RECAPITULACIÓN


La crisis económica de 1982 obligó al gobierno mexicano a realizar una serie de ajustes a su política económica. El régimen de Miguel de la Madrid restringió drásticamente al gasto público en materia social, con el fin de afrontar los pagos de la deuda externa y sus intereses, combatir la inflación, reducir el déficit fiscal y cambiar el modelo de desarrollo hacia adentro por uno de producción para la exportación. Mantuvo una política de bajos salarios para disminuir la demanda de bienes y servicios y controlar la inflación, estableció la reconversión industrial que trajo desempleo y sobre explotación de la mano de obra.

El gobierno de Salinas de Gortari continuó con esta política neoliberal. No obstante, el control de la inflación, el saneamiento de las finanzas públicas y la renegociación de la deuda externa fueron a causa del empleo y el salario en gran parte de la población, lo que produjo gran descontento entre los sectores afectados y dio al traste con el sistema corporativo del Estado, ya que no tuvo forma de captar la acción política de la sociedad y el voto de los ciudadanos. En 1988 el sistema político mexicano sufre un fuerte descalabro.

El cambio en la estrategia económica del gobierno y la maduración de la sociedad obligan al gobierno a replantearse sus relaciones con la misma, que se concibe altamente politizada y demandante. Pero a pesar de los cambios en materia económica, la democracia en el campo político continúa sin resolverse. ¿Podrías explicar el siguiente cuadro con tus propias palabras?
imagen1

Otro momento cumbre en los cambios generados en nuestro país fue el llamado “error del 94”, al iniciar el gobierno del presidente Zedillo, el cual mostró un error, pero por no devaluar paulatinamente como se había recomendado, pero en esos momentos era más importante conservar la credibilidad en el gobierno, por lo que ese “error” requería cometerse con urgencia. Finalmente, cabe señalar que el enfoque neoliberal asume la globalización como una exigencia de cambios en el papel del Estado y la apertura comercial. Contempla la disminución de la intervención pública a través de la privatización y desregulación como medio para fortalecer las finanzas públicas. Además una liberalización comercial, que revierte el proteccionismo estatal, para elevar la competencia y disminuir las presiones inflacionarias. Su objetivo consiste en establecer un marco macroeconómico estable y en crecimiento económico estable y en crecimiento eficiente con intervención material mínima y sin una estructura proteccionista fuerte. Este enfoque supone que el mercado y las potencias líderes tienen la suficiente capacidad para reestructurar la economía y, en cambio, desestiman la capacidad de las política internas. El enfoque neointervencionista asume también las dos áreas anteriores, pero con diferencias significativas. La reforma no se identificaría con una reducción del gasto, sino más bien con su reestructuración y su asignación más eficiente; la privatización de empresas públicas sería selectiva, para concentrar los esfuerzos estatales en áreas estratégicas. La liberalización comercial, por su parte, debe ser regulada y gradual de acuerdo a la evolución de la economía interna y la de los principales socios comerciales. Este enfoque concibe el fortalecimiento de los poderes productivos internos como el asunto prioritario. La apertura y el mercado no son capaces de lograr reestructuración económica. El “bienestar para la familia” y el “voto por la paz” de Zedillo, no calmaron la miseria –en más de dos aspectos- de las mayorías, aunque sí se considera a ese gobierno como el artífice de la apertura política, en cuanto permitió el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas en julio del 97, y contribuyó al triunfo de otro partido, aunque no de otro sistema; la “alianza para el cambio” no funciona en la forma que esperaban millares de personas, aunque es cierto que nunca se especificó hacia donde iba ese cambio. En fin, ahora tienes más elementos para reflexionar y saber hacia dónde vas y que esperas ofrecer a tu país que, cada día se torna más dependiente y con miseria creciente en su población, a pesar de la potencialidad en recursos y esperanzas.

Deja un comentario