1.5.1. Idea General


Dentro de la problemática filosófica, en sus distintas y entrelazadas vertientes ontológicas, gnoseológicas y ético-morales, en el período renacentista se plantearon y desarrollaron muchos problemas filosóficos. Y tres de los más destacados y significativos en el plano filosófico-social y en el filosófico-político, lo fueron los referentes a las utopías, la justicia, y la política.

Las utopías renacentistas manifestaron la búsqueda, sublimada en expresiones literarias, de nuevos modelos de organización social que al menos idealmente superaran los defectos de la sociedad estamental y ciudades medievales, y aseguraran una vida social feliz. Esa felicidad que el hombre europeo moderno intentará, en el mejor de los casos, a través del Estado y la Ciencia modernas.

La justicia en su expresión jurídica, será replanteada por Francisco De Vitoria en su propuesta del Derecho de Gentes, que cuestiona la legitimidad de la soberanía española sobre los pueblos de las culturas autóctonas que se ubicaban en los territorios recién descubiertos, conquistados y dominados, y cuyo usufructo y abuso reclamaban como legítimo para ellos. Esa propuesta jurídica de Francisco De Vitoria, representa un antecedente importante en la historia del Derecho internacional moderno, que, trilladamente busca relaciones jurídicamente más justas para los diferentes pueblos del orbe.

La nueva filosofía política, significativamente representada por el pensamiento político de Nicolás Maquiavelo, esboza un individualismo burgués, para el cual el fin justifica los medios.

A continuación pues, nos ocupamos subsiguientemente, en este tema 1.5, del problema filosófico social plasmado en las utopías; del problema filosófico jurídico de la justicia en las interrelaciones con los pueblos recién descubiertos, el Derecho de Gentes; y finalmente, del individualismo manifiesto en la nueva filosofía política expuesta por Nicolás Maquiavelo. Problemas estos tres, que respectivamente aportaron en gran medida al proceso de deconstrucción del paradigma medieval y simultáneamente al proceso de construcción y consolidación del nuevo paradigma de la modernidad.

Deja un comentario