1.3.1 ANTECEDENTES


¿Por qué ha cobrado tanta fuerza la teoría en cuestión? Los principales antecedentes de esta teoría los encontramos en los fisiócratas y en la economía política clásica de Smith y Ricardo, durante el siglo XVIII. A ello agreguemos el significado del laissez-faire, laissez-passer (deja hacer, dejar pasar), idea central del liberalismo económico, el cual desaprobaba la participación creciente del Estado en la economía. Así, dentro de este contexto, la Ley del Mercado de Say fue el sustento teórico superado por Keynes en la segunda década del siglo XX.

Teoría Neoclásica

Se identifica a Alfred Marshall como el principal exponente de la Teoría Neoclásica, considera como un instrumento de análisis para estudiar los desequilibrios, y eventualmente los equilibrios. Para Marshall, el dinero es el centro en torno al cual gira la ciencia económica.

Asimismo, Marshall adoptó medidas que hicieron sobrevivir a la Teoría Clásica, conciliando las viejas con las nuevas teorías, surgiendo así la Teoría Neoclásica. En las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial surgió una versión diferente, identificada como “síntesis neoclásica”, que a su vez trató de reconciliar la macroeconomía keynesiana con la microeconomía ortodoxa; por supuesto, no es en esta síntesis donde se puede ubicar a Friedman, pero keynes decía que:

El sistema existente ha fracasado en determinar no la dirección, sino el volumen del empleo actual…el resultado de llenar las brechas de la Teoría Clásica no es descartar el sistema manchesteriano (economía de mercado), sino indicar la clase de medio ambiente que requiere el libre juego de las fuerzas para aprovechar las potencialidades plenas de la producción.22

Teoría Cuantitativa

Para entender con claridad la Teoría Cuantitativa, deben revisar con detenimiento las aportaciones clásicas y neoclásicas. Así, Say (clásico) dice que la demanda de bienes es igual a la oferta de bienes; aseveración que los teóricos cuantitativos encuentran muy interesante en la formulación de su teoría. Por otra parte, John Stuart Mill (algunos le consideran clásico y otros no) decía, en 1844:

22 Keynes, J. M.: Teoría general de la ocupación, el interés y eldinero. FCE,México, 1984, p. 379.

Aunque el vendedor sólo vende en realidad para comprar, no comprar en el momento mismo en que vende, de modo que no aumenta necesariamente la demanda inmediata de un bien cuando aumenta la oferta de otro bien. En virtud de que la compra y la venta están separados puede ocurrir que haya, en un momento dado, una inclinación muy general y vender con la menor demora posible, acompañada de una inclinación igualmente general a diferir todas las compras durante el mayor tiempo posible.23 (Observa la inclinación de estos pensadores por las cantidades y el tiempo en que se efectúan las transacciones).

Podrían citarse muchos ejemplos más para identificar las ideas que retoman los teóricos cuantitativos como Wicksell, y observa que, mientras los autores clásicos subrayaron los efectos de los precios sobre la oferta monetaria a través del comercio exterior, los autores neoclásicos destacaron por su análisis del efecto sobre la creación del dinero por parte del sistema bancario.24

De manera general, en la Teoría Cuantitativa anterior a Keynes, el ingreso real no supone para todos los casos el nivel de empleo pleno, ni la velocidad constante, ni la oferta monetaria exógena. Si revisamos con mayor detenimiento el carácter exógeno de la oferta monetaria, esta variante del monetarismo se asocia con la Teoría Cuantitativa, donde el aumento de precios depende de la cantidad de dinero, es decir, M V = P Q, donde:

M = cantidad de dinero. P = nivel de precios.

V = velocidad de circulación. Q = producto.

Por lo tanto, la inflación sólo puede controlarse a través de la oferta monetaria, cuya tasa de crecimiento se accionará como una ‘palanca’. Sin embargo, la solución no está en el hecho de reducir la fabricación de monedas. Observa la relación entre la tasa de crecimiento de la oferta monetaria con la tasa de inflación:

Tasa de inflación (%)

(%)Tasa de crecimiento de la oferta monetaria
Figura 4.
23 Harris, L.: op. cit., p. 123. 24 Ídem, p. 142.

Pero, Wicksell, respecto a la relación entre la demanda de bienes y servicios y los precios, y el saldo de efectivo, señala que si “permanece constantemente el acervo de dinero” mientras aumentan los precios, los saldos en efectivo tienden a disminuir, lo cual obliga a disminuir la demanda de los consumidores y la oferta del empresario, y en consecuencia, una disminución de los precios. En el ejemplo citado ha dejado de lado el sistema bancario, aunque en ese sentido llegó a radicar su mayor aportación. Ahora bien, él reconoce que cuando un país incrementa de pronto de acervo –el descubrimiento de minas de oro-, casi de inmediato incrementa sus importaciones, creciendo enormemente su demanda de bienes y servicios, elevando los precios internos como consecuencia, es decir, se trata de un “mecanismo directo”, en cambio, el mecanismo indirecto se refiere al efecto de un aumento de la oferta monetaria sobre las tasas de interés, la oferta de depósitos bancarios (o préstamos) y la demanda de bienes.25

La Teoría Cuantitativa es de importancia histórica, pues las aportaciones de Wicksell corresponden al siglo presente. No obstante, su análisis sería cuestionado en la época en la que impera la teoría de Keynes, ya que hacia los años sesenta mostraba una renovada vitalidad, pero a la luz de las ideas de Milton Friedman. Keynes, en 1923, decía que la Teoría Cuantitativa era “fundamental… no está sujeta a debate. Sin embargo, con frecuencia se cita y se representa erróneamente… la exposición sigue las líneas generales del profesor Pigou… y del Dr. Marshall, más que el análisis del profesor Irving Fisher, más familiar”.

Por su parte, Milton Friedman, en su Marco teórico para el análisis monetario, señala:

Hemos aceptado la suposición de la teoría Cuantitativa… de que cualquier cambio en la cantidad de dinero, como tal, a la larga tiene un efecto mínimo sobre el ingreso real, de modo que las fuerzas no monetarias son “todo lo que importa” en relación con los cambios del ingreso real durante décadas y el dinero ‘no importa’… Para mí, la descripción de nuestra posición como que “el dinero es lo único que importa en relación con los cambios en el ingreso nominal y en relación con los cambios a corto plazo en el ingreso real”, es una exageración, pero que da el sabor correcto a nuestras conclusiones.

Además, continua Friedman, la moderna Teoría Cuantitativa “no especifica nada acerca de la división de un cambio en el ingreso nominal entre precios y rendimiento”. De tal suerte, la Teoría Monetarista de Friedman parece ser una aguda crítica a las aportaciones de algunos keynesianos alejados de la teoría de Keynes, en tanto que la Teoría Monetaria de Keynes explica por qué y cómo los empresarios hace frente a su nómina y a otras obligaciones contractuales. De esta manera, par Friedman:

La Teoría Cuantitativa es en primera instancia una teoría de la demanda de dinero. No es una teoría de la producción, ni del ingreso monetario, ni del nivel de precios. Toda aseveración acerca de estas variables requiere la combinación de la Teoría Cuantitativa con algunas especificaciones acerca de las condiciones de la oferta de dinero y quizá también acerca de otras variables.

25 Ídem, p. 148.

… ha sido predominante la influencia que va del dinero a la actividad económica, pero también se han observado claramente las influencias en el otro sentido, sobre todo durante los movimientos a más corto plazo asociado del ciclo económico. Cuando examinamos las ideas de los teóricos cuantitativos sobre la oferta de dinero, observamos de nuevo una semejanza entre lo antiguo y lo nuevo. Friedman y sus seguidores concluyen que la actividad económica influye a corto plazo sobre la oferta de dinero, mientras que las tendencias de la oferta monetaria a largo plazo se determinan en forma exógena.26

Teoría Keynesiana

La Teoría Monetarista y la Teoría Keynesiana se han convertido en dos grandes rivales ideológicas, aparentando estar en los extremos opuestos para la interpretación de la problemática económica. Se dice que la propuesta keynesiana sirve de base para la crítica de los monetaristas, pues a partir de ella se desarrolla toda su teoría. Keynes ha sido identificado como el que revolucionó el pensamiento económico, y los monetaristas -principalmente Friedman-, con la contrarrevolución.

Deja un comentario