RECAPITULACIÓN


Filósofa no es tan fácil cuando de esa acción se esperan respuestas que satisfagan la curiosidad del hombre. Pero ya lo dijimos: sólo filosofando se es filósofo. Puesto que la Filosofía responde a los problemas de su tiempo, es necesario estudiar la tradición para que, junto con ella, aprendamos a filosofar con Aristóteles, Descartes, Kant, Nietszche o Netzahualcóyotl, y al aplicar ese conocimiento y esa acción al tratamiento de los problemas contemporáneos, y filosofar sobre lo que se nos presenta extraño o problemático en nuestro horizonte cotidiano.

Como podrás constatar cuando termines este año del bachillerato, el filosofar y los problemas guía las asignaturas Filosofía I y II, pues deseamos que aprendas a filosofar problematizando y, por supuesto tratando de resolver tu vida, al menos tu vida.

El conocer un proceso en donde intervienen el sujeto, el objeto y la sociedad, y en el que los dos primeros están inmersos, implica saber algunos métodos o vías para tratar algunos problemas. La Filosofía te los proporciona, pero no queremos dejar que la impresión de que ella es “el conocimiento de todos los conocimientos”, pues tiene muchas aspiraciones, pero sobre todo es modesta y humana.

Con la Filosofía no se inventan mediciones, o se curan enfermos, o se conservan economías, o se construyen edificios y puentes; simplemente se produce ideas, se responden y resuelven problemas de la realidad y, con ello, se moldea en los pensamientos del Hombre. Nada más… pero tampoco nada menos.

Deja un comentario