HISTORIA DE MÉXICO CONTEXTO UNIVERSAL II


INTRODUCCIÓN 7
CAPÍTULO 1 LA SITUACIÓN MUNDIAL DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX Y LA REVOLUCIÓN MEXICANA 9
PROPÓSITO 11
1.1 EL FIN DEL COLONIALISMO DECIMONÓNICO 13
1.1.1 1.1.2 1.1.3 CARACTERÍSTICAS DEL COLONIALISMO TRADICIONAL LA NUEVA DIVISIÓN GEOPOLÍTICA MUNDIAL A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX CARACTERÍSTICAS DEL IMPERIALISMO 14 16 17
1.2 LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL (1914-1918): CAUSAS Y CONSECUENCIAS 23
1.2.1 1.2.2 1.2.3 1.2.4 1.2.5 LAS CAUSAS DE LA GUERRA EL DESARROLLO DE LA GUERRA LA HEGEMONÍA DE LOS ESTADOS UNIDOS A NIVEL MUNDIAL LA RECONSTRUCCIÓN ECONÓMICA DE LOS PAÍSES EUROPEOS CAPITALISTAS LA EMERGENCIA DEL SOCIALISMO SOVIÉTICO RUSO 23 26 36 37 41

1.3 EL PROCESO HISTÓRICO DE LA

48

REVOLUCIÓN MEXICANA (1910-1920)

1.3.1 MÉXICO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL Y NACIONAL A FINES DEL SIGLO XIX Y PRINCIPIOS DEL XX 48

1.3.2 LOS ANTECEDENTES: EL ÚLTIMO PERÍODO PORFIRISTA 49

1.3.3 LA REVOLUCIÓN MADERISTA 52

1.3.4 EL GOBIERNO MADERISTA 57

1.3.5 LA ETAPA CONSTITUCIONALISTA

61 RECAPITULACIÓN 75

ACTIVIDADES INTEGRALES 77

AUTOEVALUACIÓN 78

CAPÍTULO 2 LA CRISIS DE LOS ESTADOS MODERNOS ENTRE 1920-1939 Y LA CONFIGURACIÓN DEL RÉGIMEN MODERNO MEXICANO 79

PROPÓSITO 81

2.1 LA DEPRESIÓN DE LA ECONOMÍA MUNDIAL 83

2.1.1 LA PROSPERIDAD NORTEAMERICANA: “LOS FELICES VEINTES” 83

2.1.2 LAS CAUSAS DEL DESASTRE DE WALL STREET 85

2.1.3 EL PROGRAMA DEL NEW DEAL 86

2.2 LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO SOCIALISTA SOVIÉTICO RUSO 92

2.2.1 DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICO-BURGUESA A LA REVOLUCIÓN SOCIAL 92

2.2.2 LA TRANSICIÓN 92

2.2.3 HACIA LA CONSOLIDACIÓN 93

2.3 EL SURGIMIENTO DEL TOTALITARISMO 98

2.3.1 EL FASCISMO 98

2.3.2 EL NAZISMO 100

2.3.3 EL MILITARISMO JAPONÉS 102

2.3.4 EL FRANQUISMO 103

2.3.5 EL STALINISMO 104

2.4 LA CONFIGURACIÓN DEL RÉGIMEN MODERNO MEXICANO (1920-1934) 109

2.4.1 EL PROCESO DE RECONSTRUCCIÓN ECONÓMICA NACIONAL 109

2.4.2 EL PROCESO DE ESTABILIDAD POLÍTICOSOCIAL DEL ESTADO MEXICANO 124

RECAPITULACIÓN 144

ACTIVIDADES INTEGRALES 146

AUTOEVALUACIÓN 148

CAPÍTULO 3 HACIA LA CONSOLIDACIÓN DEL ESTADO MODERNO MEXICANO Y LOS EQUILIBRIOS DEL PODER 151

PROPÓSITO 153

3.1 HACIA LA CONSOLIDACIÓN DEL ESTADO MODERNO MEXICANO (1934-1940)

155

3.1.1 EL GOBIERNO DEL GENERAL LÁZARO CARDENAS DEL RÍO 155

3.1 LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

(1939-1945) 174

3.2.1 LAS CAUSAS DE LA GUERRA 174

3.2.2 EL DESARROLLO DE LA GUERRA 175

3.2.3 EL FIN DE LA GUERRA 181

3.3 LAS CONSECUENCIAS DE LA GUERRA 183

3.3.1 ESTADOS UNIDOS COMO PRIMERA POTENCIA CAPITALISTA 183

3.3.2 LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS 183

3.3.3 LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA EUROPEA: EL PLAN MARSHALL 185

3.3.4 LA BIPOLARIDAD POLÍTICA, ECONÓMICA Y MILITAR 187

3.3.5 LA GUERRA FRÍA 188

RECAPITULACIÓN 193

ACTIVIDADES INTEGRALES 194

AUTOEVALUACIÓN 195

RECAPITULACIÓN GENERAL 196

ACTIVIDADES DE CONSOLIDACIÓN 197

AUTOEVALUACIÓN 199

ACTIVIDADES DE GENERALIZACIÓN 200

202

GLOSARIO

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA 207

En el último tercio del siglo XIX las grandes potencias político-económicas de ese entonces, entre las cuales figuraban la Gran Bretaña, Francia y los Estados Unidos, disminuyeron considerablemente la práctica del colonialismo tradicional y dieron paso al Imperialismo esto es, al control y monopolio de los mercados, lo que provocó que ocurriera una reorganización en el reparto del mundo entre dichas naciones hegemónicas pero también, a que surgieran conflictos que evidentemente aparecieron entre las potencias de primer orden y aquellas de menor influencia y poder, como era el caso de Alemania e Italia quienes recientemente habían concluido sus movimientos de unificación enfocados a la conformación de su Estado-nación.

Naturalmente, el mayor enfrentamiento entre las naciones europeas (con la incorporación posterior en 1917 de los Estados Unidos), ocurrió durante la Primera Guerra Mundial que, una vez concluida, provocó significativos cambios, ya que dicha Guerra trajo el fortalecimiento político y económico de la Unión Americana que la llevó a convertirse en la nación hegemónica del mundo capitalista a nivel mundial; sobre todo, después de postularse como el único país capaz de poder apoyar la recuperación de los países europeos centrales y occidentales, mientras que en la Europa oriental a raíz de la Revolución Rusa de 1917 se llevaba a cabo el primer y más importante experimento de socialización de la economía.

México, por su parte, entre 1910 y 1917 se enfrentaba a un conflicto revolucionario cuyos resultados, especialmente los sociales, los veremos objetivizados en la Constitución de 1917.

Dada la importancia de éstos sucesos el objetivo de este fascículo es que obtengas una visión general del proceso histórico mexicano en el contexto mundial entre 1910-1945, período en el que se configura en México el Estado moderno; analizando las características del Imperialismo y la crisis de los Estados modernos; el proceso de la Revolución Mexicana y la posrevolución; el mundo en la Primera y Segunda Guerras Mundiales; la posguerra y las contradicciones de la modernización capitalista con el fin de que comprendas los procesos sociales, políticos y económicos que hicieron posible la conformación del régimen moderno durante el cardenismo.

Por lo tanto, el fascículo se compone de tres capítulos. El primero de ellos describirá los acontecimientos internacionales y nacionales que ya en líneas anteriores te reseñamos de una forma general.

Un segundo capítulo estará dedicado primeramente a revisar los acontecimientos internacionales que de una forma u otra provocaron el inicio, en 1939, de la Segunda Guerra Mundial. Después de que la economía estadounidense viviera durante casi toda la década de los veinte una etapa de gran prosperidad económica, a fines de 1929 ocurrirá el denominado “desastre” de Wall Street, y aunque luego, esta crisis económica y financiera fue resuelta mediante el Programa del New Deal ante la repercusión mundial de dicha depresión económica se apreció en Europa y particularmente en Italia y Alemania el surgimiento de regímenes totalitarios como el nazismo y el fascismo, mientras que en la Unión Soviética Rusa, José Stalin, aunque preocupado por la consolidación de la economía soviética socialista, también se convertiría en otro dictador más.

Por otro lado, México durante la etapa inmediatamente posrevolucionaria, entre 1920 y 1934 se enfrascaba en conseguir la reconstrucción de la economía nacional, así como el lograr -como otra meta importante- la estabilidad política y social del Estado moderno mexicano.

El tercer y último capítulo de este fascículo que te preparas a estudiar pretende analizar dos aspectos fundamentales: En el ámbito nacional nos ocuparemos de la revisión de los aspectos históricos más relevantes del gobierno del General Lázaro Cárdenas Del Río (1934-1940) encaminados hacia la consolidación del Estado mexicano posrevolucionario. En el contexto mundial nos interesa que observes la forma como se dio la Segunda Guerra Mundial, pasando desde luego por la intervención de México en dicho conflicto hasta llegar a las consecuencias políticas, económicas y sociales generadas por esta contienda bélica, que seguramente modificaron el rumbo de la historia hacia mediados del siglo XX.

“El compromiso de la Historia consiste en darle un verdadero sentido a nuestro presente para así proyectarlo hacia un futuro mejor”.

GAMAFE/2000

LA SITUACIÓN MUNDIAL DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX Y LA REVOLUCIÓN MEXICANA

1.1 EL FIN DEL COLONIALISMO DECIMONÓNICO

1.1.1 Características del Colonialismo Tradicional

1.1.2 La Nueva División Geopolítica Mundial a Principios del Siglo XX

1.1.3 Características del Imperialismo

1.2 LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL (1914-1918): CAUSAS YCONSECUENCIAS

1.2.1 Las Causas de la Guerra

1.2.2 El Desarrollo de la Guerra

1.2.3 La Hegemonía de los Estados Unidos a Nivel Mundial

1.2.4 La Reconstrucción Económica de los Países Europeos Capitalistas

1.2.5 La Emergencia del Socialismo Soviético Ruso

1.3 EL PROCESO HISTÓRICO DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA (1910-1920)

1.3.1 México en el Contexto Internacional y Nacional a fines del Siglo XIX y principios del XX

1.3.2 Los Antecedentes: El último Período Porfirista

1.3.3 La Revolución Maderista

1.3.4 El Gobierno Maderista

1.3.5 La Etapa Constitucionalista

LA PRÁCTICA DEL COLONIALISMO PERO SOBRE TODO DEL IMPERIALISMO, QUE SE PROVOCÓ UN FUERTE ENFRENTAMIENTO ENTRE LAS GRANDES POTENCIAS -NOS REFERIMOS A LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL-Y CÓMO DESPUÉS DE FINALIZADA ÉSTA SERÁN LOS ESTADOS UNIDOS QUIENES SUSTITUYAN A LOS PAÍSES EUROPEOS CAPITALISTAS EN LA HEGEMONÍA MUNDIAL, MIENTRASQUE EN LA EUROPA ORIENTAL SE DABA LA REVOLUCIÓN RUSA DE 1917 QUE TRAJO COMO CONSECUENCIA LA EMERGENCIA DEL SOCIALISMO SOVIÉTICO.

MIENTRAS TANTO EN EL ÁMBITO NACIONAL DEBIDO A FACTORES TANTO INTERNOS COMO EXTERNOS (LA ENTRADA DEL IMPERIALISMO A MÉXICO DURANTE EL PORFIRIATO) SE EFECTUÓ LA REVOLUCIÓN MEXICANA ENTRE 1910 Y 1917.

PRINCIPALES ACONTECIMIENTOS TANTO NACIONALES COMO EXTRANJEROS DE FINES DEL SIGLO XIX Y PRINCIPIOS DEL SIGLO XX QUE MARCARON LA PAUTA DEL MUNDO MODERNO.

CAPÍTULO 1

LA SITUACIÓN MUNDIAL DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX Y LA REVOLUCIÓN MEXICANA

1.1 EL FIN DEL COLONIALISMO DECIMONÓNICO

Cuando estudiamos la historia nacional o internacional uno de los sucesos que escuchamos con mayor frecuencia es: la colonización de unas naciones sobre otras.

Pero ¿tú sabes por qué surgió esta necesidad de colonizar? o ¿ qué diferencia existe entre colonialismo y neocolonialismo?

También es necesario reflexionar sobre las formas y los motivos como se ha llevado a cabo la colonización y neocolonización de las naciones para comprender su impacto en la división geopolítica del mundo; así como entender el origen y evolución de la práctica del imperialismo en la humanidad.

Con el estudio de este primer tema obtendrás los elemento necesarios para resolver los cuestionamientos mencionados, así que ¡comencemos!

1.1.1 CARACTERÍSTICAS DEL COLONIALISMO TRADICIONAL

Iniciaremos explicando que a raíz de los grandes descubrimientos geográficos ocurridos a fines del siglo XV y principios del XVI por parte de naciones europeas como Portugal y España se desencadenó la práctica colonialista de la época moderna, especialmente sobre los países ubicados en los continentes americano, asiático y africano. Para el siglo XVII, serán Inglaterra, Francia y Holanda quienes se sumarán a la lista de las naciones europeas interesadas en la expansión colonial con el fin de obtener el dominio territorial sobre la mayor parte posible del mundo; lo cual, los convertiría en las grandes potencias político-económicas de su tiempo.

Sin embargo, será durante el siglo XVIII cuando el afán por la conquista y colonización de nuevos territorios se intensificará aún más.

Inglaterra, por citar un caso, a raíz de su entrada a la Revolución Industrial se verá precisada, por un lado, a la obtención de una mayor cantidad de materias primas baratas y desde luego también por llevar a cabo la explotación de la población nativa en beneficio propio; y por otra parte, debido al aumento de la producción industrial, será indispensable conseguir la apertura de nuevos mercados “libres” en donde colocar dicho exceso de la producción; por tales motivos la práctica del colonialismo inglés aumentó considerablemente asegurándose el control sobre sus nuevas conquistas coloniales en África, Asía y Oceanía, lo cual era básico pues resultaba inminente la ya próxima separación de las Trece Colonias Inglesas en América del Norte ocurrida en 1776.

Para el siglo XIX el dominio colonial realizado por parte de las potencias tradicionales como la Gran Bretaña y Francia entró en competencia con países como Alemania, quien una vez alcanzada su unidad política en 1870 y que fue dirigida por el “canciller de hierro” Otto von Bismarck, se interesó por un nuevo reparto colonial en África.

Figura 1.Otto von Bismarck artífice de la Alemania Moderna. (Tomado de Enciclopedia Historia Universal. Tomo 11, pág. 91)

14

Lo que acabamos de ver sucedió en el viejo mundo, pero

¿cómo se ha dado el colonialismo en el continente americano? . Un tipo de colonialismo distinto al de los países europeos fue el practicado por los Estados Unidos durante el siglo XIX, especialmente en América Latina, y que por sus características específicas hoy en día se le suele llamar neocolonialismo, el cual se basa en la explotación económica de países, en teoría, políticamente independientes, por medio del establecimiento de grandes empresas, así como combinando las presiones económicas con las diplomáticas o recurriendo a intervenciones armadas cuando a juicio de los estadounidenses son consideradas como “necesarias”, como fue el caso de la Guerra México-americana de 1846 a 1848 por medio de la cual los Estados Unidos se apropiaron de Texas, Nuevo México, Arizona y la Alta California.

Los Estados Unidos haciendo uso de los procedimientos de la compra, cesión, guerra y ocupación han conseguido controlar los recursos naturales de la mayoría de los países latinoamericanos, especialmente de los ubicados en la zona del Caribe, pues a fines del siglo XIX la célebre Doctrina Monroe basada en el principio de América para los americanos fue adaptada a los beneficios propios de la Unión Americana, de tal forma que cualquier intervención europea en el continente americano antes tendría que ser consultada con el gobierno de Washington.

Más adelante, a consecuencia de la llamada Guerra hispanoamericana de 1898, en donde España se enfrentó a los Estados Unidos, fue cuando este último país ha venido practicando toda una política expansionista (neocolonialista) en todo el Caribe, conocida como la política del Big Stick (“El gran golpe”).

En términos generales, podemos decir que el colonialismo tradicional se basó en el control de un gran número de países por parte de una minoría extranjera de religión católica o protestante, técnicamente más adelantados y con una fuerte economía industrial.

El colonialismo practicado por las metrópolis europeas y los Estados Unidos durante el siglo XIX para mantener la explotación económica de un país por parte de una metrópoli, ha utilizado por regla general un ejército de ocupación, implantar una dominación política directa y la imposición, por medio de la fuerza, de las leyes y la cultura de la nación colonizadora.

Ahora preguntémonos ¿qué ha sucedido con la práctica del colonialismo en la época actual? y la respuesta es: El colonialismo tradicional practicado por las grandes potencias mundiales ha tenido que ceder paso, a fines del siglo XIX, ante la oleada creciente de movimientos independentistas especialmente en América Latina (siguiendo el ejemplo de la separación de Las Trece Colonias Inglesas de Norteamérica proclamada el 4 de julio de 1776), a una nueva forma de dominio político y económico conocido como Imperialismo, de esta forma, el colonialismo tradicional practicado aún por gran parte del siglo XIX perdió fuerza y dejó paso al Imperialismo cuyas principales características comentaremos más adelante en este fascículo.

1.1.2 LA NUEVA DIVISIÓN GEOPOLÍTICA MUNDIAL A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

El siglo XIX presentó grandes contrastes pues mientras que en el continente americano se llevaron a cabo los movimientos de independencia de la mayoría de las colonias hispanoamericanas; en el Medio Oriente por ejemplo, el panorama geopolítico del imperio turco-otomano se vio alterado a raíz de la presencia de múltiples movimientos nacionalistas que provocaron la fragmentación paulatina del antes importante imperio.

¿Cuáles fueron los principales sucesos que determinaron la nueva división del mundo? ¿Qué países participaron en esta redistribución de manera importante?

Para 1812, la región de Besarabia pasó a ser dominada por los rusos; en la península de los Balcanes a lo largo de todo el siglo XIX los griegos, serbios, rumanos y búlgaros lograron su autonomía desligándose del dominio turco; sin embargo, al mismo tiempo se dejó ver el interés de Rusia y Austria que rivalizaban fuertemente por establecer una nueva zona de dominio en la península balcánica, cuya posición sobre el Mar Mediterráneo resultaba por demás estratégica.

Así es como vemos ocurrir la anexión para 1909 de las regiones de Bosnia y Herzegovina al imperio austro–húngaro; mientras, en 1912 aparecía en la región Albania como Estado independiente (aunque fuertemente presionada por los serbios quienes se decían ser los líderes del movimiento paneslavo).

Durante el siglo XIX pocos Estados indígenas del continente asiático conservaron su independencia y aún el imperio chino a consecuencia de la Guerra del Opio (1840-1842) fue forzado por los ingleses a entregar la isla de Hong–Kong y a abrir cinco puertos al comercio británico, entre éstos se encontraría Shang–Haí. Desde luego, el imperio británico había aumentado sus dimensiones con la anterior ocupación de la India, Birmania y Málaca.

Por su parte, los rusos desde su territorio siberiano habrían de conquistar a lo largo de todo el siglo XIX las regiones de Transcaucasia, el Turquestan y las provincias orientales del Pacífico.

Japón no se quedaba atrás en la carrera expansionista ya que se adueñó de Corea y la isla de Formosa (hoy Taiwan), además amenazó seriamente a China.

Como observamos, la intervención política de Europa en Asia y la

colonización de Oceanía y África por los Estados europeos modificaron

significativamente el panorama mundial durante el siglo XIX.

El imperio británico se extendía por todo el mundo y sus bases militares dominaban las principales rutas marítimas hacia el Canadá, Sudáfrica, Rhodesia, Kenia y Egipto en África; la India, Birmania y los Estados Malayos en Asia; Australia y Nueva Zelandia en Oceanía.

Francia logró una importante expansión principalmente en África dominando a Argelia, Túnez, Marruecos, el Sahara, gran parte de Sudán y la región norte del Congo, además de poseer a Madagascar e Indochina en el continente asiático.

Alemania desarrollando también sus ambiciones territoriales en 1885 convocó a un congreso colonialista celebrado en Berlín en donde expuso la “necesidad” de una redistribución del planeta; producto de esta conferencia, Alemania se posesionó de Togo, Camerún, África Sudoccidental y Tanganica en el continente africano, además de algunos territorios en las islas del Pacífico; sin embargo, no logró arrancar alguna posesión a las potencias secundarias como España, Portugal y Holanda, ésta última mantendría su dominio en Indonesia localizada en el sudeste asiático.

Por lo que toca a los Estados Unidos, para 1913, lo encontramos constituido como uno de los Estados llamados a desempeñar (basado en la doctrina del Destino Manifiesto), un papel hegemónico a nivel mundial.

Los Estados Unidos, dueños ya de Alaska y luego de anexarse las islas Hawai, producto de la Guerra hispanoamericana de 1898 que tuvo lugar tanto en la zona del Caribe como en el Pacífico, provocó que los reductos del imperio español desaparecieran, pues los Estados Unidos pasaron a controlar las islas Filipinas y Guam en el Pacífico, además de Puerto Rico y Cuba, ésta última quedaría en calidad de “protectorado” de los Estados Unidos.

Finalmente, como parte de la política expansionista norteamericana, a principios del siglo XX el gobierno yanqui ante la quiebra de la compañía francesa Lesseps obtuvo la concesión para la construcción del Canal de Panamá, el cual estuvo listo para 1913; los Estados Unidos desde entonces tuvieron el control militar del canal y de las zonas inmediatas hasta el año 2000, pues el control del canal ha regresado a manos del pueblo panameño.

Ya que hicimos este recorrido sobre la expansión territorial mundial veremos ahora en el siguiente subtema los sucesos derivados de este hecho.

1.1.3 CARACTERÍSTICAS DEL IMPERIALISMO

En los últimos treinta años del siglo XIX se produce la expansión del control político y económico de forma más sistemática sobre los países débiles por parte de las potencias europeas.

A partir de la publicación del libro escrito por Lenin: El Imperialismo, fase superior del capitalismo, el autor de filiación marxista, partiendo de la teoría acerca de la acumulación del capital, ha caracterizado al Imperialismo, a diferencia del colonialismo tradicional, como la insistencia por parte de las grandes metrópolis por la creación de monopolios que dominan la economía, en donde adquiere una mayor importancia la práctica del capitalismo financiero, incluso, sobre el capitalismo industrial (propio de la etapa anterior del desarrollo capitalista), hasta el grado de que se sustituye la exportación de mercancías por la cada vez más practicada exportación de capitales.

Como consecuencia de este nuevo proceso imperialista se produce el inminente reparto del mundo, ya no entre las metrópolis colonialistas, sino entre las grandes empresas monopolísticas financieras.

El término Imperialismo se suele utilizar en un sentido más amplio que el de Colonialismo, ya que para mantener la explotación económica de un país en beneficio de una metrópoli ahora no siempre será necesario utilizar un ejército de ocupación ni mantener una dominación política directa.

¿Cómo surge el Imperialismo?

El Imperialismo, como sistema económico de dominación, apareció hacia el último tercio del siglo XIX, debido fundamentalmente al gran avance industrial de los países altamente desarrollados que, por la misma razón, se lanzan a la búsqueda de nuevos mercados para sus productos, además de tratar de obtener las materias primas a bajo costo, así como conseguir condiciones económicas y políticas favorables para sus inversiones de capital.

Las características básicas del imperialismo contemporáneo las podemos resumir de la siguiente manera.

  1. La integración de grandes monopolios cuya principal intención consiste en controlar los capitales, así como también la producción, distribución, circulación y consumo.
  2. La práctica del capitalismo financiero, el cual es producto de la unión del capital bancario con el capital industrial, lo que trae como consecuencia la inevitable creación de la llamada oligarquía financiera.
  3. La exportación de capitales y de tecnología por parte de las grandes metrópolis hacia los países dominados. Dicha salida de capitales se realiza por medio de las inversiones que pueden ser tanto directas como indirectas consistentes estas últimas en la realización principalmente de empréstitos.
  4. La formación de alianzas monopolísticas internacionales integradas por importantes inversionistas capitalistas. Las más conocidas de estas alianzas monopolísticas son el Trusts, el Cártel, el Sindicato y el Consorcio.
  5. La conclusión de la división del mundo que queda repartida y controlada por las grandes potencias imperialistas.
  6. La tendencia cada vez más fuerte para que los pueblos sometidos al dominio imperialista pierdan paulatinamente sus tradiciones culturales, su identidad nacional, lo cual les asegura una cada vez mayor influencia política, económica y cultural.

Para que apliques lo que has visto hasta el momento resuelve el siguiente cuestionario encerrando en un óvalo la respuesta correcta.

1. El factor económico que influyó en el incremento de la política expansionista durante el siglo XIX fue:

a) b) c) La independencia de Las Trece Colonias La Revolución industrial La unificación alemana
2. La explotación económica de los Estados Unidos sobre los países en teoría

Independientes desde el punto de vista político, lo llamamos:

a) Expansionismo b) Difusionismo c) Neocolonialismo

    1. La política expansionista de los Estados Unidos basada en el “Big Stick” afectó principalmente a la región:
    2. a) Caribeña b) Sudamericana c) Norteamericana
    1. Requiere de un dominio político directo y de la participación de un ejército de ocupación, nos referimos al:
    2. a) Colonialismo b) Imperialismo c) Desarrollismo
    1. Durante este siglo ocurrió una nueva modificación geopolítica del mundo en beneficio de las potencias de ese entonces:
    2. a) XVI b) XVIII c) XIX
    1. A principios del siglo XX esta potencia basada en el “destino manifiesto” ya desempeñaba un papel hegemónico a nivel mundial:
    2. a) Inglaterra b) Estados Unidos c) Alemania
    1. A este tipo de expansionismo le interesa particularmente la monopolización de la economía a nivel mundial:
    2. a) Colonialismo b) Imperialismo c) Evolucionismo
    1. A las potencias imperialistas les interesa fundamentalmente la práctica del capitalismo:
    2. a) Financiero b) Industrial c) Mercantil
    1. A las potencias imperialistas les interesa en primer lugar poner en práctica la exportación de:
    2. a) Mercancías b) Capital c) Servicios
  1. A las potencias imperialistas les interesa más que nada conseguir el control de los:

a) Gobiernos b) Mercados c) Transportes

Ahora repasa los aspectos más importantes acerca del tema El Fin del Colonialismo Decimonónico.

Sobre el Colonialismo Tradicional recuerda que:

  • El colonialismo tradicional practicado por distintos países europeos desde principios del siglo XVI los llevó a convertirse en las grandes potencias de su tiempo.
  • Con la llegada de la Revolución industrial iniciada en Inglaterra durante el siglo XVIII el colonialismo cobró aún mas fuerza sobre las naciones menos desarrolladas de América Latina, Asia y África.
  • Las grandes metrópolis practicantes del colonialismo obtenían de los países dominados materias primas y mano de obra baratas, pero principalmente la apertura de nuevos mercados.
  • Los Estados Unidos basados en la doctrina Monroe han puesto en práctica su política neocolonialista en países latinoamericanos; incluido por supuesto México, sin embargo, el dominio estadounidense lo observamos tajantemente en la zona del Caribe.
    • El colonialismo tradicional se caracteriza por el empleo de un ejército de ocupación, un dominio político directo y la imposición de nuevas leyes y la cultura de la metrópoli.
    • Los aspectos centrales sobre la división geopolítica mundial a principios del siglo XX son los siguientes:
  • Durante todo el siglo XIX se llevaron a cabo la mayoría de los movimientos independentistas de los países hispanoamericanos, asimismo, durante la citada centuria ocurrió la desintegración del imperio turco-otomano sobre todo a raíz del surgimiento de importantes movimientos nacionalistas en la región de los Balcanes.
  • Durante el siglo XIX también se registra la práctica de la política expansionista por parte de los imperios austro-húngaro, británico y ruso. El expansionismo políticoterritorial de igual manera lo llevaron a cabo Francia, Alemania e incluso Japón.
    • Estados Unidos, al iniciarse el siglo XX, basándose en su doctrina del Destino Manifiesto ha tratado de establecer su hegemonía política y económica a nivel mundial.
    • En cuanto a las características del Imperialismo cabe destacar que:
  • A fines del siglo XIX el colonialismo tradicional cedió su lugar a una “nueva” forma de explotación política y económica por parte de una metrópoli hacia países de poco desarrollo, nos referimos por supuesto al denominado Imperialismo.
  • El Imperialismo tiene como característica fundamental la intención de llevar a cabo la monopolización de la economía por parte de las grandes empresas trasnacionales a través de la práctica del capitalismo financiero.
  • Otra característica propia del Imperialismo es sin lugar a dudas la exportación de capital realizada por las grandes empresas monopolísticas internacionales hacia cualquier parte del mundo.
  • El Imperialismo pretende influir en las tradiciones, la identidad nacional y la cultura de los pueblos sometidos a su control.

1.2 LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL (1914-1918): CAUSAS Y CONSECUENCIAS

La Primera Guerra Mundial fue un suceso que determinó la situación actual de las naciones del mundo que se involucraron en aquella guerra. Por este motivo es importante que conozcamos las causas del conflicto, su desarrollo y las consecuencias que se derivaron a nivel mundial.

Es por ello que debemos reflexionar en cuestiones como las siguientes: ¿sabías que el poderío de los Estados Unidos se incrementó después de la Primera Guerra Mundial?, ¿Te puedes explicar por qué fue este país y no un país europeo el que se convertiría en una potencia mundial? ¿qué relación existe entre la Primera Guerra Mundial, la hegemonía de los Estados Unidos y el surgimiento del socialismo soviético ruso? Veámoslo enseguida.

1.2.1 LAS CAUSAS DE LA GUERRA

El desarrollo tecnológico y la expansión de la Revolución industrial hacia algunas naciones del continente europeo durante todo el siglo XIX se tradujo en una serie de hechos tales como: las contradicciones generadas por la rivalidad de las principales potencias imperialistas que enconaban y nublaban el panorama político y económico europeo de principios del siglo XX, agravado aún más por el choque de las grandes metrópolis que luchaban entre sí por el control de aún más mercados de venta o de nuevas zonas de influencia.

Además de la rivalidad entre las grandes potencias ¿Qué otros hechos antecedieron a la guerra? ¿Cómo se relacionan entre sí?

La exaltación del nacionalismo

Otro fenómeno importante fue el desarrollo de la exaltación de los sentimientos nacionalistas por parte de los Estados europeos, desde luego encabezados por el pangermanismo y el paneslavismo, que los llevaba a rivalizar entre sí, ya que cada nación o etnia del continente europeo se decía ser superior en todos los aspectos con respecto a los demás.

El impulso del nacionalismo también se veía representado por todos aquellos pueblos que deseaban obtener su independencia del imperio austro–húngaro y que precisamente se veían alentados por la política paneslava rusa. Por otro lado, se encontraban las naciones dominadas por el imperio turco-otomano en la península de los Balcanes, en donde además existía el interés de las potencias europeas por lograr el rápido desmembramiento del imperio turco.

Los sistemas de alianza

Otto von Bismarck, el artífice de la unidad alemana, desde fines del siglo XIX, encaminó su política hacia la creación de un sistema de alianzas que beneficiará a su nación. La política de alianzas surgió por el interés que tenía Alemania por aislar política y militarmente a Francia. El gobierno alemán encabezado por el kaiser Guillermo I quien temía un posible revanchismo francés por lo acontecido en 1871, en el que Francia perdió la Guerra franco–prusiana y cedió a los alemanes los territorios de Alsacia y Lorena, ricos en carbón mineral.

El canciller alemán Bismarck instrumentó todo un plan de aislamiento que consistía en establecer alianzas con aquellas naciones más afines a sus intereses.

La primera de estas alianzas ocurrió en 1871 y se le conoció como la Entente de los tres Emperadores integrada por Rusia, Austria y Prusia; sin embargo, esta alianza fracasó debido a las rivalidades existentes entre Rusia y Austria producto de sus mutuos intereses en la región de los Balcanes. En 1878, al romperse el acuerdo, Alemania y Austria–Hungría integraron la dúplice, misma que más tarde, se completó con garantías mutuas de neutralidad entre Alemania y Rusia.

Finalmente, en 1880 se formó la Triple Alianza entre Italia, Alemania y el imperio austrohúngaro. Italia por su parte, también firmó con la Gran Bretaña el Acuerdo del Mediterráneo en contra de los intereses franceses en el norte de África.

En 1891, Rusia y Francia realizaron un acuerdo de ayuda mutua en caso de sufrir algún ataque de Alemania o Italia. Pronto, Inglaterra, que para ese entonces se encontraba practicando su política del espléndido aislamiento, se apartó de ella y se unió a Francia y Rusia, surgiendo así la llamada Triple Entente en el año de 1907.

Todas estas alianzas fueron socavando la confianza entre las naciones europeas; para 1907, se hizo evidente que Europa estaba dividida en dos grandes sistemas de alianzas:

la Triple Alianza y la Triple Entente.

Figura 2. Países de las Alianzas en la Primera Guerra Mundial. Italia perteneció a la Triple Alianza y posteriormente a la Triple Entente (1919).

24

El aumento del armamentismo

El progreso económico e industrial de Alemania logrado a fines del siglo XIX y principios del XX, su sistema de alianzas y su agresiva política armamentista intimidaron a la Gran Bretaña, quien hasta ese entonces, mantenía el liderazgo de la actividad naval mundial. Por esta razón, si bien las grandes potencias europeas “mantuvieron” la paz entre ellas; por otra parte, no dejaron de reforzar su preparación militar incrementando constantemente sus fuerzas terrestres y navales con equipos y armamentos.

Europa vivió así, entre 1871 y 1914 una etapa conocida como la Paz Armada misma que culminaría con el conflicto de 1914 a 1918: la Primera Guerra Mundial.

El origen de la carrera armamentista se debe, como ya lo expresamos en líneas arriba, a la rivalidad naval existente entre Inglaterra y Alemania.

Alemania, pretendía igualar y superar el potencial naval inglés para así poder disputarle el control de las rutas marítimas y el comercio británico de ultramar; con tal fin, el gobierno germano desarrolló un vasto programa de construcciones navales.

Inglaterra consideró la política de construcciones navales como un reto y decidió enfrentarlo con su propia política naval que denominaron dos a uno, esto es, que por cada acorazado alemán. Inglaterra tendría dos. Rusia y Francia participaron, en la medida de sus posibilidades, en la lucha por el control de los mares. Si bien la marina inglesa continuó siendo la líder mundial, el imperio alemán pasó a ocupar el segundo lugar en este aspecto.

Figura 3. El desarrollo de la industria alemana se incrementó en la segunda mitad del siglo XIX. Este cañón producido por las industrias Krupp y exhibido en París en 1867, sirvió años más tarde para atacar a esa misma ciudad en la guerra franco-prusiana. (Tomado de la Formación del Mundo Moderno. Volúmen 1, pág. 560)

1.2.2 EL DESARROLLO DE LA GUERRA

Para la comprensión más cabal, la Primera Guerra Mundial puede dividirse en las siguientes etapas:

La crisis de julio de 1914

¿Cuál fue el suceso que dio inicio a la guerra?

El ambiente político europeo enrarecido por las disputas existentes entre las potencias terminó por nublarse aún más con el asesinato del Archiduque Francisco Fernando y su esposa en Sarajevo (capital de Bosnia) el 28 de junio de 1914.

El homicida fue un joven bosnio (Princip Gavrilo) miembro de la Sociedad Secreta de Serbia “Unión o Muerte”, organización fundada contra el imperio austro–húngaro que venía planeando la creación de una Gran Croacia controlada por los austriacos y por supuesto, en franca contraposición a los intereses de los serbios en la región balcánica.

El Imperio austro–húngaro, convencido de la participación de oficiales serbios en el asesinato del heredero al trono de Austria–Hungría, y después de esperar cuatro semanas para terminar sus preparativos y obtener el apoyo de Alemania, decidió enviar un ultimátum a Serbia el 23 de julio de 1914.

Los serbios, si bien aceptaron la mayor parte de las condiciones en el plazo establecido de 48 horas; por otra parte, comenzaron a realizar movilizaciones de su ejército y Rusia por su lado, inició el apoyo a sus aliados serbios; diez días después, Europa ardía en guerra.

La fase inicial del conflicto: desde principios de la guerra hasta diciembre de 1914

El 2 de Agosto de 1914, con la toma de Luxemburgo, Alemania puso en práctica su Plan Schlieffen que consistía básicamente en invadir a Francia violando la neutralidad de Bélgica y Luxemburgo, pero la resistencia del ejército de Bélgica y las noticias desalentadoras que llegaban del frente europeo oriental (donde Rusia se había movilizado más rápido de lo esperado), así como el fracaso del ejército alemán en el frente occidental (pues no logró poner fuera de combate al ejército francés) determinaron que la guerra se estabilizara en una línea de trincheras, fortines y alambrados.

El fracaso en el frente europeo occidental y los constantes reveses de Austria-Hungría en la Europa del Este propiciaron que los militares cedieran una vez más ante las propuestas diplomáticas que trataban de mover la balanza de la guerra a su favor, conquistando para su causa a las potencias menores que aún no entraban a la guerra.

Para colmo de las potencias centrales, Italia se unió a los países de la Triple Entente, ya que en agosto de 1914 se había declarado neutral, pero para 1915 justificó su decisión de no colocarse al lado de los imperios alemán y austro–húngaro pues este último se anexó las regiones balcánicas de Bosnia y Herzegovina, Italia disgustada por tal hecho, puso precio al apoyo que brindaría a la Triple Entente a la cual solicitó compensaciones territoriales. Italia solicitaba el control sobre el Trentino, el Tirol, el Brennero, Trieste, Istria, Dalmacia, algunas islas de la región, además de territorios en África y Asia que eran propiedad de los imperios turco-otomano y alemán. Estas condiciones de los italianos fueron aceptadas por Francia e Inglaterra con excepción de Rusia. Sin embargo, mediante un tratado secreto firmado en Londres, Italia declaraba la guerra al imperio austro–húngaro para el 20 de mayo de 1915.

La guerra de posiciones y el estancamiento político de 1915 hasta fines de 1916

En 1915 Alemania decretó el bloqueo naval contra Inglaterra, las potencias centrales

– Alemania y Austria-Hungría – lograron en este año algunos triunfos importantes; con el ingreso de Turquía a la guerra al lado de los alemanes y austro-húngaros, se logró la derrota de Rusia, disminuyendo así el abastecimiento de pertrechos militares y de alimentos a los rusos. El bloqueo naval tuvo un éxito regular al producirse el desabasto de alimentos a Inglaterra, pero por otra parte, Alemania no previó que sus acciones en alta mar orillarían a los Estados Unidos a participar en la guerra aliándose a la Triple Entente.

El 7 de mayo el hundimiento del trasatlántico Lusitania en donde iban 120 ciudadanos norteamericanos provocó una serie de reclamaciones por parte del gobierno estadounidense, quien exigió al gobierno alemán que suspendiera la guerra submarina total y volviera a la guerra de los acorazados.

Ante las complicaciones del conflicto, Alemania presionó al presidente Thomas W. Wilson para que mediara una paz negociada. El 27 de mayo de 1916 el presidente estadounidense lanzó por primera vez el lema de una paz sin vencedores ni vencidos, además, propuso la fundación de un organismo internacional para evitar nuevas guerras.

1917 fue un año crucial para las aspiraciones de triunfo de los dos bloques. Por su parte, la población europea comenzó a presionar a sus dirigentes. En Alemania, la escasez de alimentos y la falta de democracia se conjuntaron para propiciar la disidencia y la rebelión interna.

En Inglaterra misma se dejó sentir la falta de alimento y en Rusia la escasez de pan ocasionó un movimiento revolucionario que terminó con el poder del zar y el ascenso de los bolcheviques.

¿Cuáles fueron los sucesos que dieron pauta al declive de la guerra?

La Revolución rusa de 1917 y los esfuerzos rusos en pro de la paz

En el curso del conflicto, en 1917, Rusia abandonó la guerra debido al inicio de la Revolución rusa de 1917. Las presiones de tipo político, económico y sociales provocaron la caída del zarismo en febrero del mismo año; luego, se gestó una lucha por el poder entre el gobierno provisional burgués representado por Alejandro Kerensky y los bolcheviques (ala radical del Partido Social Demócrata ruso) encabezados principalmente por Lenin.

Al triunfo de los bolcheviques en la Revolución de Octubre, Lenin argumentó que la guerra tenía un marcado interés imperialista, y por tanto, no representaba los intereses del proletariado, por lo que Rusia debía desligarse definitivamente de todo compromiso relacionado con la Primera Guerra Mundial.

El 26 de octubre de 1917, el Congreso del Nuevo Estado Soviético Ruso aprobó tres decretos redactados por Lenin en los que se proponía a los pueblos y gobiernos en guerra una paz inmediata sin anexiones ni reparaciones. Por esta razón, Lenin, el 15 de diciembre de 1917 procedió en Brest-Lotovsk a la firma de un armisticio entre Rusia y las potencias centrales.

La entrada de los Estados Unidos a la guerra

Durante los primeros años de la Primera Guerra Mundial, los Estados Unidos se habían mantenido como país neutral, pero el 2 de abril de 1917 se integró al conflicto bélico al lado de la Triple Entente por dos razones fundamentales:

1. Por la intercepción del telegrama Zimmermann, llamado de esta forma por su redactor, el Secretario de Asuntos Internacionales del gobierno alemán. En este documento Alemania ofrecía a México ayudarlo a recuperar los territorios perdidos en la Guerra México-americana de 1847 a 1848. Esta iniciativa alemana tenía como fin el distraer la atención de los Estados Unidos, ya que al involucrarse en un conflicto con México, se vería obligado a descuidar el frente europeo. El gobierno de Washington dirigido por Woodrow Wilson, consideró la propuesta alemana como una grave intromisión que desde luego afectaba los intereses de los Estados Unidos en México.

2. El hundimiento del barco Lusitania por parte de la marina alemana que provocó el rompimiento de relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y Alemania en febrero de 1917. Esto trajo como consecuencia la participación militar de la Unión Americana al lado de los aliados lidereados por Inglaterra y Francia.

La caída de los imperios centrales y la propuesta de los Estados Unidos

Bulgaria y Turquía se unieron el 26 de octubre de 1917 a la propuesta de paz hecha por Rusia y firmada en Brest-Litovsk con Alemania y Austria-Hungría a condición de que en un determinado tiempo también las potencias de la Triple Entente hicieran suyas estas condiciones.

Como era de esperarse, las potencias que integraban la Entente no se interesaron en dicha propuesta, pues desde luego, continuaban defendiendo sus propios fines.

El presidente norteamericano Wilson “preocupado” por la democracia en Europa presentó en enero de 1918 sus famosos Catorce puntos para conseguir la paz, dichos puntos proponen lo siguiente:

  1. Supresión de la diplomacia secreta.
  2. Libertad de navegación en todos los mares y para todos los países.
  3. Libre comercio mundial reduciendo las barreras proteccionistas.
  4. Reducción de los armamentos.
  5. Posibilidad para que todas las grandes potencias puedan realizar sus “justas” aspiraciones coloniales.
  6. Retiro por parte de los imperios centrales de los territorios ocupados en Rusia.
  7. Liberación de Bélgica por parte de Alemania respetando su soberanía y su neutralidad.
  8. Devolución por parte del imperio alemán de Alsacia y Lorena a Francia.
  9. Polonia obtendría su independencia de Alemania quien además le concedería una salida al Mar Báltico.
  10. Austria modificaría sus fronteras en beneficio de Italia quien recuperaría las regiones de Trieste y el Bajo Tirol.
  11. Autodeterminación para los pueblos que componen el imperio austro-húngaro.
  12. Retirada de las tropas austro-húngaras de los países balcánicos ocupados.
  13. Autodeterminación para los pueblos sometidos por los turcos y el derecho de Turquía a poseer un Estado turco libre.
  14. Creación de una Sociedad de Naciones.

Sin embargo, la propuesta de Wilson no satisfizo a ninguna de las partes en conflicto.

En Alemania se decidió un ataque final, el cual se inició el 22 de marzo de 1918. Las tropas alemanas atacaron a ingleses y franceses entre Arras y Saint Quintín abriendo una gran brecha que los puso a 40 km. de distancia de París; no obstante, las tropas alemanas no tenían ya la fuerza suficiente para obtener resultados estratégicos a largo plazo.

A mediados de junio la ofensiva alemana había perdido su fuerza y pasó a la defensiva.

Después de que este conjunto de sucesos determinaron el rumbo de la guerra ¿cómo fue la conclusión de la Primera Guerra Mundial?

El 25 de septiembre los Aliados iniciaron una ofensiva con la participación de las tropas estadounidenses. El éxito alcanzado por dicha ofensiva hizo retroceder al ejército alemán. Ludendorff -principal estratega del ejército germano- temiendo el aniquilamiento total propuso el armisticio y la paz al presidente Wilson; asimismo recomendó la formación de un gobierno parlamentario en Alemania.

Para este momento, la situación en Alemania era caótica, la insurrección de los marinos en Kiel y la formación de la República de Weimar, así como la expansión de la insurrección hacia las principales ciudades alemanas precipitaron la caída del Kaiser Guillermo II. El 11 de noviembre de 1918 la delegación alemana presidida por Ebert firmó el armisticio que ponía fin a la Primera Guerra Mundial en el frente occidental.

En el frente oriental europeo, Austria-Hungría se desmoronó también debido al asedio italiano, por lo que el Estado plurinacional que componía al imperio austro-húngaro se desgajó a partir de octubre de 1918, cuando los pueblos que componían el imperio tomaron el poder, creando las condiciones para que se les reconociera como Estados independientes.

El 3 de noviembre de 1918 Austria firmó también el armisticio con el cual se ponía fin al imperio austro-húngaro.

Los tratados de paz

Las potencias aliadas vencedoras de la Primera Guerra Mundial firmaron por separado y con cada uno de los imperios centrales (Alemania y Austria-Hungría), y luego con Bulgaria y Turquía.

En 1919 se concluyeron los Tratados de Versalles con Alemania; el de St. Germain con Austria y el de Neuilly con Bulgaria. Para 1920 se firmaron los Tratados de Trianon con Hungría y el de Sevres con Turquía (que luego se completó con el Tratado de Laussana firmado en 1923 mediante el cual se reconocía la existencia del Estado turco).

Los de mayor repercusión fueron los de Versalles y el de St. Germain. El Tratado de Versalles es un documento sumamente extenso pues cuenta con quince capítulos con un total de 440 artículos. Fue firmado el 28 de junio de 1919 por Alemania y los aliados en el Salón de los espejos del Palacio de Versalles, lugar donde también se firmaron los acuerdos que pusieron fin a la guerra franco-prusiana en 1871.

En la conformación del Tratado de Versalles destaca la participación de “los cuatro grandes” vencedores de la Primera Guerra Mundial.

− David Lloyd George (Inglaterra) − George Clemenceau (Francia) − Thomas Woodrow Wilson (Estados Unidos) − Vittorio Emanuelle Orlando (Italia)

Pero ¿qué tipos de acuerdos se establecieron en los Tratados de Paz que concretaron el fin de la Primera Guerra Mundial?

Figura 4. La Paz de Versalles (1918). (Tomado de La Formación del Mundo Moderno. Volumen I, pág.577)

Los puntos más sobresalientes del Tratado de Versalles son:

  1. Declarada Alemania culpable de la guerra, se comprometía a pagar indemnizaciones por daños causados tanto a civiles como a los países aliados.
  2. Las reparaciones alemanas debían realizarse en oro o en mercancías.
  3. Alemania perdería sus dominios coloniales de ultramar ya que se le obligaba a ceder sus posesiones de Oceanía a Japón y a los Estados Unidos. Las colonias alemanas en África y Asia se repartirían entre Francia e Inglaterra, a esta última, lecorrespondería el dominio sobre la África Oriental alemana y parte de Togo y Camerún; Francia por su parte, ocuparía el Congo.
  4. Alemania se comprometía a su desmilitarización, para ello, se procedería a la desintegración de su Estado Mayor. Se llevaría a cabo el desarme inmediato de la margen derecha del Rhin. La reducción del ejército alemán estaría controlada por las

potencias aliadas.

  1. Con parte del territorio alemán y ruso se constituyó Polonia como nación independiente integrada por la Prusia polaca, más el llamado “corredor” de acceso al Mar Báltico y la alta Silicia. Además, Alemania reconocía a Danzig como ciudad libre.
  2. Alemania se transformaría en una república.
  3. Alemania restituiría a Francia las regiones de Alsacia y Lorena, Francia además pasaría a controlar la región del Sarre.
  4. Bélgica recuperaba su independencia y pasaría a controlar los territorios del Moresnet, Eupen y Malmedy más una franja del África oriental alemán.
  5. Dinamarca recuperaría los territorios de Sheswig y Holstein.
  6. Se procedería a la integración de la Sociedad de Naciones constituida por las naciones aliadas y neutrales cuyo fin sería resolver por medio del arbitraje todo conflicto internacional, así como vigilar el cumplimiento de los Tratados de Paz. Su sede se ubicaría en Ginebra (Suiza). Sin embargo, los Estados Unidos fieles a la práctica de su política aislacionista decidió no formar parte de esta liga de Naciones.

Figura 5. Caricatura profética: representa a Clemenceau que al salir de la Conferencia de Paz de Versalles, escucha los gemidos de un niño, que se convertiría en soldado en 1940. El Tratado de Versalles que pretendía poner fin a la guerra, sentó las bases de la próxima contienda. (Tomado de La Formación del Mundo Moderno. Volumen I, pág. 577)

Los puntos más sobresalientes del Tratado de Saint Germain (1919) son:

  1. Desaparecía el imperio austro-húngaro y se transformaría en una república con menos de la mitad de sus antiguos territorios.
  2. Austria perdía las regiones de Bohemia, Moravia, Eslovaquia y Rutenia (regiones básicas para la integración de un nuevo Estado europeo: Checoslovaquia).
  3. Yugoslavia se integraba con los territorios de Serbia, Bosnia, Herzegovina, Dalmacia y Eslovenia.
  4. Austria restituía a Italia las regiones del Tirol, Trentino, Trieste, parte de Istria y Fiume. Italia además controlaría las islas griegas del Dodecaneso y Rhodas.
  5. Austria entregaría a Polonia la región de la Galitzia austriaca.
  6. Austria cedía a Rumania las zonas de Kucovina, Bucovina, Besarabia y la Transilvania austriaca.

El resto de los Tratados acordaban los siguientes puntos:

Tratado de Trianon (1920):
  1. Hungría quedaba separada de Austria integrándose como Estado independiente.
  2. Hungría entregaba a Checoslovaquia la comarca de Eslovaquia.
  3. Hungría entregaba a Rumania la Transilvania húngara.
Tratado de Neuilly (1919):
  1. Bulgaria cedía parte de sus territorios a Yugoslavia.
  2. Grecia recibiría las regiones de Tracia, Adrianápolis, Esmirna y la mayoría de las islas del Mar Egeo.
Tratado de Sevres (1920):
  1. Turquía perdía la Tracia oriental y varias islas del Mar Egeo.
  2. Turquía perdía sus posesiones en el Medio Oriente, de esta forma Siria pasaba al dominio francés y los ingleses ocuparían a Irak, Palestina y la Transjordania.
  3. Turquía reconocía la independencia del Hedjaz y de Yemen.

Naturalmente, la nación más descontenta con los resultados de la guerra fue Alemania, por ser la más afectada, pues perdía territorios dentro y fuera de ella.

Figura 6. Fronteras y colonias europeas después de la Primera Guerra Mundial.

¿Qué otras repercusiones generó la Primera Guerra Mundial?

A principios de 1924, Alemania se convulsionó con una serie de hechos políticos tales como la abdicación del emperador alemán Guillermo II y la posterior integración de la Asamblea Nacional que decretó la creación de la República Federal regida por la Constitución de Weimar dirigida por el presidente Ebert (este período republicano finalizó con el ascenso de Hitler al poder en 1933).

Como hemos visto, los resultados de la Primera Guerra Mundial modificaron significativamente el mapa político de Europa.

Dentro de las potencias aliadas vencedoras de la Primera Guerra Mundial observamos cómo los Estados Unidos emergerán como potencia hegemónica mundial, con esto, se rompió el control que Europa detentara desde el siglo XVI.

Otras consecuencias de la guerra fueron: las crisis económicas que sufrieron la mayor parte de las naciones europeas desde el término de la guerra hasta mediados de la década de los treinta; por otra parte, vemos surgir y fortalecerse a los movimientos totalitarios como el fascismo en Italia y el nazismo en Alemania. Estas situaciones de crisis y la creación de gobiernos dictatoriales serán estudiados a fondo en este fascículo en los siguientes capítulos.

1.2.3 LA HEGEMONÍA DE LOS ESTADOS UNIDOS A NIVEL MUNDIAL

Las consecuencias de la Primera Guerra Mundial para los países europeos serán desastrosas, por esta razón Europa cederá su puesto hegemónico del mundo a los Estados Unidos.

Los países europeos se vieron debilitados no sólo por el número de bajas y los altos gastos bélicos realizados, sino también por las fuertes destrucciones ocurridas en los campos y en las fábricas, por la pérdida de barcos y el desgaste de material de transporte, y en fin, por las enormes deudas internacionales contraídas especialmente con los Estados Unidos.

Los países europeos para hacer frente a sus deudas tuvieron que repatriar sus capitales retirando sus inversiones en el extranjero. Más aún, solicitaron apoyo financiero a los Estados Unidos, todo esto evidentemente, consolidó a los Estados Unidos como la primera potencia económica del mundo entero.

La propuesta norteamericana expresada en los Catorce Puntos de Wilson sobre la autodeterminación de los pueblos propició principalmente en la Europa Central una serie de movimientos nacionalistas. Sin embargo, estas nuevas naciones resultaron ser demasiado débiles, con recursos insuficientes para conseguir por méritos propios su independencia y desarrollo económico, por lo que también tuvieron que acudir al apoyo de los Estados Unidos.

Al término de la Primera Guerra Mundial, los Estados Unidos retomaron su tradicional política aislacionista, no obstante esto, la guerra misma, imprimió relevancia mundial a la Unión Americana, tan sólo por citar un caso diremos que Estados Unidos finalizada la guerra, adquirió el predominio militar y naval a nivel mundial.

Después de terminada la guerra, los Estados Unidos no sólo pagaron enteramente sus deudas contraídas con los países europeos (deudas derivadas de antiguos empréstitos e inversiones de todo tipo hechas por las naciones europeas en los Estados Unidos), sino que ahora, los estadounidenses se convertían en la primera potencia hegemónica mundial.

Los Estados Unidos se transformaron en los principales acreedores no sólo de Europa, sino del mundo entero.

Además, se proclamaban como los más importantes árbitros de cualquier conflicto que ocurriese en cualquier parte del planeta y como los principales defensores de la democracia.

Figura 7. El presidente Woodrow Wilson presentó una propuesta de paz a principios de 1918. (Tomado de Historia Gráfica de México. Siglo XX. Tomo 1, pág. 163)

1.2.4 LA RECONSTRUCCIÓN ECONÓMICA DE LOS PAÍSES EUROPEOS CAPITALISTAS

Estados Unidos, primero como país neutral y luego como beligerante, hizo fuertes préstamos en dinero, proporcionó alimentos y vendió diferentes productos a los países europeos, principalmente a los de la Triple Entente, lo que les ayudó a obtener la victoria sobre las potencias centrales y sus aliados; esto provocó que Estados Unidos se convirtiera en el principal acreedor de los países europeos.

Al término de la Primera Guerra Mundial el aparato productivo europeo en general, quedó en crisis, aunque paradójicamente la menos afectada fue Alemania ya que las grandes batallas de la guerra se libraron fuera de su territorio.

Alemania durante el conflicto bélico practicó la llamada economía estatal consistente en el establecimiento del control de las materias primas por parte del Estado, las cuales fueron en su mayoría arrebatadas a los países ocupados; además, el Estado era el encargado de distribuir la mano de obra necesaria para el impulso industrial.

Pero ¿en qué condición se encontraba el resto de los países afectados por la guerra?

La situación de los países europeos capitalistas, con excepción de Alemania, era bastante crítica, no sólo por el gran número de bajas sufrido sino también por la abultada cantidad de heridos que con el tiempo se convirtieron en una pesada carga para sus respectivos países.

Los gastos de la guerra, la destrucción de campos agrícolas, complejos fabriles, vías de comunicación y las deudas contraídas a nivel internacional (principalmente con los Estados Unidos) trajeron como resultado la presencia de una crítica descapitalización, y a consecuencia de ésta, surgió una aguda recesión de la economía, la inflación galopante, la devaluación y altas tasas de desempleo.

El cambio de una economía de guerra a una economía de paz trajo como consecuencia

trastornos socioeconómicos graves.

Fue entonces cuando los países europeos capitalistas de la Europa Central y Occidental realizaron programas de recuperación con el apoyo financiero de los Estados Unidos, lo que vino a reforzar la supremacía mundial de este último.

La forma como se logró el financiamiento de los Estados Unidos a las maltrechas economías europeas fue por medio de ciertos planes económicos diseñados por los estadounidenses, entre los que destacan:

El Plan Dawes (1924) que fue aceptado en la Conferencia de Londres como una respuesta específica a los problemas financieros de Alemania, ya que ésta se resistía a pagar sus deudas contraídas con los aliados -según lo estipulado por el Tratado de Versalles- y con la Unión Americana.

El Plan Dawes solucionó el problema político entre Francia y Alemania, ya que el primero había invadido el territorio del Ruhr en enero de 1923, pues en esta región alemana de la Renania se ubican las más importantes industrias siderúrgicas, metalúrgicas y químicas de Alemania; con tal invasión Francia obligaría a la nación germana a cubrir sus gastos de guerra.

El Plan Dawes le inyectó a la moneda germana cierta estabilidad, gracias a esto Alemania para 1928 pudo cubrir sus deudas con Francia, Inglaterra y los Estados Unidos. Al mismo tiempo, este Plan originó una extraordinaria afluencia de capitales a Alemania siendo los terratenientes y los industriales germanos los más beneficiados.

El Plan Young (1929) reconsideraba básicamente la deuda alemana asignada por el Tratado de Versalles, reduciéndola a tan sólo 116 millones de marcos-oro que serían pagados a un largo plazo de 57 años; sin embargo, debido al inicio de la crisis económica de octubre de 1929, los aliados redujeron sus pretensiones y la deuda alemana quedó establecida a 3 millones de marcos–oro.

Finalmente, Alemania aún con las políticas financieras benignas aplicadas por los Estados Unidos, nunca llegó a cubrir del todo sus deudas internacionales, esto se debe a factores financieros y políticos: los financieros, derivados de la propia crisis económica de los Estados Unidos de 1929-1933; los políticos, señalados por la llegada al poder de Adolfo Hitler a principios de los años treinta, quien de inmediato desconoció lo estipulado por el Tratado de Versalles.

Para que reafirmes lo que has estudiado hasta ahora resuelve el cuestionario subrayando la respuesta correcta:

  • A fines del siglo XIX Europa se encontraba organizada en alianzas, el principal promotor de ellas fue el canciller prusiano:
    1. a) Bismarck b) Guillermo II c) Hindenburg
    1. El asesinato del heredero al trono de Austria-Hungría Francisco Fernando ocurrió en:
    2. a) Sarajevo b) Croacia c) Viena
    1. La anexión de Bosnia y Herzegovina por parte del imperio austro-húngaro propició que Italia en 1915 decidiera colocarse al lado de la:
    2. a) Triple Alianza b) Triple Entente c) Triple Concordia
    1. Las potencias centrales entre 1915 y 1916 obtuvieron importantes victorias en el frente oriental europeo al derrotar a:
    2. a) Rusia b) Japón c) Turquía
    1. El telegrama Zimmermann y el hundimiento del Lusitania fueron las causas que provocaron que este país en 1917 entrara a la guerra al lado de los aliados.
    2. a) Rusia b) Bulgaria c) Estados Unidos
    1. A principios de 1918 el presidente de los Estados Unidos presentó una propuesta de paz compuesta de catorce puntos, nos referimos a:
    2. a) William H. Taft b) Henry Lane Wilson c) Thomas W. Wilson
    1. El Tratado de Paz firmado en 1919 entre Alemania y los aliados fue firmado en:
    2. a) Viena b) Versalles c) Berlín
    1. Una vez concluida la Primera Guerra Mundial, para evitar futuros conflictos a sugerencia de los Estados Unidos fue creada la:
    2. a) Liga de las Naciones b) Paz Armada c) Sociedad para la Paz
    1. Con el fin de la guerra los Estados Unidos retoman su tradicional política aislacionista y aún así este país se convirtió a nivel mundial en:
    2. a) Tradicionalista b) Hegemónico c) Proteccionista
  1. Los Planes Dawes y Young tenían como fin propiciar la recuperación económica europea, el país más apoyado por estos Planes fue:

a) Grecia b) Turquía c) Alemania

1.2.5 LA EMERGENCIA DEL SOCIALISMO SOVIÉTICO RUSO
Las causas de la Revolución rusa de 1917

Si obreros y campesinos habían ido a la Primera Guerra Mundial con gran satisfacción ¿qué fue entonces lo que propició el descontento y la desligitimación del gobierno zarista? La respuesta a este cuestionamiento tiene varias aristas, pero sólo mencionaremos aquellos puntos que incidieron directamente en el conflicto ruso:

  • La práctica de un gobierno autocrático por parte del zar Nicolás II.
  • La permanencia de antiguas prácticas sociales como lo eran los derechos feudales de la aristocracia rusa sobre los campesinos.
  • El surgimiento de un movimiento obrero.
  • El desprestigio del gobierno zarista ante los fracasos de Rusia de 1915 y 1916 en la Primera Guerra Mundial.

¿Cómo se desarrollaron los movimientos revolucionarios rusos?

Los antecedentes: La Revolución de 1905

En 1905 el gobierno autocrático del zar Nicolás II se enfrentó a un vasto movimiento de insurrección que encabezaron los obreros de Petrogrado. Como el ánimo de la mayoría de la población no había sido ganado por los revolucionarios, el movimiento de rebeldía fue reprimido y sofocado, pero el zar Nicolás II tuvo que aceptar la puesta en práctica de ciertas reformas políticas, para esta época se integró una Duma, (especie de parlamento ruso en donde todavía prevalecía la voluntad del zar ya que la Duma se integraba en su mayoría con miembros de la nobleza).

Esta primera revolución la vemos continuarse en 1917, pues se habla de que en este año hubo cuando menos dos revoluciones: una democrático-burguesa encabezada por Alejandro Kerensky; y otra de carácter social, que llevaría a Lenin y a los bolcheviques al poder.

La Revolución de febrero

En febrero de 1917 la escasez de pan en Petrogrado dio el impulso definitivo para el estallido de un gigantesco movimiento de huelga que, después de inútiles intentos de represión, desembocó en una insurrección abierta. Como los soldados se pasaban a las filas de las masas trabajadoras había que descartar la idea de sofocar el movimiento insurreccional, que ya se había extendido a Moscú y a todas las grandes ciudades del país.

Al no poder sofocar la insurrección, la Duma, procurando salvar lo salvable y luego de ponerse de acuerdo con el Soviet de Petrogrado, a principios de marzo lanzó una convocatoria para la conformación de un Congreso constituyente.

Este mismo día el zar Nicolás II abdicó a favor de su hermano el Gran Duque Miguel, el cual a su vez abdicó al día siguiente , lo sustituyó un gobierno provisional burgués; el régimen zarista de los Romanof había sucumbido sin casi luchar.

El gobierno provisional burgués encabezado por Alejandro Kerensky urgió a los mencheviques a sofocar cualquier intento de insurrección proletaria, su objetivo era retornar a la Primera Guerra Mundial, pero se enfrentó al poder del soviet de Petrogrado donde prevalecía el interés por la pronta paz.

La posibilidad de una revolución social en los países beligerantes, como lo había pedido el soviet de Petrogrado, introdujo en la guerra nuevos elementos de juicio para los estadistas. Uno de los más sobresalientes fue sin duda la decisión del presidente norteamericano Thomas W. Wilson de declararle la guerra a los alemanes el 2 de abril de 1917.

¿Cuáles fueron los hechos que concretaron la implementación de una república socialista soviética?

Las Diez Tesis de abril de Lenin

Alemania, que veía en la Revolución rusa un gran alivio en el frente oriental europeo autorizó a Lenin y a todo un grupo de sus seguidores a trasladarse a Rusia a través de Suecia. El 3 de abril de 1917 llegó Lenin finalmente a Petrogrado.

Al día siguiente, el 4 de abril, Vladimir Ilich Ulianov –Lenin- habla ante el soviet de Petrogrado y expone las que con el tiempo se convertirían en las famosas Diez Tesis de abril de Lenin, las cuales plantearon lo siguiente:

  1. La guerra para el gobierno provisional es una guerra imperialista. Renuncia total a las anexiones, propaganda contra la guerra y fraternización con los soldados enemigos.
  2. Debemos quemar las etapas, la actual revolución burguesa debe cederle el paso a la revolución proletaria.
  3. Ruptura con el gobierno provisional de Kerensky.
  4. Frente al optimismo de los dirigente bolcheviques, reconocimiento de su precaria situación de “minoría” como acicate para superarla.
  5. El nuevo régimen debe ser una República de los soviets.
  6. La tierra debe ser para los soviets campesinos y para los obreros agrícolas.
  7. Nacionalización de la banca controlada por los soviets.
  8. De momento no es posible instaurar el socialismo, pero sí la intervención total de los soviets en la producción y en la distribución.
  9. Nuevo congreso del Partido, nuevo programa, nuevo nombre: Partido Comunista.
  10. Nueva internacional obrera, no ligada a los intereses de los social-demócratas.

Figura 8. Lenin: “El nuevo régimen debe ser una república de los Soviéts”. (Tomado de Historia Universal, pág.339)

La Revolución de octubre

El gobierno provisional encabezado por la burguesía se empeñaba en continuar en la guerra, por lo que los bolcheviques lanzaron entonces la consigna de una paz sin anexiones ni reparaciones; inmediatamente surgió la reacción del gobierno provisional, por esta razón, para el otoño se inició en Rusia una nueva fase de la revolución.

El gobierno provisional de Alejandro Kerensky tomó varias medidas políticas y militares en contra del Soviet de Petrogrado. Lenin tuvo que huir para evitar ser detenido, pero con ello sólo radicalizó al pueblo que deseaba la inmediata paz.

Ante el caos generado, el general Kornilov intentó dar un golpe de Estado y adueñarse del poder, por lo que el cuerpo armado del Soviet (la Guardia Roja) fue reforzado.

En octubre, gracias a una decisión del Comité Central del Partido Comunista, la Guardia Roja fue empleada para adueñarse de la guarnición de Petrogrado, eliminando a las autoridades regulares. En las primeras horas de la mañana del 25 de Octubre el Comité Revolucionario Militar dirigido por León Trotsky ocupó todos los puntos estratégicos e importantes de Petrogrado. Según el plan, rodearon al Palacio de Invierno donde se hallaba el gobierno provisional y lo tomaron, Kerensky logró escapar poniéndose a salvo.

En el Segundo Congreso Panruso de los soviets se debía enfrentar a una nueva realidad, el predominio de los bolcheviques era un hecho consumado. El 26 de octubre, el Congreso aprobó tres decretos redactados por Lenin, en los que se proponía a los pueblos y gobiernos en guerra: “una paz inmediata sin anexiones ni reparaciones”; se decretaba además, la expropiación sin indemnizaciones de la tierra a favor de las comunidades rurales, así como también la creación de un Consejo de Comisarios del Pueblo, destinado a asumir el poder Ejecutivo hasta la integración de la Asamblea Constituyente.

Este proceso revolucionario, casi incruento, propició el definitivo triunfo de los bolcheviques, la tarea prioritaria de éstos era ahora reorganizar el gobierno y neutralizar a los adversarios reunidos entorno al partido menchevique.

La tarea fundamental de Lenin en materia de política interna e internacional era conseguir la paz. Para el 15 de diciembre de 1917, en Brest-Litovsk, Rusia y las potencias centrales firmaron un armisticio.

Figura 9. Esta caricatura representa los afanes de Lenin por eliminar los tratados diplomáticos secretos y por lograr la paz.

Revisa los siguientes cuadros y reconocerás los contenidos más importantes sobre las causas y consecuencias de la Primera Guerra Mundial.

Las causas de la guerra son:
  • El enfrentamiento entre las grandes metrópolis por el control de los mercados de venta o de nuevas zonas de influencia política y económica.
  • La exaltación de los sentimientos nacionalistas.
  • Las contradicciones que presentaban los sistemas de alianza.
  • La carrera armamentista emprendida por las grandes potencias desde fines del siglo XIX y manifestada en la llamada Paz Armada.

Durante el desarrollo de la guerra destaca:

La crisis de julio Provocada a raíz del asesinato del heredero al trono de
de 1914 Austria-Hungría, Francisco Fernando.
La fase inicial Se observa un relativo éxito alemán sobre los franceses;
asimismo ocurren serios reveses de los austro-húngaros
en el frente oriental europeo. Italia, a cambio de ciertas
condiciones, pasa a ser integrante de la Entente.

La guerra de Alemania establece un bloqueo naval a Inglaterra, posiciones y el Turquía se une a las potencias centrales. Rusia es estancamiento derrotada, Estados Unidos inicia su intervención en la político guerra al lado de los aliados.

Respecto a la hegemonía de Estados Unidos y la reconstrucción capitalistaeuropea, lo principal es que:
  • Después de finalizada la Primera Guerra Mundial los países europeos cederán a los Estados Unidos su hegemonía tanto política, como económica a nivel mundial.
  • Estados Unidos después de la guerra retornó a su aislacionismo tradicional, Sin embargo, se transformó en la primera potencia hegemónica a nivel mundial. Por lo tanto, se convertían en el principal árbitro ante cualquier conflicto internacional y en los defensores de la práctica democrática.
  • La mayoría de los países involucrados en la Primera Guerra Mundial al término de la misma, mostraban una aguda crisis económica y financiera manifestada por la descapitalización, la recesión, inflación, devaluación y un fuerte desempleo.
  • La recuperación económica europea y principalmente la de Alemania estuvo apoyada por los Estados Unidos a través de los Planes Dawes y Young.

1.3 EL PROCESO HISTÓRICO DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA (1910-1920)

Para comprender la Revolución Mexicana como un proceso histórico, es necesario partir de cuestionamientos como: ¿cuál fue el contexto internacional en que se desarrolló este movimiento? ¿Cuáles fueron sus antecedentes nacionales y cómo fue su evolución?, ¿Qué resultados se observaron? En este tema daremos respuesta a dichas interrogantes y tendremos elementos para reflexionar sobre el carácter que tuvo la Revolución Mexicana.

1.3.1 MÉXICO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL Y NACIONAL A FINES DEL SIGLO XIX Y PRINCIPIOS DEL XX

Durante el siglo XIX, después de conseguida la Independencia de México del imperio español, la presencia de Europa y de los Estados Unidos se manifestó mediante la intervención militar, la realización de préstamos o bien mediante la inversión directa de capitales.

A partir del triunfo de la república logrado en 1867, ante la búsqueda de soluciones a la anarquía imperante, (heredada desde la Independencia), propició que el gobierno de Juárez simpatizara con la filosofía del positivismo basada en la propuesta del orden y progreso. Con la llegada de Porfirio Díaz al poder el positivismo se convirtió en la ideología del Estado, y desde luego, repercutió en el afrancesamiento de la clase en el poder.

Durante el porfiriato la inversión extranjera en nuestro país estuvo representada principalmente por los capitales franceses, alemanes, ingleses y estadounidenses.

En contra de las condiciones de privilegio de estas inversiones, la injusticia y la carencia de democracia, la nación se pronunció con el levantamiento de 1910. La presencia de fuerzas extranjeras se hizo más evidente, pues ellas pretendían conservar sus privilegios y defender sus intereses. En 1913 el gobierno estadounidense pretendiendo inmiscuirse en los asuntos internos de México ordenó la ocupación de Veracruz. Para 1915 el gobierno alemán alentó las esperanzas de los nacionalistas a quienes prometía ayuda económica y militar para recuperar los territorios expoliados a México en 1848 por Estados Unidos.

Los gestos “amistosos” de Alemania hacia la nación mexicana tuvieron éxito, pues Carranza permitió la propaganda de esta nación en el país para contrarrestar la política intervencionista estadounidense. En enero de 1917 Arthur Zimmermann fraguó una alianza con el gobierno carrancista que constaba de cuatro puntos:

  • Hacer la guerra y la paz juntos.
  • Instalar bases navales en México contra los Estados Unidos.
    • Recuperar los territorios que Estados Unidos había arrebatado a México en el siglo
    • XIX.
  • Atraer a Japón al lado de Alemania por intermediación de Carranza.

México se vio envuelto en una disputa de carácter internacional entre las potencias beligerantes. Estados Unidos, creyendo que Alemania le estaba creando dificultades a sus espaldas le declaró la guerra el 2 de abril de 1917.

¿Qué implicaciones tuvieron estos sucesos en nuestro país?

Estos acontecimientos nos permiten entender que la reorganización mundial de los países más avanzados determinó los parámetros que poco a poco fueron creándose para perfilar y consolidar la sociedad actual: cambios que en el ámbito social, político y económico repercutieron en el desarrollo de México.

1.3.2 LOS ANTECEDENTES: EL ÚLTIMO PERÍODO PORFIRISTA

En septiembre de 1910 el gobierno de Porfirio Díaz festejó el primer centenario de la Independencia de México. Los periódicos de la época elogiaban su papel por el enorme progreso económico y la estabilidad social. Así mismo, los extranjeros invitados a presenciar las manifestaciones públicas de apoyo al “prohombre” constataban la fortaleza del gobierno. Deslumbrados por los desfiles militares, bailes suntuosos y demás demostraciones de júbilo era difícil imaginar que en unos cuantos meses ocurrirían una serie de acontecimientos militares y diplomáticos que derrumbarían al gobierno de Porfirio Díaz.

¿Cuál era el panorama que tenía la élite gobernante sobre el país desde la Ciudad de México? ¿Cuáles eran las condiciones de vida de los diversos sectores sociales que irrumpieron violentamente en la escena pública después de 1910?

Para la élite gobernante de la Ciudad de México era fundamental controlar, a cualquier costo, la gran cantidad de caudillos y caciques regionales y locales, caracterizados por su permanente rechazo al gobierno central y su proclividad a la rebelión. Estos grupos mantenían la tradición levantisca propia de los movimientos militares del siglo XIX. Pero era necesario mantener el orden como condición de progreso, postergando para otros tiempos las libertades democráticas, sólo para cuando la sociedad estuviese lo suficientemente madura. Lo que requería la nación era la constitución de un gobierno fuerte que sometiera a los poderes regionales.

Para lograr dicho objetivo, Porfirio Díaz desarrolló dos distintas políticas. Primero, buscó aliarse a los principales caciques invitándolos a colaborar con su gobierno y ofreciéndoles los beneficios del progreso; Para aquéllos que defendían su autonomía regional y se oponían a la intromisión del gobierno central en los asuntos internos de su terruño entonces les declaraba la guerra.

Fue tal el éxito de esta política que la mayoría de los Estados estaban controlados por los jefes políticos, amigos íntimos de “Don Porfirio”.

Con la apertura de nuevas líneas de ferrocarril, particularmente las financiadas por capitales estadounidenses, se presentó un doble fenómeno: se fortaleció el mercado interno, ya que el ferrocarril conectó a diversas regiones permitiendo la comercialización de los productos de las haciendas agrícolas y ganaderas, de las minas e industrias.

Además, se apreció un enorme crecimiento de sectores productores de materias primas de exportación.

En el centro-sur del país esta necesidad de producción a gran escala provocó la expansión territorial de las haciendas sobre las comunidades indígenas y, en el norte, el crecimiento de las grandes haciendas agroexportadoras se expandió sobre las propiedades pequeñas y medianas generando un verdadero conflicto, debido a las enormes facilidades que fueron otorgadas a los aliados de Porfirio Díaz para expandirse. Por otro lado, el acelerado crecimiento de las líneas férreas aumentó la presencia del poder central en los asuntos políticos de las provincias que, tradicionalmente, mantenían una importante autonomía respecto a las decisiones políticas de la capital, mediante la agilización de la transportación del ejército y la policía rural a cualquier punto de la República.

Las leyes de colonización de terrenos baldíos, publicadas en 1883 y 1894, permitieron que un grupo reducido de grandes terratenientes, nacionales y extranjeros, se apropiaran de enormes extensiones de tierra, relegando de ese beneficio a importantes sectores de terratenientes provinciales y a la clase media. Fueron tantas las facilidades otorgadas a la inversión extranjera que para 1902 ellas dominaban la industria, el comercio, el transporte, la minería, la producción maderera, y tenían en su poder aproximadamente 48 millones de hectáreas de las mejores tierras.

¿Qué consecuencias tuvo esta política seguida durante el porfiriato?

A nivel diplomático, Estados Unidos, Inglaterra y Francia confiaban en la capacidad de Díaz para mantener las condiciones de paz social, indispensables para la inversión de sus capitales. Sin embargo, la política internacional de Díaz sufrió un vuelco nacionalista: la enorme inversión estadounidense aumentaba el control de innumerables industrias, minas y haciendas; la conexión de las principales líneas férreas con la frontera norte beneficiaba a los Estados Unidos en detrimento de la economía nacional. Díaz trató de equilibrar las inversiones extranjeras en México negociando nuevos contratos con naciones europeas, particularmente con Inglaterra. Algunos sectores de inversionistas estadounidenses, sobre todo los grandes bancos, retiraron su apoyo político, especialmente a raíz de la nacionalización de los ferrocarriles en 1908 y la creación posterior de la empresa Ferrocarriles Nacionales de México.

La política de concentración del poder y de la riqueza generó la aparición de movimientos de inconformidad entre los diversos sectores de la sociedad. En el norte, los trabajadores mineros y ferrocarrileros, a pesar de percibir los salarios más altos, manifestaban la falta de garantías laborales a lo que adicionaban un marcado nacionalismo ante los malos tratos de los capataces extranjeros.

Por otra parte, algunos grandes, medianos y pequeños hacendados rancheros que fueron afectados sistemáticamente por la expansión territorial, el control comercial y político del grupo de hacendados cercanos a Don Porfirio pugnaban por mayores libertades políticas que les permitieran tener acceso a los puestos públicos de primer nivel en el gobierno. Las demandas de estos sectores norteños se toparon una y otra vez con una estructura gubernamental impenetrable. Fue precisamente en el norte del país donde surgió un movimiento armado auspiciado y encabezado por un hacendado de renombre: Francisco I. Madero.

Aún contra la oposición de magnates estadounidenses, dueños de poderosos bancos e industrias, el presidente Taft y su gobierno continuaron apoyando hasta el final a Díaz; Sin embargo, los conflictos con estos sectores fueron decisivos durante los meses en que Francisco I. Madero preparó su levantamiento militar en noviembre de 1910 desde la frontera norte, y con el apoyo de banqueros con quienes realizó proyectos financieros, además de la complacencia del gobierno estadounidense.

Las haciendas crecieron a expensas de las propiedades comunales de los pueblos indígenas; crecimiento manifestado desde la época colonial que ha heredado a esta región una tradición de litigio contra la sistemática usurpación de las tierras por parte de los hacendados. Sin embargo, se desarrollaría toda una campaña tendente a expropiar las tierras de las comunidades indígenas a favor de los hacendados, de tal manera que todos los pleitos legales por límites de tierras y otros problemas agrarios serían fallados inexorablemente a favor de los hacendados.

Fue Díaz quien acabó con la tradición ancestral de los pueblos indígenas: la libertad de nombrar a sus representantes. Díaz impuso autoridades municipales, quienes se hacían respetar con el apoyo de la policía o el ejército, provocando un clima de tensión permanente. Esta política desencadenó la desconfianza en la legalidad por lo que algunos pueblos indígenas se rebelaron abiertamente contra el gobierno.

A mediados del año de 1900 surgió un grupo de jóvenes intelectuales miembros del periódico Regeneración, en cuyas páginas criticaban la dictadura del porfiriato además de agudos artículos contra la corrupción y “contra la mala administración de la justicia” Regeneración comenzó a lanzar consignas antireeleccionistas. En 1901 se constituyó el Partido Liberal Mexicano (PLM), cuyos principales dirigentes fueron los hermanos Flores Magón, Práxedis Guerrero, Camilo Arriaga, Juan Sarabia, Antonio Díaz Soto y Gama, Ponciano Arriaga, entre otros. La persecución, la destrucción de sus imprentas y el encarcelamiento de algunos miembros obligaron al núcleo central del PLM a trasladarse a Estados Unidos en donde fue radicalizando sus opiniones políticas hasta hacer un llamado a la insurrección armada del pueblo. Estas consignas no quedaron en el aire ya que en sus múltiples clubes clandestinos se prepararon diversos intentos de levantamiento armado entre 1906 y 1908, entre éstos destacan particularmente las huelgas de Cananea y Río Blanco además de los levantamientos en Baja California y Chihuahua.

Se trataba de movimientos armados que incitaban al pueblo a derrocar al gobierno a través de una revolución social que restableciera la democracia. Sin embargo, en todas las ocasiones las conspiraciones fueron descubiertas y reprimidas duramente. En Estados Unidos los magonistas, por ejemplo, fueron perseguidos y encarcelados.

Incluso, tendríamos que mencionar que también el movimiento maderista asumió una de las consignas magonistas con respecto a la “no reelección” y otras demandas políticas formuladas en los programas del PLM; algunos magonistas vieron la oportunidad de levantarse en armas uniéndose al maderismo.

¿Quién fue Francisco I. Madero? ¿Cual fue su plan que atrajo a los opositores de Díaz y cómo logró derrotarlo en tan poco tiempo?

51

1.3.3 LA REVOLUCIÓN MADERISTA

La imagen que hasta hace poco tiempo se tenía de Madero era la de un pequeño terrateniente, idealista, romántico e ingenuo, que cautivó a la población mexicana en su tenaz oposición a la dictadura porfirista, logrando derrotar a Díaz con un pequeño ejército de rancheros y campesinos mal armados. Sin embargo, Francisco I. Madero fue miembro de una de las familias más ricas de México; administrador de una de las haciendas de su padre, que logró convertir en una de las más productivas, ya que introdujo nuevas técnicas agrícolas, incorporó relaciones laborales modernas, brindó educación obligatoria y asistencia médica a la gente que empleaba.

El propósito de Madero al asumir las ideas del liberalismo, rompía con la visión tradicional de los hacendados, particularmente con la improductividad existente en grandes extensiones de tierra, esto es: se enfrentaba con la visión tradicional que asume la propiedad de la tierra como una posibilidad de adquirir prestigio. Para Madero, la tierra y su explotación, eran una empresa productiva generadora de ganancias para el propietario. Bajo los efectos de una ideología liberal, pensaba que había que romper con todas las trabas económicas y sociales que impidieran la modernización de la sociedad mexicana.

Madero criticaba al gobierno porfirista, principalmente por excluir de la vida política a numerosos ricos comerciantes, intelectuales, industriales, profesionistas y hacendados modernos de la capital y de las provincias que pugnaban por reformas en la vida nacional, especialmente por recuperar uno de los principales ideales del liberalismo: la democracia.

No se trata de exaltar un supuesto nacionalismo antiestadounidense de Madero. Si bien es cierto que se oponía a la monopolización de la tierra y las industrias por ciertos grupos de magnates estadounidenses, como fue el caso de: la Compañía Constructora Richardson, que en Sonora era propietaria de 397,460 hectáreas; de las propiedades de

E.H Harriman y sus socios Stillman y William Rockefeller; la de Wheeler Land Company dueña de 580 000 hectáreas; la Compañía Rascon poseía 540 000 hectáreas en Coahuila, y William Jenkings y Jonh Blosker eran propietarios de más de 494 800 hectáreas.

También es cierto que Madero mantenía negocios con un grupo de importantes magnates de San Antonio Texas; por ejemplo, compartía acciones en el Banco de Coahuila con los propietarios del First National Bank, quienes negociaron un contrato con Colis Huntington y el International Railroad, a favor de Madero para la explotación de las minas de carbón y cobre de la población de Sabinas (Coahuila).

No es gratuito que Madero se refugiara en San Antonio Texas, desde donde lanzó su llamado a la insurrección armada en noviembre de 1910. Friedrich Katz1, afirma que Madero compartía con Díaz y el grupo de los “científicos” una misma visión del mundo, ya que Madero pensaba que para modernizar al país era indispensable el flujo continuo de las inversiones de capital extranjero, sólo habría que reglamentarlo para impedir los abusos de los monopolios.

Para modernizar al agro mexicano era necesaria la existencia de las grandes propiedades, sólo habría que racionalizarlas para lograr convertirlas en empresas modernas y lucrativas. Por supuesto, éstas serían administradas por hacendados progresistas y justos. En suma, Madero creía que el sistema imperante era el único racional, por lo que habría que conservarlo. Sus diferencias radicaban en la postergación que Díaz dio a la apertura democrática, mientras que Madero pensaba que la modernización del país se daría con la introducción de la democracia.

¿Cómo se inició el enfrentamiento entre Madero y Porfirio Díaz?

En 1910 se abría un proceso electoral para elegir presidente de la República (tras un período extenso de reelecciones para Díaz, y sin opositor político desde su ascenso al poder en 1876). Ello se debió a que Porfirio Díaz no permitió la conformación de partidos políticos; en ocasiones permitía un cierto juego político, pero sólo lo hacía con el fin de descubrir a quienes se le oponían para perseguirlos, encarcelarlos, deportarlos o incluso asesinarlos. Para 1910, la pelea entre los hombres de su gabinete era por la vicepresidencia, sobre todo, porque creían que Díaz moriría muy pronto de viejo.

Arriesgándose a éstos y otros peligros, Francisco I. Madero fue postulado por la Convención Nacional del Partido Antirreeleccionista como candidato presidencial, y como vicepresidente, a Francisco Vázquez Gómez para las elecciones de 1910.

Madero logró atraer la atención de los opositores de Díaz al publicar, en 1909: “La sucesión presidencial de 1910”. En él, sentó las bases para la formación de un partido reformista de oposición. Friedrich Katz resume en unas cuantas líneas la posición de Madero ante las próximas elecciones: “En este libro Madero afirmó que los problemas

1 KATZ, Friedrich. La guerra secreta en México. Vol 1.

fundamentales de México eran el absolutismo y el poder irrestricto de un hombre. Sólo la introducción de la democracia parlamentaria, un sistema de elecciones libres y la independencia de la prensa y los tribunales serían capaces de transformar a México en un Estado democrático moderno”.

La candidatura de Madero no fue tomada en serio por Porfirio Díaz. A éste le preocupaba más Bernardo Reyes, quien realizaba una campaña para ocupar el cargo de vicepresidente. Este hombre contó con el apoyo de una buena parte de la clase media, jóvenes intelectuales, oficiales del ejército y abogados. Durante su candidatura criticó a los “científicos” pero no a Díaz. El movimiento reyista fue cobrando popularidad, hasta que Díaz le comunicó el desacuerdo de su candidatura, manifestándole que no contaría con su apoyo, por lo que tendría que decidir entre enfrentársele o retirarse de la campaña electoral. Reyes optó por un cargo diplomático en Europa, se retiró de la contienda electoral, beneficiando enormemente a Madero puesto que la oposición ya no estaría dividida.

La campaña de Madero por todo el país se intensificó; en ésta, formuló una posición democrática: “el pueblo no deseaba pan sino libertad”, aglutinando en su campaña a la clase media a través de la consigna que lo popularizó: “Sufragio efectivo, no reelección”. Pero en la medida en que se acercaba la fecha de las elecciones, crecía la preocupación del general Díaz por la popularidad de Madero. Para evitarse complicaciones, lo mandó detener y encarcelar mientras pasaban las elecciones. Una vez saneado el escenario, se consumó una vez más la reelección de Díaz.

Madero fue puesto en libertad bajo fianza con la condición de que permaneciera en San Luis Potosí. Sin embargo, para octubre de 1910, se dirigió a la frontera norte del país disfrazado de ferrocarrilero, refugiándose en San Antonio, Texas al amparo de algunos banqueros yanquis, fue ahí donde promulgó el Plan de San Luís.

¿Qué establecía Francisco I. Madero en el Plan de San Luis Potosí?

En dicho plan recogía las demandas que diversos sectores de la población habían enarbolado durante su campaña electoral y al mismo tiempo llamaba al pueblo de México a levantarse en armas contra la dictadura porfiriana a partir del 20 de noviembre.

Los contenidos más sobresalientes del Plan de San Luis son:

  1. Se declaran nulas las elecciones para presidente y vicepresidente de la República celebradas en junio y julio de 1910.
  2. Se desconocía al gobierno de Porfirio Díaz vigente.
  3. Restitución de tierras a los indígenas quienes además recibirían una indemnización por los perjuicios sufridos. Sólo en caso de que esos terrenos hayan pasado a terceras personas antes de la promulgación de este Plan, los antiguos propietarios recibirían indemnización de aquéllos en cuyo beneficio se verificó el despojo.
  4. Se declara Ley Suprema de la República el principio de la “No reelección”.
  5. Nombramiento de Francisco I. Madero como presidente provisional.

El Plan de San Luis no sólo incorporó las demandas iniciales de Madero para las clases medias sino que vislumbró un plan nacional que incluía las demandas de todos los sectores sociales de México. Con dicho texto pretendía representar un sinnúmero de brotes de descontento gestados en diversas regiones del país. Con todo, el 20 de noviembre no ocurrió el levantamiento como lo esperaba Madero; apenas unos cuantos grupos tomaron las armas y fueron materialmente aniquilados y dispersados por el ejército y la policía porfirista. Sin embargo, Madero reinició con mayor ahínco su trabajo de organización y de apoyo monetario para armar a los grupos que se fueron constituyendo, sobre todo en la zona norte del país e intentó contactarse con aquellos grupos que sabía estaban a punto de tomar las armas.

Entonces ¿Cómo se dio el triunfo de Madero sobre el gobierno porfirista?

En un tiempo muy corto surgieron movimientos en todo el país. En el norte, Villa y Orozco comenzaron a vencer sistemáticamente al ejército federal. Esto se explica de alguna manera por dos razones: primero, por las enormes dificultades para mantener activas a las tropas y su pesado armamento en una región lejana que no conocían, además de contar con una oficialidad que pasaba de los 80 años de edad; así como la negligencia para acatar las órdenes por un ejército constituido con soldados que iban a pelear por una causa que no compartían.

Las victorias de las fuerzas maderistas empezaron a caer en cascada: Chihuahua, Durango, San Luis Potosí, Zacatecas, Sonora, Tamaulipas, Istmo de Tehuantepec, Veracruz, Morelos y Guerrero. El momento crucial se presentó cuando las tropas villistas y orozquistas tomaron Ciudad Juárez el 10 de mayo de 1911. Madero pudo cruzar la frontera, con la tolerancia de los Estados Unidos, y estableció su gobierno provisional, lo que le permitió mantener el mando de la Revolución y evitar que se desbordara por toda la República, estableciendo contactos con grupos que no mantenían ninguna relación con él.

Los Estados Unidos vieron crecer la insurrección maderista y los inútiles esfuerzos de Porfirio Díaz por controlarla. Así, para proteger sus intereses mandaron estacionar en el Puerto de Veracruz algunos buques de guerra, con lo que creció la tensión y la unión de los revolucionarios, ya que creían que Díaz estaba fraguando una invasión, junto con los Estados Unidos.

Justamente cuando las fuerzas revolucionarias se encontraban en una situación ventajosa ante el ejército porfirista, Madero inició una serie de negociaciones con los representantes del gobierno para definir las condiciones de un acuerdo que frenara un movimiento que nadie podría controlar (por lo menos esto pensaban los porfiristas y una importante fracción de los maderistas). Así fue que se firmó el Tratado de Ciudad Juárez el 21 de mayo de 1911, a seis meses del levantamiento armado. Con la firma del Tratado finalizó el gobierno de Díaz.

¿Qué puntos se establecían en dicho Tratado?

El Tratado de Ciudad Juárez implicaba la salida del presidente y de su vicepresidente, Ramón Corral, pero incluía la permanencia de todo el aparato administrativo, militar y judicial del Estado porfirista; En contraste, Madero aceptaba que se formara un gobierno provisional que organizara las próximas elecciones, además de aceptar el compromiso de licenciar a las tropas revolucionarias. Madero logró que gran cantidad de ciudadanos acudieran a las urnas (hasta la fecha no ha existido una votación tan nutrida para la elección de presidente de la República).

1.3.4 EL GOBIERNO MADERISTA

Madero excluyó de su gobierno a la mayoría de jefes políticos y militares que hicieron posible la derrota de Díaz, sus ejércitos fueron desarmados, y sólo en algunos casos les dieron nombramientos militares a sus líderes, quienes tampoco fueron incluidos en su gabinete; éste quedó integrado, según Katz, de la siguiente manera:

Su tío Ernesto fue nombrado secretario de Hacienda; su primo Rafael Hernández, secretario de Fomento; su pariente por matrimonio González Salas, secretario de Guerra y Marina; y su hermano Gustavo fue su mano derecha y comodín extraoficial de los revolucionarios; sólo incluyó a Abraham González, secretario de Gobernación y a Miguel Díaz Lombardo, secretario de Instrucción Pública; las otras carteras quedaron en manos de porfiristas.

Una vez instalado en el gobierno, Francisco I. Madero cumplió estrictamente la parte del programa de San Luis Potosí referente a las libertades públicas, esto es: laslibertades de expresión y asociación. Curiosamente quienes hicieron uso de éstas fueron sus principales detractores, que aprovechando cualquier resquicio atacaban ferozmente la política maderista; tal es el caso de los porfiristas, dueños de la mayoría de los periódicos.

El sistema parlamentario que inauguró Madero, y que suponía impulsaría la democracia en el país, fue rápidamente dominado por los porfiristas y sirvió como una instancia de prevención contra cualquier viraje en la política. Además de paralizar el aparato gubernamental en la medida en que no producía los efectos que Madero suponía, el punto del programa de San Luis Potosí que se refería a la restitución de tierras fue postergado, e incluso se negó definitivamente a cumplirlo. Fue tan recurrente su determinación que los pueblos indígenas de Morelos publicaron el Plan de Ayala, a unos cuantos meses del triunfo maderista, donde se le califica de traicionar los principios y promesas contenidas en el Plan de San Luis Potosí.

58

Madero intentó convencer a los revolucionarios del sur de los problemas políticos que impedían al gobierno cumplir con el artículo tercero del Plan de San Luis Potosí. Sin embargo, encontro eco en las fuerzas del Estado de Guerrero, dirigidas por Ambrosio Figueroa, quien posteriormente sería nombrado gobernador del Estado. Por su parte, los zapatistas no llegaron a ningún acuerdo con Madero, ya que se habían unido a la revolución maderista principalmente porque el artículo tercero del Plan de San Luis Potosí resumía las aspiraciones por las que venían luchando durante años los pueblos del centro y sur del país, y en la medida que no cumpliera con esta promesa seguirían tenazmente luchando contra todos aquéllos que se opusieran al logro de sus principales demandas.

Para Madero el principal problema era calmar los ánimos de sus antiguos compañeros de armas que aspiraban a cargos públicos de primer orden; éstos argumentaban que por ellos, Madero se encontraba en la presidencia. Por otro lado, Madero intentaba impedir que la libertad de expresión y asociación no se constituyen en oposición militar. Se enfrentó a varias rebeliones, tanto de los porfiristas como de sus antiguos compañeros de armas. Por ejemplo, en diciembre de 1911, el General Bernardo Reyes se internó en el país con la intención de aglutinar a los opositores de Madero y dar un golpe deEstado. Nadie lo siguió y fue derrotado y encarcelado en la Ciudad de México.

¿Cuáles fueron las causas del descontento con el gobierno de Madero? ¿Cómo concluyó este período histórico de nuestro país?

La rebelión más importante fue la de un dirigente norteño Pascual Orozco, quien pretendía postularse para gobernador del Estado de Chihuahua; Madero no respaldó su candidatura. Orozco contaba con la simpatía de muchos revolucionarios desilusionados del maderismo, quienes se agruparon y proclamaron el Pacto de la Empacadora, donde criticaban a Madero por sus alianzas con representantes del antiguo régimen, además por la creciente influencia de los estadounidenses en la toma de decisiones políticas. El Pacto incluía demandas de los trabajadores del campo y la ciudad que proponían reducir la jornada de trabajo a 10 horas, la promulgación del salario mínimo y la realización de la reforma agraria, entre otras demandas.

Orozco organizó un ejército fuerte que atacó sistemáticamente las propiedades agrarias y mineras estadounidenses, provocando la salida del país de numerosos grupos extranjeros. Una de las propiedades afectadas fue la Hacienda de Rascón, ubicada en el Estado de San Luis Potosí, además de innumerables colonias de estadounidenses en todo el país. Estas acciones provocaron que el gobierno estadounidense cerrara la frontera impidiendo el abastecimiento de armas y municiones vitales para continuar la rebelión.

Por su parte, Madero emprendió una campaña formal para aplastar las fuerzas orozquistas y nombró primero al General Álvaro Obregón y posteriormente al General Victoriano Huerta, quien finalmente los derrotó. El 16 de octubre de 1912, la guarnición de Veracruz, al mando del General Félix Díaz (sobrino de Porfirio Díaz) se sublevó contra Madero. Algunos oficiales que dominaban sectores del ejército porfirista se le unieron, no obstante, fueron rápidamente derrotados encarcelando a su dirigente (quien posteriormente jugaría un papel importante en la Decena Trágica) en la penitenciaria del Distrito Federal.

Después de estos acontecimientos el maderismo entró en crisis: su gobierno no logró satisfacer las crecientes demandas que diversos sectores sociales que suponían resolvería la Revolución. Madero perdió buena parte del apoyo de los intelectuales que en un inicio participaron activamente contra Díaz. La situación en las diversas regiones del país se mantenía en permanente tensión debido a las constantes rebeliones. Un nuevo golpe de Estado era inminente.

Bernardo Reyes y Félix Díaz organizaron –clandestinamente- desde la prisión un golpede Estado contra Madero. Estableciendo contacto con oficiales del ejército y con la ayuda del embajador de Estados Unidos en México, Henry Lane Wilson, iniciaron la

llamada Decena Trágica.

Veamos lo siguiente:

Oigan nobles ciudadanos, prestadme vuestra atención, voy a cantar un corrido de la actual revolución.

Reyes y Don Félix Díaz echaron muy bien su trazo y para vengar rencores idearon un cuartelazo.

Señores, tengan presente que el día nueve de febrero Mondragón y Félix Díaz se alzaron contra Madero.

Era jefe Mondragón del segundo regimiento y salió de Tacubaya para México a su intento.

Daba el reloj de ese día las siete de la mañana, cuando a México llegó Mondragón con fuerza armada.

Dios libre a Bernardo Reyes y después a Félix Díaz, para avanzar a Palacio reunieron las compañias.

Don Félix dijo a Reyes, con audacia y con cautela:

-Si usted asalta el Palacio, yo tomo la Ciudadela.

Reyes con todas sus tropas su valor quiso mostrar, y al acercarse a Palacio la muerte vino a encontrar.

Allí cayó muerto Reyes por una bala certera y muchos muertos y heridos se miraban por doquiera.

A las diez de la mañana del día nueve de febrero se dirigió hacia Palacio el presidente Madero.

Del Cuartelazo Felicista (Decena Trágica)

Luego que llegó a Palacio por el pueblo fue aplaudido; porque de veras ese hombre de todos se hizo querido.

Con su estandarte glorioso que en la mano lo traía, recorrió todas las calles, pues temor no conocía.

Madero estando en Palacio dijo; -dijo: ¡Qué ingrata es mi suerte! doy mi vida por el pueblo, yo no le temo a la muerte.

Mandó llamar a Blanquet, en Toluca se encontraba, sin saber el presidente que Blanquet lo traicionaba.

Cuando a México llegó con sus tropas ya bien listas, se proclamó partidario de las fuerzas felicistas.

Huerta le dijo a Madero, con palabra traicionera: -Si usted me confía las tropas yo tomo la Ciudadela.

El presidente le dijo: -Eso lo voy a ordenar, aunque yo sé demasiado que usted me va a traicionar.

Luego Riveroll e Izquierdo, los dos con nefanda astucia, al presidente Madero le pidieron la renuncia.

Madero les contestó: -No presento mi retiro, yo no me hice presidente, por el pueblo fui elegido.

El presidente les dijo: -¿quién fue el que se los mandó? y sacando su revólver el pecho les traspasó.

60

Don Aureliano Blanquet

le dijo al señor Madero, cogiéndole por los hombros: dese usted por prisionero.

Terminaron los combates el dieciocho de febrero, quedando allí prisioneros Pino Suárez y Madero.

Muchos soldados ya muertos en Palacio y la Ciudadela, fueron sus restos quemados en los campos de Balbuena.

La sangre corría a torrentes, pero era sangre de hermanos, siendo culpables de todo ambiciosos mexicanos.

Huerta por sus partidarios se hizo solo presidente, luego que subió al poder a Madero dio la muerte.

El veintidós de febrero, fecha de negros pesares, mandó Huerta asesinar a Madero y Pino Suárez.

El presidente Madero a Huerta le hizo favores ¡un bien con un mal se paga! eso es muy cierto, señores.

Huerta fue el asesino que hizo tan chula gracia de asesinar a dos héroes padres de la Democracia.

Aquí terminan los versos y, si han logrado gustar, son compuestos por Lozano, un coplero popular.

¿Podrías describir los aspectos más sobresalientes del “cuartelazo” organizado en contra del gobierno electo de Francisco I. Madero? ¿Qué ocurrió con Madero y Pino Suárez? ¿De qué forma llegó Victoriano Huerta a la presidencia?

1.3.5 LA ETAPA CONSTITUCIONALISTA

Consumado el golpe de Estado y una vez proclamado Victoriano Huerta como presidente de la República Mexicana, se planteó una política de alianzas en la que se incluía a ciertos sectores exporfiristas, civiles y militares; además de algunos dirigentes revolucionarios resentidos con Madero, como Pascual Orozco. Huerta afianzó la relación con Estados Unidos ya que ésta representaba un importante apoyo diplomático, y por supuesto, el principal abastecedor de armas.

¿Qué movimientos surgieron en contra del gobierno huertista?

Victoriano Huerta logró que se le reconociera su nuevo gobierno; sin embargo, en el norte se inició la oposición desde los primeros meses de su gobierno por ex dirigentes maderistas y gobernadores, como: Abraham González en Chihuahua; José Maytorena en Sonora, apoyado por Álvaro Obregón; y Venustiano Carranza en Coahuila. Este último se rebeló formalmente contra el gobierno de Victoriano Huerta mediante la publicación del Plan de Guadalupe, firmado en la Hacienda de Guadalupe, Coahuila, a los 26 días de marzo de 1913, en donde se planteaba:

  1. El desconocimiento de Victoriano Huerta como presidente de la República.
  2. El desconocimiento también de los poderes legislativo y judicial de la federación.
  3. Se desconocen los gobiernos de los Estados que aceptaran al gobierno dictatorial del General Victoriano Huerta.
  4. Para la organización del Ejército Revolucionario se nombra como primer jefe del ejército, que se denominará Constitucionalista, al ciudadano Venustiano Carranza, gobernador constitucional del Estado de Coahuila.
  5. Se nombra a Venustiano Carranza como presidente provisional, quien después de pacificar al país procedería a convocar las elecciones.

La oposición a Huerta creció desmesuradamente, ya que no sólo se levantaron en armas los antiguos maderistas sino que se involucraron en la “bola” sectores crecientes de obreros, artesanos y campesinos que habían participado muy tibiamente en la insurrección maderista.

Ahora bien, los Estados de Coahuila y Sonora se levantaban también en armas, defendiendo su autonomía estatal por acuerdo de sus legislaturas estatales y bajo el patrocinio de su élite gubernamental. Los caudillos incorporaron a su ejército profesional a innumerables mineros, vaqueros e indígenas, respaldados por la enorme capacidad financiera de los recursos de los Estados modernos más prósperos del país; esto es, Carranza pagaría los haberes de los soldados oficiales del Ejército Constitucionalista mediante una economía de guerra establecida con el fin de proveer la maquinaria militar destinada a derrotar al usurpador Victoriano Huerta. Bajo este modelo insurreccional surgieron las figuras del Grupo de Sonora, a cuyo frente se encontraban Adolfo de laHuerta, Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles.

¿Qué papel desempeñaron Francisco Villa y Emiliano Zapata durante esta etapa constitucionalista?

En condiciones sociales diferentes a las anteriormente mencionadas, Francisco Villa constituyó el ejército más poderoso de la Revolución, formado por colonos, vaqueros, rancheros, comerciantes, campesinos, arrieros, ferrocarrileros y mineros, quienes no tenían un programa político explícito; sin embargo, los distintos sectores se agrupaban bajo la dirección carismática del Centauro del Norte, quien ofrecía mejoras sociales y laborales. Por lo pronto, para hacerse de recursos y mantener la División del Norte, desarrolló y perfeccionó una política de confiscación de haciendas altamente productivas que, en lugar de repartirlas entre sus hombres, continuarían produciendo bajo las mismas características que con sus antiguos dueños, sólo que en esta ocasión el administrador era un hombre de confianza de Francisco Villa, con la obligación de entregar las cuentas claras.

Con esta política se liberó de la dependencia económica del primer jefe del ejército constitucionalista y logró abastecer a la población y a su ejército de los productos agrícolas y ganaderos suficientes, además de contar con el capital para comprar armas y municiones en la frontera con Estados Unidos. Muy pronto logró victorias militares sobre el ejército y sobre un importante centro comercial y aduanero: Ciudad Juárez. Una vez controlado el Estado, las fuerzas villistas salieron al sur del país por el ferrocarril central y se apoderaron de Saltillo, recapturaron Torreón y llegaron a Zacatecas, centro de las principales fuerzas huertistas.

Con la toma de Zacatecas, el ejército villista logró tal popularidad que Carranza buscó la manera de contener los impulsos de la División del Norte, llamando a Villa a una reunión en Torreón donde éste reconocería la dirección político-militar de Venustiano Carranza, y éste a su vez, a Pancho Villa, como jefe de la División del Norte. Este encuentro fue conocido como el Pacto de Torreón (8 de julio de 1914). Sin embargo, ordenó a Villaque no tomara la delantera y que esperara a la División del Noroeste dirigida por Álvaro Obregón. Pero Villa continuó hasta Aguascalientes; Carranza acordó con el jefe de la aduana estadounidense, el coronel Edward Mandel House, suspender el suministro de carbón para evitar que Villa tomara la Ciudad de México. La opinión que tenían de Villa algunos funcionarios estadounidenses del Partido Demócrata Texano y que apoyaban a Carranza, era la de “un bandido hipócrita, ladrón y asesino”.

Con la derrota de las fuerzas huertistas en Zacatecas y la inmovilidad de la División del Norte, Obregón ocupó Guadalajara y posteriormente tomó Querétaro, acciones que obligaron a renunciar al usurpador Victoriano Huerta, quien negoció con el EjércitoConstitucionalista, rindiendo el suyo ante Venustiano Carranza y Álvaro Obregón.

Desde el inicio del gobierno de Victoriano Huerta las confrontaciones militares más importantes se desarrollaron en el norte. Mientras tanto, el ejército libertador del sur, particularmente en el Estado de Morelos, consolidó sus posiciones militares, siendo que la rebelión norteña significó para ellos un verdadero alivio, pues el grueso del ejército huertista se empeñaba en terminar el avance de los constitucionalistas.

De 1912 a 1914 los grupos armados que actuaban en el Estado de México, Tlaxcala y Guerrero, lograron tomar las principales ciudades de Morelos, como son: Cuautla y Cuernavaca. En el Plan de Ayala se reconocía como jefe de la Revolución a Pascual Orozco; sin embargo, cuando éste se alió con Victoriano Huerta, los revolucionarios del sur nombraron a Emiliano Zapata como su jefe, quien logró aglutinarlos bajo el cuartel general zapatista con la ayuda de su secretario, Luisito Palafox. Se redistribuyeron las tierras de las haciendas azucareras y se sembraron los productos tradicionales de la región, esto es: maíz, frijol y calabaza.

En este período lograron recuperar su autonomía política, que había sido vulnerada por Díaz y no restituida por Madero. El ejército zapatista se distinguía del constitucionalista por no ser un ejército formal, y donde la existencia de grados estaba supeditada al prestigio obtenido por las demostraciones de valor, astucia y heroísmo en el campo de batalla, combinando los nombramientos tradicionales de la comunidad con las fidelidades personales o de familia (compadrazgos), como es el caso de Zapata, a quien nombraron representante político del pueblo de Anenecuilco.

El ejército zapatista evitaba a toda costa los encuentros frontales y duraderos con el ejército federal, ya que sus insumos militares eran muy reducidos. Se hicieron especialistas en la táctica de guerra de guerrillas, ya que por un lado conocían perfectamente la geografía del lugar, y dado que no usaban uniforme, podían diseminarse en cualquier población confundiéndose con el común de la gente de Morelos. Sólo cuando se trataba de tomar o sitiar alguna ciudad se reunían todos los integrantes del ejército zapatista, que en realidad funcionaba como una especie de federación de pequeñas bandas armadas que se mantenían unidas bajo el mando militar de Emiliano Zapata y el Plan de Ayala.

Éstos regulaban y reglamentaban las normas militares y de convivencia social que todos deberían observar, sin excepción. En caso contrario, Zapata aplicaba severas sanciones que iban desde un buen consejo, algunos cinturonazos, hasta la pena de muerte. El ejército del sur fue el único contingente que estaba constituido por campesinos, dirigido por campesinos, con demandas explícitamente campesinas; representa un caso excepcional, por lo que hay que generalizar su movimiento, formas de organización y de defensa comunal, como el representativo de los campesinos en la Revolución Mexicana.

Carranza entró victorioso a la ciudad de México y el 10 de octubre de 1914, en Aguascalientes, convocó a una convención militar para considerar lo relativo al futuro de la nación mexicana, con la asistencia de los delegados militares (uno por mil soldados) del Ejército Constitucionalista.

En dicha Convención se prefiguraron dos grandes tendencias políticas que pretendían dominar el ámbito nacional y por consiguiente la elección del próximo presidente y su política. Los oradores zapatistas se distinguieron por su enorme elocuencia al presentar la propuesta del Plan de Ayala, invitando a los delegados para que los suscribieran. Entre los discursos que provocaron controversias acaloradas se conocen las disertaciones de Antonio Díaz Soto y Gama. Como las discusiones se fueron tornando cada vez más radicales a favor de las propuestas de la alianza manifiesta entre delegados villistas y zapatistas, la facción carrancista-obregonista decidió abandonar el recinto, lo que significó la ruptura formal entre estas dos facciones.

Carranza por su parte, asumió la presidencia interina según lo planeado en el Plan de Guadalupe; la Convención nombró a Eulalio Gutiérrez como presidente provisional de México. Esta decisión fue rechazada por Venustiano Carranza, el cual se retiró a Veracruz, ya que las tropas villistas amenazaban con tomar la capital. El 4 de diciembre

de 1914 se reunieron en Xochimilco, Villa y Zapata, para confirmar su alianza. Posteriormente, entraron a la Ciudad de México reconociendo como presidente a Eulalio Gutiérrez.

El gobierno de Estados Unidos siempre estuvo a la expectativa durante los levantamientos contra Victoriano Huerta, movilizando a buques de guerra en las costas mexicanas y controlando el tráfico de armas en la frontera. Estos movimientos pretendían proteger los enormes intereses económicos de los inversionistas estadounidenses en México y la circulación normal de materias primas en vísperas de la Primera Guerra Mundial.

Estados Unidos inició formalmente la invasión a México, en abril de 1914, con el pretexto de proteger los intereses y las vidas de numerosos ciudadanos estadounidenses que aún permanecían en territorio mexicano.

Con la derrota de Victoriano Huerta surgieron algunas dificultades para que el gobierno de Estados Unidos reconociera al gobierno provisional de Venustiano Carranza, sobre todo porque se inició una escalada de ataques a las propiedades extranjeras que motivó la salida del país de miles de estadounidenses, desconfiados por la política nacionalista de Carranza.

Por otra parte, los reclamos de todas las facciones revolucionarias no se hicieron esperar. Ante las contradicciones entre carrancistas-obregonistas y villistas-zapatistas, emprendieron acciones que afectaron la integridad nacional; el proyecto de Carranza buscaba el apoyo de Estados Unidos, sobre todo con la decisión tomada más tarde de regresar las haciendas confiscadas a sus antiguos dueños, con acciones que públicamente manifestó Carranza como el respeto a sus propiedades, reestableciendose así la confianza estadounidense y el apoyo de buena parte de los dirigentes del partido demócrata. Finalmente, Estados Unidos decidió retirarse, ya que una guerra formal con México implicaría distraer recursos militares por varios años, situación que evidentemente no le convenía por la inminente Guerra que se vislumbraba en Europa.

Álvaro Obregón asumió la ofensiva contra los villistas insurrectos; en los primeros meses las fuerzas carrancistas sufrieron algunas derrotas. No obstante, los estadounidenses llegaron a un acuerdo con las fuerzas carrancistas dejando, al salir del territorio nacional, un verdadero arsenal almacenado en Veracruz, con el cual podrían armar a todo un ejército y mantener la lucha durante largo tiempo, debido a la gran cantidad de municiones y armas, de cañones, ametralladoras, fusiles, granadas y pistolas que recibieron del ejército invasor.

No fue así con los villistas, a quienes se les retiró el apoyo, cancelando el tráfico de armas, municiones y demás pertrechos militares por la frontera norte, debilitando drásticamente la capacidad de fuego del ejército villista, sin que éste pudiera cumplir con los acuerdos de sus aliados, es decir los zapatistas, consistentes en proveerlos de lo necesario para enfrentar a los carrancistas; ello fortaleció a Obregón, quien además conocía perfectamente las estrategias y tácticas de combate utilizadas por Francisco Villa. El enfrentamiento entre los grandes ejércitos se dio en el Bajío. Las fuerzas villistas fueron derrotadas en Celaya, desbandándose para no ser totalmente aniquiladas. De esta manera, Carranza recuperó la capital y continuó con su programa político.

El triunfo sobre el ejército villista dio inicio a una campaña antizapatista que duró mucho tiempo, pues si bien, Carranza no encontraba resistencia de un ejército zapatista unificado, cuando menos se lo esperaban, sus fuerzas militares se encontraban en medio de una emboscada, y a la hora de perseguir al enemigo éste se diseminaba entre la población de Morelos. Sin embargo, el ejército carrancista controló las principales ciudades, reduciendo las posibilidades a los sublevados zapatistas. No fue sino a través de una celada como Zapata fue asesinado a las puertas de la hacienda de Chinameca, en 1919.

Antes, el 6 de enero de 1915, Carranza publica una ley en la que se compromete a repartir las tierras, e incluso a restituirlas a los pueblos que les fueron usurpadas por algunos hacendados. El objetivo de esta ley era terminar con la base de apoyo del zapatismo.

El carrancismo, a través de Álvaro Obregón, estableció alianzas con el sector más radical del movimiento obrero, La Casa del Obrero Mundial (COM), que ofreció amplias garantías y facilidades para la organización de sectores obreros (los textiles) y mineros bajo sus banderas. La COM integró a los “batallones rojos” que lucharon contra Villa y Zapata, a quienes consideraban retrógrados y fanáticos religiosos. Carranza exportaba su revolución a diversos Estados de la República, principalmente al suroeste, donde inició un programa de reformas; el caso más conocido son las reformas de Salvador Alvarado, en Yucatán.

Para 1917, con el fin de legalizar su movimiento, convocó a un Congreso Constituyente donde fue necesario hacer concesiones con todos los sectores sociales que participaron en la Revolución. Se institucionalizó la sucesión presidencial, encauzándola por caminos electorales; se dio término a una época de pronunciamientos militares, golpes de Estado y sublevaciones, característicos del siglo XIX; se promulgó una constitución liberal, nacionalista y unificadora, estableciendo las bases de un nuevo Estado nacional moderno.

El siguiente cuadro muestra las características de algunos artículos constitucionales.

Artículos Características
3 y 130 27 115 123 9 Restringe la participación de la Iglesia en la educación y la política, esta responsabilidad es asumida por el nuevo Estado laico. Prometía la reforma agraria y dejaba la propiedad de las riquezas del suelo y subsuelo a la nación. Defendía al Municipio Libre como condición del federalismo. Establecía el control estatal sobre las relaciones laborales, reglamentando la jornada de ocho horas, el pago doble de las horas extra y la prohibición del trabajo infantil. Garantizaba el derecho de huelga y las libertades civiles de reunión y expresión.

Ahora hagamos una reflexión:

¿Realmente la Revolución involucró a la mayoría de la población?. Participó en ella apenas el uno por mil, por lo que se pueden percibir distintas revoluciones dependiendo de las acciones de las diversas facciones que actuaron regionalmente:

Para J.M Hart la Revolución mexicana fue la primera Revolución nacionalista que se realizó en el Tercer Mundo contra la expansión y penetración estadounidense. Para F. Katz se trató de un movimiento armado de la pequeña burguesía mexicana que durante el porfiriato se mantuvo fuera de los ámbitos del poder; de esta forma, la Revolución no la realizaron los peones, sino la pequeña burguesía de la ciudad y el campo.

Alan Knight apunta que lo que ocurrió en México fue una Revolución que se manifestó como un movimiento popular de masas manifiestamente agrario; sólo hubiese sido una forma de protesta política si sus protagonistas fueran de la clase media, como en el caso de Chile y Argentina.

Para Armando Bartra la Revolución Mexicana fue obra de la acción de los campesinos que, si bien en un inicio pretendían restituir un paraíso perdido, en la medida que se confrontaron militarmente cobraron conciencia y crearon su propia utopía.

Así mismo, Carlos Fuentes opina que la Revolución Mexicana consistió por lo menos en otras tres Revoluciones:

  • La agraria, protagonizada por los campesinos y encabezados por Villa y Zapata, en la medida en que intentó restaurar los derechos comunitarios, habla de una Revolución conservadora.
  • La Revolución nacional, centralizadora y modernizante, encabezada por Madero, Carranza y el Grupo de Sonora.
  • Una incipiente Revolución proletaria, que se manifestó por los desafíos a la dictadura porfiriana en 1906 y 1908; posteriormente se constituyó en La Casa del Obrero Mundial. Su meta era el control de las fábricas y la expulsión de los capitalistas nacionales y extranjeros.

Ramón Eduardo Ruiz plantea que no existió una Revolución, puesto que ¿acaso tenían pensado los caudillos lo mismo que sus discípulos, de efectuar una reforma o provocar un cambio radical? La violencia en México no significó necesariamente una Revolución. “La gran rebelión” es la descripción más adecuada para definir los sucesos de México entre 1911 y 1923.

Subraya la palabra o concepto que te parezca más adecuado en el siguiente cuestionario sobre el proceso histórico de la Revolución Mexicana.

    1. A fines del siglo XIX, durante el porfiriato, hizo su entrada el Imperialismo a México por medio de.
    2. a) Dominio político directo b) Inversiones de capital c) Restitución de territorio
    1. Para el control del caciquismo y la movilización rápida de tropas hacia regiones en posible rebelión fue de gran utilidad durante el porfiriato el:
    2. a) Teléfono b) Automóvil c) Ferrocarril
    1. Para 1908 el dictador Díaz perdió el apoyo de los inversionistas estadounidenses debido a que éste mostraba más preferencia por el capital.
    2. a) Inglés b) Japonés c) Ruso
    1. La principal propuesta de los hacendados norteños no cercanos al dictador Díaz, como Madero, iba en el sentido de solicitar:
    2. a) Una mayor participación política b) Financiamientos oficiales importantes c) Reglamentación de los impuestos
    1. El radicalismo de Ricardo Flores Magón se expresó solicitando el retorno a la democracia mediante la:
    2. a) Cooperación de las clases b) Convocatoria a elecciones c) Revolución social
    1. Madero justificaba la existencia de la Gran Hacienda si éstas se ajustaban al modelo:
    2. a) Socialista b) Liberal c) Feudal
    1. En el terreno social el proyecto de democracia que Madero proponía en su Plan de San Luis incluía también:
    2. a) Favorecer la lucha de clases b) La restitución de las tierras c) El impulso del capitalismo en el agro
    1. Después del “triunfo” político de Madero sobre Díaz expresado en los Convenios de Ciudad Juárez quedaba un problema por resolver:
    2. a) Liquidar la existencia del latifundismo apoyando a la propiedad comunal b) La permanencia del aparato administrativo, militar y judicial porfirista c) El exterminio de los partidos políticos integrados durante el porfiriato
    1. La democracia practicada por Francisco I. Madero durante su gobierno parecía un mito, ya que:
    2. a) Integró su gabinete con antiguos porfiristas b) Su gabinete se compuso exclusivamente de revolucionarios c) Eliminó la práctica de la libertad de prensa
    1. El intento de “democracia” puesto en marcha durante el gobierno electo de Madero terminó con el cuartelazo que después llevó al poder a:
    2. a) Félix Díaz b) Aureliano Blanquet c) Victoriano Huerta
    1. Para la destitución del gobierno contrarrevolucionario de Victoriano Huerta fue de gran importancia:
    2. a) El financiamiento y apoyo dado por los hacendados norteños a Carranza b) La convocatoria a elecciones libres que llevaron a Carranza al poder c) El apoyo mostrado por el gobierno de Thomas W. Wilson a Francisco Villa
    1. El gobierno provisional de Venustiano Carranza dejó de contar con el amplio apoyo de los Estados Unidos, debido a:
    2. a) Los resultados de la convención de Aguascalientes celebrada en 1914 b) La política económica nacionalista que prometía practicas confiscatorias c) La preferencia que mostraba Carranza por las inversiones europeas
  1. La legalización del movimiento revolucionario mexicano iniciado a fines de 1910 se encuentra en la:

a) Casa del Obrero Mundial b) Ley del 6 de enero c) Constitución de 1917

A continuación te presentamos los puntos principales del proceso histórico de la Revolución Mexicana; revísalos atentamente.

  • A principios del siglo XX, México durante el porfiriato se encontraba influenciado por la filosofía del positivismo, basado en el principio del: “Orden y Progreso”.
  • Bajo la influencia del Imperialismo, México entró a una etapa de fuerte crecimiento económico, pero también se apreció la injusticia social y la falta de democracia.
  • La política intervencionista de los Estados Unidos se manifestó una vez más a través de la invasión y ocupación de Veracruz en abril de 1914.
  • Ante la Primera Guerra Mundial Alemania deseaba crear un conflicto entre los estadounidenses y el gobierno mexicano; esto lo sabemos producto de las acciones hechas por Arthur Zimmermann.
  • Para la concentración del poder central la dictadura porfiriana puso en práctica, entre otras cosas, la política de atracción o eliminación de los caciques regionales.
  • El auge del latifundismo durante el porfiriato es enorme, por supuesto, en perjuicio de las comunidades indígenas.
  • Observamos, incluso, la inconformidad de diversos grupos sociales, especialmente en el norte del país: trabajadores; pero también grandes, medianos y pequeños hacendados y rancheros no favorecidos por el régimen de Díaz.
  • A nivel internacional ocurre un enfriamiento en las relaciones diplomáticas entre México y los Estados Unidos a causa de la nacionalización de los ferrocarriles en 1908, en “perjuicio” de las inversiones estadounidenses en el ramo de comunicaciones.
  • En 1900 surgieron varios movimientos de carácter social, el más importante es, desde luego, el magonismo que trabajó primero por la reinstalación del Partido Liberal, luego al radicalizar su postura se hablaba incluso, de una revolución social; Madero tomó de las consignas magonistas el principio de la “No Reelección”.
  • Madero se encontraba perfectamente identificado con la ideología liberal: en el terreno político estaba a favor de la democracia; en lo económico apoyaba la modernización del campo y la producción capitalista.
  • La revolución maderista se basó en la propuesta del Plan de San Luis: retorno a la democracia; la no reelección y la restitución de tierras.
  • La revolución iniciada por Madero en contra de la dictadura porfirista fue un movimiento fundamentalmente “norteño”, que culminó en mayo de 1911 con la firma de los Convenios de Ciudad Juárez.
  • Después de la elección de Francisco I. Madero como presidente un gran número de revolucionarios no fueron tomados en cuenta en el gabinete de Madero.
  • Las promesas de restitución de tierras señaladas en el Plan de San Luis fueron postergadas por esta razón, ante el disgusto de los campesinos despojados surgió el

Plan de Ayala.

  • Madero se enfrentó a varias rebeliones tanto de porfiristas como de antiguos seguidores a la causa revolucionaria, como sería el caso de Zapata y de Pascual Orozco, quien organizó un levantamiento amparándose en el Pacto de la Empacadora.
  • Para principios de 1911 el gobierno de Madero tuvo que hacer frente a un golpe de Estado encabezado por Bernardo Reyes y Félix Díaz.
  • La Decena Trágica trajo como consecuencia el derrocamiento, y luego, la muerte de Francisco I. Madero. En estos acontecimientos se observó la participación de los Estados Unidos a través de su embajador Henry Lane Wilson.
  • Ante la existencia de un gobierno contrarrevolucionario dirigido por el General Victoriano Huerta apareció el movimiento constitucionalista, a cuyo frente se colocó Venustiano Carranza por medio del Plan de Guadalupe.
  • Una de las figuras más destacadas dentro de la fase revolucionaria constitucionalista fue la de Francisco Villa, quien con gran acierto dirigió la División del Norte del ejército constitucionalista.
  • Al margen del movimiento constitucionalista también actuaban en el sur del país los zapatistas, cuya lucha se centraba en la restitución de las tierras.
  • Después de la Convención de Aguascalientes los caudillos revolucionarios quedaron divididos en dos facciones: por un lado el grupo de Carranza apoyado por Álvaro Obregón y Pablo González; y por el otro, el grupo de Villa y Zapata, este último apoyó a Eulalio Gutiérrez quien ocupó la presidencia provisional en lugar de Carranza.
  • Luego de la renuncia del dictador Victoriano Huerta, el apoyo de los Estados Unidos al gobierno provisional de Carranza no llegó en forma inmediata, ya que la política económica nacionalista de éste parecía dañar los intereses económicos de los empresarios estadounidenses establecidos en México.
  • La batalla de Celaya marcó drásticamente el fracaso de la facción villista; con esta acción militar Carranza recuperaba el control sobre la Ciudad de México.
  • Carranza sorprendentemente estableció alianzas con grupos tan radicales como la Casa del Obrero Mundial con el fin de derrotar a la facción villista-zapatista a quienes Carranza acusaba de retrógrados y fanáticos religiosos.
  • La Revolución Mexicana iniciada a principios de 1911 visualizará sus logros en la Constitución de 1917, ya que en este documento será donde encontramos las bases del nuevo Estado mexicano.

Analiza el siguiente esquema y podrás reconocer los procesos históricos más importantes del contexto internacional a principios del siglo XX.

dio paso a

UN NUEVO REPARTO DEL

EL IMPERIALISMO

MUNDO

provocando

que tiene

que generaron

y

SU DESARROLLO CONSECUENCIAS

como son

LA PROPUESTA LOS LA LA LA DE LOS TRATADOS HEGEMONÍA RECONSTRUCCIÓN REVOLUCIÓN ESTADOS DE PAZ MUNDIAL DE EUROPEA RUSA DE 1917 UNIDOS: LOS 14

LOS E.U. PUNTOS DE WILSON

Observa en el siguiente esquema los procesos históricos más destacados sucedidos en México a principios del siglo XX.

MÉXICO EN EL CONTEXTO MUNDIAL A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

incluye LA REVOLUCIÓN MADERISTA

EL GOBIERNO DE FRANCISCO I. MADERO (1911-1913)

LOS ANTECEDENTES: SITUACIÓN POLÍTICA , ECONÓMICA Y SOCIAL A FINALES DEL PORFIRIATO.

LA DICTADURA HUERTISTA Y EL CONSTITUCIONALISMO

Para que reafirmes lo aprendido en este capítulo resuelve lo que se te pide a continuación:

  1. Realiza un breve resumen en donde se establezca la diferencia entre el colonialismo y el Imperialismo.
  2. Elabora un cuadro sinóptico que contenga las causas, las características de las principales etapas y las consecuencias de la Primera Guerra Mundial.
    1. Resuelve el siguiente cuestionario:
    2. ¿Cuáles son las principales causas, tanto internas como externas, que dieron origen a la Revolución Rusa de 1917? ¿Qué diferencias ideológicas encuentras entre las revoluciones de febrero y la de octubre realizadas en Rusia en 1917? ¿Cuáles son los principales planteamientos políticos, económicos y sociales desarrollados por Lenin en sus Diez Tesis? ¿Qué debe entenderse por dictadura del proletariado? ¿Cuál sería la principal propuesta socio-económica del modo de producción socialista?
  3. ¿De qué forma la intervención de Arthur Zimmermann en México trajo como consecuencia una mayor atención de los Estados Unidos respecto al proceso que siguió la Revolución Mexicana?
    1. Elabora un cuadro sinóptico en donde señales las principales características de las etapas de la Revolución Mexicana:
      • Características políticas, económicas y sociales a finales del porfiriato.
      • Planteamientos del Plan de San Luis, base ideológica del maderismo.
      • El gobierno de Francisco I. Madero: principales características.
      • Planteamientos del Plan de Ayala, base ideológica del zapatismo.
      • Planteamientos del Plan de Guadalupe, base ideológica del constitucionalismo.

A continuación te presentamos los elementos que debiste tener en cuenta para elaborar las respuestas de tus Actividades Integrales.

  1. Considera los puntos de contacto y principales diferencias entre el colonialismo y ell imperialismo, practicado por las grandes potencias del siglo XIX y principios del XX, como formas de explotación económica, política, social y cultural.
  2. Toma en cuenta las principales causas que provocaron la Primera Guerra Mundial: la exaltación de los sentimientos nacionalistas, la organización de las Alianzas y el incremento al armamentismo.

Recuerda que debes destacar los principales acontecimientos de la Primera Guerra Mundial, así como las consecuencias reflejadas en la firma de los Tratados de Paz.

Es importante que resaltes mediante un breve análisis la forma como se recuperaron los Estados europeos capitalistas mediante el apoyo dado por los Estados Unidos.

  1. Antes de resolver el cuestionario podrías elaborar un mapa conceptual que contemple las principales propuestas, ideológicas, económicas y sociales manifestadas en las Diez Tesis de abril de Lenin; con ello recuperarás lo más importante de la construcción del régimen socialista ruso.
  2. Debes contemplar las principales características de cada una de las etapas de la Revolución Mexicana: causas internas y externas que la provocaron; la revolución maderista y la etapa del constitucionalismo.
  3. Compara los puntos de vista de F. Katz, Armando Bartra; Carlos Fuentes y Eduardo Ruiz, sobre la Revolución Mexicana, para enriquecer tu cuadro sinóptico.

C A P Í T U L O 2

LA CRISIS DE LOS ESTADOS MODERNOS DE 1920 A 1939 Y LA CONFIGURACIÓN DEL RÉGIMEN MODERNO MEXICANO

2.1 LA DEPRESIÓN DE LA ECONOMÍA MUNDIAL

2.1.1 La Prosperidad Norteamericana: “Los Felices Veinte”

2.1.2 Las Causas del Desastre de Wall Street

2.1.3 El Programa del New Deal

2.2 LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO SOCIALISTA SOVIÉTICO RUSO

2.2.1 De la Revolución Democrático-burguesa a la Revolución Social

2.2.2 La Transición

2.2.3 Hacia la Consolidación

2.3 EL SURGIMIENTO DEL TOTALITARISMO

2.3.1 El Fascismo

2.3.2 El Nazismo

2.3.3 El Militarismo Japonés

2.3.4 El Franquismo

2.3.5 El Stalinismo

2.4 LA CONFIGURACIÓN DEL RÉGIMEN MODERNO MEXICANO (1920 – 1934)

2.4.1 El Proceso de Reconstrucción Económico Nacional

2.4.2 El Proceso de Estabilidad Político-Social del Estado Mexicano

LA EXISTENCIA DE UNA GRAVE DEPRESIÓN ECONÓMICA MUNDIAL

CAPÍTULO 2

LA CRISIS DE LOS ESTADOS MODERNOS DE 1920 A 1939 Y CONFIGURACIÓN DEL RÉGIMEN MODERNO MEXICANO

2.1 LA DEPRESIÓN DE LA ECONOMÍA MUNDIAL

2.1.1 LA PROSPERIDAD NORTEAMERICANA: “LOS FELICES VEINTE”

Terminada la Primera Guerra Mundial, podríamos afirmar que fueron los Estados Unidos quienes deben ser considerados como los únicos vencedores de la contienda bélica. Los Estados Unidos volvieron a la normalidad; la economía seguía creciendo con nuevos bríos, la producción industrial aumentó a niveles sin precedentes y lo mismo ocurrió con el comercio y con las utilidades de ambas.

Debido a la transformación industrial (de una industria de guerra a una de paz), se logró la aparición de toda una serie de artículos novedosos como refrigeradores, lavadoras, radios y otros artículos que serían vistos como símbolo de prestigio social; pero ¿cuáles serían las principales causas que originaron este gran auge económico de los Estados Unidos en los años veinte?

Las principales causas son:

  • Sus enormes recursos naturales que se traducen en un gran desarrollo agropecuario.
  • Su gran poderío industrial.
  • Su transformación de país deudor a principal acreedor del mundo entero.
  • La balanza comercial estadounidense presentaba un importante superávit producto de su mayor cantidad de exportaciones sobre las importaciones; además, la política de proteccionismo practicada a través de la imposición de altas barreras arancelarias rendía altos frutos a la economía yanqui.
  • Para 1928, los Estados Unidos contaban con 4 500 millones de reservas de oro, lo que representaba más de la mitad del oro acuñado en el mundo entero.
  • Las reservas estadounidenses se vieron incrementadas aún más, producto de la deuda internacional, ya que ésta, además de cubrirse con mercancías se hacía también con oro.
  • Se contaba con una gran cantidad de mano de obra que se incrementaba cada vez más, debido al fuerte movimiento migratorio que se hacía de todo el mundo hacia los Estados Unidos.
  • El avance científico y tecnológico era sorprendente pues una gran cantidad de científicos europeos emigraron a la Unión Americana, en donde sus inventos encontraron grandes aplicaciones.
  • La ubicación geográfica privilegiada y sus extensos litorales permitieron el desarrollo de la industria pesquera, pero sobre todo del comercio marítimo.
  1. La doctrina Monroe aplicada en América Latina dio como resultado que estas naciones se convirtieran en proveedoras de materias primas para la industria estadounidense a precios muy bajos.

Otro signo de prosperidad en los Estados Unidos fue el desarrollo de la cinematografía como industria, y con ella, la aparición de un gran centro cinematográfico: Hollywood. Esta industria exportaría el estilo de vida americano. Desde 1915, Hollywood dio a conocer la película que fue todo un acontecimiento técnico y artístico, esta fue El nacimiento de una nación, de David War Griffith. Más tarde, este mismo director dio a conocer otra de sus obras: Intolerancia, que revolucionó el lenguaje y la técnica cinematográfica.

En la siguiente gráfica se aprecia el impulso logrado en la economía estadounidense desde 1914 hasta 1933, es decir, desde el inicio de la Primera Guerra Mundial hasta los años más críticos de la gran depresión económica:

1919

1924

Avance de la economía de los E.U. producto de las exportaciones1929

1914 -1918

estadounidenses a Europa durante la Primera Guerra Mundial.

Etapa crítica debido a la reconversión de una economía de guerra a una de

1919 -1923

paz. 1933

Esta etapa de la Gran Prosperidad llamada por los estadounidenses “Los

1925-1929

felices veinte”.

Años en los que los Estado Unidos y el mundo entero cruzan por la

1929 – 1933

llamada Gran depresión.

2.1.2 LAS CAUSAS DEL DESASTRE DE WALL STREET

En la década de los veinte del siglo pasado la economía estadounidense parecía no tener ningún problema, sin embargo, era claro que la actividad agrícola se encontraba rezagada en cuanto a márgenes de ganancias. Durante la Primera Guerra Mundial a los empresarios agrícolas les fue bastante bien, pero al iniciarse la década de los veinte la producción agrícola europea se niveló, lo que provocó el desplome de las exportaciones estadounidenses hacia los mercado exteriores. Se producía más de lo que se consumía. El gobierno de los Estados Unidos con su postura del laissez-faire fundamentada en el principio básico del “Dejar hacer, dejar pasar” agravó la situación de los empresarios del campo.

Por otro lado, la problemática social se agudizaba cada vez más, con la práctica del racismo, especialmente en la parte sur de los Estados Unidos donde la población negra se encontraba marginada más aún con la reaparición del Ku-Klux-Klan, que ocasionó la emigración masiva de familias enteras hacia el norte del país en busca de mejores condiciones de vida.

Bajo la aparente “prosperidad” económica estadounidense durante “Los felices veinte” se produjeron varios fenómenos que evidenciaban que la prosperidad en realidad no lo era tanto. En el sector primario de la economía (actividad agropecuaria), los precios habían caído hasta bajar a un porcentaje del 50 % esto hacía por lógica, que disminuyera el poder adquisitivo del los empresarios agrícolas, quienes además se vieron obligados a solicitar créditos, lo que los endeudó enormemente, y luego a hipotecar sus tierras sobre todo después de sus acciones erráticas en la especulación bolsística.

La “prosperidad” económica, era pues, muy relativa ya que se encontraba asentada sobre bases muy frágiles.

Dentro de esta etapa de aparente prosperidad se presentó un problema de sobreproducción, tanto en el terreno agrícola como en el industrial.

La crisis agrícola en los Estados Unidos provocó toda una cadena deficitaria, ya que ésta provocará, naturalmente, crisis en el comercio y en la industria y luego, todas ellas la banca norteamericana.

La sobreproducción también era causada por la desmedida competencia existente entre los grandes monopolios que los llevaba a aumentar y a diversificar su producción; además, existía una excesiva producción de artículos suntuarios y de larga duración. Por otra parte, al irse aumentando el desempleo y ante el bajo poder adquisitivo de la población norteamericana provocaba que la oferta superara a la demanda, asimismo, existían grandes deficiencias en los sistemas de ventas a crédito y luego, ante las dificultades del mercado y de las actividades financieras, se produjo una fuerte deflación caracterizada por la escasez de la circulación de la moneda.

Paralelamente al problema de la sobreproducción, también se venía apreciando la práctica de una desmedida especulación en la bolsa de valores de Nueva York. La gran demanda de acciones en la bolsa de valores provocaba su alza, por lo que llamaba a la inversión de más capitales en busca de altos beneficios, pero todo esto daba tan sólo lugar a la presencia de una alza ficticia, que desde luego, no estaba en relación con la actividad económica real que dichas acciones representaban.

La excesiva demanda de acciones en la Bolsa aumentaba el valor de éstas por lo que se pensaba que los Estados Unidos continuaban viviendo su etapa de Gran prosperidad; sin embargo, ante la sobreproducción agrícola e industrial y la gran especulación en la Bolsa de Valores, la crisis de Wall Street se inició el 24 de octubre de 1929 con el llamado “jueves negro”.

Así, el problema de la crisis económica y financiera de los Estados Unidos afectó al capitalismo mundial, ya que por ejemplo, los países europeos dejaron de pagar sus deudas, no obstante lo estipulado en los Tratados de paz y en los planes económicos (Planes Dawes y Young); Así mismo, la balanza comercial entre México y el resto de Latinoamérica con los Estados Unidos, que era de un 80% favorable a la Unión Americana, se vio drásticamente afectada por dicha crisis.

Otra consecuencia grave derivada de la Gran depresión de la economía mundial fue el ascenso de gobiernos autoritarios en Europa y Asia, el caso más ilustrativo sería el de Alemania cuando los nazis llegaron al poder; en Japón la camarilla militar tomó el mando y en Italia se produjo el reforzamiento del régimen de Benito Mussolinni.

2.1.3 EL PROGRAMA DEL NEW DEAL

La crisis económica del capitalismo estalló durante el gobierno del presidente republicano Herbert Hoover, quien trató de enfrentar el problema a través de la políticade austeridad, mediante la cual se pretendía recuperar la rentabilidad de las empresas y del Estado mediante la práctica de una estricta economía caracterizada por la restricción de los créditos, la reducción de la producción, la venta de la sobreproducción almacenada y la baja de los salarios. Con esto último, Hoover hacía ver que el Estado que él representaba, se oponía a convertirse en un benefactor social, evocando al más puro individualismo: “Cada quien debe valerse por sí mismo”.

En las elecciones de 1932 el Partido Republicano perdía el poder y dejaba libre el camino a los demócratas. Con Franklin Delano Roosevelt en la presidencia, los demócratas hicieron frente a la crítica situación política, social y económica existente, restablecieron la confianza del pueblo en el gobierno y se estableció toda una serie de medidas tendentes a beneficiar sobre todo a los sectores sociales más desprotegidos.

En pocas palabras, se inauguró a partir de 1933 lo que se llama el “Estado benefactor” a través de la puesta en práctica del Programa del New Deal (Nuevo Trato), cuyos principales planteamientos serían:

  1. El control de la economía estadounidense por parte del Estado y ya no por el capital monopólico: se iniciaba la práctica del capitalismo de Estado, y por tanto, de la economía mixta (capital privado y público).
  2. El establecimiento de una política fiscal adecuada caracterizada por el cobro equitativo de los impuestos.
  3. El impulso a los sistemas de crédito especialmente a los empresarios agrícolas, pues en su trabajo se encuentra la base de la economía.
  4. La supresión de la excesiva y desordenada especulación en la Bolsa de Valores.
  5. Con base en el capitalismo de Estado la producción industrial se regiría por el Programa del N.I.R.A (National Industrial Recovery Act).
  6. Control de los bancos privados por el Estado (especialmente de los pequeños), aclarándose que dicho Estado no pretendía la nacionalización de la Banca estadounidense, tan sólo su control.
  7. La devaluación del dólar con el fin de incrementar las exportaciones.
  8. La supresión del “patrón” oro y el establecimiento de una nueva divisa internacional.
  9. Continuar con la práctica de una política de austeridad.
  10. El impulso a la infraestructura económica mediante la construcción de presas, carreteras, aeropuertos, edificios públicos, etc; para dotar de servicios a la actividad productiva y, por otra parte, disminuir el desempleo.
  11. La puesta en práctica de la política de la “buena vecindad”.
  12. Reforzar la práctica de una política moralizadora.
  13. El establecimiento del control de precios para eliminar en lo posible la especulación de los comerciantes.
  14. La creación del cuerpo de ayuda a la población civil.
  15. El desarrollo entre otras cosas (derecho de los trabajadores a una organización sindical más efectiva; el incremento periódico de los salarios para así aumentar el poder de compra de los consumidores, la reorganización de las horas de trabajo (se redujeron las horas de labor, pero se crearon nuevos turnos).

Desde luego, el Programa del New Deal, no dio soluciones inmediatas al problema de la crisis económica, éstas se fueron dando con el tiempo, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) con la reactivación de la actividad industrial bélica en los Estados Unidos.

Pero donde Roosevelt se anotó un gran triunfo fue, sin duda, en lo referente a la política social puesta en marcha, pues en ésta, se aprecia el marcado interés de los demócratas por la solución de los problemas sociales de las mayorías, especialmente de los pequeños agricultores y de los obreros.

Así mismo, dio al pueblo estadounidense la credibilidad en el sistema de gobierno practicado por sus gobernantes, basado en la democracia y la libre empresa; mientras que en otras partes del mundo, algunos gobiernos se inclinaron hacia los sistemas fascistas o totalitarios.

La política del Nuevo Trato resultó positiva para México, como lo veremos en los siguientes temas; como ejemplo de ello citaremos la posición estadounidense cuando se llevó a cabo en 1938 la expropiación del petróleo durante el gobierno del presidente Lázaro Cárdenas: los Estados Unidos no tomaron de hecho una actitud beligerante para con nuestro país, producto de su política de la “buena vecindad”.

88

En el cuestionario que te presentamos enseguida podrás aplicar lo aprendido hasta ahora sobre la depresión de la economía mundial. Encierra en un óvalo la respuesta correcta.

    1. Después de finalizada la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos dejó de ser un país deudor y se convirtió en el:
    2. a) Líder de la producción de plata b) Principal acreedor del mundo c) Máximo productor de petróleo
    1. La política económica proteccionista de los Estados Unidos se practicaba imponiendo a los productos de importación altos:
    2. a) Intereses b) Aranceles c) Tributos
    1. La crisis de 1929 en los Estados Unidos se debió a que en la producción agrícola e industrial se apreció una enorme:
    2. a) Disminución b) Escasez c) Sobreproducción
    1. A nivel financiero la causa que dio origen al “desastre” de Wall Street fue:
    2. a) La excesiva especulación en la Bolsa de Valores b) El retiro masivo de créditos a los europeos c) El déficit existente en la balanza de pagos
    1. La crisis de Wall Street se inició el 24 de octubre de 1929 con un acontecimiento llamado:
    2. a) “Los felices veinte” b) “Jueves negro” c) “La gran prosperidad”
    1. Al iniciarse la crisis, el republicano Hoover la pretendió enfrentar mediante un plan de austeridad que proponía:
    2. a) Aumentar los créditos a los empresarios b) Mantener el nivel de la sobreproducción c) Disminuir salarios a los trabajadores
    1. A partir de 1935 se impulsó la creación de un Estado “benefactor” que tomaba como base el Programa del New Deal dirigido por:
    2. a) Benjamin Franklin b) Franklin D. Roosevelt c) Theodoro Roosevelt
    1. El Programa del New Deal estimulaba la práctica del capitalismo de Estado, con la participación de éste se impulsaría la economía:
    2. a) Mixta b) Proteccionista c) Monopolística
    1. El impulso a los servicios practicado por F.D Roosevelt mejoró la infraestructura económica norteamericana, pero también estimuló la creación de:
    2. a) Créditos b) Empleos c) Monopolios
  1. El mayor éxito del Programa del New Deal dirigido por Franklin D. Roosevelt se obtuvo en el aspecto:

a) Cultural b) Político c) Social

Los puntos más importantes sobre la depresión de la economía mundial son los siguientes:

Durante la segunda década del siglo XX Estados Unidos vivió una etapa de gran prosperidad económica provocada por diversos factores, entre ellos citaremos sólo uno: su importante desarrollo industrial.

En octubre de 1929 en los Estados Unidos se desató una grave depresión económica, ésta fue producida por dos causas fundamentales: la sobreproducción agrícola e industrial y la excesiva especulación en la Bolsa de Valores.

Con el ascenso al poder del demócrata, Franklin Delano Roosevelt a principios de 1933 puso en práctica toda una estrategia económica y financiera que diera fin a la crisis económica que ya se apreciaba en todo el mundo, tal estrategia la conocemos con el nombre de Programa del New Deal.

2.2 LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO SOCIALISTA SOVIÉTICO RUSO

2.2.1 DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICO-BURGUESA A LA REVOLUCIÓN SOCIAL

Antes de finalizar la Primera Guerra Mundial, en febrero de 1917, el régimen autocrático zarista ruso fue sustituido por el llamado gobierno provisional, encabezado por Alejandro Kerensky. A este movimiento se le conoció como la Revolución Democrático-Burguesa que representaba a un sector importante de la población rusa. Por su parte, las grandes masas sociales no pedían tan sólo la libertad política, sino también reformas sociales profundas; ante la miseria secular demandaban las tierras de los grandes propietarios (kulaks).

Al no tener solución por parte del gobierno provisional burgués, las mayorías sociales se inclinaron en favor de los bolcheviques, representados por Lenin, quien planteaba llevar a cabo las profundas reformas sociales que el proletariado había solicitado.

Además, el gobierno provisional de Kerensky apoyado por los mencheviques se negaba a abandonar el frente de guerra; una tesis contraria mantenía a los bolcheviques, ya que éstos planteaban el retiro inmediato de Rusia de la Primera Guerra Mundial.

Rusia, antes de la Revolución, se regía por el calendario julianio que tenía una diferencia de 13 días con respecto al gregoriano, seguido en Occidente. Los bolcheviques tomaron el poder en octubre de 1917 (según el calendario juliano) ó 7 de noviembre (según el gregoriano). Rusia después de la Revolución de 1917, adoptó este último.

2.2.2 LA TRANSICIÓN

Lenin para mantener el poder y consolidar la Revolución, debía defenderse de sus enemigos externos, sobre todo de Alemania. El frente ruso se desmoronaba y los alemanes avanzaban peligrosamente. Rusia se vio obligada a firmar el Tratado de Brest-Litovsk, concertado en mayo de 1918 y en el que Rusia perdía Estonia, Lituania, Letonia, Finlandia y una porción de Ucrania y Georgia (territorios agrícolas ricos en materias primas). La pérdida de éstos terriorios, trajo como consecuencia una aguda crisis agrícola y hambrunas.

Una vez que el gobierno de Lenin expulsó a los invasores extranjeros, reprimió los brotes contrarrevolucionarios de los llamados “rusos blancos”. Así el comunismo de guerra fue la medida más importante para el control de todos los recursos económicos por parte del Estado, se nacionalizó toda la industria; se prohibió el comercio privado y se incautaron a los campesinos sus productos con la finalidad de solucionar el problema del hambre; también se pretendió impulsar el aparato productivo del país. No obstante, este sistema fue impopular al no satisfacer al campesino quien sólo producía lo mínimo para subsistir. Ello provocó escasez y hambrunas en los siguientes años, dando lugar a motines populares como el que sucedió en 1921, en la ciudad de Kranstadt, y que pudo ser controlado gracias a la intervención de Trotsky.

Como resultado de todo esto, Lenin procedió a anular la política económica vigente hasta ese momento e impulsó otra que llamaría la Nueva Política Económica (N.E.P), radicalmente opuesta al comunismo de guerra, esta nueva política económica retomaba algunas prácticas capitalistas como el comercio privado, la propiedad privada, incentivos para la producción etc., aunque; la poca industria pesada quedó en manos del Estado. Esta nueva línea económica planteada por Lenin tenía carácter transitorio, puesto que el objetivo de la clase dirigente era que la economía quedara bajo el control del Estado.

La N.E.P. logró que la economía de la U.R.S.S. se recuperara gradualmente; sin embargo, encontró oponentes en los integrantes del Politburó, quienes fueron contenidos mientras vivió Lenin. A la muerte de éste, en mayo de 1924, los contendientes se precipitaron. Unos para consolidar la N.E.P (encabezados por Bujarin), sobre las bases del desarrollo agrícola y la llamada industrialización gradual, planteado la idea de: “El socialismo en un solo país” (tesis que más tarde retomaría José Stalin). Los contrarios estaban representados por Trotsky y sostenían la supresión de la propiedad privada; así como de los llamados Kulaks (propietarios terratenientes pero muy buenos productores agrícolas). En el aspecto ideológico planteaban la idea de la “revolución mundial”; es decir la necesidad absoluta de extender la revolución a otros países por la imposibilidad de construir el socialismo en un solo país.

2.2.3 HACIA LA CONSOLIDACIÓN

La forma de gobierno fijada por Lenin, de hecho una dictadura, se reafirmó con Stalin; las decisiones se adoptaron por voto del comité central y principalmente por el politburó.

¿Quién sería la figura dominante en estos comités? ¿Quién obtendría más votos cuando se procediera a elegir al sucesor de Lenin?

Los candidatos opositores eran León Trostky, favorito y brazo derecho de Lenin para sucederle en el poder, y José Stalin quien era menos preparado que el primero, intelectualmente hablando, pero de carácter más pragmático, gracias a lo cual eliminó a su enemigo más peligroso: León Trostky, quien se vio en la necesidad del exilio, recorriendo varias partes del mundo. Finalmente llegó a México, donde fue asesinado en el barrio de Coyoacán.

Stalin eliminó no sólo a sus enemigos políticos sino también a los de tipo ideológico, en las llamadas purgas. Muchos de los antiguos bolcheviques, entre ellos Bujarin, Zinoviev y Kamanev, fueron ejecutados. Pero el problema más serio que tuvo que solucionar el gobierno de Stalin fue la industrialización y la tecnificación agrícola; ante esto se propuso industrializar al país a marchas forzadas, sin importarle los futuros costos sociales, tales como los problemas alimenticios. El gobierno no contaba con capital y tuvo que recurrir al financiamiento interno, sacrificando el bienestar social de la población, principalmente de los campesinos, ya que los supuestos excedentes agrícolas se vendían al exterior.

Para modernizar la economía de la U.R.S.S., José Stalin procedió a la planificación económica estatal, a través de los llamados planes quinquenales. El primero de ellos se puso en práctica entre 1928 y 1932.

Políticamente, el primer plan quinquenal significó la ruptura completa con la N.E.P., y por supuesto, con la política agraria de transición implantada por Lenin. Para llevarlo a cabo, Stalin adoptó como forma de gobierno a la dictadura.

La situación internacional parecía favorable, ya que el proyecto de Stalin se inició al mismo momento en que estallaba la crisis económica del mundo capitalista en 1929; y aunque se alzaban las barreras aduanales proteccionistas, a la vez que se producía un hundimiento de los precios y de los mercados mundiales; el desarrollo económico de la

U.R.S.S. se dio, pese a que tuvo que financiarse sin ninguna dependencia con el exterior.

Desde el punto de vista económico, los objetivos principales del primer plan quinquenalfueron:

  1. Lograr la autosuficiencia económica de la U.R.S.S.
  2. Impulsar la socialización de la tierra mediante la formación de los Koljóses (comunidades agrícolas); además se crearían empresas cerealistas controladas por el Estado (Sovjoses); y las Estaciones de Máquinas Agrícolas y Tractores (E.M.A.T) para impulsar la modernización del campo.
  3. Fortalecer la industrialización acelerada en toda la U.R.S.S., para ello se crearon plantas siderúrgicas y termoeléctricas.
  4. Considerar como fundamental la elevación del nivel cultural del pueblo; para ello se modificaron los planes de estudio de la época leninista con los llamados stalinistas que consistieron en el adoctrinamiento de las masas hacia el socialismo. En el arte se impuso el “realismo socialista”. En cuanto a la planificación familiar se prohibió la práctica del aborto.
  5. Desarrollar la fuerza de la defensa de la Unión Soviética, por lo que se procedió a la modernización del ejército (armamento táctico militar).

Los llamados planes Quinquenales impuesto por Stalin fueron benéficos para la Unión Soviética y gracias a éstos los rusos pudieron hacer frente a los nazis, cuando los ejércitos de Hitler invadieron su territorio durante la Segunda Guerra Mundial.

Aplica lo que aprendiste sobre la construcción del Estado socialista soviético ruso para resolver lo siguiente. Subraya la respuesta correspondiente.

    1. Alejandro Kerensky, después de la Revolución de febrero implantó un gobierno provisional burgués apoyado por los:
    2. a) Kadetes b) Mancheviques c) Bolcheviques
    1. La Revolución social de octubre proponía el exterminio de los Kulaks es decir de los:
    2. a) Inversionistas extranjeros b) Propietarios terratenientes c) Soldados del gobierno zarista
    1. Después de terminada la Revolución de 1917, Lenin para conseguir la paz firmó el Tratado de Brest-Litovsk con:
    2. a) Alemania b) Austria c) Turquía
    1. La propuesta de implantar un comunismo de guerra para oponerse a las agresiones del capitalismo mundial fue seguida por:
    2. a) José Stalin b) Vladimir Lenin c) León Trotsky
    1. La ala izquierda del Partido Social-Demócrata representante del proletariado, la componían los:
    2. a) Kadetes b) Mancheviques c) Bolcheviques
    1. La idea de llevar a la práctica una revolución social mundial fue propuesta por:
    2. a) Lenin b) Stalin c) Trotsky
    1. Según Lenin este Programa sólo significó un retroceso táctico en la construcción del socialismo:
    2. a) U.R.S.S. b) N.E.P. c) P.C.R.
    1. La principal meta económica del Primer Plan quinquenal fue la:
    2. a) Autosuficiencia b) Dependencia c) Estabilidad
    1. La socialización de la tierra se implantó en la Unión Soviética rusa al integrarse los:
    2. a) Kulaks b) Koljóses c) Sovjoses
  1. El stalinismo se caracterizó por la práctica de un socialismo de Estado, llevado a cabo mediante la:

a) Integración de una dictadura personal b) Ruptura total con los integrantes del politburó c) Cancelación de la duma y el ejército

A continuación te presentamos una síntesis de los procesos históricos más importantes abordados en el tema.

  • Ante la existencia de un gobierno autocrático, a cuyo frente se encontraba el zar Nicolás II, a principios de 1917 se inició en Rusia una Revolución que comprendió dos principales etapas: la revolución democrático-burguesa de febrero y la de octubre, ésta última considerada como una revolución social que luchaba por reformas más profundas en beneficio del proletariado.
  • Debido a la presencia de un movimiento contrarrevolucionario, invasiones extranjeras y levantamientos sociales, Lenin dejó de lado su política económica denominada “comunismo de guerra, en su lugar se puso en práctica la Nueva Política Económica (N.E.P.) que mantenía la vigencia de ciertas medidas de los modos de producción feudal y capitalista.
  • José Stalin procedió a iniciar la consolidación del sistema socialista soviético cuando decidió hacer a un lado la política económica transitoria (la N.E.P.) establecida por Lenin; ahora, se iniciaría la era de los planes quinquenales cuya principal meta sería el logro de la autosuficiencia económica.

2.3 EL SURGIMIENTO DEL TOTALITARISMO

2.3.1 EL FASCISMO

Después de finalizada la Primera Guerra Mundial, Italia fue presa de un gran descontento popular tanto político como social en contra del gobierno y de los Tratados de Paz firmados, ya que éstos no se ajustaron necesariamente a las promesas hechas por los Aliados a los italianos. En los “catorce puntos” de Wilson se les negaron a los italianos importantes reivindicaciones territoriales (a pesar de haber combatido desde 1915 al lado de las potencias aliadas); por citar un caso diremos que si bien Italia recibió el Paso Brenner, por otra parte Fiume nunca pasó a manos de los italianos, lo que ocasionó en éstos un gran descontento, aumentado aún más cuando Fiume quedó finalmente en manos de la nueva nación balcánica, esto es, Yugoslavia.

Italia entró a una grave crisis política, social y moral, lo cual fue aprovechado por algunos partidos políticos que prometían la solución de todos los problemas existentes en la península, entre ellos se encontraban el Partido Comunista Italiano; el Partido Católico y el Popular Italiano.

Por su parte, el Partido Socialista inducía a la clase obrera a ocupar las fábricas, mientras que la Confederación Italiana del Trabajo amenazaba con organizar huelgas por toda Italia.

Ante la crítica situación, fue así como en 1922 apareció en Italia un nuevo partido político de tipo nacionalista y militarista, nos referimos al Partido Fascista organizado por Benito Mussolini; las bases de este Partido se encuentran en la integración de las milicias juveniles llamadas “Fascio di combatimento” surgidas en Milán en 1919 que aparentemente luchaban por el establecimiento de una República Democrática y Socialista.

La situación imperante en Italia obligó al gobierno y a la gran burguesía a apoyar al Partido Fascista, ante el posible establecimiento del socialismo en Italia, pues el Partido dirigido por Mussolini, además de ofrecer el orden público, prometía también la protección de los intereses de la burguesía.

Más tarde, el Partido Fascista lidereado por Benito Mussolini, apoyado por las clases dirigentes, se fue imponiendo por medio de la violencia y el chantaje político.

Su fuerza de choque estuvo constituido por la integración de un ejército denominado “Camisas Negras” quienes precisamente acompañaron a Mussolini en la marcha “sobre Roma” ocurrida en 1922 y luego, a obligar al rey Víctor Manuel III a entregarle el gobierno a Mussolini, quien acto seguido se proclamó Duce (dictador).

Benito Mussolini considerándose un nuevo “César” trataría de revivir la grandeza del antiguo Imperio Romano; para ello, además de ser jefe de gobierno, se hizo cargo de los ministerios de Guerra, de la Fuerza Aérea, de la Marina, del Control Colonial y de los Negocios con el Extranjero. Es por esta razón que decimos que Mussolini organizó un gobierno totalitario, en donde el dictador declaró: “todo el poder en el Duce”.

El Partido Fascista de Benito Mussolini se caracteriza por:

  1. La implantación de un régimen dictatorial en donde quedaba eliminado el espíritu de lucha democrática.
  2. Su abierta oposición a los marxistas de tendencias internacionalistas. El Fascismo -con el apoyo de la burguesía- proponía el reforzamiento de la práctica capitalista.
  3. La exaltación del Estado sobre los intereses individuales, para ello implantó el régimen corporativista en donde quedaba subordinado el individuo al Estado. Se procedió a la supresión de todo partido político de oposición. Benito Mussolini declaraba en sus discursos”… todo en el Estado, todo por el Estado, nada fuera del Estado, nada contra el Estado”.
    1. Los sindicatos debían estar también subordinados al Estado, se prohibieron las huelgas y el cierre de los centros de trabajo.
    2. El Estado fascista estaría representado por órganos políticos especiales, llamados corporaciones, que funcionarían como intermediarios entre el Estado y la sociedad.
  4. El fascismo italiano sería también imperialista: para el impulso de la política expansionista Mussolini organizó un importante ejército, una poderosa armada y una excelente fuerza aérea, con el fin primero de afianzar los territorios ya colonizados (en 1911 Italia le arrebató a los turcos el territorio africano de Libia) y lanzarse luego, a la conquista de nuevos territorios (Etiopía sufrió la ocupación de la Italia fascista entre 1935 y 1941).

2.3.2 EL NAZISMO

Al término de la Primera Guerra Mundial el emperador alemán Guillermo II abdicó, ante tal situación, los socialistas se apropiaron del poder; el 9 de noviembre de 1918 fue proclamada la República democrática-socialista con sede en Weimar y dirigido por Federico Ebert.

En estas condiciones políticas y sociales fue así como apareció el Partido Nazi; el partido obrero alemán comúnmente conocido como Partido Nazi (Nacionalsocialista) surgió en 1919 y su principal dirigente fue Adolfo Hitler –de origen austríaco–.

Los nazis se manifestaron como abiertos opositores al marxismo. En cambio, apoyaron al nacionalismo expansionista y al antisemitismo. El Partido Nazi tenía la intensión de instaurar la “dictadura de los arios”, es decir, el gobierno autoritario dirigido por una raza superior : la germana.

Hacia 1923, el Partido Nazi con Hitler a la cabeza y contando con el apoyo del Mariscal Ludendorff intentó una asonada con el fin de tomar el poder; sin embargo, este “golpe” (putsche) fracasó rotundamente, por lo que Adolfo Hitler fue detenido y sentenciado a cinco años de prisión, de los cuales sólo permaneció en la cárcel menos de uno. Hitler durante su encierro se dedicó a escribir lo que más tarde se convertiría en el libro “guía” de los nazis: Mein Kampf (“Mi lucha”).

En 1925 murió el presidente Ebert, por lo que el puesto de presidente de la República de Weimar fue ocupado por el General Pablo Von Hindenburg, éste, ya en su calidad de dirigente se dedicó a la reconstrucción económica de la Alemania de postguerra; desgraciadamente, la crisis económica mundial de 1929 arruinó todo el proyecto de reconstrucción y se presentó la quiebra general de la economía y las finanzas alemanas; entonces, el hambre y los desempleados aumentaron alarmantemente.

Ante la crisis existente en Alemania, el número de integrantes del Partido Nazi creció en forma notable. El Partido Nazi contando con un gran número de simpatizantes se presentó en las elecciones de 1932, y aunque fue derrotado, los nazis obtuvieron 13 millones de votos, Hindenburg resultaba reelecto como presidente, pero Hitler sería nombrado canciller el 30 de enero de 1933. Este cargo le permitiría a Hitler designar a los ministros dentro del Partido que tuviera la mayoría en el Reichtag, es decir, en el Parlamento.

El 2 de agosto de 1934 murió Hindenburg, ante esta coyuntura política, Hitler reunió en su persona los cargos de canciller y presidente, luego fue declarado Führer (caudillo) del Tercer Reich (imperio).

Para 1935 el totalitarismo impuesto por Adolfo Hitler era evidente, ya que estableció un gobierno dictatorial rigurosamente centralizado; abolió la Constitución de Weimar; disolvió el Reichtag y los Partidos políticos (menos el Nazi) fueron suprimidos; las Asociaciones Obreras dejaron de existir, en sulugar apareció un Sindicato Único (Frente Alemán del Trabajo).

Los planteamientos ideológicos fundamentales de la doctrina nazi serían:

    1. El racismo: Adolfo Hitler sostenía la superioridad de la raza germana argumentando que éstos eran “arios, es decir, de una raza pura y por tanto, superior. El racismo de Hitler fue más evidente contra los judíos a quienes acusaba de ser los culpables de todos los males del mundo.
    2. Hitler, desarrollando fuertes sentimientos antisemíticos creó los campos de concentración en los cuales fueron eliminados una gran cantidad de judíos; pero también fueron exterminados los comunistas, liberales e incluso, los nazis cuando se dudaba de su lealtad al Führer.
    1. El nacionalismo: Hitler consideraba a la nación como el valor supremo al cual el interés individual quedaba supeditado. El Führer declaraba constantemente: “Tú no eres nada, tu pueblo… es todo”.
    2. El interés principal era la defensa de lo nacional, por esta razón en la Alemania nazi se debería rechazar todo aquello que tuviera un sentido universal.
  1. El autoritarismo: Adolfo Hitler implantó un régimen verdaderamente totalitario en el cual su persona representaba la autoridad absoluta dentro del Estado nazi.
    1. El pangermanismo: Es decir, la unión de todos los pueblos de raza germana en una sola nación.
    2. Hitler consideraba que después de ocurrida la unidad germana, los nazis se lanzarían a la expansión territorial, principalmente sobre aquellas regiones que los germanos proponían como parte de su “espacio vital”. Como parte del denominado Tercer Reich, los nazis procedieron a las anexiones de Austria y Checoslovaquia en 1938 y a la invasión de Polonia en 1939.
  2. El militarismo: Para ello, se fomentó el rearme total en Alemania; se restableció el servicio militar obligatorio; se aumentó el número de integrantes en el ejército; incluso, con el fin de disminuir el desempleo fueron enrolados una gran cantidad de desocupados y a otros se les colocó en las fábricas de armamentos. En este proyecto de rearme también se pensó en el mejoramiento de la Armada y la Fuerza Aérea de la Alemania nazi.

2.3.3 EL MILITARISMO JAPONÉS

Japón se fortaleció para la guerra gracias al desarrollo económico logrado a través de su política expansionista sobre China; consecuencia de ello, fue la oposición de las potencias occidentales que poseían colonias en la Costa del Pacifico. Japón a pesar de su inserción en la economía de mercado, posee hasta la fecha una cultura que sigue siendo extraña y ajena para los occidentales, y es a través de ella que podemos explicar su militarismo. Un japonés anhela un mundo organizado según los principios de la armonía. La armonía sólo se alcanza cuando cada quien cumple con su tarea predestinada y pide para sí mismo lo que se considera justo de acuerdo con las normas establecidas. Es una actitud semejante a la practicada durante la Edad Media, es el culto “al grado, la prioridad y el lugar”.

En el Japón antiguo el uso de las armas se convirtió en el monopolio de una casta militar denominado los Samurai, quienes oficialmente se extinguieron como tales a poco de la instauración del imperio Meiji; sin embargo, la tradición que seguían estos soldados profesionales prevalecía en el ejército moderno durante el período de afirmación nacional que reinó en los años treinta del siglo XX.

Los oficiales profesionales del ejército japonés se guiaban a sí mismos por el código llamado Bushido, la línea del guerrero que prescribía la vida del soldado en todos sus puntos, proclamando que en su destino último debía ser muerto, matar a otros primero, pero al final ser muerto. El Bushido dictaba todo lo que era posible en la relación entre Samurais. La rudeza, el sufrimiento, el cumplimiento sin piedad de órdenes imposibles y el tratamiento salvaje hacia los más débiles, el deber de hacerse el Hara Kiri en circunstancias de deshonra y el culto a la no rendición, era parte de su código.

El liderazgo entre los cuerpos del ejército se basaba en el miedo y la férrea disciplina. Resulta significativo que el revivir del Bushido típico estuviera con un tipo de política, que era la predominante entre los nazis. El Bushido pintaba la vida heroica como aquélla que excluía la compasión y que tenía como único objetivo el triunfo.

En su organización bélica, el sistema japonés era más fuerte en virtud de la persona-mito del emperador (nos referimos para ese entonces, al emperador Hiroito). En los años treinta el axioma defendía que él era una sustancia diferente a la de la humanidad corriente, puesto que era la encarnación de la divinidad, a quien los mortales no podían ver de frente, ya que como descendiente divino, era hijo del Sol mismo, al que tampoco se puede ver de frente.

2.3.4 EL FRANQUISMO

Alfonso XIII abandonó el trono de España el 14 de abril de 1931, esto dio paso a la proclamación de la Segunda República Española dirigida por la facción socialista.

Ante la existencia de un gobierno de coalición republicano-socialista; la derecha española no dejó de realizar varios intentos para derrocar al gobierno popular. El 29 de octubre de 1932 surgió oficialmente un nuevo organismo político: la Falange Española creado por José Antonio Primo de Rivera (hijo del dictador Primo de Rivera quien fue apoyado por Alfonso XIII para dar un Golpe de Estado que lo llevó al poder entre 1923 y 1930).

La Falange representaba los intereses de los grupos más reaccionarios y tenía como propósito centralizar el poder en manos de los militares.

Luego de ocurridas las elecciones de febrero de 1933, observaremos el triunfo del “Frente Popular” compuesto por una coalición de las izquierdas existentes en la península ibérica.

Ante tales acontecimientos políticos, el 18 de julio de 1936 estalló finalmente un pronunciamiento militar que luego se transformaría en la llamada Guerra Civil Española, ocurrida entre 1936 y 1939, en la cual se enfrentarían los republicanos a las fuerzas franquistas, estos últimos recibirían ayuda tanto militar como económica de Italia y Alemania, precisamente la ayuda dada al General Franco por Hitler y Mussolini será vista a nivel internacional como el preludio a la Segunda Guerra Mundial.

El 28 de marzo de 1939, las tropas del General Franco hacían su entrada triunfal en Madrid, con esto se daba por hecho el fin del gobierno republicano y el inicio de la dictadura encabezada por el Generalísimo Francisco Franco.

El Franquismo será entonces otro más de los gobiernos totalitarios impuestos

en Europa, y concretamente en España, a fines de los años treinta del siglo

XX.

La dictadura impuesta en España por el General Franco desde 1938 hasta 1975 tuvo como meta lograr la centralización política, cultural, administrativa y económica. Por medio del decreto del 30 de enero de 1938, Francisco Franco fue proclamado caudillo y se convertía por esto en la máxima autoridad político-militar del gobierno español.

Los fundamentos ideológicos de la dictadura franquista los resumiríamos en los siguientes puntos:

  1. La integración de un Estado nacional centralizado contrario a cualquier tipo de gobierno autónomo.
  2. Una concepción tradicional, antiliberal y antisocialista en donde por supuesto, no se descartarían los afanes imperialistas.
  3. La defensa a toda costa del catolicismo.
  4. Emblemas y saludos parecidos a los de los gobiernos fascistas tanto de Italia como de Alemania.
  5. El franquismo logró su triunfo en España debido al apoyo recibido del ejército, la iglesia católica, los grandes terratenientes, la alta burguesía industrial y financiera, e incluso, de una buena parte de las clases medias españolas.

2.3.5 EL STALINISMO

A la muerte de Lenin, ocurrida en 1924, se esperaba en la Unión Soviética que León Trotsky tomara su lugar como líder de la nación; sin embargo, observamos la presencia de una fuerte lucha en el seno del Partido Comunista ruso de la cual finalmente saldrá triunfante José Stalin en el año de 1929.

La Rusia comunista, nacida apenas unos años atrás, tenía ante sí graves problemas; la agricultura y la industria eran primitivas e insuficientes, se sufría de una escasez constante de alimentos, existían además grandes perturbaciones políticas y sociales y, en opinión de muchos rusos, la Unión Soviética rusa estaba en peligro de otra tentativa de invasión por parte del las potencias capitalistas de occidente con el fin de destruir el nuevo Estado comunista.

Stalin realizó entonces, grandes esfuerzos por superar todas estas dificultades , se elaboró el primer plan quinquenal con el propósito de sacar a la comunidad socialista rusa de su atraso económico.

Si bien el primer plan quinquenal obtuvo un importante éxito económico, por otra parte, observaremos que en el terreno político se procederá a la instalación de un régimentotalitario con una rigidez parecida a la de los sistemas fascistas existentes en Italia y Alemania. Esto trajo como consecuencia la aparición de fuertes críticas por parte de numerosos seguidores del marxismo dentro y fuera de la Unión Soviética.

Stalin no toleró ninguna crítica, los descontentos fueron eliminados a través de las llamadas “purgas”. Para quienes criticaban las medidas tomadas por Stalin, éste decía a sus opositores que habían traicionado el ideario de Marx y de Lenin y en lugar de una “dictadura del proletariado” caracterizada por la existencia de una sociedad sin clases en la que todos fueran iguales y libres, se observaba que los campesinos y obreros eran explotados al máximo, mientras que los obreros “especializados” se constituían en una nueva “élite”.

El Partido Comunista a cuyo frente se encontraba José Stalin había tomado el lugar de los burgueses capitalistas; los integrantes del politburó que era el más alto organismo político y administrativo del Partido Comunista de la Unión Soviética, gozaban ahora de todos los privilegios.

Los críticos de José Stalin sostenían que en lugar de la “dictadura del proletariado” propuesta por Carlos Marx se había establecido una dictadura personal, naturalmente dirigida por Iosip Vissarionovich Daugasvili (Stalin).

En el cuestionario que te presentamos a continuación podrás reafirmar lo que has visto en este tema, sólo subraya la respuesta adecuada.

  • El Partido Fascista fue apoyado por la burguesía ante el peligro de que en Itlalia se impusiera la economía:
    1. a) Socialista b) Feudal c) Esclavista
    1. Para el control del poder por parte de Benito Mussolini fue impuesto en Italia el Estado:
    2. a) Corporativo b) Benefactor c) Proteccionista
    1. El racismo desarrollado por los nazis llevó a Hitler a impulsar sentimientos antisemíticos por esta razón persiguió a los:
    2. a) Árabes b) Negros c) Judíos
    1. Recuperar el “espacio vital” fue una consigna fundamental del nazismo esta política expansionista tuvo su fundamento en el:
    2. a) Paneslavismo b) Panteísmo c) Pangermanismo
    1. En Japón el código del Bushido sería la base más importante para la integración de un movimiento llamado:
    2. a) Aislamiento b) Militarismo c) Pacifismo
    1. El emperador Hiroito fue reconocido como el único depositario del poder pues además de jefe político también se le consideraba como:
    2. a) Encarnación de la divinidad b) Defensor de la religión c) Impulsor de la Democracia
    1. La guerra civil española enfrentó a los grupos más reaccionarios con los republicanos de tendencias:
    2. a) Totalitarias b) Dictatoriales c) Socialistas
    1. El franquismo en España presentó una característica especial distinta a otros movimientos totalitarios, la:
    2. a) Defensa del catolicismo b) Supresión de las fuerzas militares c) Eliminación del sentido nacionalista
    1. La concentración del poder por parte de Stalin en la Unión Soviética se fortaleció más por la práctica de las:
    2. a) Elecciones b) Purgas c) Reformas
  1. La centralización del poder por parte de José Stalin en la U.R.S.S se lograba apoyándose en el:

a) Parlamento b) Partido liberal c) Politburó

Recuerda que los contenidos principales de este tema son:

Los más importantes gobiernos totalitarios surgidos en el período de entre guerras fueron:

Políticas Totalitarias Dirigido por: Practicadas en
FASCISMO NAZISMO MILITARISMO JAPONÉS FRANQUISMO STALINISMO Benito Mussolini Adolfo Hitler Hiroito Francisco Franco José Stalin Italia Alemania Japón España U.R.S.S.

Los sistemas totalitarios se caracterizan por:

  • El establecimiento de un sistema político dictatorial opuesto a la práctica de la democracia.
  • Uno de sus principios básicos (a excepción de lo ocurrido en la Unión Soviética rusa) era oponerse a toda costa al establecimiento y práctica del sistema socialista.
  • El reforzamiento del capitalismo por parte de la burguesía sería la consigna principal; sin embargo, sería el Estado quien se convertiría en el rector de la economía a través de la práctica del Capitalismo de Estado.
  • Se distinguen por desarrollar actitudes imperialistas, nacionalistas, racistas y militaristas.
  • El control por parte del Estado. En el caso concreto de Italia esta acción se realiza creándose el Estado corporativo.

2.4 LA CONFIGURACIÓN DEL RÉGIMEN MODERNO MEXICANO (1920-1934)

2.4.1 EL PROCESO DE RECONSTRUCCIÓN ECONÓMICA NACIONAL

Una vez concluida la lucha armada producida a causa de la Revolución; durante el gobierno electo de Venustiano Carranza (1917-1920) se inició en México un Programade Reconstrucción Económica Nacional; sin embargo, las acciones llevadas a cabo por el gobierno de Carranza no obtuvieron significativos avances, es más, ni siquiera lograron igualar los índices de crecimiento económico alcanzado durante los últimos años del Porfiriato.

Para 1920, una vez llegados al poder los “Sonorenses” encabezados por Obregón, De la Huerta y Calles el Programa de Reconstrucción Económica dio pasos más firmes. El proyecto de los caudillos sonorenses iba encaminado al impulso capitalista de la economía en México.

Resultaba urgente el impulsó del agro, la industria “nacional” y el impulso de los servicios básicos que apoyaran la puesta en marcha con mayor éxito a tal proyecto económico.

¿Sabes tú cuáles fueron las principales acciones económicas y financieras puestas en marcha entre 1920 y 1934 con el fin de proceder a la Reconstrucción Económica nacional?

Dentro del Proyecto de Recuperación Económica Mexicana seguro encontramos algunos avances significación pero, ¿sólo fueron avances o también hubo retrocesos?

Pasemos ahora a la revisión de este importante período de la historia de México.

La economía mexicana a fines del porfiriato

En nuestro país a principios de 1910, poco antes del inicio del movimiento revolucionario dirigido por Francisco I. Madero en contra de la dictadura porfiriana, la economía mexicana se encontraba pasando aún por una etapa de importante crecimiento; así, podemos señalar que las actividades económicas de mayor impulso eran la industria petrolera; la minería; los ferrocarriles y la agricultura de exportación; es decir, importantes renglones de la economía, la mayoría de ellos controlados por el capital extranjero.

La economía del país durante la Revolución Mexicana

Una vez iniciada la revolución de 1910, se apreció una significativa caída de la actividad productiva del país; entre los años de 1910 y 1915 se produjo un considerable estancamiento de la economía mexicana; no obstante la inestabilidad generada, debemos aclarar que no toda la actividad productiva del país quedó paralizada pues se sabe que la industria petrolera principal enclave dirigido por la inversión foránea instalada en México durante el porfiriato, entre 1910 y los años que le siguieron llegó a contar con un promedio anual de crecimiento del 43%; e incluso, superó este porcentaje debido al aumento de la demanda externa por parte de las naciones involucradas en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Por su parte, el nivel de la producción minera se mantuvo casi al mismo ritmo, aunque si se le comparara con el índice de producción de los países con niveles de economía más avanzados, la minería mexicana se hallaba en una situación de rezago, principalmente por la persistencia del empleo de una tecnología tradicional. Por otro lado, la industria manufacturera aún con el inicio de la Revolución de 1910, no se alteró en forma drástica; por su parte, el descenso de la ganadería fue de tan sólo 4.6% anual; y, la agricultura, especialmente la de exportación, mostraba que entre 1920 y los años siguientes el nivel de producción de maíz, caña de azúcar, chile seco, café y henequén no manifestó grandes cambios.

Ahora bien, debemos aclarar, basándonos en lo antes mencionado que, si durante la revolución maderista los niveles de la producción no sufrieron graves alteraciones esto se debe básicamente a que tan sólo nos hemos referido a la situación económica existente entre los grupos privilegiados de la sociedad mexicana y por tanto dueños de grandes extensiones de tierras propias para la agricultura y la ganadería, de empresas industriales, propietarios de comercios y controladores de lo más importantes servicios.

Pero, si recurriéramos a las informaciones estadísticas que tenemos para esta época, nos enteramos por otra parte que, la producción en el campo (nos referimos ahora a la agricultura de subsistencia) impulsada por el campesino pobre, descendió de tal forma que llegó a ser de la mitad de lo producido durante el porfiriato. Una de las razones que llevaron a este descenso de la producción en el agro mexicano es, sin duda, el abandono de las tierras por parte de aquellos campesinos que se integraron al movimiento armado de 1910 y en los años siguientes; asimismo, al finalizar la lucha armada, la población había descendido en aproximadamente un millón de habitantes pues, según censos realizados para esta época, la población pasó de 15.2 a 14.3 millones de habitantes; las causas de dicha baja de la población se deben, entre otros factores, a la gran cantidad de muertes causadas por la Revolución; a la disminución de la tasa de natalidad, a la emigración masiva; y, el surgimiento de epidemias graves como el tifo, la fiebre amarilla y la influenza que azotó al país entre 1918 y 1919. Ante la drástica reducción de la población, el nivel de la economía se vio seriamente afectado producto de la escasez de mano de obra de casi 400 000 personas, principalmente en el agro y la producción minera.

Pero, la disminución de la población existente durante la Revolución no fue la única causa del descenso de la producción del país, desde luego que también influyó la condición lastimosa en la que se encontraban los diversos servicios. Los ferrocarriles, que después de la lucha armada habían quedado en pésima situación, mostraba que tramos enteros de vías férreas habían desaparecido y las locomotoras y carros tanto de pasajeros como de carga estaban prácticamente destruidos; la condición del servicio ferroviario obstruía los avances de la economía nacional ya que el intercambio comercial y el traslado de los bienes se hacía en forma por demás difícil. La situación de los telégrafos no era distinta a la de los ferrocarriles, más de 2 000 kilómetros de líneas telegráficas ya no existían y la condición de los demás servicios corría una suerte similar.

El descenso del nivel de la producción a causa de la reducción de la población y de la deplorable situación de los diferentes servicios ligados a la producción, representaba para el Estado mexicano la urgente necesidad para encontrar prontas soluciones; por lo mismo, resultaba apremiante iniciar toda una serie de medidas económicas que permitieran, después de finalizada la revolución, poner en marcha un programa de reconstrucción que propiciara, al menos en sus inicios, alcanzar los niveles de producción obtenidos durante el porfiriato.

¿Cómo se llevó a cabo en México el programa de Reconstrucción Económica? ¿Qué sectores de la economía fueron especialmente tomados en cuenta dentro del proyecto de recuperación económica? ¿Qué participación tuvo el Estado en la recuperación de la economía mexicana después de concluida la Revolución Mexicana?

El proyecto de recuperación dirgido por los “sonorenses”

Así fue como, a partir de 1920, México dio inicio a un programa más firme de Reconstrucción Económica Nacional (al mismo tiempo que lo realizaban los países europeos como resultado de los estragos causados por la Primera Guerra Mundial) dirigido por un nuevo grupo político llegado por ese entonces al poder; los “Sonorenses”a cuyo frente se encontraban Álvaro Obregón, Adolfo de la Huerta y Plutarco Elías Calles después de su éxito obtenido en la revuelta de Agua Prieta. Los “Sonorenses” sé distinguían por poseer un sentido más práctico y emprendedor. Obregón y Calles por ejemplo, representaban las exigencias de un grupo norteño de pequeños empresarios y agricultores que se venían mostrando partidarios del impulso capitalista en el país, tanto en el agro como en la industria, a través de la modernización del aparato productivo, basados en los principios de la empresa estadounidense, que por otra parte, sería el caso más conocido por los caudillos sonorenses.

Las acciones de Venustiano Carranza (1917-1920)

Ahora bien, tendríamos que señalar que el Plan de Reconstrucción Económica Nacional dio sus primeros pasos durante el gobierno electo de Venustiano Carranza (1917-1920); sin embargo, sería también conveniente mencionar que los logros obtenidos por dicho gobierno fueron mínimos, pues ni las condiciones internas ni las externas resultaron las más propicias para conseguir avances significativos en la proyecto de Reconstrucción Nacional planteado por la Revolución y luego reafirmado en la Constitución de 1917.

Carranza (perteneciente a una familia de terratenientes adinerados del Estado de Coahuila), durante su gobierno procedió el reparto agrario a través de la Comisión Nacional Agraria. No obstante esto, la reforma agraria de Carranza fue muy lenta ya que sólo se repartieron 224 939 hectáreas de tierras; era claro que Carranza no dejó de proteger a los latifundistas pues las acciones seguidas por este mandatario coahuilense no se dirigieron al cumplimiento exacto de la ley del 6 de enero de 1915 o del Artículo 27 constitucional, sino que se dio a la tarea de restituir el dominio de las haciendas a sus antiguas dueños bajo el pretexto de que el campesinado mexicano, pese al reparto agrario hecho, aún no alcanzaba los niveles mínimos de producción que satisfacieran las necesidades de la población de aquel entonces.

Con la devolución de las haciendas, la situación de los campesinos resultaba por demás difícil pues, al lado de sus pequeñas parcelas seguía existiendo el latifundismo controlado no sólo por nacionales sino también por agricultores extranjeros; a esto, agreguémosle el empleo de sistemas rudimentarios en el campo lo que repercutiría en la baja producción que no alcanzaba a satisfacer ni las demandas del mercado interno y mucho menos la posibilidad para competir con los mercados internacionales.

Por otra parte, ante el exceso de circulante de los “infalsificables” emitidos por el gobierno provisional de Carranza en 1916 (y que luego fueron retirados de la circulación en tiempos posteriores debido a la inestabilidad monetaria existente), se produjo una mayor inflación y por tanto, un mayor encarecimiento de los bienes y los servicios.

Por lo que toca a la Política Nacionalista de Carranza señalaremos que ésta, presentó graves signos de “conservadurismo” ya que sólo se concretó a la práctica de un cierto control sobre las empresas petroleras extranjeras por medio del aumento a los impuestos sobre la extracción del hidrocarburo; dicha acción trajo consigo fuertes protestas, especialmente de los empresarios estadounidenses por lo que incluso, se hablaba de una nueva invasión militar a México por parte de los Estados Unidos.

¿Cuáles fueron los principales errores o limitantes cometidos por el gobierno de Carranza que impidieron que el Programa de Recuperación Económica Nacional consiguiera avances significativos?

La Obra de Adolfo De la Huerta

Después de la muerte de Venustiano Carranza y el ascenso al poder en forma interina por parte de Adolfo De la Huerta para junio de 1920, se reintentó poner en marcha el Programa Económico de Reconstrucción; la obra De la Huerta fue administrativa y económica: sus acciones estuvieron encaminas a la reorganización de la Hacienda Pública, para ello se trató de regularizar la situación referente a la captación fiscal, y , por otra parte, para contribuir en algo al impulso del campo, se promulgó en el mismo mes de junio, la Ley de tierras ociosas mediante la cual se declaraba de utilidad pública las tierras de labor, de esta forma, fueron entregadas en definitiva 84 000 hectáreas a los campesinos con el fin de solucionar los problemas en la agricultura del país.

El agro mexicano entre 1920 y 1928

Con la llegada de Álvaro Obregón a la presidencia ocurrida para el día primero de diciembre de 1920 después de haber participado en unas elecciones en donde tuvo como principal contrincante al carrancista Alfredo Robles Domínguez, el Programa de Reconstrucción Económica Nacional parecía entrar ahora si en una etapa de importantes logros.

Una de las primeras acciones de la administración obregonista fue la de proceder a la práctica de una Reforma Agraria aparentemente más intensa que la realizada por sus antecesores ya que dicha Reforma, para 1920, no era aún un hecho concreto. Para los gobiernos tanto de Obregón como el de Calles el sector primario de la economía nacional fue el eje del sistema económico en sus respectivos gobiernos por esta razón, aunque, cabría señalar que este interés mostrado obedecía más a factores político-sociales que económicos pues, resultaba apremiante el conseguir la pacificación en el campo ya que de ella dependía el obtener importantes logros en lo que toca a la recuperación económica del país. Ante la creciente incorformidad de los campesinos sin tierras, ambos gobiernos procedieron a efectuar el reparto agrario por medio de dos formas: la parcela individual y la integración de ejidos para el trabajo colectivo. Obregón por su parte, aumentó la superficie ejidal a casi un millón de hectáreas, aunque éste, como luego también Calles, considerarían que la formación de ejidos en el campo mexicano sería tan sólo una medida transitoria, pues la idea principal de ambos sonorenses iba encaminada a la futura integración de la “pequeña propiedad”2 para el agro mexicano en lugar del tradicional latifundio, pues se decía que el mejor productor en el campo sería precisamente el clasificado como “pequeño” propietario, ya que éste, abandonaría entre otras cosas, la práctica de la agricultura extensiva transformándola a corto plazo por una intensiva.

2 GUTELMAN, Michel, Capitalismo y reforma Agraria en México, define lo que debemos entender por pequeña propiedad, según el artículo 27 constitucional se considera como “pequeña propiedad agrícola”: a) La que no exceda de 100 hectáreas de tierra de riego o humedad de primera. b) Las explotaciones inferiores a 200 hectáreas de tierra de temporal o de agotadores susceptibles del cultivo. c) La superficie con 150 hectáreas cuando fueran destinadas al cultivo del algodón. d) La superficie con 300 hectáreas cuando se tratara de cultivos de plátano, caña de azúcar, café, henequén, hule,

cocotero, vid, olivo, quina, vainilla, cacao a árboles frutales. e) Las tierras dedicadas a la ganadería cuya capacidad de producción permita criar 500 cabezas de ganado mayor o su equivalente en ganado menor.

Al ocupar Calles la presidencia a fines de 1924, su Plan de Reconstrucción Económica Nacional no difería en mucho al seguido por Obregón, pues se trató más bien de una continuación y reforzamiento de la obra realizada por su antecesor.

Así, Calles, durante su administración continuó con el reparto agrario por lo que se distribuyeron más de tres millones de hectáreas aunque luego, para impulsar a la pequeña propiedad agrícola se crearía todo un proyecto para efectuar la parcialización de los ejidos lo que daría cabida al surgimiento de los nuevos pequeños propietarios con una mentalidad moderna, es decir, capitalista.

En los siguientes años, el impulso a la economía capitalista en el campo consistiría en brindarles apoyo a estos nuevos pequeños propietarios mediante la creación de importantes sistemas de irrigación, además del otorgamiento de créditos y el asesoramiento técnico. Pero, el proyecto de fomento a la creación de la pequeña propiedad agrícola sería desde luego, a mediano y largo plazo, el reparto agrario debería realizarse en forma gradual; si bien la revolución iniciada a fines de 1910 y la propia Constitución de 1917 y particularmente el artículo 27 planteaba el exterminio del latifundismo en México, éste, decían los “Sonorenses” en el poder, no podía ser sustituido de la noche a la mañana por la pequeña propiedad, y más aún, si los nuevos pequeños propietarios no garantizaban todavía el conseguir rápidos niveles de productividad que aseguraran sobre todo el fomento de las exportaciones agrícolas tan importantes para la captación de divisas, que por otra parte, resultaban necesarias para continuar con el proyecto de modernidad y reestructuración de la economía nacional.

Así, entre 1920 y 1924 la administración obregonista procedió como ya se mencionó en líneas anteriores, a la restitución y dotación de tierras a los campesinos que demandaban el reparto agrario por lo que fueron repartidas más de tres millones de hectáreas a más de 400 000 campesinos, siendo los más beneficiados los del Estado de Morelos (con esta acción la conciliación establecida entre los zapatistas y el grupo de Sonora parecía ya un hecho consumado), Sin embargo, los campesinos “beneficiados” con el reparto agrario, éstos, por otra parte, no recibieron las tierras en propiedad, sino en ejidos en donde el derecho al usufructo de la tierra podría perderse bajo diversos pretextos por lo que imperaba en los campesinos la inseguridad sobre la tenencia de la tierra.

No obstante el reparto de tierras realizado, por otro lado, también era opinión de los caudillos sonorenses que, si un hacendado mostraba productividad en sus propiedades y lograba mantener un considerable nivel de explotación con el empleo de técnicas agrícolas nuevas; entonces, sería indispensable respetarles el dominio sobre sus propiedades, ya que era evidente que se trataba de terratenientes con una mentalidad moderna y progresista que con su trabajo contribuían al impulso capitalista de la agricultura.3

Con estas características fue que dio el Programa de Reconstrucción Económica en el agro mexicano a partir de 1920.

Situación de la industria mexicana

En relación al impulso de la industria, las empresas existentes en este sector de la economía mexicana no sufrieron daños considerables en sus equipos e instalaciones a causa de la Revolución, por lo que la industria impulsada en el país pudo, sin graves dificultades reanudar sus actividades. Desde luego, dicho incremento en el ramo industrial seguía en su mayoría controlado por el capital foráneo por medio del incremento sobre todo, de sus inversiones directas.

Al igual que en el gobierno del Obregón, la industria impulsada en el país durante la administración de Calles se mantenía controlada por la inversión extranjera en un 98%, aún no llegaba el tiempo para que México recibiera importantes financiamientos por la vía de los empréstitos que nos permitiera impulsar una industria nacional; para este momento, el crédito internacional se encontraba prácticamente cerrado para nuestro país, todo esto provocado por toda una serie de conflictos político-económicos aún no resueltos desde la Revolución hasta bien entrados los años veinte con el extranjero y principalmente con los Estados Unidos.

3 La meta del grupo sonorense no se dirigía necesariamente hacia el exterminio del latifundismo en México, era evidente que a dicho grupo le interesaba impulsar y proteger a los grandes terratenientes aún a pesar de sus declaraciones oficiales en torno al apoyo que decían brindar a la “pequeña propiedad”, era claro que, para Obregón y Calles la permanencia de la gran propiedad resultaba indispensable, y esto, posiblemente se deba a los intereses personales del propio Alvaro Obregón , ya que habría que recordar por ejemplo, que éste, era dueño de la finca denominada la “Quinta Chilla” con una extensión inicial de 150 hectáreas de las mejores tierras de Sonora y que después (arrebatándole a los indígenas yaquis sus tierras), fueron ampliadas a 3 5000 hectáreas en las cuales empleaba a un poco más de 1 5000 trabajadores del campo. Obregón llegó prácticamente a monopolizar las exportaciones de garbanzo por toda la costa del Pacífico y luego, adquiriendo minas y poniendo en marcha, un negocio de exportaciones (principalmente de cueros) se convirtió, sin lugar a dudas, en uno de los hombres económicamente más poderosos en el Estado de Sonora. La “Quinta Chilla” llegó a desarrollar un alto grado de productividad especialmente después de 1917, luego de los viajes realizados por Álvaro Obregón a Canadá, los Estados Unidos y Cuba con el propósito de adquirir el manejo de nuevas técnicas agrícolas para luego, ponerlas en práctica dentro de sus propiedades lo que le permitió aumentar la productividad en sus bastísimas tierras, permitiéndole incluso, hacerse más tarde de un mayor número de extensiones territoriales y de ganado. Como observamos. La permanencia en México de la gran hacienda, lejos de desaparecer, se reforzó aún más durante esta época. Plutarco Elías Calles por su parte, poseía latifundios importantes en los Estados de Sinaloa, Tamaulipas y el Estado de México.

El impulso a la infraestructura económica mexicana

Para el impulso no sólo de la actividad agropecuaria, sino también de la industria se requería de acciones concretas encaminadas a mejorar el nivel de los servicios; era urgente, como parte del proyecto de Reconstrucción Nacional el contar con suficientes sistemas de comunicación y transporte, se requería de la reconstrucción de las vías férreas (fuertemente dañadas a causa del movimiento revolucionario) y la creación de nuevos proyectos para la construcción de modernas carreteras. El presupuesto destinado por Obregón al mejoramiento de la infraestructura económica del país fue escaso, no obstante esto, a principios de los años veinte el automóvil fue sustituyendo por un considerable margen a las carretas y a los tranvías tirados por mulas; el uso del teléfono y la radiotelegrafía en los sistemas de comunicación empezaron a generalizarse en el país, al mismo tiempo que se realizaban los primeros vuelos comerciales.

La principal fuente de ingreso para la recuperación económica

Con Obregón al frente de la presidencia se realizó el primer auge petrolero del país después de la Revolución así, la producción de petróleo alcanzó los 191 millones de barriles para 1921, por lo que México se convertirá en el segundo productor del petróleo a nivel mundial. Por concepto de impuestos recaudados, Obregón recibió 58 millones de pesos en 1922; producto de la recuperación económica de postguerra de los países involucrados en la Primera Guerra Mundial, el progreso de la industria petrolera mexicana continuó por lo que para 1924 se llegaron a recibir por concepto de impuestos arancelarios 291 millones más.

Calles en busca de la estabilidad económica y financiera

Para la reconstrucción económica mexicana, 1925 y 1926 fueron años clave, ello se debió a la política económica seguida por los titulares de la Secretaría de Hacienda, primero dirigida por Alberto J. Pani y luego, por Luis Montes de Oca; asimismo, también participó Luis N. Morones quien se encontraba al frente de la Secretaria de Industria, Comercio y Trabajo.

Una de las primeras acciones financieras del gobierno de Calles fue la relativa a la búsqueda de la reorganización y equilibrio del presupuesto federal; para el logro de esta meta se procedió a la cancelación de algunos subsidios para esto, se dejó fuera del control del Estado a las empresas con gastos excesivos, un ejemplo relacionado con esto, sería lo referente a los ferrocarriles; así, a fines de 1925 la administración de las líneas férreas regresaba al control de las empresas privadas.

Otra medida gubernamental tomada para sanear las finanzas públicas fue la de disminuir el porcentaje de gastos, reduciendo el nivel de compras de efectos no indispensables por parte del gobierno; así como también el propiciar distintas formas para incrementar los ingresos públicos.

Otra tarea urgente del Estado mexicano estuvo encaminada al ordenamiento del sistema monetario y a la reorganización del sistema bancario. En años anteriores la emisión desenfrenada de la moneda había acelerado en forma brusca el proceso inflacionario en el país aumentado aún más por la confiscación de las reservas de oro y plata por parte de los acreedores extranjeros a causa de las negociaciones hechas entre México y los Estados Unidos entre 1922 y 19234, alterándose con esto gravemente el sistema monetario; por esta razón, varios bancos, especialmente los pequeños, tuvieron que cerrar sus puertas, ante este estado de cosas, reinaba la inseguridad y las dificultades para conseguir créditos tan indispensables para incrementar los niveles de la producción.

La creación del Banco de México

Era apremiante la acción directa del Estado quien debía propiciar la puesta en marcha de medidas rápidas para reorganizar a corto plazo el sistema bancario mexicano; respecto a este caso, Calles alcanzaría sus mejores triunfos al poner en práctica diversos proyectos económicos y financieros, dentro de los más importantes colaboradores a quienes Calles encomendó la tarea de realizar las reformas financieras pertinentes destacaron por ejemplo, los antiguos “científicos” como Miguel S. Macedo quien redactó precisamente la Nueva Ley General de Instituciones de Crédito y Establecimientos Bancarios y Enrique C. Creel quien se encargaría del proyecto para la creación de un fideicomiso. Bajo estas bases, se procedió a la creación de una Banco Central capaz de controlar los ingresos y egresos del país funcionando como el único autorizado para emitir el papel moneda y la regulación de los créditos internos sustituyéndose así a los bancos privados que eran los que venían realizando dichas funciones.

El primero de septiembre de 1925 fue fundado el Banco de México con un capital inicial de 50 millones de pesos oro; una vez integrada la Comisión Nacional Bancaria producto de está, surgió una importante banca oficial de fomento al crédito integrada por el Banco de Crédito Agrícola; el Banco de Crédito Ganadero y el Banco Cooperativo Agrícola.

Presas y carreteras para la modernización del país

Paralela a la acción de la Comisión Nacional Bancaria también actuaban otras dos comisiones: la Comisión Nacional de Irrigación y la Comisión Nacional de Caminos. La primera de ellas, se integró con el fin de crear nuevas zonas de riego mediante la construcción de presas para el impulso agropecuario del país. El gobierno de Calles, para apoyar al desarrollo infraestructural en el campo, asignó entre 1926 y 1928 un presupuesto de 40 millones de pesos para la construcción de obras de irrigación; para 1927 se habían construido ya siete presas, la mayoría de ellas localizadas en el norte de la República Mexicana las cuales irrigarían a casi 200 mil hectáreas. La conclusión de estas presas propiciaría el aumento de la producción en el campo y en la industria; sin embargo, habría que señalar que no todas las obras construidas para el impulso hidráulico fueron exitosas pues una de las grandes presas, la de Guatimapé en Durango resultó ser un gran fracaso al igual que la de “Don Martín” en Nuevo León ya sea debido

4 Véase en el siguiente apartado convenios Lamont –De la Huerta y Tratados de Bucareli.

a que estuvieron mal planeadas o por que fueron hechas tan sólo para el beneficio de los contratistas favoritos del gobierno y no necesariamente para provecho de los agricultores.

Por su parte, la Comisión Nacional de Caminos (creada el 30 de marzo de 1925) trabajaría con el fin de proporcionar una red caminera básica no sólo necesaria para impulsar al mercado interno sino también al externo. Así, el proyecto de la Comisión Nacional de Caminos se propuso construir 10 mil kilómetros de carreteras en un lapso de diez años, los proyectos carreteros tendrían como meta tocar los sitios en donde se encontraban los centros más importantes de la producción y los principales mercados, también la intención de esta Comisión sería la de comunicarse con los más importantes puertos del país y los puntos fronterizos con el fin de estimular el crecimiento del mercado externo.

Los cuatro más significativos proyectos de esta Comisión para construir las primeras carreteras pavimentadas en México fueron:

A) Carretera México – Puebla – Oaxaca – Tehuantepec B) Carretera México – Jalapa – Veracruz C) Carretera México – Pachuca – Cd. Victoria – Monterrey –

Nuevo Laredo D) Carretera México – Cuernavaca – Puente de Ixtla – Acapulco

Al concluir el período de Calles a finales de 1928 se habían construido ya 700 kilómetros, esto es, los tramos de la ciudad de México a Pachuca; la de la capital del país a Puebla; y algunos sectores de la Ciudad de México a Acapulco. Así mismo se habían construido los tramos faltantes del ferrocarril de Nogales a Guadalajara.

Por supuesto que el programa para el impulso de la infraestructura económica desarrollado por Calles no avanzó recibiendo financiamientos del exterior, sino que éste fue impulsado gracias, entre otras cosas, al establecimiento de la Ley Petrolera de 1925 por medio de la cual se le cargaba un impuesto especial al consumo de la gasolina.

Plutarco Elías Calles concluiría su período de gobierno no sin antes preparar y apoyar la reelección del General Alvaro Obregón.5

5 Sin embargo, poco después de las “elecciones”. Alvaro Obregón sería asesinado el 17 de julio de 1928, por tal motivo será a Emilio Portes Gil (que se desempeñaba como Secretario de Gobernación) a quien se le nombre primero presidente provisional y luego, con la aprobación del Congreso y naturalmente con el apoyo de Calles, presidente interino para el período comprendido entre el 1º de diciembre de 1928 y el 5 de febrero de 1930.

La repercusión de la crisis económica mundial en México

Portes Gil continuaría con la Reforma Agraria y con el proyecto para el impulso de la infraestructura económica estimulada por el gobierno callista. Desafortunadamente para 1930, el proyecto de reconstrucción Económica Nacional se vio fuertemente afectado no sólo por causas de orden interno (1929-1930 fueron malos años para la producción agrícola); sino también debido a causas externas. Debemos recordar que en el mes de octubre de 1929 la economía estadounidense se vio envuelta en un grave depresión económica, a tal suceso lo conocimos, entre otras denominaciones, como el desastre de Wall Steet y que después llegó a convertirse en un problema económico con repercusiones a nivel mundial.

Después de finalizado el interinato de Emilio Portes Gil, será el ingeniero Pascual Ortiz Rubio quien se convierta en el nuevo presidente a partir del 5 de febrero de 1930, es decir, en plena depresión económica mundial; para 1932 y, ante la renuncia de Ortiz Rubio a la presidencia ocurrida el día primero de enero, el Congreso manipulado por el “Jefe Máximo” nombró como presidente interino al sonorense General Abelardo L. Rodríguez (quien se había venido desempeñando como Secretario de industria, Comercio y Trabajo) su mandato terminaría para el 30 de noviembre de 1934. Abelardo Rodríguez procedió, para contribuir en algo a la difícil situación económica existente, al establecimiento del salario mínimo por entidad, esto se hacía como una medida que pretendía disminuir las consecuencias de la crisis económica estadounidense reflejada en México; asimismo, se llevaron a cabo varias acciones encaminadas a la creación de la Nacional Financiera, el Banco Nacional Hipotecario y de Obras Públicas; además aparecieron el Departamento del Trabajo y la empresa Petróleos de México.

Sin embargo, los efectos negativos de la crisis económica mundial sobre la dependiente economía mexicana siguió afectando significativamente a la producción nacional. Los gobiernos de Ortiz Rubio y de Abelardo Rodríguez les tocó hacer frente a la paralización de las más importantes actividades económicas del país, entre 1930 y 1933 el nivel de la producción bajo bruscamente siendo 1932 el año más difícil, ya que la crisis económica casi toca fondo pues el nivel del Producto Nacional presentó el más bajo nivel; la agricultura, sobre todo la de exportación, sufrió graves restricciones pues se apreciaron bajas considerables en la producción del henequén, algodón, tabaco, trigo y arroz; la producción de plata y la de petróleo se vieron también afectadas; la industria manufacturera (aunque fue la menos afectada por la Crisis Mundial) bajo su nivel de producción en un 7%.

Los ingresos públicos pasaron de 322 a 212 millones lo que hizo disminuir la inversión del Estado especialmente en las obras enfocadas al estímulo de la producción; el gasto público pasó de 103 a 73 millones de pesos afectando principalmente los proyectos impulsados por el gobierno de Calles en lo referente a las comunicaciones y los transportes.

El cierre de numerosas empresas y la implantación de la Ley Harris (por la cual fueron repatriados masivamente miles de mexicanos que trabajaban en los Estados Unidos como braceros), incremento drásticamente el desempleo. Las pocas empresas que siguieron abiertas tuvieron que efectuar severos reajustes de salarios y de personal. El hambre, la inflación y la devaluación crecieron alarmantemente. Ante tales acontecimientos, el Programa de Reconstrucción Nacional iniciado en 1920 parecía venirse a pique.

En espera de prontas soluciones

Una de las medidas llevadas a cabo por el gobierno de Abelardo L. Rodríguez, con la supervisión de Calles y del Partido Nacional Revolucionario creado en 1929, fue la de proceder a la elaboración del denominado Primer Plan Sexenal para la planificación y recuperación de la economía nacional, dicho plan sería puesto en práctica durante el período de 1934 a 1940.

Otra medida de carácter externo sería esperar la pronta recuperación de la economía estadounidense dirigida por el presidente Franklin D. Roosevelt mediante su Programa del New Deal.

Con lo que has estudiado del tema resuelve el cuestionario encerrando la respuesta en un óvalo.

    1. A principios del siglo XX, en el último período de la dictadura porfiriana los índices de la economía daban muestra de:
    2. a) Descenso b) Estancamiento c) Crecimiento
    1. Durante la revolución armada de 1910-1917 el renglón de la economía más afectado fue el de la:
    2. a) Industria manufacturera b) Agricultura de subsistencia c) Producción minera
    1. En lo relativo a los servicios lo más perjudicado por la Revolución fue sin duda:
    2. a) Los ferrocarriles b) La ganadería c) Los vuelos comerciales
    1. La modernización de la economía a fines de 1920 bajo principios capitalistas estuvo dirigida por los integrantes del “grupo” de:
    2. a) Sonora b) Coahuila c) San Luis Potosí
    1. La base del proyecto de Recuperación Económica Nacional impulsado por Obregón y Calles se encontraba en el avance de la producción:
    2. a) Industrial b) Petrolera c) Agropecuaria
  1. El proyecto de Obregón y Calles para el impulso del agro mexicano se encontraría en:

a) Incrementar la formación de ejidos colectivos para el logro de la autosuficiencia. b) Impulsar la integración de “pequeños” propietarios de mentalidad capitalista. c) Comprometerse al exterminio total del latifundismo sobre todo en el Norte del

país.

    1. El impulso industrial existente en México entre 1920 y 1934 era dirigido principalmente por el capital:
    2. a) Del estado b) Extranjero c) Interno
    1. Para fomentar los servicios financieros del país fue creado en 1925 el banco central mexicano nos referimos al:
    2. a) Banco Nacional Mexicano b) Banco Internacional Mexicano c) Banco de México
    1. Producto de la crisis económica mundial la actividad económica que más fue afectada sería la agricultura de:
    2. a) Exportación b) Doméstica c) Subsistencia
  1. Para enfrentar la crisis que vivía México, en 1933 el Estado presentó una alternativa de solución llamada:

a) Programa de Alianza y Progreso b) Primer Plan Sexenal c) La Reconstrucción Nacional

Los más importante del tema se observa en los siguientes puntos:

  • En el último período de la dictadura porfiriana la economía del país mostraba importantes índices de crecimiento económico; destacan las actividades como el petróleo, la minería y los ferrocarriles controlados por la inversión extranjera.
  • Con el inicio de la Revolución no toda la actividad económica del país quedó estancada; la producción de petróleo, la minería, la industria manufacturera, la ganadería y la agricultura de exportación no sufrieron cambios importantes. Todas estas actividades económicas eran controladas por la inversión tanto extranjera como nacional.
  • A causa del movimiento armado provocado por la Revolución, la agricultura de subsistencia fue la más afectada todo esto a causa de la drástica reducción de la población debido a varios factores.
  • Con la Revolución, los servicios como el ferrocarril y los telégrafos se vieron seriamente afectados; esto por supuesto, perjudicó seriamente el desarrollo de la economía del país.
  • El proyecto de Recuperación Económica dio sus primeros pasos durante el gobierno de Venustiano Carranza (1917-1920); sin embargo, los logros obtenidos fueron escasos.
  • Para los gobiernos de Obregón y Calles la base del proyecto de Recuperación Económica se encontraba en el sector primario de la economía, es decir en la actividad agropecuaria, para ello se llevó a cabo una Reforma Agraria más intensa que la practicada por el gobierno de Carranza.
  • A fines de 1920 se inició en México un proyecto más firme de reconstrucción y modernización de la economía nacional dirigido por los “Sonorenses” cuya principal intensión sería impulsar el capitalismo en el agro y la industria del país.
  • Obregón y Calles entre 1920 y 1928 entregaron tierras a los campesinos utilizando dos procedimientos: la parcela individual y el ejido para el trabajo comunal. Sin embargo, estas medidas serían transitorias ya que la intensión de ambos presidentes sería la formación de “pequeños” propietarios de mentalidad capitalista.
  • Fue claro que a Obregón y a Calles no les interesó el exterminio total de latifundistas en México; si bien se estimuló la integración de la pequeña propiedad agrícola por otra parte siguieron existiendo importantes latifundios bajo el argumento de su alta productividad.
  • La industria instalada en el país seguía controlada por el capital extranjero la participación de los empresarios mexicanos en el impulso de la industria era mínimo. El financiamiento del exterior que el Estado solicitaba para el avance de una industria nacional tardó en llegar varios años después.
  • Los principales acciones del presidente Calles para el impulso de la infraestructura económica del país fueron:

Bancaria Creación de instituciones de crédito con capital nacional:

Banco de Crédito Agrícola Nacional México

Comisión Banco de

Banco de Crédito Ganadero

Banco de Crédito Agrícola

Irrigación Construcción de obras de riego ubicadas principalmente en el Norte del país.

Caminos Creación de una red caminera moderna por medio de la construcción de carreteras que sirvieran tanto a la comunicación interna como a la exterior.

Para 1930 el Proyecto de Recuperación Económica se vio fuertemente afectado debido a factores tanto internos como externos.

Internos: 1929 y 1930 fueron años de grandes sequías, esto desde luego impacto en el descenso de la producción agrícola.

Externos: La depresión de la Economía Mundial a raíz de la Crisis de Wall Street a fines de 1929 naturalmente también repercutió en la economía mexicana.

  • Ante la crisis económica que vivía México por ese entonces, el Estado desplegó una serie de acciones con el fin de enfrentarla: no obstante esto, por la gran dependencia de la economía mexicana respecto del exterior, la crisis mundial continuó afectando significativamente a la producción nacional.
  • A causa de la depresión de la economía mundial entre 1930 y 1932 se apreció en México un descenso en la producción agrícola, sobre todo en la agricultura de exportación. Así mismo, se afectó la minería, el petróleo, la industria manufacturera y el programa de impulso infraestructural.

2.4.2 EL PROCESO DE ESTABILIDAD POLÍTICO-SOCIAL DEL ESTADO MEXICANO

Todo proceso de reconstrucción y modernización económica practicando por cualquier nación es evidente que requiere del respaldo de una estructura económica adecuada, pero también necesita de la existencia de un gobierno estable en los aspectos político y social; asimismo, es importante contar con el reconocimiento y el respaldo de la comunidad internacional.

Sin embargo, es importante decir que todos estos elementos básicos e indispensables para asegurar el éxito de todo programa enfocado hacia el crecimiento económico de cualquier país, históricamente, esta demostrado que no se da en forma espontánea, sino que requiere, la mayoría de las veces, de todo un proceso que, en no pocas ocasiones sólo se consigue a largo plazo.

Por lo que toca a México, este proceso de pacificación a largo plazo, no fue la excepción en nuestro país entre 1920 y 1934 se llevaron a cabo una serie de acciones que hicieran posible conseguir la paz política y social. Ahora, entraremos a la revisión de dichas acciones encaminadas hacia la estabilización del Estado Mexicano Moderno.

Las acciones del gobierno carrancista (1917-1920)

Por lo que toca a México, el proceso de estabilidad política y social dio sus primeros pasos después de la promulgación de la Constitución de 1917 y de la convocatoria a las elecciones presidenciales para el período comprendido entre 1917 y 1920 (en las cuales, una vez realizadas, se apreció que tan sólo votaron 213 000 sufragantes, para Venustiano Carranza fueron emitidos 197 383 votos en su mayoría por soldados y burócratas presionados a emitir su voto a favor de Carranza).

Será ya durante su gobierno como presidente electo que Venustiano Carranza tomando como base a la propia Constitución de 1917 que llevará a cabo sus primeras acciones con el fin de lograr la estabilidad política y social del país pretendiendo la reorganización del ejercito y la eliminación de posibles rebeliones y movimientos caudillistas; con respecto a éstos últimos, se contaba con la información de que proliferaban por gran parte del país una importante cantidad de caudillos que habían establecido fuertes cacicazgos regionales en donde la única ley imperante era la suya. Para eliminar precisamente a uno de estos casos de liderazgo regional fue que Carranza procedió a la eliminación de Emiliano Zapata mediante el recurso de la traición y el asesinato, así fue como se actuó para conseguir el aniquilamiento del caudillo suriano -que no necesariamente del movimiento zapatista– en el año de 1919 a través del general carrancista Jesús Guajardo.

Carranza, casi al concluir su período de gobierno, a principios de 1920 dejó entrever su intención de seguir influyendo en la vida política nacional tras la silla presidencial, esto es, sin tener que reelegirse; para ello, Carranza lanzó como candidato oficial al prácticamente desconocido en México Ingeniero Ignacio Bonillas originario de Sonora y que se había venido desempeñando como embajador de México en Washington; se sabe que Carranza para dicha campaña ocupó dos millones de pesos que fueron obtenidos de la Tesorería de la Federación, era evidente que el apoyo de Carranza no sería entonces para el general Alvaro Obregón y mucho menos para Pablo González.

Por su parte, Obregón (quien se había manifestado permanentemente como leal carrancista) ante las acciones realizadas por Carranza y sientiéndose desplazado de un derecho que consideraba como suyo (el aspirar a la presidencia), convencido de que Carranza jamás lo apoyaría, bajo el argumento de que era indispensable para el logro de la estabilidad nacional el girar ya, hacia el civilismo, lo que equivalía a tratar de reducir el significativo poder de los militares entre los cuales se encontraba precisamente, el propio Obregón. Fue así como éste último procedió a romper su alianza con Carranza, a mediados de junio de 1919 lanzó por cuenta propia su candidatura a la presidencia y mediante una fuerte campaña electoral recorrió el país bajo la constante vigilancia como era de esperarse de los carrancistas.

Poco tiempo después Obregón es trasladado a la capital del país para responder ante Carranza de falsas acusaciones que lo involucraban en un movimiento de conspiración. Ya en la Ciudad de México, y aprovechando un descuido de los vigilantes carrancistas, el 13 de abril de 1920 Obregón se traslada al estado de Guerrero para organizar ahora sí, una rebelión en contra de Venustiano Carranza, movimiento que más tarde puso a las órdenes de otro sonorense, Adolfo de la Huerta, quien en ese momento se venía desempeñando como gobernador de su Estado. La represión del gobierno de Carranza hacia los sonorenses que apoyaban a Obregón fue dura, por este motivo, la respuesta del grupo obregonista no se hizo esperar: Adolfo de la Huerta y Plutarco Elías Calles lanzaron el llamado Plan de Agua Prieta en donde solicitaban entre otras cosas la destitución de Carranza como jefe del ejecutivo; la convocatoria a nuevas elecciones; y, el apoyo a la candidatura de Alvaro Obregón. Ante la revuelta de Agua Prieta y también por que Pablo González (presionado por la mayoría de los generales del país se declaró en rebelión) fue que Venustiano Carranza decidió la salida de su gobierno de la capital del país, por segunda ocasión6 Carranza intentaría nuevamente establecerse en el puerto de Veracruz en donde esperaba contar con el apoyo de su yerno, el general Cándido Aguilar, recientemente instalado en Jalapa como gobernador de la entidad; sin embargo, esta vez no pudo llegar a su destino fijado ya que Carranza sería asesinado en Tlaxcalaltongo, poblado de la sierra poblana, el día 21 de mayo de 1920.

La politica de “conciliación” de Adolfo de la Huerta

A la muerte de Venustiano Carranza, y según lo establecido por el Plan de Agua Prieta, Adolfo de la Huerta se hizo cargo de la presidencia ya que para el 24 de mayo de 1920, el Congreso compuesto en su mayoría por legisladores obregonistas nombraron a De la Huerta presidente interino otorgándole 224 votos frente a los 29 votos emitidos a favor

6 Veáse capítulo 1.

del general Pablo González. De la Huerta, en forma inmediata y directa actuó con el propósito de conseguir la estabilidad político-social que requería urgentemente el país; para ello se valió de su política de conciliación la cual consistió en atraer, comprometer o eliminar a los grupos o caudillos que aún se manifestaban como opositores al gobierno establecido.

Dentro de los acuerdos que corresponden a dicha política de conciliación podemos mencionar por ejemplo; el decreto de amnistía para los caudillos rebeldes y el compromiso de Adolfo de la Huerta de no perseguir a los desterrados que hubieran aceptado tal amnistía. Contamos también con las acciones realizadas con la facción zapatista que a cambio de su pacificación recibieron la promesa de una rápida Reforma Agraria en el Estado de Morelos, además de la ejecución de Jesús Guajardo principal responsable del asesinato de Zapata ocurrido el 10 de abril de 1919.

Por otra parte, después de varias negociaciones entre los representantes de De la Huerta y Francisco Villa, éste último, decidió finalmente abandonar las armas a cambio de ciertas garantías como la de conservar una guardia personal de 50 hombres cuyo sueldo sería cubierto por la Secretaría de Guerra; asimismo, por sus servicios durante la revolución armada de 1910 le fue entregada a Villa la hacienda de Canutillo en Durango con una extensión de 10 000 hectáreas; Villa por su parte, firmó para el 28 de julio de 1920 el acta de pacificación en Sabinas, Coahuila; a los villistas restantes se les dejó en libertad para recibir un año de sueldo o de incorporarse al ejército regular.

También se llegó a una negociación con el general carrancista Pablo González aspirante a la presidencia quién después de un fallido cuartelazo se le permitió su traslado a Texas a pesar de existir sobre él ya, después de un juicio, la sentencia de muerte. Más tarde, De la Huerta puso en libertad a otros generales carrancistas como Francisco Munguía, Francisco de P. Mariel y Juan Barragán . Finalmente, también se llegó a negociaciones con el reaccionario Felix Díaz quien se había sublevado en Veracruz en contra de la revuelta de Agua Prieta, Felix Díaz quedó en libertad para exiliarse del país.

Todas las acciones antes mencionadas realizadas por el gobierno interino de De la Huerta contribuyeron evidentemente a la tan indispensable pacificación del país (base de la consolidación del Estado Moderno Mexicano). Las acciones de De la huerta serían entonces, los primeros pasos firmes hacia el logro de la estabilidad político–social de la nación alterada drásticamente a causa de la revolución armada de 1910.

Proyecto de Adolfo De la Huerta para lograr la estabilidad política

POLÍTICA DE CONCILIACIÓN

POLÍTICA DE PACIFICACIÓN DE LOS ZAPATISTAS EN EL ESTADO DE MORELOS.

a través de

DECRETO DE AMNISTÍA A OPOSITORES AL GOBIERNO ESTABLECIDO.

NEGOCIACIONES CON LOS PRINCIPALES CAUDILLOS REVOLUCIONARIOS COMO: − FRANCISCO VILLA − PABLO GONZÁLEZ

ACUERDOS INCLUSO CON ELEMENTOS REACCIONARIOS COMO: − FÉLIX DÍAZ

Obregón y Calles en busca de la paz nacional

Con el ascenso de Alvaro Obregón a la presidencia a fines de 1920, y luego, durante los gobiernos posteriores a Obregón, principalmente el de Plutarco Elías Calles (1924-1928) las metas político–sociales que se pretendieron alcanzar serían entre las más significativas:

a) El logro del reconocimiento del exterior b) La eliminación del caudillismo y del caciquismo c) La solución de los conflictos existentes entre el Estado y la Iglesia católica d) La reorganización del ejército e) La integración de un partido oficial que resolviera el problema de pluripartidismo

exagerado existente entre 1920 y 1929 f) La puesta en práctica de una política social de corte populista

a) El logro del reconocimiento del exterior

Por lo que se refiere al logro del reconocimiento del gobierno mexicano por parte de la comunidad internacional, (pues cabía la posibilidad de que después del reinicio de las relaciones diplomáticas especialmente con los Estados Unidos, se provocaría el incremento de las inversiones directas así como la llegada de créditos en grandes proporciones que contribuirían a la reactivación de la economía nacional).

Los primeros pasos para conseguir la reanudación de relaciones con el exterior fueron los realizados durante el interinato de Adolfo De la Huerta, las acciones se dirigieron principalmente hacia los Estados Unidos quien sistemáticamente se venía negando a reconocer a cualquier gobierno en nuestro país después del movimiento armado de 1910. Entre las principales causas de tal actitud por parte del gobierno estadounidense se encuentra, según el punto de vista de los Estados Unidos, que el gobierno contrarevolucionario de Victoriano Huerta había suspendido desde 1913 el pago de la deuda pública externa; por otra parte se clasificaba a México como un país política, social y económicamente inestable producto de las acciones revolucionarias; más tarde el gobierno de Washington se opondría a la aplicación de la Constitución de 1917 por considerar que ésta, contenía políticas confiscatorias que afectaban los intereses de los inversionistas estadounidenses establecidos en México.

Pero, refiriéndonos al caso concreto del gobierno interino de De la Huerta, los Estados Unidos lo catalogaban como gobernante de facto por lo tanto ilegal pues, dicho gobierno, según la opinión de los Estados Unidos, era producto de la revuelta de Agua Prieta y no de un proceso democrático; sin embargo, De la Huerta insistió en conseguir el reconocimiento yanqui, pero como éste se negara a firmar un Acuerdo de Comercio naturalmente ventajoso para el gobierno de Washington, tal reconocimiento nunca se llegó a dar.

Será entonces, con Alvaro Obregón que se continuarán las negociaciones que nos permitiera finalmente conseguir el esperado reconocimiento de la Unión Americana.

En mayo de 1921 los Estados Unidos a cambio del posible reconocimiento, además de insistir en la firma del Tratado de Amistad y Comercio sin cuya firma no habría el reconocimiento,7 solicitaba amplias garantías contra la política nacionalista mexicana expresada en nuestra Carta Magna. El gobierno del presidente Obregón a través del entonces Secretario de Hacienda Adolfo De la Huerta procedió a viajar a Nueva York con el fin de entrevistarse con Thomas W. Lamont principal representante de los acreedores yanquis; producto de dicha entrevista se procedió a la firma de los Convenios Lamont– De la Huerta en 1922 mediante los cuales México reconocía por escrito que:

a) Las medidas revolucionarias manifestadas en nuestra Constitución no afectarían a los inversionistas norteamericanos;

b) la existencia de una deuda pública atrasada: México reconoció deudas por un valor de doce millones de pesos; más 500 millones por concepto de la deuda ferroviaria contraída a finales del porfiriato cuando el general Díaz procedió a la compra del 51% de las acciones ferroviarias a las empresas extranjeras; más 400 millones por concepto de otras deudas;

c) Poceder al pago de indemnizaciones a estadounidenses afectados durante el movimiento armado;

7 En México había una gran oposición a la firma de dicho Tratado pues, según el criterio de Alberto J. Pani Secretario de

Relaciones Exteriores, señalaba que la firma de tal tratado otorgaba a los Estados Unidos fuertes privilegios que después

podrían exigirla a México otros países.

d) definir la forma como México procedería a la reanudación del pago de los intereses de la deuda atrasada; como mínimo, nuestro país debía pagar par 1923 la cantidad de 30 millones de pesos después, cada año la cifra sería incrementada en cinco millones hasta 1927; en garantía, el gobierno mexicano se comprometía a entregar a los banqueros del vecino país del norte la totalidad de las recaudaciones de los impuestos derivados de las exportaciones petroleras más lo recaudado por cualquier ganancia obtenida de los ferrocarriles; todo esto, administrado por una empresa privada.

A su regreso De la Huerta de los Estados Unidos como representante del gobierno obregonista ante Washington, Obregón procedió a aprobar el Convenio firmado entre De la Huerta y Lamont, tal aprobación apareció en el Diario Oficial del 29 de septiembre de 1922.

No obstante, como la firma de los Convenios realizados por De la Huerta con la banca norteamericana dirigida por Thomas W. Lamont no aseguraron el ansiado reconocimiento de los Estados Unidos pues, el Departamento de Estado insistía que para la reanudación de las relaciones entre México y los Estados Unidos antes debía firmarse el Tratado de Amistad y Comercio; al año siguiente, esto es en 1923, se continuaron las negociaciones con los acreedores e inversionistas yanquis.

De esta segunda ronda de negociaciones se producía la firma de los acuerdos que se iniciaron el 14 de mayo en el edificio de Bucareli 23; las conferencias celebradas darían lugar a la firma de los Tratados de Bucareli ocurrida finalmente el 15 de agosto por lo que la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos países ocurrió quince días después de la firma de dicho tratado.

La firma de los Acuerdos de Bucareli estuvieron ahora dirigidos por el secretario de Gobernación, Plutarco Elías Calles, quien funcionaría como nuevo representante del presidente Obregón; Adolfo De la Huerta, viéndose relegado en la continuación de las negociaciones entre México y los Estados Unidos renunció el 25 de septiembre de 1923 a su cargo como Secretario de Hacienda y Crédito Público, Obregón procedería a sustituirlo por Alberto J. Pani.

Entre los acuerdos aceptados por los Tratados de Bucareli encontramos los siguientes puntos:

  1. La no retroactividad del Artículo 27 constitucional por lo tanto, se tendría que respetar los derechos mineros y petroleros de los inversionistas extranjeros adquiridos desde los tiempos de la dictadura porfirista.
  2. En el caso de que sí procedería la aplicación de las leyes mexicanas, se llevaría a cabo el pago de las respectivas indemnizaciones a las propiedades de extranjeros afectados, para ello, México se comprometía a pagar al contado toda apropiación si fuese mayor de 1 750 hectáreas.
  3. Estados Unidos aceptaba el pago por medio de Bonos Agrarios si la expropiación realizada fuese menor a la cantidad estipulada en el punto anterior.
  4. Se creaba un “Acto Positivo” mediante el cual no procedería la acción expropiatoria del gobierno mexicano a las empresas estadounidenses que demostraran productividad en sus respectivas zonas de explotación.
  5. Para toda indemnización se integraría la Comisión de Reclamaciones a la cual pudiesen concurrir los estadounidense para el reclamo de sus indemnizaciones

Después de realizados los Convenios Lamont-De la Huerta y los Tratados de Bucareli; al finalizar el gobierno de Álvaro Obregón Estados Unidos se decidió a dar un reconocimiento a México; sin embargo, no otorgó aún los esperados créditos, éstos, llegarían varios años más tarde.

b) La eliminación del caudillismo y del caciquismo

Con la existencia en México del caudillismo (considerable poder regional) y del caciquismo8, el presidente de la república , quien quiera que este fuese, podría decir que había llegado a la presidencia, pero esto no aseguraba que efectivamente detentara el poder, ello obligó al gobierno en turno a eliminar mediante el uso de distintas medidas a aquellos líderes (caciques y caudillos) que pusieran en peligro el control y monopolio político y social del Estado mexicano. Por ejemplo, a Obregón se le acredita entre otras cosas, el asesinato de Francisco Villa ocurrido en junio de 1923 realizado en previsión de una posible alianza de Villa con Adolfo De la Huerta cuando éste último -previa ruptura con el general Obregón- lanzaría primero su candidatura independiente a la presidencia de la república y luego, mediante una rebelión en contra de Obregón iniciada el 4 de diciembre de 1923 y concluida en el mes de marzo del año siguiente con un total fracaso para su líder, es decir, para De la Huerta9. Éste, ante su total fracaso frente a Obregón, optó por marcharse al exilio, primero se traslado a la Habana y después a los Estados Unidos en donde se retiró a la vida privada hasta ocurrida su muerte en el año de 1954.

Con el exilio de Adolfo De la Huerta, Calles por su parte, pudo reanudar con tranquilidad su campaña como candidato presidencial; las elecciones fueron realizadas el primer domingo del mes de julio de 1924. En estas elecciones Plutarco Elías Calles contando con el apoyo del Partido Nacional Cooperativista; el Laborista; el Nacional Agrarista; y, de Felipe Carrillo Puerto y su Partido Socialista del Suroeste; pero, sobre todo contando con el apoyo de Álvaro Obregón, obtuvo naturalmente el triunfo en las elecciones.

Durante el gobierno de Calles, otros casos de liderazgo rebelde surgieron casi al término de su administración, especialmente una vez que se conoció la candidatura de Obregón con el fin de retornar al poder ejecutivo y anunciada para el 27 de junio de 1927; los movimientos de rebeldía fueron presentados por los candidatos de oposición apoyándose en el principio del antirreleccionismo, estos movimientos fueron los dirigidos por los generales Arnulfo R. Gómez y Francisco R. Serrano quienes se habían destacado por haber participado en contra de la rebelión De la huertista y haberse mostrado leales a Obregón; acusados de golpistas, Serrano fue fusilado en el poblado de Huitzilac en el Estado de Morelos; Gómez corrió la misma suerte del día 5 de

8 El caciquismo puede definirse como la omnipotencia y la arbitrariedad personificados en el tirano regional o local que se

impone por su voluntad y capricho a un grupo social determinado –el cacique es el mandón arbitrario de la región-. 9 Sabemos que el éxito de Obregón sobre la rebelión de De la Huerta se debió entre otros factores al apoyo de la Huasteca

Petroleum Co, que le proporcionó un préstamo por diez millones de dólares con los cuales adquirió las armas y municiones

que requería e incluso, diez aviones que le fueron de gran ayuda para sofocar al movimiento rebelde de Adolfo De la Huerta.

diciembre en Coatepec (Veracruz); Obregón quedó así al frente y por supuesto con la reelección asegurada.

Meses más tarde Calles, con la muerte de Álvaro Obregón (ocurrida el 17 de julio de 1928) día en que los diputados de Guanajuato le ofrecieron una comida para celebrar su triunfo en las recientes elecciones del día primero en el restaurante La Bombilla de San Ángel en el Distrito Federal, tras lamentar la muerte de Obregón, declaró que:

“ por primera vez en su historia se enfrenta México con una situación en la que la nota predominante es la falta de caudillos lo que va a permitirnos orientar definitivamente la política del país por rumbos de una verdadera vida institucional, procurando pasar, de una vez por todas, de la condición histórica de un país de un hombre a la nación de instituciones y leyes y al establecimiento, para regular nuestra vida política, de reales partidos nacionales”10 .

En síntesis, Plutarco Elías Calles declaraba que con el asesinato de Álvaro Obregón se debía dar fin a la era del caudillismo para dar inicio a la etapa institucional. No obstante tales declaraciones, a casi un año de distancia, en concreto, para el día 3 de marzo de 1929 un grupo de generales e incluso, de civiles obregonistas, organizarían una nueva rebelión en el norte del país abanderándose en el Plan de Hermosillo y digirida por Gonzalo Escobar; en este plan se acusaba a Plutarco Elías Calles de estar utilizando al recién creado partido oficial, es decir al Partido Nacional Revolucionario para continuar influyendo en la política nacional, este movimiento rebelde se declaraba a favor de la no reelección y por la derogación de las medidas anticlericales dictadas durante el gobierno de Calles; la rebelión escobarista fue sofocada por el general Lázaro Cárdenas quien para ese entonces, se encontraba militarmente al mando del “Jefe Máximo”11.

Para lograr la erradicación del caudillismo, en 1929 el ejército fue llamado a formar parte de las filas del Partido Nacional Revolucionario, de esta forma el ejército quedaba supeditado al poder ejecutivo; por lo mismo, los posibles golpes de Estado, las asonadas dirigidas por los caudillos surgidos de la revolución armada de 1910 quedaban prácticamente cancelados12.

Por otra parte, el otro gran problema que contribuía a la inestabilidad político–social del Estado mexicano era lo relativo al caciquismo; sin embargo, se podría decir que éste para 1929 había disminuido su fuerza pues, con la fundación del partido oficial el poder del caudillismo y del caciquismo quedaba prácticamente eliminado.

No obstante lo señalado, se tendría que aclarar que es también a partir de 1929, cuando el propio Calles, inauguraría otra forma de control e influencia política sin necesidad de ocupar la presidencia; a partir del asesinato de Obregón se iniciaría en México la etapa del “Maximato” consistente en la influencia ejercida por el “Jefe Máximo” sobre los “gobiernos” de Emilio Portes Gil; Pascual Ortiz Rubio; Abelardo L. Rodríguez y los inicios del gobierno de Lázaro Cárdenas hasta que éste último a finales de 1935 expulsó a Calles del país, cobrando a partir del cardenismo, gran impulso el régimen denominado presidencialista.

10 Discurso. Fragmento del Informe de Gobierno del 1º de septiembre de 1928. Primera versión mecanográfica. México, D.F.

Archivo Plutarco Elías Calles, gav, 20, expediente119, “Discursos varios”, pp. 97-126.11 Los dirigentes del Partido Nacional Revolucionario surgido como partido oficial en 1929 mostraban ostensiblemente

sumisión hacia Calles. Fue el periódico “El Nacional” dirigido por Luis L. León quien empezó a llamar a Plutarco Elías

Calles “Jefe Máximo” de la Revolución y a señalar que su autoridad era indiscutible. 12 De hecho, uno de los últimos movimientos de insurrección al gobierno establecido fue el ocurrido en 1938 durante el

gobierno de Lázaro Cárdenas con la eliminación del movimiento organizado por el cacique de San Luis Potosí Saturnino

Cedillo, con este suceso el caudillismo político-militar parecía estar ya liquidado.

c) La solución de los conflictos existentes entre el Estado y la Iglesia Católica

Otro problema grave que contribuía a la inestabilidad político-social era el relacionado con las difíciles condiciones existentes entre la iglesia católica y el Estado que llegaron al punto del casi rompimiento total con los gobiernos de Obregón y Calles quienes en sus respectivos gobiernos llevaron a cabo la práctica de una política francamente anticlerical13. El Estado imponía especialmente a la iglesia católica el respecto irrestricto a los Artículos 3º., 5º., 24º. , 27º y 130º de la Constitución de 1917. Por su parte la iglesia católica mostraba su franca oposición a la práctica de dichos artículos. Las contradicciones surgidas entre ambas instituciones llegaron a ser tan graves que los altos dirigentes del clero católico prácticamente no se opusieron a la creación de la Asociación Católica de Jóvenes Mexicanos.

13 El anticlericalismo de Obregón y Calles se hizo evidente al observarse el cierre de numerosos templos, conventos y escuelas dirigidos por católicos, asimismo se procedió a la expulsión del país de una gran cantidad de sacerdotes opuestos a la política seguida por los “Sonorenses”.

El enfrentamiento entre el Estado y la iglesia católica aumentó aún más cuando a principios de 1923, ante la presencia de cuarenta mil peregrinos, fue colocada la primera piedra del monumento dedicado a Cristo Rey en el cerro del Cubilete en Guanajuato. El gobierno de Obregón desplegó varias acciones enfocadas a impedir la construcción de dicho monumento, además fue expulsado del país el representante papal, monseñor Ernesto Filippi.

Por otra parte, en 1925, el gobierno de Calles mostró su apoyo al surgimiento de una iglesia cismática mexicana, con esta idea, Luis N. Morones (uno de los principales colaboradores del “Jefe Máximo”) con la anuencia de Calles, impulsó la integración de una iglesia católica mexicana a cuyo frente se colocó a un sacerdote renegado, José Joaquín Pérez, quien asumió el titulo de patriarca oficiando sus misas en el templo de Corpus Christi de la Cuidad de México en donde se manifestaba como abierto opositor a la autoridad del Vaticano.

Ante las acciones anticlericales de Obregón y luego de Calles, varias organizaciones católicas como los Caballeros de Colón; la Asociación Católica de la Juventud Mexicana; las Hijas de María y otras asociaciones laicas formaron la Liga Nacional de la Defensa Religiosa (LNDLR) que se lanzó al enfrentamiento directo con el gobierno de Calles a través de la Rebelión de los Cristeros ocurrida entre 1926 y 1929 y desarrollada principalmente en los Estados de Guanajuato, Michoacán, Jalisco, Colima, Nayarit, Aguascalientes, Zacatecas y Durango.

Como la rebelión cristera se prolongara sin mostrar signos de un éxito evidente tanto para los católicos sublevados como para el gobierno, lo que hacía que continuara la inestabilidad político–social del país (además de crearse una situación de inestabilidad económica principalmente en el sector agrícola en donde quedarían destruidos bienes por un valor de 25 millones de pesos y en donde era evidente la amplia participación de los campesinos, ya que la mayoría de los ejércitos cristeros se componían de peones de las haciendas); la rebelión cristera causaba efectos graves al erario ya que el gobierno destinaba más de la mitad de su presupuesto para pagar los sueldos de un ejército de 25 mil hombres, el gobierno de Calles gastó catorce millones de pesos para sofocar a la revuelta de los cristeros. Ante tal situación, ambas instituciones, iglesia católica y el Estado, procedieron a la firma de unos acuerdos celebrados el 21 de junio de 1929, es decir, durante el gobierno provisional de Emilio Portes Gil; en dichos acuerdos se planteó como punto fundamental un estado de mutuo respeto entre ambos poderes lo que aseguraba para el Estado mexicano la posibilidad del logro de la ansiada estabilidad nacional; una vez firmados los acuerdos los templos católicos reabrieron sus puertas para el día 30 de julio de 1929, todo hacía pensar que el conflicto entre la iglesia católica y el Estado había concluido.

d) La reorganización del ejército

La reorganización del ejército se convirtió en otra acción prioritaria del gobierno mexicano puesto que de tal reorganización dependía también la tranquilidad política y social del Estado mexicano. Por lo que hace a dicha reestructuración militar destacó principalmente la labor realizada por el gobierno de Plutarco Elías Calles quien colocó al frente de la Secretaría de Guerra al General Joaquín Amaro que inició sus acciones restableciendo el Colegio Militar con el fin de impulsar la profesionalización de los oficiales; el ejército del país fue dividido en 33 jefaturas y a la subdivisión de éstas cuando se considerara necesario; se expulsaron del ejército a aquellos militares que intentaban organizar movimientos de rebeldía; se removió a todos aquellos jefes de unidad que mostraban interés por establecer posibles alianzas o que vinieran practicando acciones con interés particular; asimismo, se tomaron medidas para impedir que cada jefe de zona o de unidad formara ejércitos propios, ya que por lógica razón, esta vieja práctica obstaculizaba la unificación del ejército a nivel nacional.

Desde luego, cabe hacer mención que las medidas tomadas para la reorganización del ejército y que acabamos de hacer mención, sólo pudieron ser realizadas en algunas zonas pues en otras de ellas, su ejecución fue difícil debido más que nada al gran poder desplegado por los generales de gran arraigo (nos referimos a los caudillos y caciques, problemas al cual hemos hecho mención en un punto anterior) por lo que era prácticamente imposible lograr su rápido sometimiento.

Era claro que para la reorganización del ejército nacional también debía modificarse las técnicas de reclutamiento seguidas hasta ese momento, para ello, era necesario erradicar la práctica de la leva y la incorporación de indígenas que habían sido vencidos en las guerras de castas; urgía la profesionalización militar, pero como ésta requería de fuertes gastos, tal profesionalización no fue del todo satisfactoria. Sin embargo,, señalaremos que se pusieron en práctica importantes medidas para tal acción y que fueron las llevadas a cabo por el gobierno de Calles quien entre otras cosas, procedió a la compra de material bélico principalmente de los Estados Unidos, tal armamento posibilitaría a nuestro país para poder hacer frente a los probables levantamientos y luchas internas que se presentasen y que impedían el logro del ansiado orden, del

proyecto de estabilidad y modernidad pretendido por el Estado moderno mexicano cuyo inicio arranca, según nuestro propio punto de vista, a partir de 1920.

e) La integración de un partido oficial que resolviera el problema del pluripartidismo exagerado existente entre 1920 y 1929

Para 1920, existían en México una gran cantidad de partidos políticos, los había tanto de representación nacional como regionales; entre los primeros, los de más renombre eran por ejemplo el Partido Laborista Nacional al frente del cual se encontraba el líder obrero Luis Napoléon Morones; el Nacional Agrarista dirigido por el zapatista Antonio Díaz Soto y Gama; el Cooperatista Nacional lidereado por Jorge Prieto Laurens; el Partido Liberal Constitucionalista; y de alguna forma, el Comunista Mexicano. Dentro de los partidos regionales destacan el Partido Socialista del Sureste dirigido por Felipe Carrillo Puerto y el Partido Fronterizo de Tamaulipas lidereado por Emilio Portes Gil.

Evidentemente que toda pluralidad político–ideológica existente en cualquier país, presupone la práctica de una verdadera democracia; no obstante, para el caso concreto de México, dicha democracia era sólo un mito, ya que en la práctica, la mayoría de los partidos políticos se habían formado y actuaban en torno de ciertas personalidades o caudillos surgidos a raíz del movimiento revolucionario de 1910, por lo que tales partidos servían más como un camino a la promoción de intereses particulares de sus líderes que como representantes de metas más generales y permanentes. La mayoría de estos partidos funcionaban como partidos de “Notables” y no como los partidos de interés social que el momento histórico mexicano requería; precisamente fue este pluripartidismo exagerado el que impedía en gran medida la estabilidad primero, y luego, la consolidación rápida del Estado Mexicano.

Por esta razón Plutarco Elías Calles después de dejar la presidencia a finales de 1928 se enfocó a la tarea de integrar un gran organismo político, esto es, el Partido Nacional Revolucionario, para ello, convocó a todos los “grupúsculos” que bajo el título de partidos “revolucionarios” venían funcionando en toda la república con el propósito de que se incorporaran al futuro partido oficial, por supuesto, fue Calles quien inicialmente dirigió al Comité Organizador del Partido Nacional Revolucionario (PNR) después, dicho Comité quedó dirigido por un callista incondicional, el general Manuel Pérez Treviño.

Fue Calles entonces, quien puso fin en México a la proliferación desenfrenada de facciones partidistas y el que acordó la confederación de los numerosos partidos existentes en uno solo: el Partido Nacional Revolucionario, que al emerger a la vida política del país y una vez integrado éste, con el fin de ganar simpatía popular se manifestó como respetuoso absoluto a las instituciones y a los programas sin atender a los intereses personales e individuales. El partido del Estado se declaraba a favor de la lucha de clases bajo el lema de “Instituciones y Reforma Social” y como defensor de los principios constitucionalistas; nacionalistas; agraristas y obreristas. Bajo estas consignas presentó su programa de acción que comprendía cinco aspectos básicos: educación, agricultura, industria, comunicaciones y hacienda pública, además de referirse a la tarea del restablecimiento del financiamiento foráneo para reactivar el proceso de modernización del país.

El Partido Nacional Revolucionario, al incorporar en un solo partido a los demás grupos políticos que se decían perseguir intereses verdaderamente “revolucionarios”, logró a partir de 1929, el control sobre la totalidad de los puestos de elección popular.

Con la fundación del partido oficial, el Estado mexicano lograba el control de la vida política del país, pues, el pluripartidismo existente entre 1920 y 1929 quedaba prácticamente cancelado, más aún, cuando la fuerza del partido del Estado, pocos años después se incrementó, ya que 1933 fueron reformados sus estatutos logrando con dichas reformas que los pequeños partidos, especialmente los regionales, quedarán liquidados.

Así, el Partido Nacional Revolucionario quedó integrado como un verdadero partido nacional “sin partidos”, mas centralizado y con más fuerza para controlar desde el poder ejecutivo, y en particular desde la presidencia, todo movimiento político y electoral que ocurriera en nuestro país después de 1929.

f) La Puesta en Práctica de una Política Social del Corte Populista

La existencia de un Estado Moderno basado en la estabilidad y luego en la consolidación y control de la vida política del país exigía también enfrentarse a todos los conflictos sociales que pudiesen alterar el orden. Así por ejemplo, para resolver los brotes de inconformidad en el campo, los gobiernos surgidos de la revolución pusieron en marcha la Reforma Agraria principalmente a través del reparto de tierras con el propósito de eliminar los movimientos campesinos que brotasen por aquella época.

Por lo que toca al movimiento obrero, sabemos que después de concluida la revolución maderista surgió la Confederación de Círculos Obreros Católicos basados en el principio de la “colaboración de clases”; apareció también la Casa del Obrero Mundial con planteamientos anarco–sindicalistas, ambas organizaciones desplegaron en su momento, acciones encaminadas al mejoramiento de la condición de vida del proletariado mexicano.

Pero, para 1920, la más importante organización obrera existente era ya la Confederación Regional de Obreros Mexicanos (CROM), surgida en forma cupular durante le gobierno de Venustiano Carranza en 1918; por lo tanto, la organización y militancia del sector obrero quedó supeditada al control del Estado, pues su líder Luis N. Morones (quien se había distinguido desde años atrás por integrar un grupo de elite denominado “Acción Nacional”) si bien es cierto que logró ciertas mejoras económico-sociales para beneficio de los trabajadores; por otra parte, no dejó de funcionar para los intereses del gobierno en turno, principalmente para los gobiernos de Obregón y Calles. La CROM a través de su líder Morones, apoyó por ejemplo a Obregón en su lucha contra la rebelión De la Huerta y después trabajó a favor de la candidatura de Calles a la presidencia quien una vez en el poder nombró a Luis N. Morones como su secretario de Industria, Comercio y Trabajo. La confederación obrera oficial sería una de las más fuertes bases no militar del Estado.

La CROM se mantenía de las cuotas sindicales pero también de los subsidios oficiales y de las “donaciones” de los dirigentes y empresarios que deseaban evitar posibles conflictos laborales que pudiesen alterar los avances ya conseguidos en la reactivación de la economía nacional, especialmente en lo que se refiere a la industria.

Morones se dedico sistemáticamente a eliminar a las centrales obreras rivales que, en su mayoría venían luchando por la práctica de medidas más combativas y radicales que las propuestas por la organización obrera oficial; o a realizar ataques frecuentes a otras asociaciones obreras como la Confederación General de Trabajadores (contraria a la CROM).

Años más tarde, se integraron otras organizaciones de trabajadores como la Confederación Sindical Unitaria de México (apoyada por el Partido Comunista Mexicano) y la Confederación General de Obreros y Campesinos de México bajo la dirección de Vicente Lombardo Toledano; aunque, cabría señalar, que estas últimas, respondían más a intereses políticos que económico-sociales.

Si bien el Estado Mexicano ha declarado en múltiples ocasiones estar interesado por la práctica de una política social consistente en brindar todo tipo de apoyo y a encontrar prontas soluciones a las demandas de las mayorías sociales del país, así como también a permitir la organización del movimiento obrero, esta organización y militancia de la clase trabajadora no ha representado para el Estado alteraciones graves a la estabilidad política y social de México pues, si bien es cierto el movimiento obrero lleva a cabo sus luchas sindicales, procede a la realización de paros y no pocas huelgas, todas estas acciones fueron controladas por el Estado a través de la CROM y naturalmente de su líder, es decir, de Luis N. Morones que se distinguía por oponerse a la realización de huelgas catalogadas como “inconvenientes” para el gobierno. Por otra parte, otro factor que contribuyó al control de movimiento obrero fue sin duda, la promulgación de la ley Federal del Trabajo en 1931 por la cual quedó reglamentado el Artículo 123 de la Constitución de 1917.

El impulso a la educación

Un último aspecto, dentro de la política social desplegada por el Estado mexicano sería lo relacionado a los avances obtenidos en materia de educación en especial para beneficio de las mayorías sociales de la población. Al llegar a la presidencia Alvaro Obregón a fines de 1920, el Departamento de Instrucción Pública y Bellas Artes cedió su sitio a la recién creada Secretaría de Educación Pública que fue dirigida por el intelectual maderista, José Vasconcelos Calderón quien venía desplegando de tiempo atrás una importante labor en pro de la educación mexicana, la obra educativa de Vasconcelos se convirtió en una verdadera revolución cultural pues no sólo abarcó a las áreas científicas de la enseñanza, sino también a las letras y a las artes en general. Su amplio sentido nacionalista llevó a José Vasconcelos a ocupar durante el interinato de Adolfo De la Huerta el cargo de jefe del Departamento Universitario, a él le debemos el lema universitario: “por mi raza hablará el espíritu”.

Dentro de las numerosas acciones realizadas por José Vasconcelos a favor de la educación mexicana y ya, en su condición de dirigente de la Secretaría de Educación Pública (contando con un presupuesto de 52 millones de pesos) encontraríamos las siguientes acciones: emprendió una destacada campaña para eliminar el analfabetismo; aumentó el número de escuelas para la educación elemental estableciendo, las escuelas dominicales y nocturnas; procedió al impulso de las “Misiones Culturales” para reducir el analfabetismo en el interior del país: estimuló la publicación de libros: con relación a este aspecto, se destaca la publicación de las revistas “El Maestro”, “Lecturas clásicas para la mujer” y “Lecturas clásica para niños” además de distribuir gratuitamente dos millones de libros de autores clásicos; trabajó en la idea de la creación de la educación secundaria y preparatoria en lugar del tradicional bachillerato de varios años de duración; considero importante el desarrollo del Muralismo en donde destacarían pintores de fama internacional como José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros entre otros cuyas principales obras se plasmaron en los más importantes edificios públicos del país.

Como parte de la educación integral, Vasconcelos mandó iniciar la construcción del Estadio Nacional con una capacidad para 30 mil espectadores en el cual se presentarían grandes espectáculos literarios, de música y danza, con la participación de hasta 12 mil niños; fomentó la educación técnica y apoyó el impulso a la investigación científica; se preocupó también por el intercambio cultural para ello, se otorgaron atractivas becas a destacados intelectuales latinoamericanos, por lo que México recibió a importantes personalidades de la cultura, entre algunas de ellas citaremos por ejemplo a la chilena Gabriela Mistral (premio Nobel de Literatura en 1945) y el peruano Raúl Haya de la Torre; por otra parte, Vasconcelos procedió a la creación de varias bibliotecas y museos.

Después de la renuncia de José Vasconcelos a la Secretaría de Educación Pública (debido más que nada a factores políticos), durante el gobierno de Calles, la obra educativa fue continuada por los posteriores Secretarios entre los que destacará Moisés Sáenz.

Entre las principales acciones educativas llevadas cabo durante el gobierno de Calles destacaríamos las siguientes: impulso a la escuela rural bajo la consigna de “enseñar a vivir” como modelo de vida para los campesinos; creación de la Casa del Estudiante Indígena en el Distrito Federal; apertura de escuelas para la capacitación agrícola; inauguración de los primeros planteles de educación secundaria; creación del Departamento de Enseñanza Técnica e Industrial; y la aparición del programa de clases prácticas por radio.

La repercusión de la crisis mundial en la educación

Producto de la repercusión negativa de la crisis económica mundial de 1929-1933 sobre la dependiente economía mexicana, evidentemente este suceso hizo retrasar los programas educativos emprendidos por los gobiernos surgidos de la Revolución mexicana después de 1920; ante tal problema, durante la etapa del “Maximato” podríamos señalar que fueron mínimas las acciones educativas de relevancia, entre éstas se encuentran; la autonomía otorgada a la Universidad Nacional en 1929 durante el gobierno provisional de Emilio Portes Gil después de los movimientos de protesta realizados por los estudiantes de Derecho quienes luchaban por el logro de ciertos cambios en los métodos de evaluación para determinar el aprovechamiento escolar.

En 1934, siendo aún presidente provisional Abelardo L. Rodríguez en base a lo estipulado por el recién elaborado Primer Plan Sexenal, se procedió a la reforma del Articulo 3º. Constitucional, la reforma a dicho artículo planteó la práctica de una educación “socialista” dirigida por el Estado y enfocada al beneficio de la educación para los hijos de los obreros y de los campesinos; la educación “socialista” propuesta estaría más que nada enfocada a resolver las demandas de educación solicitadas por las clases más desfavorecidas de la sociedad mexicana.

En el cuestionario que te presentamos enseguida aplica tus aprendizajes sobre el tema, solamente encierra en una óvalo la respuesta correspondiente.

    1. Una de las primeras acciones del gobierno provisional de Venustiano Carranza para conseguir la paz política y social del país fue:
    2. a) La desintegración del ejército b) La convocatoria a elecciones c) Firmar acuerdos con sus opositores
    1. La revuelta de Agua Prieta organizada por los “Sonorenses” se hizo con el fin de apoyar a:
    2. a) Venustiano Carranza b) Álvaro Obregón c) Adolfo De la Huerta
    1. Estados Unidos se negaba a dar su reconocimiento al Estado Mexicano posrevolucionario pues consideraba a la Constitución de 1917 como:
    2. a) Confiscatoria b) Retrógrada c) Inoperante
    1. La firma de un Acuerdo de Amistad y Comercio era la condición del gobierno de Washington para reconocer al gobierno de:
    2. a) Venustiano Carranza b) Victoriano Huerta c) Adolfo De la Huerta
    1. Los Convenios Lamont-De la Huerta firmados con la Unión Americana tuvieron su complemento al realizarse los tratados de:
    2. a) Buenavista b) Buena Vecindad c) Bucareli
    1. El Partido Nacional Revolucionario fue creado en 1929 con el fin de dar por terminado el pluripartidismo:
    2. a) Inexistente b) Exagerado c) Limitado
    1. Al poder ejercido por Plutarco E. Calles sobre los “gobiernos” existentes en México entre 1928 y 1935 se le denomina:
    2. a) Maximato b) Presidencialismo c) Militarismo
    1. A la rebelión de católico en contra del Estado ocurrida entre 1926 y 1929 se le conoce como movimiento:
    2. a) Cristero b) Cismático c) Religioso
    1. El organismo oficial que controló el movimiento obrero mexicano entre 1920 y 1934 fue la:
    2. a) Casa del Obrero Mundial b) C.R.O.M c) Alianza Obrera Mexicana
  1. La Secretaría de Educación Pública surgió en 1921 a sugerencia de:

a) Moisés Sáenz b) Justo Sierra c) José Vasconcelos

Recuerda que lo más importante de este tema es:

    • Durante el gobierno de Venustiano Carranza (1917-1920) con el fin de lograr la paz política y social del país se procedió a:
      1. Convocar a elecciones
      2. Iniciar la reorganización del ejército
      3. Tratar de controlar al caudillismo
  • Ante la posibilidad de que Venustiano Carranza siguiera influyendo en la política nacional tras la silla presidencial; una vez concluído su período del gobierno fue que organizó la revuelta de Agua Prieta dirigida por Adolfo De la Huerta y Plutarco ElíasCalles en donde se le daba el apoyo al general Álvaro Obregón.
    • Los Estados Unidos se oponían sistemáticamente a reconocer a cualquier gobierno establecido en México durante la Revolución y la posrevolución; los Estados Unidos argumentaban que:
      1. El gobierno contrarrevolucionario de Victoriano Huerta suspendió el pago de la deuda externa.
      2. México presentaba un fuerte panorama de inestabilidad política, económica y social.
      3. La Constitución de 1917 y en particular el Artículo 27º. Constitucional presentaba para los intereses yanquis elementos “confiscatorios”.
    • Durante el interinato de Adolfo De la Huerta el reconocimiento de los Estados Unidos al gobierno mexicano no se logró debido a que…
      1. Consideraban a De la Huerta como un gobernante De Facto surgido de la revuelta de Agua Prieta.
      2. No se concretó la firma de un Acuerdo de Libre Comercio entre México y los Estados Unidos.
  • Durante el gobierno de Alvaro Obregón con el objeto de conseguir el reconocimiento de los Estados Unidos se procedió en 1922 a la firma de los Convenios Lamont–De la Huerta.
  • Las negociaciones para la reanudación de relaciones entre los gobiernos de México y los Estados Unidos continuaron en 1923 al celebrarse los Tratados de Bucareli.
  • Durante los gobiernos de Álvaro Obregón y de Plutarco E. Calles se realizaron varias acciones dirigidas hacia el exterminio del caudillismo y del caciquismo ya que éstos obstaculizaban el control del poder por parte del Jefe del Ejecutivo Federal.
  • Con la muerte de Obregón en 1928 declaraba Calles: “se presenta el momento histórico para que el país pase del control de un hombre a la nación de instituciones y leyes”.
  • Con la fundación del Partido Nacional Revolucionario muchos caciques y caudillos revolucionarios pasaron a formar parte de las filas del partido oficial con esto, se eliminaban posibles movimientos de rebeldía que desestabilizaban al país.
  • Sin embargo, Plutarco Elías Calles inició a partir de 1929 otra forma más de caudillismo político, nos referimos al “Maximato” es decir, el control por parte de Calles tras la silla presidencial.
  • Obregón y Calles pusieron en práctica una política anticlerical severa, la Iglesia respondió apoyando la rebelión cristera ocurrida principalmente en el centro del país entre 1926 y 1929.
  • El enfrentamiento entre el Estado y la iglesia católica mexicana quedó cancelado al ocurrir los Acuerdos de 1929 entre ambas instituciones.
  • Otro aspecto que contribuiría a la estabilidad política del país sería el logro de la reorganización del ejercito, para ello los gobiernos de Obregón y Calles realizaron varias acciones con el fin de conseguir la disciplina militar.
  • El pluripartidismo exagerado existente en México entre 1920 y 1929 obstaculizaba la práctica democrática. Gran cantidad de “partidos” políticos durante esta época sólo respondían a intereses particulares y no a resolver las necesidades propias de la población.
  • Para 1929 la mayor parte de los partidos políticos que se manifestaban como defensores de los principios revolucionarios fueron incorporados a un solo partido, al partido oficial, es decir, al Partido Nacional Revolucionario.
  • Los brotes de inconformidad campesina fueron encarados por el nuevo estado posrevolucionario por medio de una Reforma Agraria la cual incluía por supuesto, el reparto de tierras por medio de dos procedimientos; la parcela individual y el ejido.
  • A partir de 1918 el movimiento obrero organizado quedaría controlado por la CROM institución oficial integrada de manera cupular. La CROM a través de su líder Luis N. Morones se dedicó a apoyar al presidente en turno, los obreros por medio de sus sindicatos solían obtener algunas “mejoras” a cambio de apoyar las medidas “populistas” planteadas por el Estado.
  • Dentro de la política social puesta en marcha por los gobiernos posrevolucionario destaca la obra educativa desarrollada por José Vasconcelos quien fungió como titular de la Secretaría de Educación Pública durante casi todo el gobierno de Álvaro Obregón.
  • La obra educativa de Vasconcelos fue luego continuada por Moisés Sáenz durante el gobierno de Plutarco E. Calles.
  • La depresión de la economía mundial influyó en forma negativa en los programas educativos puestos en marcha en México durante el período de mayor crisis económica, esto es de 1929 a 1933.

Analiza los siguientes esquemas y podrás reconocer la relación de los temas estudiados en el capítulo 2.

CONTEXTO MUNDIAL a) En el sistema económico capitalista:

EL “DESASTRE” DE

EL PROGRAMA DEL “NEW DEAL”

WALL STREET

EL SURGIMIENTO DEL

TOTALITARISMO

STALINISMO FASCISMO NAZISMO MILITARISMO FRANQUISMO JAPONÉS

b) En el Sistema Económico Socialista:

LA TRANSICIÓN: LA NUEVA POLÍTICA ECONÓMICA (NPE)

EL PRIMER PLAN QUINQUENAL

CONTEXTO NACIONAL

LA RECONSTRUCCIÓN ECONÓMICA NACIONAL

− LA REFORMA AGRARIA − LA POLÍTICA DE INDUSTRIALIZACIÓN − EL IMPULSO A LA INFRAESTRUCTURA ECONÓMICA

LA ESTABILIDAD POLÍTICO-SOCIAL DEL ESTADO MEXICANO

− LAS ACCIONES DE VENUSTIANO CARRANZA (1917-1920) − LAS ACCIONES DEL INTERINATO DE ADOLFO DE LA HUERTA − LAS ACCIONES DE OBREGÓN Y CALLES (1920-1928)

Para que apliques los aprendizajes adquiridos en forma global sobre el Capítulo 2 resuelve los siguientes bloques de actividades (distribuidos en esta forma por la extensión de cada tema):

Bloque 1 (Temas 2.1, 2.2 y 2.3)

1. Elabora un breve resumen en donde se destaquen los factores tanto internos como externos que dieron origen en Estados Unidos al “desastre” de Wall Street en octubre de 1929 y que luego se transformó en una verdadera Crisis Económica Mundial.

Externas: − Los programas de reconstrucción económica de los países europeos capitalistas.

Causas

Internas − La sobreproducción agrícola e industrial. − La desmedida especulación en la Bolsa de Valores.

  1. Te recomendamos que elabores un listado de los aspectos económicos, financieros y sociales más importantes del Programa de New Deal.
  2. Elabora un breve ensayo en donde se tomen en cuenta las tesis de:

− José Stalin: “La revolución en un solo país”. − León Trostki: “La revolución permanente”.

¿Cuál de estas propuestas va más de acuerdo con tu forma de pensar?

4 Desarrolla un breve resumen en donde el tema central sea el siguiente: ¿Democracia o Totalitarismo? ¿Qué consideras que sea mejor para la estabilidad político–social de una nación: la práctica democrática o el establecimiento de un Estado Totalitario?

Bloque 2 (Tema 2.4, subtema 2.4.1)

  1. Realiza una breve investigación acerca del por qué durante la lucha armada de 1910 a 1917 la economía de “enclave” seguida por la inversión extranjera en México no fue afectada prácticamente por la Revolución.
  2. ¿Cuáles fueron las principales causas del descenso de la población producido a causa de la Revolución de 1910 a 1917?
  3. Realiza un cuadro sinóptico que contenga las principales acciones practicadas por el gobierno de Venustiano Carranza (1917 a 1920) a favor de la

Reconstrucción Económica Nacional.

  1. Realiza una síntesis de las más importantes obras puestas en marcha por Adolfo de la Huerta, Alvaro Obregón y Plutarco Elías Calles en las actividades agrícola e industrial, así como en los servicios entre 1920 y 1928 para estimular la Recuperación Económica Nacional.
  2. Reflexiona acerca de la forma como afectó la Crisis Económica Mundial de 1929 a la economía mexicana, y menciona al menos cinco factores de la economía en donde se apreciaron daños al Proyecto de Recuperación Económica.

Bloque 3 (tema 2.4, subtema 2.4.2)

1. Elabora un cuadro comparativo en donde se destaque las principales acciones político-sociales desarrolladas por los gobiernos inmediatamente posrevolucionario con el propósito de conseguir la estabilidad del Estado mexicano entre 1917 y 1928.

ACCIONES POLÍTICAS a) b) c) ACCIONES SOCIALES
VENUSTIANO CARRANZA (1917-1920) a) b) c)
ADOLFO DE LA HUERTA (JUN-NOV 1920) a) b) c) a) b) c)
ÁLVARO OBREGÓN (1920-1924) PLUTARCO ELÍAS CALLES (1924-1928) a) b) c) a) b) c)
a) b) c) a) b) c)

Para un mejor aprendizaje de apartados de los temas que se incluyen en este capítulo debes de considerar las siguientes propuestas con relación a las actividades integrales que ya resolviste. Con esto valorarás tu nivel de aprendizaje hasta el momento.

1. a) Principales causas que propiciaron la prosperidad económica de los Estados Unidos durante los años veinte del siglo XX.

b) Las causas que motivaron la crisis económica mundial de 1929-1933.

La sobreproducción agrícola e industrial.

Económica: Causas

Financiera: La excesiva especulación bolsística.

  1. El establecimiento del Estado “benefactor” de los demócratas encabezados por Franklin D. Roosevelt por medio de la práctica del programa de New Deal.
  2. Te sugerimos revisar las principales etapas del proceso que siguió la Unión Soviética Rusa para consolidarse como un Estado socialista.
  3. Identifica las principales características de los Estados Totalitarios surgidos en Italia, Alemania, España, Japón y la Unión Soviética en el período de entre Guerras.

Bloque 2 (tema 2.4, subtema 2.4.1)

La principal intención de este apartado es que tu revises en forma general cómo se dio el proceso de la reconstrucción de la economía mexicana entre 1920 y 1934; para ello, te recomendamos que hayas tomado en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Niveles de la economía alcanzados en la última etapa del Porfiriato (1900-1910).
  2. Principales sectores de la economía afectados por la Revolución Mexicana.
  3. Aciertos y deficiencias de la política económica seguida por Venustiano Carranza entre 1917 y 1920.
    1. Características del programa de reconstrucción durante los gobiernos de Obregón (1920-1924) y Calles (1924-1928) tomando en cuenta por ejemplo:
    2. a) Reforma Agraria b) Situación de la Industria c) Impulso a la infraestructura económica
  4. Diversas formas de cómo repercutió la crisis económica mundial en México entre 1930 y 1933. Principales proyectos oficiales para enfrentar la crisis económica y financiera.

Bloque 3 (tema 2.4, subtema 2.4.2)

En este apartado nos propusimos que reflexiones sobre el proceso que siguió México entre 1920 y 1934 para conseguir la paz política y social, es decir, en los tiempos inmediatamente posteriores a la Revolución Mexicana de 1910 a 1917, pues de dicha tranquilidad dependía en gran parte el éxito del otro gran proyecto del Estado mexicano posrevolucionario: la reconstrucción de la economía nacional.

Te recomendamos que consideres como importantes los siguientes aspectos en la resolución de las actividades de este bloque.

a) Como antecedente al período que queremos estudiar (1920-1934) sería

conveniente revisar las acciones realizadas por el gobierno electo de Venustiano

Carranza. b) Tomar en cuenta las medidas tomadas por el gobierno interino de Adolfo De la

Huerta teniendo como base su política de “conciliación”.

c) Destacar las políticas seguidas tanto por Obregón y Calles entre 1920 y 1928:

Política El reconocimiento de los Estados Unidos Exterior:

Acciones

− La eliminación del caudillismo y del caciquismo

Política

− La solución de los conflictos entre el Estado y

Interna:

la iglesia católica − La reorganización del ejército − La integración de un partido oficial − La política social

d) Dentro de la política social practicada por el Estado sería conveniente revisar los logros y retrocesos de la educación.

CAPÍTULO 3

HACIA LA CONSOLIDACIÓN DEL ESTADO MEXICANO MODERNO Y LOS EQUILIBRIOS DEL PODER MUNDIAL (1934-1950)

3.1 HACIA LA CONSOLIDACIÓN DEL ESTADO MEXICANO MODERNO (1934-1940)

3.1.1 El Gobierno del General Lázaro Cárdenas del Río

3.2 LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL (1939-1945)

3.2.1 Las Causas de la Guerra

3.2.2 El Desarrollo de la Guerra

3.2.3 El Fin de la Guerra

3.3 LAS CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

3.3.1 Estados Unidos como Primera Potencia Capitalista

3.3.2 La Organización de las Naciones Unidas

3.3.3 La Recuperación Económica Europea: El Plan Marshall

3.3.4 La Bipolaridad Política, Económica y Militar

3.3.5 La Guerra Fría

PROPÓSITO

CAPÍTULO 3

HACIA LA CONSOLIDACIÓN DEL ESTADO MEXICANO MODERNO Y LOS EQUILIBRIOS DEL PODER MUNDIAL(1934-1950)

3.1 HACIA LA CONSOLIDACIÓN DEL ESTADO MEXICANO MODERNO (1934-1940)

3.1.1 EL GOBIERNO DEL GENERAL LÁZARO CÁRDENAS DEL RÍO

A mediados de 1920 se inició en México la primera etapa de reconstrucción nacional dirigida por el “Grupo” de Sonora; sin embargo, las acciones desplegadas con el fin de impulsar una economía moderna se vieron seriamente afectados a causa de la crisis económica mundial prácticamente iniciada en octubre de 1929 al ocurrir el “Desastre de Wall Street”.

México para enfrentarse a dicha crisis económica trabajó en la elaboración de una propuesta de solución que le permitiera a nuestro país dar paso a una nueva etapa de impulso político, económico, social y cultural: dicha propuesta surgió durante el gobierno provisional de Abelardo L. Rodríguez y respondió al nombre de “Primer Plan Sexenal”.

La puesta en marcha del Primer Plan Sexenal (1934-1940) le corresponderá tanto al representante del poder ejecutivo como también al Partido Nacional Revolucionario. Después de una convocatoria a elecciones fue en Lázaro Cárdenas en quien recayó la responsabilidad de iniciar en lo político la consolidación del Estado mexicano posrevolucionario; en lo económico el impulso del Nacionalismo Económico y en lo social conseguir la práctica de la Justicia Social.

Pasemos ahora al estudio de la etapa histórica del cardenismo y valoremos los alcances pero también los límites obtenidos durante el primer período de gobierno de seis años después de concluída la Revolución Mexicana en su fase armada.

El Primer Plan Sexenal

Con la concentración de los grupos político-militares antes dispersos en un solo partido político, esto es, en el Partido Nacional Revolucionario (PNR); en el año de 1933 se procedió a la elaboración de un programa de acción cuya principal meta fuera el estructurar un plan de gobierno que le permitiera al pueblo mexicano entrar a una nueva etapa de desarrollo político, económico, administrativo, social y cultural basado en los postulados emanados de la revolución mexicana. Este programa con la dirección del Estado, fue implementado en el sexenio de 1934 a 1940 definiendo como postulados fundamentales: el Nacionalismo económico y la Justicia social; dicho programa recibió el nombre de Primer Plan Sexenal y, por lógicas razones, se desarrollaría en seis etapas anuales sucesivas que se iniciarían el primero de enero de cada año bajo la supervisión directa del partido oficial y naturalmente, del poder ejercutivo.

Las elecciones de 1934

Una vez estructurado el Primer Plan Sexenal, sería Lázaro Cárdenas Del Río quien le parecería al “Jefe Máximo” como el candidato más idóneo para ocupar la presidencia para el período de 1934 a 1940 (Cárdenas debía precisamente sus ascensos a Calles) y prometía ser el nuevo “administrador” que el país requería para seguir afianzando la jefatura “máxima” de Calles. Así, de esta forma fue como se llevaron a cabo las elecciones en donde el general Cárdenas, sin haber cumplido los cuarenta años de edad, se convertiría en el nuevo presidente de la República contando, como era de esperarse, con el apoyo del partido del Estado y naturalmente de Plutarco Elías Calles.

156

La Reforma Agraria

Las primeras acciones de Lázaro Cárdenas (con base en lo estipulado por el Primer Plan Sexenal) estuvieron encaminadas al fomento de la actividad agropecuaria del país, pues el impulso de la productividad en el campo seguía siendo la piedra angular de la economía nacional. Se requería de un urgente proceso de modernización y tecnificación en el agro, por esta razón, la Reforma Agraria cardenista no sólo se basó en la reanudación del reparto agrario (suspendida por Calles en 1930) por medio de la restitución, dotación, ampliación y confirmación del estatuto comunal de tierras y aguas a los campesinos.

El significativo reparto agrario del presidente Cárdenas, sobre todo el de sus primeros años de gobierno14, se hacía con el fin de transformar a aquellos campesinos que aún continuaban en calidad de peones acasillados a la condición de agricultores autónomos dueños de sus propias tierras; para ello, Cárdenas procedió al fraccionamiento de las propiedades tanto federales como estatales así como a la simplificación de los trámites y formalidades de los expedientes agrícolas; desde luego, todas estas medidas se llevaban a cabo manifestándose el respeto irrectricto a la “pequeña” propiedad agrícola.

Sabemos que durante el sexenio de Cárdenas fueron primero confiscadas a los latifundistas y después repartidas a los campesinos sin tierras diecinueve millones de hectáreas, todo esto con el fin de controlar a los campesinos que esperaban el reparto de tierras o bien para conservar las ya recibidas y aunque no fueron afectados los latifundios de los generales poderosos ni de personajes influyentes como el del estadounidense William R. Herst, podríamos señalar que la Reforma Agraria cardenista sí logró liquidar (por lo menos en lo fundamental) la existencia de la gran hacienda por lo que el poder de los latifundistas quedó prácticamente liquidado. De esta forma, se procedió a la organización y ampliación de los terrenos ejidales y especialmente a la formación de ejidos colectivos, entre los cuales destacarán los de la zona henequenera de Yucatán; los de la región algodonera de La Laguna –en donde se llevará a cabo el ejemplo más importante de colectivización ejidal en el país-; los de la Nueva Italia y la Lombardía en Michoacán; y, en el Estado de México en la región que ocupara la hacienda de La Gavia. Como complemento a la integración de los ejidos colectivos se trabajó también por el logro de una colonización interior mejor planificada mediante la redistribución de la población rural a nuevas regiones agrícolas y otras acciones más.

14Durante los dos últimos años de la administración cardenista la política agraria fue más moderada ya que el reparto de tierras disminuyó, por lo que pasó de 5.3 millones de hectáreas en 1937 a tan sólo 1.8 millones para 1940.

La tecnificación del campo requería también de la participación del Estado a través del otorgamiento de créditos; para ello, fueron creados el Banco Nacional de Crédito Agropecuario y el Banco de Crédito Ejidal; además, se procedió a la formación de sociedades cooperativas agrícolas y nuevamente, después de ocurrida la Depresión de la Economía Mundial de 1929 a 1933, se reactivó en nuestro país la construcción de los sistemas de irrigación. Como complemento a las acciones de Cárdenas en pro del agro mexicano, a su vez se estimuló el nivel de la producción pecuaria y la protección a la riqueza forestal.

Acciones agropecuarias implementadas por Cárdenas

Reparto Agrario Estímulo a la integración de los ejidos colectivos

Reforma agraria cardenista Tecnificación del Ampliación de los créditos y campo asesoramiento técnico

Medidas Respeto absoluto a la administrativas pequeña propiedad

Un proyecto de industria nacional

Pero si el avance de la producción agropecuaria fue una tarea prioritaria para el gobierno cardenista, no menos importante fue el logro de una mayor producción en el sector secundario de la economía; para ello, habría que estimular la creación de nuevos centros fabriles; urgía el incremento del nivel industrial especialmente de la industria manufacturera, pues de ella dependía la creación de nuevas fuentes de trabajo. Por otra parte, con el aumento del índice de industrialización en el país se podría conseguir otra importante meta propuesta por el Primer Plan Sexenal en torno a la llamada Sustitución de Importaciones.

La sustitución de importaciones

Con respecto a esta meta económica sabemos que para 1940, último año del sexenio cardenista, la importancia que se brindaba a las industrias textil y alimenticia seguía en pie; sin embargo, el nivel de inversiones a las industrias química y siderúrgica se vio considerablemente incrementado pues, con la elevación y diversificación de la producción industrial ya no sería indispensable importar aquellos bienes y materiales que se produjeran en el país, tan sólo se importaría aquello no producido o todos los bienes (maquinaria, herramientas o productos) que sirvieran para el impulso de la economía nacional controlada por el Estado ya que éste, según lo plenteado por la políticaeconómica oficial, sería el único encargado de cuidar y velar por el bienestar de toda la sociedad mexicana suprimiendo en lo posible, los intereses y el enriquecimiento individual mediante la práctica del capitalismo de Estado.

El Financiamiento oficial a la industria

Para el estímulo de la industria apareció a principios de 1934 la Nacional Financiera como única institución nacional de crédito que se ocupase de promover la inversión para el impulso industrial; más tarde, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas, fueron creados

el Banco Nacional Obrero de Fomento Industrial y el Banco Nacional de Comercio Exterior que funcionaría, éste último, con el propósito de acumular las divisas necesarias para la importación de los bienes indispensables para el incremento de la industrialización del país.

La Política Económica Proteccionista

Cárdenas además, puso en práctica medidas proteccionistas para el avance de la industria instalada en el país a través de la imposición de barreras arancelarias a las mercancías llegadas de las grandes metrópolis, con esta medida se pretendía evitar hasta donde fuese posible, la competencia desleal de los mercados internacionales a los bienes producidos en el país. Así también, se facilitaba sin cargas fiscales la importación de los materiales, equipos y mercancías que la industria nacional requería para su avance y modernización.

La apertura a las Inversiones Extranjeras Directas

Sin embargo, no obstante las medidas tomadas con el propósito de lograr un sustantivo avance industrial, ante la insuficiencia de capitales nacionales, con el fin de estimular a la inversión extranjera y en especial a las Inversiones Extranjeras Directas (IED), el

gobierno de Cárdenas procedió a la derogación del impuesto a las exportaciones de capital realizadas por las grandes potencias económicas hacia México y por supuesto también, hacia el resto de toda Latinoamérica.

El impulso a la infraestructura económica

Para lograr la expansión del mercado tanto interno como externo, Lázaro Cárdenas intensificó la construcción de carreteras y de nuevas vías férreas; además, se mejoraron los servicios de correo, telégrafo, teléfono, vías aéreas y de los muelles en los puertos; así mismo, se continuó con la construcción de obras hidráulicas principalmente de presas. Para el reforzamiento de la infraestructura económica del país, apareció también la Comisión Nacional de Electricidad encargada de impulsar la electrificación en todo el territorio nacional, pues de lograrlo, se asegurarían mejores resultados en el proceso de modernización de todas las actividades económicas impulsadas en México.

La política económica nacionalista

El aumento del nivel en las actividades agropecuaria e industrial durante la etapa cardenista debían conseguirse a toda costa, pues de este progreso dependía el logro del principal objetivo económico propuesto por el Primer Plan Sexenal, esto es, el conseguir la autosuficiencia económica (sin que esto significara el aislamiento con el exterior). Para alcanzar con éxito tal meta, era indispensable el control nacional sobre aquellos recursos básicos que aún se encontraban monopolizados por el capital extranjero.

Para proceder a la restitución del control de dichos recursos, Cárdenas, obedeciendo a los postulados del citado Primer Plan Sexenal, puso en práctica toda una políticaeconómica de corte nacionalista, que a decir del propio Cárdenas, no consistiría en asumir una actitud de puertas cerradas o de hostilidad a las inversiones extranjeras, pues era claro que dichas inversiones jugaban un papel decisivo en el campo de la producción, especialmente en el sector industrial benéfico para el avance de la economía nacional, sino que la meta era lograr un cambio de actitud hacia México por parte de las grandes metrópolis quienes al aceptar ahora lo señalado por las nuevas leyes mexicanas, dejarían de exigir la concesión de privilegios que los venía colocando por

encima de los empresarios mexicanos. De esta forma, las potencias económicas extranjeras tendrían que aceptar la reinstalación del control nacional sobre aquellas actividades o recursos prioritarios, de los cuales dependía el avance de la economía mexicana controlada por el Estado.

Dentro de las más importantes acciones a favor de la Política Económica Nacionalista que la administración cardenista desplegó para el impulso capitalista del país, ocupan un sitio preponderante la nacionalización de los ferrocarriles y la expropiación del petróleo.

El 23 de junio de 1937, el presidente Cárdenas procedió a la nacionalización de los ferrocarriles al decretar la recuperación minoritaria de las acciones de dicha empresa (hemos de señalar que la expropiación fue minoritaria pues sabemos que durante el último período porfirista se procedió a la compra del 51% de las acciones de las empresas ferrocarrileras), la acción de Lázaro Cárdenas consistió tan sólo en recuperar las acciones restantes. Con tal medida, Ferrocarriles Nacionales de México pasó al control del Estado quien procedió tiempo después a la apertura de nuevas líneas férreas con las que se reactivaron las actividades productivas y el comercio, pues proporcionaron los medios baratos para el traslado de las mercancías a los distintos puntos de la república y por supuesto, también hacia el exterior.

Otra acción importante realizada por el gobierno de Cárdenas fue la relacionada con la expropiación de los bienes de las compañías petroleras inglesas, holandesas y estadounidenses.

La expropiación petrolera fue decretada por el presidente Cárdenas el 18 de marzo de 1938 y fue, sin duda, el acontecimiento más relevante en cuanto a la práctica de la Política Económica Nacionalista seguida por la administración de Cárdenas.

Con la nacionalización del petróleo y de los ferrocarriles, el Estado mexicano se enfrentó al capital imperialista y pudo redefinir, basado en las nuevas leyes mexicanas, las relaciones de dependencia que seguía México, principalmente con los Estados Unidos y así asegurar una importante base para el estímulo y avance de la economía mexicana.

Para el logro de las medidas expropiatorias seguidas por Lázaro Cárdenas destacaremos que fueron movilizadas las amplias masas de trabajadores a favor de tales acciones; por supuesto, dirigidas por Cárdenas. En efecto, el presidente de la república las enfrentó a los empresarios extranjeros y, en general, al imperialismo yanqui.

La nacionalización de los ferrocarriles y del petróleo, y la participación de las inversiones extranjeras directas bajo términos convenientes para el gobierno cardenista han sido consideradas como acciones fundamentales para el impulso del Capitalismo en México.

Acciones de Cárdenas para impulsar la industrialización del país

  • Planteamiento de industrialización basados en las consignas del Primer Plan Sexenal.
  • Industrialización basada en el estímulo del Capitalismo de Estado.
  • Proyecto de autosuficiencia económica en el terreno industrial.
  • Impulso a la sustitución de las importaciones.
  • Proteccionismo a la industria instalada en el país.
  • Fundación de instituciones de crédito para estimular la industria.
  • Estímulos a las inversiones extranjeras directas.
  • Fomento al programa infraestructural.
  • Ejercicio de la política económica nacionalista.
  • Redefinición de las tradicionales relaciones de dependencia económica con el exterior.

Las consecuencias del Nacionalismo Económico

Sin embargo, debemos aclarar que no obstante los avances obtenidos en materia económica por el gobierno de Cárdenas especialmente en los primeros años de su administración, una vez realizada la expropiación petrolera en 1938, la economía mexicana comenzó a dar muestras de significativos retrocesos, esto se debió particularmente al boicot económico ejercido por el capital estadounidense e internacional encargado de impedir por ejemplo, la venta a México de refacciones para la maquinaria; del tetraetilo de plomo indispensable para la graduación del octanaje de la gasolina; por su parte, las compañías navieras internacionales negaban el uso de sus barcos para transportar el petróleo mexicano a los mercados internacionales; se exigía además, el pago inmediato y en efectivo de las indemnizaciones y compensaciones a las expropiaciones del gobierno de Cárdenas; también se apreció un retiro importante de capitales por parte de los inversionistas extranjeros, así como la disminución del nivel de las exportaciones e importaciones. Pero, además, se desató en contra de México un fuerte descrédito diplomático acusando a nuestro país de socialista y profascista; por si esto fuera poco, se observó que el capital estadounidense establecido en México apoyó a ciertos movimientos anti-cardenistas como el de Saturnino Cedillo en San Luis Potosí quien declaraba estar en contra de la expropiación petrolera.

La reorganización del Partido Oficial

Por lo que toca a las acciones relacionadas con la política nacional, observamos que el partido del Estado, es decir, el Partido Nacional Revolucionario entre 1929 y los siguientes años, se había venido inclinando por la práctica de una política de “clases” olvidándose así de sus postulados populistas. Esto trajo como consecuencia el surgimiento de nuevos movimientos sociales que fueron realizados al margen del Estado, y naturalmente del partido oficial, y que fueron debidamente aprovechados por los partidos de oposición entre los cuales se encontraban el Partido Comunista y el Laborista Mexicano con el fin de recuperar su influencia y poder sobre las masas obreras y campesinas; pero, peor aún para el control del gobierno fue que estos movimientos populares hicieron que surgiera un nuevo caudillismo campesino, obrero y militar; con relación a este nuevo liderazgo, se podría citar que las organizaciones obrero y

campesinas ampliaron y aumentaron sus alianzas e incluso, llegaron a fundar el Comité Nacional de Defensa Proletaria que proponía la fundación de su propio partido político. Este tipo de organizaciones establecieron fuertes alianzas con grupos de campesinos dispersos para ampliar así su fuerza y poder, lo que hacía peligrar el control del Estado en lo referente a la vida política y social del país.

Ante tal estado de cosas, la reestructuración del partido oficial resultaba apremiante pues era necesario recuperar el prestigio del Estado representado en ese momento por Lázaro Cárdenas quien requería del apoyo y la confianza de los sectores mayoritarios de la sociedad mexicana para poder así afianzar su tarea en pro de la consolidación del Estado mexicano moderno.

Por otro lado, la transformación del Partido Nacional Revolucionario era necesaria ya que con tal reestructuración, el general Cárdenas podría oponerse a los herederos del grupo callista (precisamente, con respecto a este caso, de tiempo atrás se venía apreciando en el Congreso la existencia de una “ala izquierda” cardenista frente a la “ala derecha” callista), y a los líderes de las organizaciones obreras opuestas a Cárdenas como era el caso de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) también de filiación callista que con sus acciones provocaba condiciones de inestabilidad en el Estado dirigido entre 1934 y 1940 por parte del presidente Lázaro Cárdenas del Río.

El Partido Revolucionario Mexicano (PRM), actuando ahora, como un partido que decía apoyar entre otras cosas, la corporativización de las masas, fue fundado el día 30 de marzo de 1938, estableciéndose que, en esta nueva etapa del partido oficial, quedarían representados los intereses de los cuatro sectores masivos más importantes de la población, es decir, de los sectores obrero, campesino, popular (burocracia) y militar bajo el nuevo lema de “Por una democracia de trabajadores”. El nuevo partido (PRM) se comprometía además a la práctica de nuevos planteamientos liberales surgidos de la propia revolución armada de 1910 con el fin de impulsar una “Política de Masas” más nacionalista y por tanto, más benéfica para los sectores más necesitados de la población mexicana.

La política con el exterior

En materia de política exterior, el gobierno de Cárdenas, como corresponde a todo Estado moderno de esta época, se distinguió por mantener la defensa de la soberanía nacional; el respeto a la integridad de las demás naciones; el acercamiento con todo el mundo, especialmente con los países latinoamericanos; la reprobación a la práctica de toda política contraria a la seguida por México y a las guerras internacionales; y, el otorgamiento de asilo político a quienes lo solicitaran, precisamente con respecto a este último caso, la política exterior del cardenismo se distinguió por brindarles apoyo y asilo en México a los republicanos españoles, a los judíos perseguidos en Europa por la Alemania nazi, y a León Trotsky; asimismo, México protestó por la invasión a Etiopía por parte de la Italia fascista; de Austria, Polonia, Checoslovaquia, Bélgica y Holanda por parte de Adolfo Hitler y de Finlandia por parte de los rusos.

Por otra parte, se mejoraron las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos a través del embajador del país del norte de México, Josephus Daniels, aunque, más tarde, ante la política nacionalista seguida por el gobierno de Cárdenas y en concreto, después de la expropiación petrolera de 1938, dichas relaciones se vieron algo tirantes.

La Política de “Masas”

Refiriéndonos ahora a la política social de la administración cardenista señalaremos que, después de los lastimosos efectos causados por la Crisis Económica Mundial de 1929 y en base a lo señalado por el Primer Plan Sexenal respecto al logro de la “Justicia Social”, al llegar a la presidencia el General Lázaro Cárdenas del Río puso en práctica la denominada “Política de Masas” basada en el sistema populista emanado de la propia revolución armada de 1910, consistente en llevar a cabo toda una serie de medidas sociales y políticas con el objeto de beneficiar particularmente a los sectores mayoritarios de la sociedad mexicana. Así, Cárdenas puso en marcha nuevamente la Reforma Agraria pues, según el censo de 1930, seguían existiendo aún aproximadamente cerca de 2.5 millones de campesinos sin tierras, por esta razón, para el año 1935 fueron repartidas 2.3 millones de hectáreas.

Al mismo tiempo, los obreros fueron impulsados a defender sus intereses medianteuna mejor organización sindical, por esta razón se ha dicho que durante el sexenio cardenista se desarrolló la llamada “Edad de Oro” del sindicalismo mexicano; además se estimuló a los trabajadores respecto al ejercicio de su derecho a la huelga, a este respecto, con el apoyo de Vicente Lombardo Toledano, en 1935, se declararon 650 movimientos de huelga, todos ellos resueltos a favor de los obreros por parte de los tribunales oficiales.

Cárdenas presionó además a los patrones para que éstos respetaran las medidas señaladas por el Estado referente al pago del séptimo día y el salario mínimo.

Esta “Política de Masas” se llevaba a cabo con el fin de lograr la cooperación de las mayorías nacionales en el terreno político; a este respecto Cárdenas señalaba que, al contar con el apoyo de las masas se lograría desterrar de nuestro país la práctica de intereses particulares, una vez logrado esto, se daría entonces paso a una verdadera “Unidad Revolucionaria” como base del sistema corporativo que pretendía impulsar el jefe del ejecutivo federal en el país. Pero, el apoyo de las masas, decía también Cárdenas, no sólo sería en el aspecto político, sino también en el terreno económico, pues una vez solucionadas las demandas de los obreros y de los campesinos, éstos, debían de contribuir con su trabajo, al impulso de la productividad del país.

La integración de un Estado Corporativo

La “Política de Masas” del gobierno de Cárdenas tenía como meta el reivindicar y unificar, pero también organizar y por supuesto, el disciplinar a las masas obreras y campesinas; ambos grupos sociales en sus acciones de lucha en contra de quienes los explotaban podrían seguir formando sus ligas y organizaciones, pero éstas, debían quedar bajo el control del Estado; esta sería precisamente la base del Estado Corporativo impulsado por el gobierno de Cárdenas. Con este antecedente surgió en 1936 la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM) y en 1938 la Confederación Nacional Campesina (CNC). Como se observa, esta “Política de Masas” estaría dirigida por el Estado a través de sus instituciones populares oficiales.

La respuesta de la Burguesía “mexicana”

No obstante lo señalado en líneas arriba, algunos integrantes de la burguesía (tanto terratenientes como industriales) bien sean mexicanos como extranjeros plantearon que Cárdenas más que impulsar en México una “Política de Masas”, lo que se proponía era implantar las bases del sistema socialista a la manera marxista, lo cual sería erróneo, pues de ninguna manera era intención del general Cárdenas hacer desaparecer las clases sociales; recordemos que lo que se pretendía tan sólo era impulsar la economía nacional bajo la práctica de un Capitalismo de Estado en donde se pusiera de manifiesto la idea de la “Justicia Social”. La intención de Lázaro Cárdenas era la de beneficiar a los sectores de la sociedad más desprotegidos mediante una acción populista (política y jurídicamente dirigida por el Estado); se trataba tan sólo de crear una sociedad más justa y equitativa en cuanto a la distribución de la riqueza nacional. Finalmente, lo que Lázaro Cárdenas logró con su “Política de Masas” fue integrar una nación más organizada y controlada por el Estado, pues de ello dependía el buen funcionamiento del Estado Corporativo que Cárdenas pretendía impulsar en México.

La política indigenista

Dentro de la política social cardenista no debemos dejar de mancionar el gran interés mostrado por el gobierno de Cárdenas hacia los grupos indígenas aún existentes para esta época en el territorio nacional. Con el fin de brindarles más apoyo, para su mejor acercamiento y conocimiento de la población indígena, fueron creadas varias instituciones entre las que destacan el Departamento de Asuntos Indígenas y el Instituto Mexicano de Investigaciones Lingüísticas.

El impulso de la educación “socialista”

Por último, como parte también de la política social cardenista, nos ocuparemos ahora a referirnos a los avances obtenidos durante el primer período sexenal del gobierno dirigido por Cárdenas en el campo de la educación; como ya sabemos, en 1934 (aún siendo presidente interino el sonorense Abelardo L. Rodríguez), concretamente un mes antes del cambio de gobierno, fue reformado el texto del Artículo 3º. Constitucional, dicho Artículo venía pugnando por la práctica de una educación obligatoria, gratuita y laica dirigida por el Estado; por su parte, el recién creado Primer Plan Sexenal por parte del partido oficial, proponía en su texto correspondiente, luchar por el impulso de una educación “socialista”; como observamos, en ambos documentos no había una total coincidencia; por lo tanto, para la unificación de criterios entre la Constitución y el Primer Plan Sexenal se procedió a la reforma del Artículo 3º, el nuevo texto del Artículo referente a la educación quedaría de la siguiente forma:

“La educación que imparta el Estado será socialista y además de excluir toda doctrina religiosa, combatirá el fanatismo y los prejuicios, para lo cual la escuela organizará sus enseñanzas en forma que permita crear en la juventud un concepto racional y exacto del universo y de la vida social…15

A la llegada de Cárdenas a la presidencia y, con base en la reforma constitucional hecha al mencionado Artículo 3º, se procedió a la práctica de la educación “socialista” entendida ésta, no como la posibilidad de llevar a México hacia la construcción de una sociedad sin clases, sino como la búsqueda de la “Justicia Social” dentro del marco capitalista por medio del acceso a la educación por parte de los grupos mayoritarios de la sociedad mexicana.

Cuando Cárdenas asumió la presidencia, México tenía poco más de 18 millones de habitantes, de los cuales cerca del 60% eran analfabetas, luego entonces, era apremiante resolver las demandas de educación planteadas por los hijos de los obreros y de los campesinos por medio de la educación “socialista” pero, enfatizamos e insistimos en esto, entendida esta propuesta educativa más bien como el impulso a una educación más igualitaria, desfanatizante, nacionalista, progresista, activa, científica y utilitaria y no como el modelo de una educación efectivamente socialista propuesta para ese entonces por la Unión Soviética rusa.

De esta forma, dentro de las acciones más significativas llevadas a cabo por el gobierno del general Lázaro Cárdenas, para dar cumplimiento a la propuesta de educación “socialista” destacaremos por ejemplo: el desarrollo de programas enfocados a la federalización de la educación tanto en los planteles educativos estatales como municipales; el impulso a la educación rural con el fin de eliminar el gran analfabetismo existente entre los campesinos e indígenas; la implantación de programas para la educación de los adultos; la creación de programas de asistencia social; continuar con la práctica de las misiones culturales iniciadas desde los años veinte; la creación de escuelas fronterizas y la fundación de internados para los hijos de los integrantes del ejército; el reforzamiento a la producción editorial; la creación de los Institutos de

15 SOLANA, Fernando; Cardiel Raúl y Bolaños Raúl (coordinadores). Historia de la Educación Pública en México. SEP/FCE, México, p. 274.

Arqueología, Etnología e Historia; la formación del Instituto de Orientación Magisterial (había que unificar los criterios entre los maestros respecto a lo que debía entenderse por educación “socialista”); la integración de un programa cultural y de fomento a la investigación científica, el surgimiento de un mayor número de escuelas normales, así como también de escuelas comerciales y técnico-industriales, la fundación de la Universidad Obrera, del Instituto Politécnico Nacional en 1937 y del Colegio de México en 1940 (éste último, creado por la comunidad española, que en su mayoría había sido asilada en México a raíz de la Guerra Civil Española por el gobierno cardenista).

Las elecciones de 1940.

Casi al término del gobierno de Cárdenas, cuatro generales de división renunciaron a sus respectivos puestos oficiales con el propósito de lanzarse a la campaña electoral: Rafael Sánchez Tapia, Juan Andrew Almazán, Francisco J. Mújica, y Manuel Ávila Camacho, sin embargo, más tarde las acciones dentro de las cúpulas del Partido Revolucionario Mexicano se dirigieron (para seleccionar al futuro candidato presidencial)al apoyo de tan sólo dos de los cuatro propuestos: Mújica y Ávila Camacho. De éstos dos, finalmente Manuel Ávila Camacho se convertiría en el candidato oficial (tal vez por la imagen un tanto “difusa” que proyectaba) por lo que tanto la derecha como la izquierda mexicana pudieron crear sus propias espectativas respecto a las metas que pretendía lograr en el Segundo Plan Sexenal, mismas que influyeron en la elección final delgeneral Manuel Ávila Camacho elegido como nuevo presidente de la República para el período de 1940 a 1946.

Considerando lo que has visto hasta ahora, revuelve el cuestionario subrayando la respuesta adecuada.

1) El Primer Plan Sexenal base del gobierno de Lázaro Cárdenas se proponía como principal meta económica conseguir la:

a) Autodisciplina b) Autosuficiencia c) Dependencia

2) La propuesta del Primer Plan Sexenal en materia económica sería fortalecer la práctica del Capitalismo de:

a) Masas b) Estado c) Libre mercado

3) La Reforma Agraria impulsada por Cárdenas consistió en darle más importancia a la integración de:

a) Ejidos colectivos b) Pequeños latifundios c) Ranchos ganaderos 170

4) La sustitución de importaciones era otra meta del Nacionalismo Económico, para lograrse era indispensable el desarrollo de la:

a) Agricultura tecnificada b) Producción artesanal c) Industria manufacturera

5) Para el mejor funcionamiento de la infraestructura económica surgió en el gobierno de Cárdenas la Comisión Nacional de:

a) Comunicaciones b) Electricidad c) Energéticos

6) El Nacionalismo Económico tuvo su mejor expresión en la nacionalización de los ferrocarriles y en la expropiación:

a) Bancaria b) Petrolera c) Eléctrica

7) “Por una democracia de trabajadores”, fue la consigna del partido oficial reorganizado en 1938, nos referimos al:

a) P.N.R. P.R.M. c) P.R.I.

8) La creación de la C.T.M. y la C.N.C. serían el fundamento para la integración en México del Estado:

a) Mixto b) Protector c) Corporativo

9) La Justicia Social durante el sexenio cardenista se trató de alcanzar mediante la Política de:

a) Masas b) Clases c) Privilegios

10) El gobierno de Cárdenas apoyó la educación de las mayorías sociales al ponerse en práctica la educación:

a) Marxista b) Socialista c) Clasista Enseguida te presentamos lo más importante del tema.

  • En 1933 el partido oficial (P.N.R) se ocupó de elaborar el Primer Plan Sexenal (1934-1940) con el objeto de iniciar la consolidación del Estado mexicano posrevolucionario moderno.
  • La Reforma Agraria cardenista se propuso eliminar la existencia del latifundismo en México, pero sin afectar a la “pequeña” propiedad agrícola.
  • Para el estímulo de la agricultura de subsistencia, el gobierno cardenista impulsó principalmente la integración de los ejidos colectivos.
  • El simple reparto de tierras no bastaba para el avance agropecuario del país, se requería también del otorgamiento de créditos al campo, para ello aparecieron:

Banco Nacional de Crédito Ejidal Banco Cooperativo Agrícola

  • Urgía la modernización del aparato productivo del país, para ello era necesario hacer crecer la industria, especialmente la manufacturera pues era ésta la que estimulaba la creación de más empleos en México.
  • La mayor industrialización del país traería como resultado el inicio de la Sustitución de Importaciones consistente en la menor compra posible de bienes y servicios procedentes del exterior.
  • El Primer Plan Sexenal propuso como principal medida en lo referente a la Política Económica el fortalecimiento del Capitalismo de Estado.
    • Dentro de la Política Económica Nacionalista destacan por supuesto:
      1. La nacionalización de los ferrocarriles (1937).
      2. La expropiación petrolera (1938).
    • La nacionalización de los ferrocarriles y la expropiación petrolera realizadas por el gobierno de Cárdenas provocó fuertes reacciones en contra por parte de los países imperialistas “afectados”, Estados Unidos por ejemplo, implantó un boicot económico y
    • diplomático que desde luego repercutió negativamente en el avance de la economía nacional.
  • En 1938 se procedió a la transformación del partido oficial, en lugar del P.N.R. aparecería ahora el Partido Revolucionario Mexicano que decía representar los intereses de las mayorías sociales del país: obreros, campesinos, sectores popular (burocracia) y el militar.
    • La política exterior practicada por Lázaro Cárdenas se basó en:
      1. La defensa a la soberanía nacional.
      2. El respeto a la integridad de las demás naciones.
      3. El acercamiento con todos los países del mundo.
      4. El rechazo a doctrinas políticas totalitarias y a las guerras con fines expansionistas.
      5. La práctica del asilo político.
    • La “Política de Masas” practicada por Lázaro Cárdenas pretendía mejorar la situación de los obreros y los campesinos mediante:
      1. El impulso a una mejor organización sindical.
      2. La práctica al derecho de huelga.
      3. El pago del séptimo día.
      4. El salario mínimo.
      5. El reparto de tierras.
  • Todo esto con el fin de llegar a una verdadera “Unidad Revolucionaria”.
    • El movimiento obrero y campesino debía estar organizado por el propio Estado; ésta sería la base del Corporativismo impulsado por Cárdenas, para ello aparecieron en México:
      1. La Confederación de Trabajadores Mexicanos (C.T.M.)
      2. La Confederación Nacional Campesina (C.N.C.).
  • La Política de Masas fue atacada por la burguesía tanto nacional como extranjera y acusaban al gobierno de Cárdenas de prosocialista y profascista.
    • La Política indigenista practicada por el General Cárdenas lo llevó durante su sexenio a la creación de:
      1. El Departamento de Asuntos Indígenas.
      2. El Instituto Mexicano de Investigaciones Lingüísticas.
  • De acuerdo con la reforma hecha en 1934 al Artículo 3º. Constitucional, estando Cárdenas ya al frente de la presidencia puso en marcha le educación “socialista” consistente en llevar a las mayorías sociales (obreros y campesinos) el derecho a la educación.

3.2 LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL (1939 – 1945)

3.2.1 LAS CAUSAS DE LA GUERRA

Una de las principales causas que dieron origen a la Segunda Guerra Mundial se encuentra desde luego, en la forma como concluyó la Primera Guerra Mundial: en el

Tratado de Versalles se observa cómo algunos países resultan claramento perdedores como son el caso de Alemania, Austria, Hungría, Bulgaria y Turquía; pero también, se aprecian en el mismo Tratado grandes y graves contradicciones entre las naciones “vencedoras” por lo que se muestran inconformes con la forma como se dio el reparto del mundo entre los “Aliados”:

Por citar un caso mencionaremos que Inglaterra, al término de la Primera Guerra Mundial, pasó a controlar los territorios del Medio Oriente anteriormente dominados por los turcos, así, los ingleses pasarían a controlar las ricas zonas petrolíferas de Irak, además de dominar Transjordania y Palestina.

Será precisamente en la región de Palestina en donde los ingleses darán pie al surgimiento de un agudo conflicto entre árabes y judíos; la Gran Bretaña apoyó la petición de Lord Arthur James Balfour –Ministro de Relaciones Exteriores del gobierno británico- de establecer el Estado judío en Palestina habitada en su mayoría por población árabe (1917).

Naturalmente, la propuesta británica fue apoyada por la Organización Sionista Mundial que proclamaba la integración de la patria judía en Palestina, es decir, Sión (“La Tierra Prometida”). Esto dio origen tiempo después, a la guerra Árabe-Israelí que a la fecha aún no concluye.

Los franceses por su parte, pasarían a ocupar el territorio de Siria.

Con la llegada de Adolfo Hitler al poder en 1933, éste se plantea varios objetivos, entre los cuales se encuentran:

a) Desconocer la validez del Tratado de Versalles, especialmente lo referente a la desmilitarización impuesta a los alemanes.

b) Retirarse como integrante de la Sociedad de las Naciones.

c) Impulsar decididamente al Pangermanismo, es decir, a la unión en una sola nación de todos los integrantes de la raza germana; de esta forma, el nacionalismo recalcitrante que se impuso en Alemania para este tiempo, reforzado más aún por la idea de la superioridad racial –la raza Aria- es asumido por el Partido Nazi como una de sus principales banderas.

d) La recuperación del “Espacio Vital” como parte fundamental para la integración del Tercer Reich que estaría dirigido por Adolfo Hitler.

e) El impulso de las ideas revanchistas Las democracias europeas dirigidas principalmente por Inglaterra y Francia inician un enfrentamiento abierto con los recién surgidos gobiernos Totalitarios de Benito Mussolini en Italia y de Adolfo Hitler en Alemania quienes además, procederán a integrar la Alianza Roma-Berlín que luego, en 1936, con la incorporación del Japón sería conocida como las Potencias del Eje Roma-Berlín-Tokio.

La crisis de 1929 afectó duramente a la economía japonesa, esta difícil situación contribuyó al triunfo político de los militares ultranacionalistas. Con la justificación de una “sobrepoblación” los japoneses se lanzaron a ocupar la región noreste de China llamada la Manchuria en donde crearon un Estado (Manchukuo) que quedaría como protectorado del Japón.

Con la integración del Eje Roma-Berlín se define la política expansionista de ambas naciones: Italia se expandería hacia el Mediterraneo, por esta razón, Italia dirigida por la dictadura fascista de Mussolini, utilizando como pretexto un incidente ocurrido en la frontera de la Somalia italiana con Etiopía (por un problema de límites), procedió a invadir Etiopía sin que existiera ninguna declaración de guerra en contra de la nación africana. Luego, Italia invadiría también Albania al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939. Alemania por su parte, realizaría su política de expansión hacia la parte central, oriental y parte de la occidental de Europa (en la Europa Occidental observaremos principalmente la participación del Eje Roma-Berlín en la Guerra Civil Española de 1936 a 1939).

Alemania se lanza a la ocupación de Austria y de Checoslovaquia, así como de la región de los Sudets (región ocupada por los alemanes desde la Edad Media).

Luego, con la incorporación de Japón a la alianza de italianos y alemanes, observaremos como los nipones llevaron a cabo ocupaciones territoriales en China, Indochina y en gran parte del Océano Pacífico.

La U.R.S.S. decide formar parte de los “aliados” pues las Potencias del “Eje” se declararon abiertamente antibolcheviques.

Por otra parte, la Unión Soviética consideraba que la Guerra que se iba a desencadenar sería como la Primera, una guerra imperialista que luego, para provecho de los soviéticos rusos, provocaría las condiciones propias para el surgimiento de la Revolución Social en los países involucrados en el conflicto.

3.2.2 EL DESARROLLO DE LA GUERRA

La invasión de Polonia

Alemania, una vez resuelto a su favor el problema de Checoslovaquia, solicita ahora, la restitución de la ciudad libre de Dantzing y la apertura de vías de comunicación por el llamado “corredor” polaco y así tener paso hacia la Prusia Oriental. Todo esto, como parte de su proyecto de reorganización del “Espacio Vital” y en éste, se incluía naturalmente a Polonia.

Alemania por otro lado, procedió a la firma de un Pacto de No Agresión con la Unión Soviética el 23 de agosto de 1939 por medio del cual se declaraba que:

a) La invasión de Polonia por los alemanes no continuaría luego por territorio ruso.

b) La U.R.S.S. recuperaría el control sobre Finlandia y los Estados Bálticos de Lituania, Letonia y Estonia.

El 1º de septiembre de 1939, Adolfo Hitler ordena la ocupación de Polonia, para el día tres, Francia e Inglaterra declaraban iniciada la Segunda Guerra Mundial.

Italia sorprendentemente se mantiene al margen de la Guerra, aún a pesar de su evidente alianza con Alemania y el Japón.

El inicio de la Guerra

La Segunda Guerra Mundial en sus inicios sólo enfrentó a Francia, Inglaterra y Polonia por el lado de los Aliados, y a Alemania por el otro frente. Para este momento era Alemania quien mostraba ante sus oponentes una superioridad evidente sustentada en su fortalecida Economía de Guerra. Su ejército, mejor organizado y modernizado disponía de los mandos más preparados para las nuevas tácticas de guerra; de hecho, la industria bélica alemana sólo presentaba un solo problema, su flota aún no podía competir con la británica y la francesa, pero a cambio de esto, los ejércitos anglofranceses eran reducidos (sobre todo el inglés) y anticuados y con poca capacidad ofensiva.

En esta primera fase de la Guerra, Alemania se propone como meta una Guerra rápida y ofensiva sobre los territorios que le proporcionaran los recursos económicos necesarios para seguir impulsando su Economía de Guerra (el carbón de Polonia y Checoslovaquia y el petróleo de Rumania contribuyeron a abastecer de combustible a los nazis) todo esto debido a su situación de inferioridad en materia naval, lo que le dificultó a Alemania el impulso del comercio exterior.

Por su parte Inglaterra y Francia sólo se concretaron a bloquear a los alemanes pues esperaban que los nazis, sin materias primas que impulsaran su economía bélica, fuera la causa para lograr una pronta derrota alemana.

En esta fase de la guerra, Estados Unidos a pesar de su neutralidad, temiendo la expansión de las ideas socialistas por parte de la Unión Soviética, provocó entonces que importantes monopolios estadounidenses financiaran generosamente a la Alemania Nazi. Destacadas corporaciones yanquis confiaron a los alemanes secretos técnicos como la producción de caucho, las instalaciones de radio, dispositivos para motores diesel, etc; incluso, fábricas americanas establecidas en Alemania (principalmente en Russelheim, Brandemburgo y Colonia) desarrollaron un papel importante en la motorización del ejército nazi proporcionándoles medios de transportes como automóviles y camiones.

La Unión Soviética basada en su Tercer Plan Quinquenal (1938 – 1942), venía también impulsando su industria bélica, tenía que estar lo mejor preparada desde el punto de vista militar, ya que por su ubicación geográfica resultaba por demás estratégica para los intereses de Alemania y el Japón.

Italia y Japón contaban con una marina de guerra de primer orden y todo esto debido a sus intereses expansionistas en el Mediterráneo y en el Pacífico respectivamente.

La Guerra Europea (1939 – 1941)

a) La Campaña de 1939 – 1940

Alemania para asegurarse el abastecimiento de materias primas amplía sus acuerdos económicos con la Unión Soviética: la U.R.S.S. proporcionaría materias primas a los nazis y favorecería la compra alemana de mineral de hierro procedente de Suecia. Aunque los países escandinavos pretendían mantenerse neutrales, Noruega fue presionada a dejar pasar por su territorio el mineral de hierro sueco con destino a Alemania.

Los Aliados, ante tal suceso iniciaron varias acciones para evitarlo; sin embargo, en abril de 1940, Alemania invadió Dinamarca y más tarde Noruega, dejaba aislada así a Suecia de la ayuda de los Aliados (Alemania se aseguraba con esto, el abastecimiento del hierro sueco).

En el frente occidental europeo la situación se mantenía en aparente calma, durante siete meses los ejércitos francés y alemán se mantendrían frente a frente sin luchar.

b) La derrota francesa

Para el 10 de mayo de 1940 los alemanes invaden Bélgica y Holanda y vencen al ejército francés. La derrota francesa animó a los italianos a abandonar su actitud de simple espectador y entra ahora sí a la Guerra. Italia para el 10 de junio le declara la guerra a Francia e Inglaterra; sin embargo, el ejército italiano sufrirá importantes derrotas en Grecia y en el norte de África.

Francia quedó dividida en dos zonas: una zona dominada por los alemanes y otra “neutral” en donde se estableció un gobierno “títere” encabezado por el mariscal Henry Pétain (quien firmó con los alemanes el armisticio) en la región francesa de Vichy.

La resistencia francesa por su parte, se organizaba desde Inglaterra; el general Charles de Gaulle hacía un llamado desde Londres a todos los franceses para no aceptar el armisticio firmado por Pétain y a organizar el movimiento que se denominaría la “Francia Libre”.

c) La Guerra contra Inglaterra

Para 1941, Inglaterra se encontraba sola frente a la alianza Germano-italiana; para colmo, la Gran Bretaña veía con preocupación cómo la fuerza de las Potencias del Eje aumentaba con la inclusión de varios estados “satélites” de Alemania: Hungría, Rumania, Checoslovaquia y Bulgaria.

El plan nazi para lograr la derrota británica consistía básicamente en iniciar el bloqueo que debía realizarse en dos frentes:

  • Por el Mar Mediterráneo con el fin de cortar la comunicación del Canal de Suez y así problematizar la situación a los ingleses pues, con tal ocupación, la Gran Bretaña perdería el abasto de materias primas y petróleo procedentes del Medio Oriente.
  • A la Guerra se incluyen Grecia, Egipto y Siria al lado de los Aliados.
  • Los ingleses se verán obligados, ante las limitaciones del Canal de Suez, a desviar sus comunicaciones con el Extremo Oriente por la ruta de Sudáfrica.
  • Por el Océano Atlántico, para cortar los suministros llegados del continente americano, especialmente de los Estados Unidos; para ello, los alemanes de Hitler utilizaron sus submarinos haciendo grandes daños a la flota británica.
  • La situación para Inglaterra era sumamente difícil al aproximarse el verano de 1941.

La Guerra se convierte en Mundial

La Guerra Europea adquiere tintes de una Guerra Mundial cuando se incluyen a ésta, la Unión Soviética, Japón y los Estados Unidos hacia la segunda mitad de 1941.

Rotos los Acuerdos de No Agresión que Alemania había firmado con la U.R.S.S. con el pretexto de que se había llevado a cabo una ocupación de los rusos sobre territorios que decían los alemanes les pertenecía desde antes de ocurrida la Primera Guerra Mundial, Alemania procedió a la ocupación de la Unión Soviética pues urgía derrotarla para asegurarse el abastecimiento de las materias primas soviéticas, pues, sin esto, la victoria nazi sería más difícil de lograrse a corto plazo.

Entre tanto, Japón en su afán de controlar todo el Pacífico, hundía gran parte de la flota estadounidense ubicada en la base militar de Pearl Harbor en las islas Hawaii y desembarcaba masivamente por toda la región de Indochina (Viet Nam, Camboya y Laos).

Ante el ataque japonés, los Estados Unidos abandonaba su neutralidad y le declaraban la guerra a las Potencias del Eje el día 7 de diciembre de 1941.

Con la entrada a la Guerra de la Unión Soviética y de los Estados Unidos al lado de los Aliados evidentemente, la correlación de fuerzas entre los dos bloques (Potencias del Eje y los Aliados) se modificará sustancialmente, pues tanto la U.R.S.S. como la Unión Americana poseían ya un importante avance industrial y contaban con grandes cantidades de materias primas suficientes para enfrentarse a las Potencias del Eje.

1942 será un año favorable para las Potencias del Eje: Alemania obtendrá importantes victorias sobre la U.R.S.S.; Japón por su parte, ocupará Birmania, Indonesia, Guam, Hong Kong e Indochina.

En el norte de África, las tropas alemanas dirigidas por Erwin Rommel –Zorro del desierto- avanzan sobre Egipto (territorio dominado por los ingleses).

Para el verano de 1942, las naciones que integran al Eje, alcanzan su máximo desarrollo expansionista; Adolfo Hitler se encuentra en la cumbre de su poder; pero también, sus oponentes son cada día más numerosos.

A fines de 1942 la alianza integrada por Inglaterra, Estados Unidos y la

U.R.S.S. será cada vez más sólida y la postura de las Potencias del Eje comenzará a ser diferente –pasará de la ofensiva a la defensiva-, esto marcará el “principio del fin”.

En el norte de África, Rommel fue vencido en la Batalla del Almein por el general inglés Montgomery. Con el desembarco conjunto anglo-estadounidense (el general norteamericano Dwight D. Eisenhower desembarcaría en Marruecos para luego dirigirse a Túnez donde se lograría el control total de los Aliados en el Mediterráneo).

Luego, las fuerzas aliadas convertirían a la región del norte de África en su principal base para su posterior desembarco en la Italia fascista, el cual ocurrió en julio de 1943 –“El desembarco en Sicilia”-. Con la ocupación de los Aliados a Italia, se produce la destitución de Benito Mussolini por parte del Gran Consejo Fascista (24 de julio de 1943) y aunque los nazis en apoyo del Fascismo llegan a Italia por el norte de la península; los italianos por su parte, cansados de la Guerra, pensaban ya en la firma del armisticio.

En el frente ruso la situación para las tropas alemanas durante 1943 se hará cada vez más difícil. A principios de 1944, los alemanes se lanzan a la retirada.

En el Pacífico, los triunfos aeronavales de los Estados Unidos sobre los japoneses son cada vez más numerosos, incluso, los estadounidenses irán prácticamente cercando a Japón.

Bajo estas características existentes es como ocurre en noviembre de 1943 la Conferencia de Teherán en donde José Stalin, Roosevelt y Churchill se reúnen para discutir el desarrollo de la Guerra. Los éxitos alcanzados por la U.R.S.S. sobre los ejércitos nazis, hace que aumenten las ambiciones de los soviéticos; por esta razón, en dicha Conferencia, el interés de Gran Bretaña y de los Estados Unidos irá en el sentido de lograr un equilibrio de fuerzas entre los Aliados.

En la Conferencia de Teherán, Inglaterra, Estados Unidos y la U.R.S.S. se comprometen a realizar un desembarco para 1944 en las costas francesas de Normandía lo que provocaría el desplazamiento de tropas hacia esta región del Mar del Norte.

México ante la Segunda Guerra Mundial

“Al principiar 1942, México todavía se mantenía neutral, pero a diferencia de lo ocurrido durante la Primera Guerra Mundial, sus acciones internacionales mostraban clara inclinación del gobierno de Ávila Camacho por los Aliados.

En mayo de 1942 el buque tanque petrolero mexicano “Potrero del Llano” fue hundido por un submarino alemán cuando transportaba combustible a Estados Unidos. De inmediato las organizaciones nacionalistas y de izquierda en México pidieron la declaración de guerra al Eje, pero la opinión pública mayoritaria no parecía apoyar una acción tan drástica, entre otras cosas por el rumor de que habían sido los propios norteamericanos lo que habían atacado el buque mexicano para forzar a México a cortar con el Eje. A fin de cuentas, Ávila Camacho sólo protestó ante Alemania por el hecho y exigió reparaciones; pero antes de concluir el mes, un segundo buque mexicano, el “Faja de Oro”, era hundido en circunstancias similares. Esta vez, y haciendo referencia a la ignorancia de Alemania a la anterior nota mexicana de protesta, Ávila Camacho declaró la existencia de “estado de guerra” entre México y los países del Eje y no hubo reacciones importantes en contra de tal decisión en los diferentes círculos políticos mexicanos.16

16 VÁZQUEZ, Josefina A. y Meyer Lorenzo, México Frente a Estados Unidos, un ensayo histórico 1776-1989. Colegio de México, México, 1982, pág. 182 y 183.

Temiendo que ocurriera un posible ataque por parte de los japoneses a las costas occidentales de Estados Unidos, el gobierno de Washington trabajó con el gobierno del general Manuel Ávila Camacho en un plan conjunto de defensa, producto de estas acciones, se estableció la Comisión México-Norteamericana de Defensa Conjunta en donde México desde 1943 dejó ver su interés por participar en los mismos frentes de guerra. Para 1944, se llegó a un acuerdo con los Estados Unidos para que un escuadrón aéreo mexicano compuesto por 300 pilotos recibiera la debida capacitación en el vecino país del norte para luego, trasladarse a la zona del Pacífico.

En febrero de 1945 el “Escuadrón 201” estuvo listo y tuvo participación en las islas Filipinas en donde se mantuvo en acción hasta el término de la Guerra.

Pero la mayor participación de México en la Segunda Guerra Mundial no fue militar sino económica; pues México, fundamentalmente debía contribuir con materias primas y mano de obra al impulso de la producción bélica estadounidense.

Para 1942 se firmó un Acuerdo Bilateral de Comercio en donde se volvía a abrir el mercado de los Estados Unidos al petróleo mexicano. Pero la participación de México a la Economía de Guerra de la Unión Americana no se llimitó a la exportación de materias primas, también abarcó la mano de obra, para ello, el gobierno yanqui permitió la entrada temporal de braceros mexicanos ante la relativa escasez de mano de otra a raíz de la entrada de los Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial.

3.2.3 EL FIN DE LA GUERRA

El desembarco de las tropas aliadas en Normandía (Día “D”) ocurrió el día 6 de junio de 1944, casi al mismo tiempo que se lograba la liberación de Roma del dominio fascista, lo que abría una nueva ruta para cercar a los alemanes.

Francia quedó libre del dominio germano y Charles de Gaulle –Jefe de la Resistencia francesa- entra a París el día 26 de agosto de 1944.

Polonia una vez liberada por los rusos a principios de 1945 provoca que los soviéticos ocuparan también Rumania, Bulgaria y Hungría.

Albania y Yugoslavia quedarán fuera de la Guerra gracias al triunfo de sus respectivos movimientos de resistencia en contra de la dominación alemana. Grecia sólo quedará fuera del control nazi con la ayuda del ejército inglés.

Finalmente, será el 25 de abril de 1945 cuando ocurra la ocupación de Berlín por parte de soviéticos por el este y de las fuerzas anglo-estadounidenses por el oeste europeo.

Hitler se suicidó y la capitulación sin condiciones del Tercer Reich dirigida por el Füehrer se firmará para el 8 de mayo de 1945.

Los Aliados discutirán ahora, la división de Alemania en cuatro zonas controladas por Inglaterra, Estados Unidos, Francia y la Unión Soviética.

La U.R.S.S. será la encargada de continuar la Guerra en contra de los japoneses.

Después de finalizada la Guerra, tres de las cuatro zonas de la Alemania dividida se unirán para dar paso a la República Federal Alemana con capital en Bonn, mientras que la zona influenciada por los soviéticos se convertiría en la República Democrática Alemana con capital en Berlín (aunque esta ciudad también quedó repartida entre los cuatro vencedores).

Para julio de 1945 ocurrirá la Conferencia de Postdam a la que asisten Stalin por la U.R.S.S.; Harry S. Truman por los Estados Unidos –Roosevelt acababa de fallecer- y Atlee por Inglaterra –Churchill había sido derrotado en las últimas elecciones parlamentarias- con el fin de llegar a un acuerdo sobre el destino de los alemanes.

Por último, mencionaremos que ante los avances constantes de los Estados Unidos en la zona del Pacífico ocurridos entre abril y mayo de 1945 hacen que los japoneses se encuentren prácticamente derrotados.

Sólo hacía falta el golpe final, éste, lo dieron los Estados Unidos al ocurrir los bombardeos con armas atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki para los días 6 y 9 de agosto. El emperador Hiro-Hito solicitó la paz el día 10 de agosto de 1945.

Con esto, la Segunda Guerra Mundial se daba por terminada; formalmente la Guerra se dio por concluida con el desmoronamiento de las Potencias del Eje.

Ahora, quedarían los problemas de la posguerra que aún hasta nuestros días no han quedado del todo resueltos.

3.3 LAS CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

3.3.1 ESTADOS UNIDOS COMO PRIMERA POTENCIA CAPITALISTA

Al ocurrir la derrota del Tercer Reich dirigido por Adolfo Hitler en 1945, por parte de las potencias Aliadas la “paz” que le siguió a la Guerra lamentablemente no trajo a los países europeos la bonanza económica que se esperaba.

Los Aliados del Este y el Oeste europeo si bien habían conseguido vencer al Nazismo con la evidente ayuda de los Estados Unidos- se mostraban prácticamente destruidos por el conflicto bélico que recién había concluido mientras que los Estados Unidos mantenían su estructura productiva casi intacta debido entre otras cosas a que la Guerra no afectó al territorio americano.

La Europa desangrada por la Primera y Segunda Guerras Mundiales tuvo irremediablemente que ceder el paso a los Estados Unidos quien a partir de ese momento se convertiría en la nación hegemónica y super potencia económica, política y militar a partir de la segunda mitad del siglo XX.

Con la “ayuda” de la Unión Americana a la reconstrucción económica europea, los Estados Unidos, además de haber cumplido con sus intereses estratégicos, se aseguraron un mercado estable para sus productos, por citar tan sólo un caso mencionaremos que los Estados Unidos entre 1938 y 1970 pasó de 1 250 millones de dólares a 14 620 millones por concepto de ventas a los países europeos.

Si bien los Estados Unidos ya era una gran potencia económica antes de iniciada la Segunda Guerra Mundial al finalizar la contienda, la Unión Americana mostraba –aún con su participación en la Guerra a partir de 1941- que sus pérdidas tanto materiales como humanas fueron en realidad mínimas. Después de la Guerra, Estados Unidos se ha consolidado como superpotencia pues ha convertido su superioridad en arrolladora ya que dispone de más del 50% de las reservas de oro a nivel mundial y su producción sobre todo la industrial, será aproximadamente del 50% en relación a la producida por los demás países industrializados del planeta.

Por otra parte, los Estados Unidos han aprovechado también su situación de nación hegemónica para paulatinamente ir eliminando la participación económica de los países europeos en Latinoamérica ya que el intercambio comercial de América Latina con Europa después de terminada la Segunda Guerra Mundial prácticamente había desaparecido. Por supuesto, el mercado estadounidense sustituyó “oportunamente” al europeo, con esto, la influencia económica y financiera de los Estados Unidos sobre todos los países latinoamericanos se convirtió en determinante.

3.3.2 LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

El deseo formulado por ingleses, norteamericanos, soviéticos y chinos en la conferencia de Moscú del 30 de octubre de 1943, sobre la creación de “una organización internacional basada en la igualdad de todos los Estados pacíficos y abierta a todos”, se concretó dos años más tarde con la fundación de la Organización de las Naciones Unidas.

El estatuto de la ONU, suscrito en la conferencia de San Francisco el 26 de junio de 1945 por las delegaciones de 50 Estados y entrado en vigor el 24 de octubre del mismo año, establece los principios fundamentales para la actuación de la organización, es decir, “la defensa de la dignidad y del valor de la persona humana, de la igualdad de derechos de los hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas: el mantenimiento del respeto a las obligaciones derivadas de los tratados y las demás fuentes del derecho internacional; el compromiso de promover el progreso social y mejores niveles de vida, en una más amplia libertad general y mediante la creación de los organismos adecuados, capaces de estimular el progreso moral y material de los pueblos”. Se trata, evidentemente, de objetivos ambiciosos, difíciles de conseguir; y en efecto, en los más de sus 50 años de existencia, la ONU ha registrado numerosos fracasos, hasta el punto de frustrar muchas de las ilusiones abrigadas cuando nació. De todos modos, la existencia de un organismo supranacional ha contribuido a contener las tensiones, limitar los focos de guerra y mantener abierta la posibilidad de diálogo entre los pueblos.

Sus objetivos, proclamados en la carta fundacional, serán como ya mencionamos en líneas arriba: “asegurar la paz por medios pacíficos”, la defensa de los derechos del hombre, la igualdad de todos los pueblos. Reconoce el derecho de cada Estado a la propia defensa y renuncia a interferir en problemas internos. Admite la posibilidad de aplicar sanciones económicas o políticas, o el empleo de fuerzas armadas, cedidas por sus miembros, con fines pacificadores. Podrán ingresar en ella todos los Estados que reconozcan la Carta de la ONU.

184

Sus órganos más importantes son la Asamblea General anual; que puede tomar decisiones por mayoría de dos tercios y que sólo serán vinculantes para los que las voten. Puede disponer del empleo de tropas para proteger a un país agredido.

El Consejo de Seguridad, constituido permanentemente. Como miembro permanente con derecho a veto respecto a cualquier resolución (Estados Unidos, Unión Soviética, Inglaterra, Francia y China) y otros diez no permanentes, elegidos cada tres años por la Asamblea General. Para que una votación sea válida debe reunir el consenso de al menos nueve miembros de quince.

El Secretario General es elegido cada cinco años por la Asamblea General, a propuesta del Consejo de Seguridad. Es el jefe del secretariado permanente de la ONU, con amplias atribuciones políticas y administrativas. Participa sin derecho a voto en el Consejo de Seguridad.

Otros organismos importantes son el Consejo Económico y Social, el Tribunal Internacional de la Haya, la Unesco (para la cooperación científica, cultural y educativa), la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y otras instituciones económicas, educativas, etc., especificadas.

No obstante, tendremos que señalar que a fines del siglo XX el funcionamiento de la Organización de las Naciones Unidas ha sido eficaz mientras tan sólo se trató de asegurar el cumplimiento de los resultados políticos y diplomáticos de la Segunda Guerra Mundial en beneficio de los intereses sobre todo de los países considerados como “grandes” potencias; sin embargo, en cuanto estas potencias empezaron a chocar, especialmente nos referimos a la U.R.S.S. y a los Estados Unidos (un ejemplo de este enfrentamiento sería la Guerra de Corea para 1950), se ha observado que la O.N.U. ha mostrado una grave ineficiencia pues en no pocas ocasiones se ha visto rebasada por el derecho al veto o por las decisiones tomadas por los organismos creados por los nuevos bloques surgidos después de la Guerra o por los Acuerdos tomados en las reuniones conocidas como “cumbre”, organizadas por las grandes potencias que aventajan su acción a la de la misma Organización de las Naciones Unidas.

3.3.3 LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA EUROPEA: EL PLAN MARSHALL

Una vez concluida la Segunda Guerra Mundial, como ocurrió al término de la Primera, es Estados Unidos quien se encargará de dirigir los programas de recuperación económica de las naciones europeas, esta vez será a través del llamado Plan Marshall (European Recovery Program) de 1947 cuyos objetivos principales fueron los siguientes:

  1. Devolver el equilibrio a la balanza de pagos de los países europeos.
  2. Fomentar la integración y la cooperación internacional entre los países miembros.
  3. Aumentar la producción mediante la modernización del equipo productivo.
  4. Mantener la estabilidad financiera interna.
  5. Promover las exportaciones para superar el déficit de la balanza de pagos.
  6. Nueva reestructuración del mapa europeo.
  7. Impedir la expansión del Comunismo.

El Plan Marshall fue llamado así debido a que fue elaborado por George Catlett Marshall, nuevo secretario de Estado norteamericano quien lanzó un discurso pronunciado en la universidad de Harvard en donde proponía que los Estados Unidos debían proporcionar una ayuda más orgánica y consistente a los países europeos, con la condición de que ellos mismos preparasen un plan operativo: “la iniciativa debe venir de Europa”.

El Plan Marshall en una primera etapa, funcionaría desde abril de 1948 a principios de 1952 sobre la base siguiente: Cada país apoyado por este Plan podría disponer gratuitamente del 85% de la ayuda acordada y el otro 15% correspondería a préstamos a largo plazo.

El Plan Marshall incluyó a 16 países de la Europa occidental; sin embargo, los países más beneficiados por dicho Plan fueron por ejemplo, Gran Bretaña que recibió de la ayuda enviada por Estados Unidos a Europa, el 26% y Francia que recibió el 23%.

Otros países apoyados por el Plan Marshall fueron por ejemplo, Grecia y Turquía pues se decía que estos países se veían amenazados por el comunismo. En efecto, el 12 de marzo de 1947 el presidente Truman solicitó al Congreso que votase a favor de una ayuda de 400 millones de dólares para Grecia, presa de la guerra civil y que estuvo a punto de sucumbir bajo las fuerzas comunistas apoyadas por la Unión Soviética; y de Turquía, igualmente amenazada en su integridad nacional y en su independencia política.

3.3.4 LA BIPOLARIDAD POLÍTICA, ECONÓMICA Y MILITAR

Como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial observaremos el aumento de fuerza y poder por parte de los seguidores de las doctrinas comunistas estimuladas principalmente por la Unión Soviética rusa; ante este estado de cosas, los Estados Unidos se interesaron, como parte de la reconstrucción de la Europa “occidental”, por la integración de una fuerza política, económica y militar constituida por los estados europeos capitalistas y de regímenes políticos democráticos no “contaminados” por el comunismo.

Sobre estos principios surge así en 1949 un Bloque político, económico y militar occidental encabezado por los Estados Unidos que responderá al nombre de Organización del Tratado del Atlántico Norte (O.T.A.N.) cuyo principal fin será oponerse al crecimiento y difusión del comunismo.

La OTAN (Organización del Tratado del Atlántico del Norte), se crea en Washington con el objetivo, según sus estatutos, de defensa de las libertades democráticas a través de una estrecha colaboración política y económica.

Forman parte de ella inicialmente Canadá, Francia, Dinamarca, Bélgica, Gran Bretaña, Italia, Islandia, Noruega, Luxemburgo, Portugal, Holanda, Estados Unidos y Grecia. En 1952 se unió Turquía y en 1954 la República Federal Alemana.

En 1950 se unifican los contingentes militares de estos países con un mando único y una estructura propia.

Por otra parte, la Unión Soviética había logrado integrar un importante cinturón de países aliados con los cuales se procedió en 1955 a la creación del Pacto de Varsovia, con el propósito fundamental de oponerse al Bloque capitalista lidereado por los Estados Unidos.

Pocos años después de la Guerra, el Bloque económico socialista ya lo constituyen, además de la Unión Soviética, Checoslovaquia, Hungría, Rumania, Bulgaria, Polonia, Alemania Democrática, Yugoslavia, Albania, con las incorporaciones posteriores de China en 1949, Vietnam del Norte en 1954, Corea del Norte, Mongolia y Cuba en 1959.

La importancia de este hecho viene dada porque las relaciones económicas entre los distintos países a nivel mundial se establecerán en el seno de cada uno de los bloques sobre todo en los años inmediatamente posteriores a la Guerra. Es decir, que cada país, en función del bloque en que se encuentre ubicado, establecerá relaciones económicas casi exclusivamente con los miembros de ese mismos bloque y los intercambios económicos entre dos bloques serán muy reducidos.

Posteriormente, a partir de la segunda mitad de los años cincuenta, y sobre todo en los sesenta, las relaciones económicas se ampliarán, pero sin olvidar que los movimientos de integración económica se realizarán en el seno de cada bloque. La carrera capitalismo-socialismo había comenzado.

3.3.5 LA GUERRA FRÍA

A raíz de la integración de los Bloques capitalista y socialista después de concluida la Segunda Guerra Mundial, encabezados por los Estados Unidos y la Unión Soviética respectivamente, observaremos la existencia de un enfrentamiento global entre ambos bloques producto del conflicto ideológico ente las posturas liberal-democrática y el ideario comunista; la primera de ellas expresada a través de la práctica del capitalismo (especialmente del capitalismo monopólico y por lo tanto, Imperialista), la otra, manifestada por medio del socialismo soviético.

Dicho enfrentamiento por supuesto, persigue com objetivo fundamental: la dominación hegemónica de una u otra Potencia Mundial sobre el resto del mundo.

Por lo que toca a los Estados Unidos, esta actitud de dominio viene del surgimiento en 1947 de la llamada “Doctrina Truman” por medio de la cual se establecía como idea principal el “derecho” y el “deber” que los Estados Unidos dicen tener para intervenir militarmente y para expanderse económicamente sobre todos aquellos países que se mostraran amenazados por el avance del comunismo.

Por su parte, José Stalin el dirigente máximo por ese entonces de la U.R.S.S., planteaba que la lucha por la “paz” según él, se identificaba con la lucha de varios pueblos contra el capitalismo y el imperialismo por lo que la meta más importante de dicha lucha no era otra más que el fortalecimiento y la consolidación del bloque socialista encabezado naturalmente, por la Unión Soviética.

El enfrentamiento entre los dos Bloques: capitalista y socialista tuvo lugar de una manera muy aguda entre 1947 y 1959; luego, aunque de una manera más moderada, ha continuado dicho enfrentamiento que nosotros hemos conocido como la Guerra Fría.

Algunos ejemplos importantes que podrían perfectamente caracterizar a la denominada Guerra Fría serían los ocurridos en Corea (1950-1952), Vietnam (1962-1973) en el Extremo Oriente y, naturalmente, también en América Latina, particularmente en Cuba, Nicaragua y Chile los cuales serán estudiados posteriormente.

En el cuestionario que te presentamos a continuación aplica lo que has aprendido con este tema, encerrando en un óvalo la respuesta correspondiente:

1) La Segunda Guerra Mundial se inició a fines de 1939 debido a la inconformidad existente sobre el reparto del mundo realizado ente los países:

a) Aliados b) Socialistas d) Satélites

2) Hitler deseaba integrar el Tercer Reich, para ello desarrolló la idea del: a) Estado socialista b) Espacio Vital c) Internacionalismo

3) La Segunda Guerra Mundial se daba prácticamente por iniciada al ocurrir en septiembre de 1939 la invasión alemana sobre:

a) Francia b) Bélgica c) Polonia

4) En las primeras fases de la Guerra, los alemanes decidieron firmar Acuerdos de No Agresión con la:

a) Unión Soviética b) Gran Bretaña c) Comunidad judía

5) A fines de 1941 la Guerra se convierte en mundial al incluirse al grupo de los Aliados, además de la Unión Soviética:

a) Italia b) Japón c) Estados Unidos

6) En mayo de 1942 México abandonará su neutralidad y se declarará beligerante en contra de:

a) Las Potencias del “eje” b) Los países socialistas c) Los Estados Unidos Los aspectos más importantes del tema son los siguientes:

7) El final de la Guerra se aceleró al ocurrir el desembarco aliado en junio de 1944 por la región francesa de:
a) Burdeos b) Normandía a) Dunkerque
8) La recuperación económica de la Europa Estados Unidos por medio del Plan: “capitalista” fue apoyada por los
a) Roosevelt b) Marshall b) Truman
9) Para oponerse al Bloque socialista la Europa “occidental” bajo la dirección de los Estados Unidos decide integrarse a la:
a) O.T.A.N. b) Comunidad europea c) Pacto de Varsovia
10) La Guerra Fría fue practicada por los Estados Unidos mediante el surgimiento a partir de 1947 de la Doctrina:
a) Marshall b) Roosvelt c) Truman

• Las contradicciones existentes entre “vencedores y vencidos” después de concluida la Primera Guerra Mundial manifestadas en el Tratado de Versalles.

• El surgimiento de gobiernos Totalitarios.

LAS CAUSAS

• El enfrentamiento entre los defensores de la Democracia y el Eje Roma-Berlín-DE LA GUERRA

Tokio.

  • La política expansionista practicada por los países con sistemas totalitarios provocándose contradicciones ente el Imperialismo y la defensa nacionalista.
  • Las contradicciones entre Capitalismo y Socialismo.

DESARROLLO DE LA GUERRA

  • Ocupación de Polonia en septiembre de 1939 por parte de los ejércitos nazis.
  • Firma en 1939 de un Pacto de “No Agresión” ente Alemania y la Unión Soviética.
  • Sorprendentemente, los Estados Unidos fueron quienes en un inicio apoyaron a la Economía de Guerra de la Alemania nazi ante un eventual aumento de influencia del Socialismo en la Europa central y occidental.
  • En abril de 1940 Bélgica, Holanda y Francia son invadidas por el ejército nazi.
  • En julio, Italia se incorpora formalmente a la Guerra mediante acciones en el Mediterráneo principalmente en Grecia y en el norte de África.
  • Para 1941 la situación de la Gran Bretaña se tornó sumamente difícil, producto de la invasión nazi. Además, la fuerza de las potencias del “Eje” aumentó con el apoyo de Hungría, Rumania, Checoslovaquia y Bulgaria.
  • A fines de 1941 se rompió el Pacto de “No Agresión” germano-soviético, por lo que la U.R.S.S. pasó a formar parte de los aliados.
  • Japón a fines de 1942 ataca Pearl Harbor y provoca la inclusión de los Estados Unidos al conflicto.
  • Casi en su totalidad, 1942 será un año favorable a las potencias del “Eje”, sin embargo, a fines de dicho año –debido a la incorporación de la Unión Soviética y U.S.A. a la Guerra- provocará que Alemania pase de la ofensiva a la defensiva.
  • A mediados de 1943 las fuerzas aliadas inician la ocupación de la Italia fascista.
  • En el frente ruso la fortaleza de los nazis se vió cada vez más reducida por lo que a principios de 1944 las tropas de Hitler inician la retirada del territorio soviético.
  • En el Pacífico los éxitos aliados y sobre todo de los Estados Unidos sobre los japoneses irá en aumento.
  • Al iniciarse la Segunda Guerra Mundial la postura de México ante la Guerra fue de absoluta neutralidad, sin embargo, para mediados de 1942 le declaró la guerra a las potencias del “Eje” colocándose México al lado de los aliados.
  • México participó en la Guerra con el “Escuadrón 201” que vió acciones particularmente en el Océano Pacífico en la región de Filipinas en contra de los japoneses.
  • Pero desde luego que la mayor participación de México a la Guerra fue mediante la aportación de materias primas y mano de obra que fortalecerían a la Economía de Guerra de los Estados Unidos.
  • A raíz del “desembarco” en Normandía ocurrido a mediados de 1944 la fuerza de los nazis fue disminuyendo hasta que finalmente ocurrió la ocupación de Berlín y la posterior capitulación de Hitler para el día 8 de mayo de 1945.
  • Los japoneses solicitaron la paz después de los bombardeos sobre Hiroshima y Nagasaki realizados los días 6 y 9 de agosto de 1945.

LAS COSECUENCIAS DE LA GUERRA

  • Al terminar la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos se consolidará como nación hegemónica a nivel mundial desplazando nuevamente a las naciones europeas del control político y económico del mundo entero.
  • Para asegurar la paz mundial por medios pacíficos fue fundada la Organización de las Naciones Unidas en octubre de 1945 por delegados de 50 países.
  • De nueva cuenta serán los Estados Unidos quienes apoyan la recuperación económica de los países europeos “occidentalistas” después de concluida la Segunda Guerra Mundial a través del Plan Marshall que en su primera etapa se llevó a cabo entre 1948 y 1952.
    • Acabada la Guerra surgirán dos bloques político-económico antagónicos: la
    • O.T.A.N. que agrupará a los países de la Europa “democrática” y el Pacto de Varsovia que integraba a los países europeos convertidos a la economía socialista.
  • Producto de las contradicciones ideológicas existentes entre la postura liberaldemocrática y el socialismo se generó una lucha entre los Bloques antagónicos conocida como la “Guerra Fría”.

Analiza la siguiente síntesis esquemática sobre el contenido de este capítulo.

CONTEXTO NACIONAL

HACIA LA CONSOLIDACIÓN DEL MÉXICO POSREVOLUCIONARIO MODERNO

PUESTA EN MARCHA DEL PRIMER PLAN SEXENAL (1934-1940)

GOBIERNO DE LÁZARO CÁRDENAS

ECONOMÍA POLÍTICA
NACIONALISMO ECONÓMICO • Reorganización del Partido Oficial
• Definición de la Política Internacional Mexicana
• Reforma Agraria
• Impulso a la Industria Nacional
• Crecimiento Infraestructural
• Política Económica Nacionalista
-nacionalización de los ff.cc.
-expropiación del petróleo
SOCIEDAD EDUCACIÓN
• Práctica de la Justicia Social • Desarrollo de la Educación “socialista”
• La Política de Masas

CONTEXTO MUNDIAL

CAUSAS DESARROLLO CONSECUENCIAS

Para confirmar el aprendizaje de los contenidos que fueron abordados en este tercer capítulo, te sugerimos realices las siguientes actividades:

1. Lleva a la práctica un interrogatorio junto con tu asesor de contenido y compañeros estudiantes sobre el significado de las principales metas propuestas por el Primer Plan Sexenal:

a) El Nacionalismo económico b) La Justicia social

  1. Destaca mediante un listado las semejanzas y diferencias más importantes de la Reforma Agraria cardenista con las practicadas en gobiernos inmediatamente anteriores al Primer Plan Sexenal.
  2. Con el apoyo de tu asesor de contenido realiza un breve análisis sobre el significado del término: “Sustitución de importaciones”.
  3. Elabora un cuadro sinóptico en donde se destaquen los aspectos más relevantes del gobierno de Lázaro Cárdenas en materia económica, política, social y educativa.
  4. Identifica en un cuadro resumen las principales causas y consecuencias de la Segunda Guerra Mundial.

Te sugerimos tomes en cuenta las siguientes propuestas para orientar y reafirmar tu aprendizaje.

I. CONTEXTO NACIONAL

  1. Trascendencia del Primer Plan Sexenal en materia política, económica y social.
  2. Principales propuestas del Capitalismo de Estado.
  3. Características de la Reforma Agraria practicada entre 1934 y 1940 especialmente en lo referente a la colectivización ejidal.
  4. Características de la llamada Economía Mixta.
  5. Significado en materia de industrialización de la denominada sustitución de importaciones.
  6. Papel del Estado en torno al impulso de la infraestructura económica.
  7. Situación de las Inversiones Extranjeras Directas en México durante la etapa cardenista.
  8. Importancia de la reorganización del partido oficial como parte de la conslidación del Estado mexicano posrevolucionario.
  9. Avances y deficiencias de la Política social “Populista”.
  10. Trascendencia de la práctica de la Educación “Socialista”.

II. CONTEXTO MUNDIAL

  1. Principales causas político, ideológica y económicas que dieron origen a la Segunda Guerra Mundial.
  2. Identificación de las principales etapas de la Guerra.
  3. Reconocimiento de las más importantes consecuencias de la Segunda Guerra Mundial.

Revisa cuidadosamente el siguiente cuadro y podrás reconocer el proceso histórico internacional de principios del siglo XX.

El Colonialismo

– La nueva división geo-política

– El Imperialismo

– La Primera Guerra Mundial

LA SITUACIÓN MUNDIAL

-Causas

DE PRINCIPIOS DEL

-Desarrollo

SIGLO XX

-Consecuencias

La Revolución rusa de 1917
La Revolución mexicana

-La prosperidad norteamericana

El desastre de Wall Street
El programa del New Deal

LA CRISIS DE LOS ESTADOS MODERNOS

La reconstrucción económica

– El proceso de estabilidad políticosocial

HACIA LA CONSOLIDACIÓN DEL

• EL CARDENISMO

ESTADO MEXICANO Y LOS

-CAUSAS

EQUILIBRIOS DEL PODER

• LA SEGUNDA GUERRA -DESARROLLO

MUNDIAL

MUNDIAL -CONSECUENCIAS

Para que apliques lo aprendido en este fascículo, resuelve lo siguiente:

I. Enumera cronológicamente los eventos históricos internacionales de principios del siglo XX.

CONTEXTO MUNDIAL

  • Se inicia en Europa la etapa de la Paz Armada
  • Adolfo Hitler fue declarado Füeher del Tercer Reich
  • Ocurre la revolución de octubre en Rusia
  • Se da el “desastre” financiero de Wall Street
  • Se procede a la firma del Tratado de Versalles
  • México ingresa a la Segunda Guerra Mundial.
  • Estallido de la Guerra Hispanoamericana en el Caribe
  • Se integra la Triple Alianza entre Alemania, el imperio Austro-húngaro e Italia
  • Se inicia la Guerra de Corea (ejemplo de la Guerra Fría)
  • Ocurre el asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo
  • Adolfo Hitler ordena la ocupación de Polonia dándose inicio a la Segunda Guerra Mundial
  • Se inicia en la U.R.S.S. la puesta en marcha del primer Plan Quinquenal
  • Integración de la Organización de las Naciones Unidas
  • Estados Unidos da a conocer el Plan Dawes que apoyaría la reconstrucción económica europea
  • Se inicia la recuperación económica europea después de la Segunda Guerra Mundial a través del Plan Marshall

II. Ahora ordena cronológicamente los sucesos históricos nacionales.

CONTEXTO NACIONAL

  • Aparece la Confederación Revolucionaria Obrera Mexicana (C.R.O.M.) como base del movimiento obrero organizado
  • Se inicia la dictadura del General Victoriano Huerta
  • Se firman los Acuerdos entre la iglesia católica y el Estado dándose con esto fin a la Guerra Cristera
  • Se procede a la nacionalización de los ferrocarriles como parte de la Política Económica Nacionalista seguida por Cárdenas
  • Se inicia el rechazo a la dictadura porfiriana mediante la publicación de “Regeneración” dirigida por los hermanos Flores Magón

  • Llegan al poder los integrantes del Grupo de Sonora iniciando la Reconstrucción Nacional
  • Aparece el Partido Nacional Revolucionario (P.N.R.) como partido del Estado
  • Surge la Secretaría de Educación Pública dirigida por José Vasconcelos
  • Madero promulgó el Plan de San Luis mediante el cual se desconoce a la dictadura porfirista
  • Se funda durante el gobierno de Calles el Banco de México
  • Se firman los Convenios de Cd. Juárez dándose con esto fin a la dictadura dirigida por Porfirio Díaz
  • Se llevan a cabo los Convenios Lamont – De la Huerta con el fin de resolver conflictos pendiente entre México y los Estados Unidos
  • Surge la Confederación de Trabajadores Mexicanos (C.T.M.) como parte del Estado corporativo creado por Lázaro Cárdenas
  • Se promulga la Constitución en la cual serán importantes los Artículos 3º., 27º. Y 123º por su contenido social
  • El partido oficial se transforma en el Partido de la Revolución Mexicana (P.R.M.)

Con la intención de que verifiques tus respuestas de las actividades de consolidación, te presentamos el orden cronológico que debiste considerar. Identifica tus aciertos o errores y valorarás tu nivel de aprendizaje.

Comenta tus resultados con el asesor.

I. CONTEXTO MUNDIAL

Comprobación: 1, 10, 5, 9, 6, 12, 3, 2, 15, 4, 11, 8, 13, 7, 14

II. CONTEXTO NACIONAL

Comprobación: 6, 4, 12, 14, 1, 7, 11, 8, 2, 10, 3, 9, 13, 5, 15 En este espacio encontrarás una serie de actividades que enriquecerán tu aprendizaje sobre el fascículo y te permitirán observar la importancia de sus temas.

  • La primera propuesta que te hacemos sería, desde luego, que cualquier duda, comentario o aportación que tengas respecto a este fascículo lo comentes con tu asesor de contenido.
  • Te sugerimos revises el catálogo de audios y videos que tu Centro de Estudios tiene, con el fin de que al hacer uso de ellos, el aprendizaje de los contenidos de la asignatura que estás estudiando queden verdaderamente confirmados.
  • En establecimientos especializados, se cuenta con varias colecciones de material en video como “Biografías del Poder” y“México, Siglo XX” que abordan temas de la historia mexicana a través de distintos personajes como: Zapata, Villa, Francisco Ignacio Madero, Venustiano Carranza, Obregón, Calles y Lázaro Cárdenas.
  • Te recomendamos visitar museos como el de La Revolución Mexicana y el museo Casa de Carranza. En estos lugares podrás observar las diferentes piezas museográficas de los principales actores sociales que participaron e imprimieron su particular sello en los trascendentales acontecimientos que conforman la Historia de México.
  • Con el fin de reforzar los conocimientos adquiridos en este fascículo respecto a la historia mexicana del período 1920-1940, te sugerimos realices una visita al Colegio de San Ildefonso, al Palacio Nacional y al Palacio de Bellas Artes, para que observes la obra de los grandes muralistas mexicanos; asimismo, elabora un reporte de ellos y por último intercambia tus puntos de vista con tu profesor o asesor.
  • También te recomendamos la lectura de la obra La sombra del caudillo de Martín Luis Guzmán, asimismo, te sugerimos ver las películas y reportajes que se han realizado de dicha época, por ejemplo, Memorias de un mexicano.

OTRAS RECOMENDACIONES

Con el propósito de reafirmar tus conocimientos sobre el contexto internacional te sugerimos las siguientes actividades:

Ámbito internacional

  1. Referente al tema de la Primera Guerra Mundial, ve las siguientes películas: a) Johnny tomó su fusil. b) La Primera Guerra Mundial (video realizado por el ILCE). c) Sin novedad en el frente.
  2. Para la cuestión del Estado socialista: a) Iván el terrible. (Te sugerimos además la visita al Museo León Trotsky).
  3. Para la cuestión de la crisis económica de 1929: a) Cotton Club. b) Las viñas de la ira. c) Maten a los caballos.

Ámbito nacional

La producción cinematográfica es una manera de recrear los acontecimientos históricos. Te recomendamos ver la serie publicada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, que se encuentra en videos y a tu disposición en todas las bibliotecas de las delegaciones del Distrito Federal.

La serie “El Siglo XX: La vida en México” nos ofrece un panorama general mediante interesantes documentales que intentan reconstruir la vida cotidiana del mexicano entre 1901 y 1962. A manera de reseña, te proponemos la siguiente lista de películas pertenecientes a la misma. Haz un análisis de aquella que hayas visto.

  • 1901-1911 Porfirio Díaz: La bella época. El programa presenta la historia y costumbres de la época, el estallido revolucionario y la presidencia de Madero.
  • 1911-1915 El estallido: La paz se interrumpe. El programa revisa los principales levantamientos contra el régimen maderista: Reyes, Orozco y Zapata. En tanto México sufre la Decena Trágica, en Europa se vislumbra la Primera Guerra Mundial.
  • 1915-1917 Romance de los ideales. Villa y Carranza se enfrentan en fuertes conflictos bélicos hasta que el Centauro del Norte pierde la batalla en Celaya. Carranza promulga la Constitución de 1917.
  • 1917-1920 Un mundo sobre ruedas. Tres años nutridos de acontecimientos históricos: Presidencia de Carranza, muerte de Zapata y Carranza. Interinato De la Huerta y Obregón como presidentes.

Reed México Insurgente. En esta película el periodista estadounidense John Reed ingresa al territorio mexicano para testimoniar la Revolución. Conoce al general Urbina, asiste al funeral de Abraham González y entrevista a Pancho Villa, pero sobre todo, se relaciona con una serie de personajes, anónimos protagonistas de la historia.

Agonía. En 1916, durante la Primera Guerra Mundial y poco tiempo antes de la Revolución Rusa, el zar Nicolás II, indiferente y débil, deja todo el poder en manos de Rasputín. Su poder político inquieta a la burguesía, quien lo elimina cuando fracasa su ofensiva contra Alemania. Sin embargo, el zarismo tenía contados sus días.

Absolutismo: Sistema de gobierno donde no hay división de poderes.

Acasillado: Peón, jornalero arraigado involuntariamente a la tierra producto de sus deudas. Acreedor: Que tiene acción o drecho a pedir el cumplimiento de alguna obligación. Acuñar: Imprimir y sellar una pieza de metal por medio de cuño o troquel; tratándose de

la moneda, hacerla, fabricarla. Aislacionista: Política de un país que no interviene en asuntos internacionales. Alianza: Acción de aliarse dos o más naciones, gobiernos o personas. Anarconsindicalismo: Corriente del Anarquismo que centra su lucha en la

emancipación de la clase obrera y en la organización de ésta en sindicatos Anarquía: Falta de todo gobierno en un Estado. Anarquismo: Doctrina política que preconiza la abolición del Estado y de la propiedad

privada Arancel: Tarifa oficial de derechos de aduana. Armisticio: Suspensión de hostilidades pactada entre los jefes supremos de dos

pueblos o ejércitos beligerantes. Asonada: Reunión numerosa para conseguir tumultariamente algún fin. Austeridad: Calidad relacionada con lo severo o ajustado. Autocrático: Relativo a la persona que ejerce por sí sola la autoridad suprema en un

Estado. Autodeterminación: Derecho de los pueblos a su soberanía. Autonomía: Facultad de gobernarse por sus propias leyes. Beligerante: Se aplica a la nación o potencia que

 

Deja un comentario