millones de dólares anuales; poseedor de más del 60% de la producción mundial de alimentos, controlando la producción y el mercado de energéticos, manteniendo desarrollos de punta en biotecnología, computación, sistemas de información, tecnología militar y espacial.

De acuerdo con lo anterior, no debe extrañar la importancia de Estados Unidos en la reunión cumbre del G-7, en la que se discutieron cambios mundiales, se construyeron los ejes rectores de la nueva fase de la transición mundial y el establecimiento del nuevo orden. En la guerra contra Iraq y la invasión a Panamá demostró su enorme poder militar y dejó constancia sobre quién es el guardián de Occidente y gendarme del nuevo orden.

Deja un comentario