1.2.5 LOS JUICIOS SINTÉTICOS A PRIORI


Según Kant, la síntesis es lo primero que se da en la formación de nuestros conocimientos, ya que primero se añade una serie de representaciones para comprender la multiplicidad en un conocimiento, pero este es en sus inicios imperfecto y confuso, por lo que requiere del análisis para darle claridad y precisión.

La Ciencia, según Kant, está formada por juicios universales, necesarios y progresivos, por lo que la utilización del método kantiano se convierte en la búsqueda de las condiciones de posibilidad de la ciencia, es decir, en las condiciones de posibilidades de los juicios de la físico-matemática. Estos juicios son reconocidos por Kant como un hecho indudable y contrastado. Por ello, la pregunta a formular sería: ¿Cuáles son las condiciones de posibilidad de los juicios que conforman la Física de Newton?, la cual nos remite a la pregunta sobre la posibilidad de los juicios que Kant llama sintéticos a priori, que conforman a la matemática y a la física.

Según Kant, existen dos tipos de juicios que se construyen a partir del ejercicio de las estructuras cognoscitivas: analíticos y sintéticos. Los juicios analíticos son aquellos en los que el predicado se encuentra contenido en las características del sujeto y se obtienen mediante un análisis lógico del mismo, mientras que los juicios sintéticos son aquellos en los que el predicado añade una característica nueva al sujeto, la cual se ha obtenido por medio de la captación sensorial.

En este sentido, los juicios analíticos son explicativos, en tanto que los sintéticos son extensivos, lo cual implica que los juicios analíticos no proporcionan un conocimiento nuevo sino que sólo hacen explícito algo ya conocido y comprendido dentro de las características del sujeto; en cambio, los sintéticos sí añaden algo nuevo al conocimiento del sujeto.

Los juicios analíticos se caracterizan por ser universales, necesario y tautológicos (repetitivos), mientras que los sintéticos son particulares, contingentes y progresivos. Por ejemplo, un juicio analítico podría ser: “Todo triángulo está formado por tres ángulos”; un juicio sintético sería: “La rosa es roja”. De tal manera que en el primero el predicado es una explicación de una característica implicada en el contenido del sujeto, mientras que en el segundo es algo que no estaba contemplado en la esencia del sujeto y que ha sido obtenido por la experiencia sensible, pues las rosas no son necesariamente rojas.

De esta manera, los juicios analíticos son a priori, es decir, se obtienen por el mero análisis lógico del concepto del sujeto y de manera independiente de la experiencia sensible. En cambio, los juicios sintéticos son a posteriori, es decir, se obtienen a partir de la experiencia sensible.

Sin embargo, como la Ciencia está constituida por juicios universales, necesarios y progresivos, de manera que, tanto los juicios analíticos a priori como los sintéticos a posteriori, son desechados como componentes de la misma, pues los primeros no presentan adelanto para el conocimiento científico y los segundos resultan ser contingentes y particulares.

Si la Ciencia se compone de juicios que son al mismo tiempo universales, necesario y progresivos (al mismo tiempo sintéticos y a priori), entonces ¿cómo es posible laexistencia de dichos juicios? Llamados “juicios sintéticos a priori”. Éste constituye el problema medular de la Crítica de la razón pura, que se divide en tres partes:

  • La Estética trascendental,9 que trata acerca de las condiciones de posibilidad de los juicios sintéticos a priori de las matemáticas.
  • La Analítica trascendental, aborda los juicios de la física.
  • La dialéctica trascendental, que plantea la posibilidad los juicios sintéticos a priori en la metafísica.

La condición de posibilidad de los juicios en la Matemática está dada por las categorías de la sensibilidad: el espacio y el tiempo, entendidas como formas a priori. En la física los juicios se fundamentan en las doce categorías a priori del entendimiento; y el conocimiento metafísico, basado en las ideas que existen en la razón: alma humana, mundo y Dios, las cuales dan origen a la Psicología racional, a la Cosmología y a la Teología racional. Sin embargo, estas ideas carecen de correlato empírico por lo que Kant las consideraba formas sin contenido y rechaza los paralogismos que pretendían afirmar que el alma es una sustancia simple, racional y personal, así como las antimonias que afirman al Universo como limitado-ilimitado, divisible-indivisible, determinado-causado, necesario-no-necesario y las pruebas de la existencia de Dios plasmadas en el argumento ontológico, la prueba cosmológica y la prueba teológica (prueba que habían esgrimido filósofos medievales como San Anselmo y Santo Tomás de Aquino). Por esto, Kant postula la imposibilidad de la Metafísica como ciencia.

9 Trascendental tiene varias acepciones para Kant, una de ellas es lo a priori, lo puro.

La teoría del conocimiento de Kant establece la distinción entre el conocimiento científico y el filosófico, por lo que más que acabar con la reflexión metafísica le da un lugar propio presentándola como un conocimiento racional diferente a la Ciencia que es empíricoracional.

Deja un comentario