2.4.2 SURGIMIENTO DE LA SOCIEDAD CIVIL


¿Te has preguntado por qué se dan las marchas y manifestaciones callejeras? ¿Por qué el gobierno es tolerante ante esas muestras de descontento popular? Sobre el particular desarrollaremos el siguiente apartado.

La crisis económica, la caída de los precios del petróleo, el crecimiento de la inflación, la disminución de la producción industrial, el desempleo, la corrupción y las consecuencias de los sismos de septiembre de 1985 son factores que atizaron la inconformidad de la gente al grado de que la relación con el gobierno se volvió tensa y delicada. Ese sentimiento de inconformidad popular incitó a los ciudadanos a organizarse, es decir, la sociedad, como conjunto de personas unidas por vínculos históricos significativos, empezó a actuar espontáneamente para expresar su indignación ante la incertidumbre creada por la crisis económica, sin obrar por consignas determinadas de caudillo ni de organizaciones políticas determinadas. A esta actitud solidaria e instintiva de los individuos corresponde el concepto de sociedad civil.

En México las manifestaciones de la sociedad civil se expresaron de manera abierta a inicios de los años ochenta, especialmente en las ciudades con alta concentración demográfica, que son los espacios en donde los emigrantes presionan al gobierno para que éste les otorgue un lugar en el cual se viva dignamente con todos los servicios. Los efectos de la crisis económica alcanzaron también a los sectores rurales.

Ante tal panorama, el Estado creó el Programa Nacional de Desarrollo Urbano y Vivienda y con el apoyo de Fonahpo estimuló la conformación de asociaciones y agrupaciones de autogestión habitacional en reservas territoriales previamente seleccionadas. Con base en estas disposiciones el Estado tuvo un proyecto global frente a los Movimientos Urbanos Populares (MUP); pero los sismos de septiembre de 1985 lo pusieron a prueba y por la vía de los hechos tuvo que modificarse porque la sociedad brindó un amplio respaldo a los damnificados ya sus legítimas demandas, apoyándolos en las movilizaciones orientadas a la obtención de ayuda gubernamental. Estas presiones civiles lograron que la actitud oficial negociara y aceptara que los damnificados se mantuvieran sobre los predios originales, con lo que el Estado desechó la intención de “recuperar” las zonas mejor ubicadas y más rentables. Este avance de la sociedad civil se fortaleció por el impulso renovador que le imprimió la participación de la mujer, la cual generó alternativas populares contestatarias sui generis y movilizaciones muy singulares.

Estas nuevas actitudes de la población estribaron en la insensibilidad política demostrada por el gobierno frente al problema de los damnificados, dando pauta a una respuesta; la figura presidencial fue criticada, interpelada y desacreditada por parte de la sociedad global.

Las acciones del movimiento popular independiente fructificaron en la concreción de una nueva sociedad civil dentro de la que se ampararon grupos de distintas tendencias e intereses disímbolos, por ejemplo: Conamup, Fenalidm, MAS, CN, Unorca, Cotrase, Pro Vida, etc., los cuales adoptaron variadas formas de lucha, entre las que destacan el volanteo y propaganda, plantones, huelgas de hambre, ocupación de palacios municipales y estatales, agruparse en filas cerradas con brazos o manos entrelazados y cantando el Himno Nacional, bloqueo de carreteras, puentes y avenidas, suspensión de pagos de impuesto, entre otras. Como lo señalamos, estas estrategias de resistencia civil condujeron al reconocimiento de la sociedad civil y grupos de oposición por parte del Estado. Por consiguiente, el partido oficial, y por extensión el presidencialismo, resultóafectado al punto de registrar una escisión de grupos y corrientes en su interior. Éstos, al separarse, fundaron nuevas organizaciones urbano-populares.

Resultado de la efervescencia de la sociedad civil fue la creación de asociaciones políticas para participar en la disputa por el poder presidencial. En este sentido, la corriente democrática que había surgido al interior del PRI y que después se separó, junto a otras organizaciones y partidos políticos dieron vida al Frente Democrático Nacional que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien registró resultados inesperados, ya que en todo el país obtuvieron el 31.12% de las votaciones, mientras que el candidato del partido del gobierno, Carlos Salinas de Gortari, acumuló el 50.36%, de acuerdo con información oficial. Otros contendientes por el poder como Manuel J. Clouthier, Rosario Ibarra de Piedra, Gumersindo Magaña, del PAN, PRT y PDM, respectivamente, obtuvieron el 18.52% en conjunto CITA 4 Estas cifras expresan que la oposición política sienta el precedente de un avance considerable al aglutinar en torno a ella el descontento popular. Para recomponer y legitimar el sistema político el gobierno estimuló el pluralismo político mediante el Código Federal Instituciones y Proceso Electores (Cofipe), con lo cual se registran nuevos partidos políticos, como el Frente Democrático Nacional que se hace llamar Partido de la Revolución Democrática (PRD), y se enriquece la democracia pluralista de la vida nacional.

A partir de 1988 la modernización urbana propuso la reducción de subsidios a la vivienda media, créditos ala palabra para los proyectos de autoconstrucción y la intervención del capital privado para la edificación de viviendas de renta. Se creó el Pronasol como una alternativa para reencauzar dentro del marco institucional la influencia de los movimientos populares urbanos, al someter a los solicitantes de créditos aun delicado proceso de selección. Para concluir diremos que conforme han avanzado los movimientos urbanos populares y la sociedad civil, se han trazado nuevas metas y objetivos; las movilizaciones sociales tienen propósitos más amplios, contemplan un cambio real del gobierno y la redefinición del pacto social de civilidad entre las masas y el Estado para la recuperación nacionalista del país.

imagen1

  1. Elabora un cuadro con columnas verticales y señala en él cinco logros obtenidos por la sociedad civil en lo político, económico y social.
  2. Enumera cinco acontecimientos históricos de la década 1980-1990 que se atribuyan a la participación de la sociedad civil.
  3. Haz un cuadro sinóptico que contemple las organizaciones civiles originadas por los damnificados de 1985: ecologistas, homosexuales, intelectuales, etcétera.

Deja un comentario