2.2.2 Tomás de Mercado


Tomás de Mercado nació es Sevilla en 1523. Llegó muy joven a la ciudad de México. Ingresó en la orden de los dominicos, ordenándose sacerdote en 1558. Realizó sus estudios de Filosofía y Teología primero en el colegio del mismo convento de Santo Domingo y después en la Real y Pontifica Universidad de México, siendo uno de sus profesores más notables el dominico Pedro de Pravia, formado en la Universidad de Salamanca, España, con Vitoria y Soto, por lo cual era considerado un excelente tomista. Mercado accedió al grado de maestro de artes y teología por la Universidad Mexicana. Algunas de sus obras son: Suma de tratos y contratos, y su Comentario a los Tractatus o Summulac Logicales de Pedro Hispano. La importancia intelectual de Tomás de Mercado, a pesar de no haber sido un pensador original, se sitúa en la línea del saber: impulsa la enseñanza de la Lógica, que facilita el razonamiento correcto; ello lo hace uno de los forjadores de la vida cultural mexicana.

55 Gómez Robledo, Antonio: El magisterio filosófico y jurídico de Alonso de la Veracruz. Porrúa, México, 1989,

P.60.

Antonio Rubio de Rueda nació en Rueda, España, en 1548. A los 21 años entra a la orden de los jesuitas. En la Universidad de Alcalá estudia Filosofía y Teología, viene a México en 1576 donde enseñó Filosofía por cuatro años y Teología por doce. Obtuvo dos maestrías y dos doctorados en Filosofía y Teología en la Universidad de México y allí concibió su proyecto filosófico. “ Los comentarios a toda la Lógica de Aristóteles – llamados en algunas ediciones la lógica mexicana -, fue la primera obra de Rubio y forma parte de un proyecto filosófico que concibió, elaboró, y llevó a cabo sustancialmente en la Nueva España. La lógica de Rubio probablemente ha tenido más influjo en Europa que cualquier libro de Filosofía escrito en América Latina”.56 Antonio Rubio regresó a España y murió en Alcalá en 1615.

Deja un comentario