AUTOEVALUACIÓN


Todas las preguntas que se han planteado las podrás contestar fácilmente después de una lectura atenta del capítulo, pero, para que puedas autoevaluar la corrección de tus respuestas, en seguida mencionaremos algunos lineamientos que debiste observar. (Evidentemente en el desarrollo encontrarás la información de manera más amplia).

  1. Los apologetas fueron los Padres de la Iglesia; se les conoce así porque defendieron al cristianismo de los ataques de los bárbaros; los más importantes son Flavio Justino, Tertuliano y Clemente de Alejandría.
  2. La obra de San Agustín está íntimamente ligada a una vida licenciosa que determina sus conversiones: aprende filosofía y la ejerce; se convierte al cristianismo y lo vive hasta su muerte.
  3. En su obra La ciudad de Dios, San Agustín confronta la relación entre la Iglesia – la cual representa a la Ciudad de Dios- y el Estado, que a su vez representa a la Ciudad Terrena. Sostiene que los intereses de la Ciudad de Dios y los de la Iglesia, están muy por encima de los del Estado. La tarea de la Iglesia es posibilitar la salvación de las personas y su consecuente integración a la Ciudad de Dios.
  4. Algunos de los acontecimientos histórico-culturales de la Edad Media más importantes –y para una mejor comprensión del pensamiento tomista- fueron las Cruzadas, las cuales repercutieron en el aspecto económico, político, científico, etc. En esta época se realizan múltiples interpretaciones del pensamiento aristotélico.
  5. Copleston hace una analogía entre la relación de San Alberto Magno-Santo Tomás y la de Sócrates-Platón, en el sentido de que San Alberto Magno fue el maestro de Santo Tomás y aún cuando aquél no escribió su obra, en lo de Santo Tomás se manifiesta grandemente su influencia, tal como sucedió con los filósofos griegos Sócrates-Platón.
  6. En cuanto a la relación entre razón y fe, Santo Tomás delimitó el campo que corresponde a cada una de ellas, pero sostuvo que la fe predomina sobre la razón, lo cual significa también que la Teología es más importante que la Filosofía; los conocimientos de ésta se encaminan a los de aquella. Si bien la fuente del conocimiento es la experiencia sensible, toda comprensión, todo conocimiento de las cosas, nos conduce a Dios.
  7. Santo Tomás definió a la Teología como la ciencia revelada, la cual tiene su origen en Dios.
  8. El problema de los universales plantea cómo pueden existir los conceptos universales: ¿en las cosas o sólo en la mente? Santo Tomás afirmaba que ningún universal existe en la mente humana antes de la experiencia.
  9. Santo Tomás afirmó que el alma es la forma del cuerpo, ya que por ella entendemos y el cuerpo se nutre, siente y se mueve.
  10. El intelecto pasivo sólo se adapta a las cosas; en cambio, el intelecto activo prepara, forma a la idea, extrae el universal de las cosas materiales.
  11. Hay una gran relación entre el conocimiento, la felicidad y el bien. El conocimiento de las criaturas busca el conocimiento de algo superior, de Dios, lo cual constituye un bien universal. Para Santo Tomás, el conocimiento de lo pleno, de Dios, es la felicidad.

 

Deja un comentario