1.5.1 PANORAMA DEL PETRÓLEO


El punto de partida de las expectativas petroleras fueron, sin duda, la gran cantidad de reservas que se comprobaron en algunos yacimientos. De las reservas probadas en 1977 se tenían 16 001 millones de barriles, mientras que para 1978 se previeron ya 40194, esto es, las reservas crecieron 151% en un solo año. Este crecimiento hizo mantener grandes esperanzas económicas en muy corto plazo, ya que para los siguientes años, hasta 1981, las reservas mantuvieron un cocimiento promedio anual del 21.7%.

El cuadro que a continuación se presenta te ayudará a entender las tasas de crecimiento antes mencionadas, así como un panorama más amplio del petróleo.

Cuadro 3. Panorama de los hidrocarburos
Concepto y unidad 1977 1978 1979 1980 1981
Reservas probadas (MB) Producción (MB) Valor de la exportación total (MD) Volumen de exportación de petróleo crudo (MBD) 160001 534.1 1018.8 202.1 40194 672.3 1837.2 365.1 45803 784.3 3986.5 532.9 60126 968.3 10401.9 827.8 72008 1198.6 14585.1 1098.0

(MB) Millones de barriles, (MD) Millones de dólares, (MBD) Millones de barriles diarios.

Fuente: Memoria de labores, 1977-1981. Petróleos Mexicanos. Citado en el Informe Anual del Banco de México, 1982.

Hay que resaltar el aumento que se dio en los ingresos por la exportación de ese producto, al crecer en cerca de 13 veces, de 1977 a 1981. De ese modo, este sector energético se colocó como fuerte generador de divisas. La economía se permitió un margen más para los gastos que se realizaban de importaciones.

Ahora bien, el panorama que se presentaba era obra de la atención y recursos que el sector público venia canalizando en su búsqueda desde varios años antes. Esta atención pareció cobrar fuerza desde el inicio de los años setenta, ya que un importante porcentaje del total de los gastos del Estado se destino al sector. Asimismo, se canalizaron todavía mayores recursos al sector después de verificar la existencia de grandes yacimientos a partir de 1978.

E l resultado permitió que la producción creciera como lo hizo en los años de 1978 a 1981, la cual, medida en barriles diarios, ascendió a una tasa anual promedio de 21.3% para esos años. (Ver cuadro anterior).

Estas inversiones en el sector petrolero reflejarían, asimismo, el juego con que apostaría el Estado al desarrollo económico del país. Se señalaba que se tenían las condiciones para enfrentar los desequilibrios económicos y sociales, ya que a través de los ingresos del petróleo se lograría el financiamiento necesario para su reestructuración. Se lograría reconstruir una estructura productiva más acorde con las necesidades nacionales y más independiente.

Es de considerar que el horizonte que se presentaba en el sector hacia los primeros años sin duda fueron favorables, ya que el precio el crudo en el mercado internacional se mantenía a la alza lo que representó grandes ingresos. Hacia 1981, cuando el precio y la demanda cayeron fuertemente, la riqueza petrolera pareció esfumarse, y con ella los planes y proyectos planteados para el desarrollo del país desde el principio. Ello comprobó que los planes económicos planteados con el apoyo del petróleo carecieron de efectividad, ya que no lograron afectar los patrones estructurales, con los que desde años atrás se había desenvuelto el desarrollo del país, y que ya se habían manifestado en el periodo del gobierno anterior.

La atención que el Estado puso en la búsqueda y explotación del recurso petrolero, que cristalizó hacia 1978, se dio por las circunstancias que surgieron en el plano internacional. Las diferentes disputas por la disponibilidad del recurso rompían el equilibrio que pudiera surgir entre la oferta y la demanda, lo que afectaba su precio. En este contexto, hasta 1966 México dejó de ser exportador de petróleo, abasteciendo con su producción sólo el mercado interno, por lo que si continuaba con la misma tendencia se vería obligado a importarlo con las graves consecuencias en la balanza comercial cuando el precio se colocara muy alto.

A continuación se realizará un análisis de lo que aconteció a nivel mundial en el campo del petróleo, que por su estrecha relación, afectó el panorama interno.

Deja un comentario