1.5.2 ESTRUCTURA SOCIAL O CLASES SOCIALES


La industrialización generó nuevas formas de organización del trabajo y de la producción, asimismo, creó otro tipo de organización social y, por tanto, nuevas relaciones sociales entre los individuos. La característica fundamental de este modo de producción es el intercambio de mercancías a gran escala, lo que promueve la concentración de la riqueza y acumulación de capital en un sector reducido de la población. Aquí la mayoría de los hombres están separados de los instrumentos y herramientas de trabajo pues no son dueños de éstos y por ello se ven obligados a vender lo único que les queda: su fuerza de trabajo. Es así como se transformaron en asalariados, es decir, su trabajo se convirtió en mercancía, debido a que los medios de producción eran propiedad de un sector minoritario de la sociedad: Los capitalistas, y el resto de la sociedad trabajaba como asalariados libres, utilizando estos medios.

Como ya se mencionó, la mayor parte de la producción que se genera en una sociedad con estas características proviene de las fábricas, pero también de explotaciones agrícolas; por tanto, la diferencia entre una y otra época histórica no es qué se produce, sino cómo se produce y con qué medios de trabajo, en comparación con los anteriores modos de producción.

Deja un comentario