Economía 2

Economía 2 – Sexto Semestre

1.2.2 POLÍTICA COMERCIAL Y CAMBIARIA


La política cambiaria buscó, como objetivo principal, modificar la estructura de la balanza comercial; fomentar y apoyar un nuevo modelo de crecimiento, basado principalmente en la exportación de productos manufacturados. Ello dentro del programa de estabilización adoptado por México, a partir de la crisis de divisas de 1982 y ratificado en el sexenio de Miguel de la Madrid (1982-1988).

Sistemas de tipos de cambio

Existen tres formas de administrar el tipo de cambio frente a la realidad económica, entre un país y otro, de diferentes tasas de inflación, que son tipo de cambio fijo y devaluado; desliz y flotación libre.

Tipo de cambio fijo y devaluado

La devaluación brusca se produce cuando se mantiene un tipo de cambio fijo contra la otra moneda hasta que no se puede sostener. De esta forma se reflejan las tasas de inflación, tanto históricas como esperadas, entre los países que comercian.

Desliz

Se fija un tipo de cambio y luego se le somete a un proceso de desliz o depreciación gradual contra la otra moneda. Este desliz lo fijan las autoridades financieras, según las tasas de inflación estimadas de un país, en relación con otro. Este sistema lo adoptó México en 1980, cuando el peso se deslizó por primera vez al devaluarse la moneda, en febrero de 1982.

Flotación libre

Este es un sistema en que el tipo de cambio no lo fijan las autoridades financieras, sino el libre juego de la oferta y la demanda del mercado de divisas. Según la opinión del mercado, respecto a la tasa de inflación comparativa de un país contra otro, la moneda puede apreciar (si tiene una tasa de inflación menor) o despreciar (si tiene una tasa de inflación mayor).

Cuadro 2. Inversión extranjera

(millones de dólares)

Periodo En el año Acumulada en el sexenio Saldo histórico
1971 168.0 68.0 3 882.4
1972 189.8 357.8 4 072.2
1973 287.3 645.1 4 359.5
1974 362.2 1 007.3 4 721.7
1975 295.0 1 302.3 5 016.7
1976 299.1 1 601.4 5 315.8
1977 327.1 327.1 5 642.9
1978 383.3 710.4 6 026.2
1979 810.0 1 520.4 6 836.2
1980 1 622.6 3 143.0 8 458.8
1981 1 701.1 4 844.1 10 159.9
1982 626.5 5 470.6 10 786.4
1983 683.7 683.7 11 470.1
1984 1 442.2 2 125.9 12 899.9
1985 1 871.0 3 996.9 14 628.9
1986 2 421.1 6 421.1 17 053.1
1987 3 877.2 10 298.3 20 020.3
1988 3 157.1 13 455.4 24 087.4
1989* 2 913.7 2 913.7 27 001.1
1990 4 978.4 7 892.1 31 979.5
1991 9 897.0 17 789.1 41 876.5
1992 8 334.8 26 123.9 50 211.3
1993p
Enero 581.3 26 705.2 50 792.6
Febrero 1 680.0 27 803.9 51 891.3
Marzo 2 755.8 28 879.7 52 967.1
Abril 3 756.2 29 880.1 53 967.5
Mayo 4 517.9 30 641.8 54 729.2
Junio 5 246.7 31 370.6 55 458.0
Julio 6 107.1 32 231.0 56 318.4
Agosto 6 961.4 33 085.3 57 172.7
Septiembre 7 932.3 34 056.2 58 143.6

Fuente: EL Mercado de Valores, núm. 1, enero de 1994.

* A partir de 1989 la inversión se incluye en el mercado de valores. p Cifras preliminares.

Este sistema cobró fuerza en México durante el primer semestre de 1985, a tal grado que se autorizó la entrada de casas de cambio bancarias, en competencia con las casas de cambio privadas.

Después se estableció un sistema de paridades; un tipo de cambio controlado en un nivel de 95 pesos por dólar, con un desliz de 13 centavos por día y un tipo de cambio libre, que se fijó en un nivel de 150 pesos por dólar; a partir del 22 de septiembre de 1983 empezó a deslizarse a un ritmo de 13 centavos por día (cuadro1).

1.2.1 POLÍTICA MONETARIA Y CREDITICIA


Otro de los componentes de la política económica es la política monetaria y crediticia. Para su análisis, diremos como ejemplo que en México, el Banco Central es el único emisor de monedad que circulan en el país y lleva el control del crédito a través de la tasa de interés. ¿Cuál es la implicación de la tasa de interés en la economía mexicana?, ¿cuál es la relación entre la cantidad de circulante monetario y la inflación?

La política monetaria y crediticia “es la formulación de objetivos y la selección de instrumentos eficaces para utilizar el control que ejerce el Estado sobre la moneda y el crédito”.9 La función de esta política es contribuir al logro de los objetivos de la política económica y, por lo tanto, se puede establecer que son los mismos de la política fiscal; sin embargo, dentro de la política monetaria y crediticia se determinan objetivos más específicos como el de estabilizar el valor de la moneda nacional en relación con el nivel de las reservas monetarias y establecer un control sobre la emisión del circulante monetario para influir en el proceso inflacionario de acuerdo con las necesidades económicas del país (oferta monetaria y crediticia). De lo anterior se deduce también el control sobre el crédito que debe responder a las necesidades de las actividades económicas, procurando no producir presiones inflacionarias. Para lograr estos objetivos, la política monetaria y crediticia se apoya en los siguientes instrumentos:

  1. Política de redescuento. El Banco Central (Banco de México) otorga créditos a los bancos comerciales instituciones oficiales y a particulares, avalados por valores a corto plazo o bien a través de préstamos con garantía, otorgando con ello un primer descuento y un descuento al reintegrarse el crédito al Banco Central. Este tiene facultades para modificar las tasas de interés ya sea aumentando o disminuyéndolas; en el primer caso es para retirar dinero de la circulación y limitar los créditos puesto son caros para el público en general. En el segundo caso se trata de un aumento del dinero en circulación y un estímulo al crédito, puesto que al bajar las tasas de interés el público pide más prestamos. De lo anterior se establece que esta política de redescuento se emplea como un instrumento de control sobre el volumen de crédito.
  2. Operaciones de mercado abierto. La compra-venta de títulos y calores gubernamentales mediante el Banco de México por parte del público con objeto de captar recursos monetarios del ahorro interno, es decir, pone a la venta valores como Cetes, Petrobonos, pagarés, entre otros, a fin de reducir el volumen del medio circulante y controlar el crédito.
  3. Depósito legal o encaje legal. El depósito en efectivo que los bancos comerciales hacen en el Banco Central como reserva para hacer frente a los retiros fuertes de los cuentahabientes. Mediante este instrumento se ejerce un control monetario y sobre las operaciones crediticias.
  4. Coeficiente de liquidez. Cantidad monetaria que los bancos comerciales deben tener en efectivo obligatoriamente para hacer frente a las contingencias que se presenten y proteger a los depositantes ante una crisis financiera. Por otro lado, también se les ha permitido a los bancos comerciales adquirir valores gubernamentales o bien a canalizar

9 Martínez Le Clainche, Roberto: Curso de teoría monetaria y del crédito. UNAM, México, p. 186.

dichos depósitos en préstamos hacia las actividades que el Estado desea estimular, resultado un tanto productivo para los bancos comerciales, ya que se da una liberación de los recursos crediticios y una desregulación de las operaciones financieras.

5. Control selectivo del crédito. Los préstamos que se orientan fundamentalmente a estimular aquellas actividades económicas más importantes para el desarrollo económico del país, presentando gran importancia el nivel de las tasas de interés.

En cuanto a la política monetaria y crediticia en México, las instituciones encargadas de llevarla a cabo son: Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Banco de México, así como otras instituciones que participan en dicha política, como la Comisión Nacional Bancaria, Comisión Nacional de Seguros y Comisión Nacional de Valores.

Influencia de las tasas de interés

¿Qué harías si contaras con una fuerte cantidad de dinero y el Banco de México anunciara una elevación en las tasas de interés? Después de reflexionar sobre este aspecto, te comentaremos que a partir de la propuesta de dar autonomía al Banco de México se ha presentado una flexibilización en la política monetaria que tiene como objetivo mantener el control sobre la inflación y, con ello, sostener el valor del peso mexicano frente al dólar, para establecer las condiciones favorables para el ahorro y la inversión debido al aumento de la base monetaria. Los antecedentes en este aspecto se presentan en la reprivatización de la banca y la sustitución autorizada por parte del Banco de México hacia los bancos comerciales, del encaje legal por el llamado coeficiente de liquidez, lo cual refleja una de las maneras adecuadas para financiar al sector público.

En política monetaria se utiliza como instrumento la realización de las operaciones de mercado abierto, es decir, los créditos que otorga el Banco de México al sector público son a través de instrumentos de deuda que cuentan con un mercado secundario y que permite aumentar o disminuir la base monetaria y su oferta por medio de la tasas de interés.

La política crediticia se refirió a la sustitución del encaje legal por el coeficiente de liquidez, lo cual determina que el Banco de México ya no estable la fijación de la tasas de interés activas (para ahorradores), que por parte de los bancos comerciales son bajas y las tasas de interés pasivas (sólo para solicitantes del crédito) son altas, contribuyendo al desequilibrio estructural.

Por ello el crédito se hace caro para los empresarios sobre todo de la micro, pequeña y mediana empresa, beneficiando a los banqueros nacionales, puesto que el Estado han permitido la creación de instituciones bancarias ante la apertura de capitales a fin de competir en el mercado financiero y controlar de esta forma el nivel de las tasas de interés (tasas de interés competitivas) y lograr así la estabilidad financiera y monetaria.

Importancia de la inversión extranjera y nacional.

Hemos visto que el saneamiento de las finanzas públicas se ha logrado a través de la venta de empresas paraestatales y la apertura externa. En este último aspecto, se ubica en la inversión extranjera. ¿Qué importancia tiene ésta en la economía mexicana? La inversión extranjera es un elemento que sirve como apoyo para llevar a cabo la política monetaria y crediticia, puesto que ante las expectativas conformadas por el TLC se ha observado un incremento en las reservas monetarias del país, lo que ha permitido una disminución en el deslizamiento cambiario, y, por lo tanto, en la inflación.

Lo anterior ha creado condiciones de certidumbre sobre los niveles de rentabilidad de la inversión financiera lo cual ha atraído los capitales necesarios par financiar el déficit del sector extranjero, puesto que el Estado evita otorgar mayores créditos a particulares para enfrentar el proceso de competitividad externa, presentándose así una restricción del gasto público, lo que ayuda a generar un incremento en la base monetaria para cubrir las obligaciones financieras del Estado con los acreedores.

De tal forma que el Estado ha determinado las desregulación de la economía, estimulando el flujo de capitales externos para financiar el déficit en cuenta corriente y asimismo estabilizar la balanza comercial, de ahí la importancia que tiene la inversión extranjera directa en la economía del país, puesto que ello ha permitido una flexibilización en la política monetaria.

México es uno de los principales países receptores de la inversión extranjera directa en América Latina por las expectativas favorables que han presentado la economía, lo que promovió un crecimiento en la inversión extranjera causando un aumento en las reservas monetarias.

A mediados de 1993 la inversión extranjera era de 6 961.4 millones de dólares, que acumulada hasta agosto de 1993, ascendió de 33 085.3 millones de dólares y el acumulable total a 57 172.7 millones de dólares (cuadro 2) de la cual Estados Unidos aportó 72.2% y Canadá 2%. Cabe señalar que el comportamiento de la inversión extranjera directa mostró una tendencia hacia el sector servicios, concentrando aproximadamente 40.1% del total de inversiones; sin embargo, en relación con el crecimiento de la inversión extranjera, la inversión nacional mostró una tendencia hacia la baja, sobre todo en la disminución de la micro, pequeña y mediana empresa. Para abatir este desequilibrio estructural, el Estado estableció una serie de mecanismos a través de Nacional Financiera, permitiendo el acceso al crédito institucional y con ello se fomentó este tipo de empresas. Por consiguiente, la inversión extranjera debe ser un completo al ahorro interno creando la competitividad, estimulando con ello la utilización de la tecnología moderna.

  1. ¿Qué sucedería si se presentara una fuerte disminución de las reservas monetarias de nuestro país? Anota tus conclusiones y coméntalas con tus compañeros.
  2. Dentro de una misma actividad económica investiga las condiciones de dos empresas, una extranjera y otra nacional. Anota tus observaciones. (A partir de 1989 se incluye la inversión extranjera en el mercado de valores.)

1.2 POLÍTICA FISCAL


Al Estado se le atribuye el logro de diversos objetivos como el pleno empleo, crecimiento económico, equilibrio de la balanza de pagos, estabilidad de precios, etc.. Para alcanzarlos el Estado utiliza a la política fiscal, pues soluciona los problemas de orden económico y cumple con los objetivos planteados. La política fiscal es “el conjunto de instrumentos y medidas que toma el Estado con objetivo de recaudar los ingresos necesarios para realizar las funciones que le ayuden a cumplir con los objetivos de la política económica general”8.

Para el análisis de la política fiscal deberá tenerse en cuenta la influencia económica de los aspectos macroeconómicos como es el ingreso público, que son las percepciones que el Estado obtiene para solventar el gasto público. Asimismo, la influencia de los mecanismos de recaudación de ingresos para la realización de las acciones estatales o bien el uso que de éstos se hagan, conformando así el gasto público, que son las erogaciones que el Estado realiza para el cumplimiento de sus objetivos y funciones. El gasto público comprende la programación de las actividades humanas, ajustándola a los objetivos ya establecidos en la política económica y se utiliza como complemento a la deuda pública, que es el conjunto de obligaciones contraídas por el Estado en un periodo determinado, necesario ante una escasez del ingreso para financiar al gasto público.

La acción del Estado en la vida económica del país está condicionada por el monto de ingresos disponibles y, por lo tanto, el gasto público debe ajustarse a la cantidad de recursos disponibles, es decir, que la política fiscal deberá ajustarse a las condiciones y requerimientos económicos del país para lograr un mayor aprovechamiento y eficiencia de los recursos.

Por ejemplo, un país subdesarrollado que se caracteriza por un determinado grado de industrialización, por ser importador de productos manufacturados y exportador de materias primas y alimentos, en la medida que se industrialice se irá reduciendo la importación de productos manufacturados y la exportación de materias primas; sin embargo, ante esta situación el Estado aplicará políticas que estimulen la exportación de productos cada vez más elaborados, así como la importación de materias primas para satisfacer los requerimientos de la industrialización que se está presentando en el país mediante subsidios, transferencia y la aplicación adecuada de los aranceles, entre otros.

El objetivo es lograr un crecimiento económico, mas no se descarta también la utilización adecuada del endeudamiento tanto interno como externo para dichos fines. A través de una política fiscal bien delineada se puede coadyuvar al logro de los objetivos fijados por el Estado, que se programa en un documento en donde pueden apreciarse los objetivos del Estado, el presupuesto, que jurídicamente es el documento relativo a la previsión de ingresos y gasto público, formulado y sancionado en los términos establecidos por la legislación de cada país y, desde el punto de vista económico, es el programa de trabajo que el Estado se propone a realizar en un periodo determinado, generalmente de un año.

8 Santillán López, Roberto y Rosas Figueroa Aniceto: Teoría de las finanzas públicas y el caso de México. UNAM, p. 209.

En México, el Presupuesto de la Federación para cada año se publica por anticipado en el Diario Oficial de la Federación, en los últimos días de diciembre. La política fiscal, enrelación con el presupuesto, adquiere mayor importancia. Ésta radica al tomar en cuenta la clase de bienes y servicios que el Estado debe producir, la población beneficiada y la forma de financiamiento, ya que las necesidades son ilimitadas y los recursos por lo general son limitados, de ahí que deben jerarquizarse los gastos de acuerdo con los objetivos de la política económica.

De acuerdo con la Ley Orgánica del Presupuesto, el análisis de dicha propuesta y el proyecto realizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se presenta ante el Poder Ejecutivo (el presidente de la República) y se envía al Congreso de la Unión para el estudio y aprobación del presupuesto general para el ejercicio fiscal del siguiente año. A manera de ejemplo se te presenta el Presupuesto de Egresos e Ingresos para el ejercicio fiscal de la Federación de 1993.

Ley de ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 1993

Articulo 1. El ejercicio fiscal de 1993, la federación percibirá los ingresos provenientes de los conceptos y en las cantidades estimadas que a continuación se enumeran:

Millones de nuevos pesos

I. Impuestos 134 091.9

  1. Impuesto sobre la renta. 54 851.3
  2. Impuesto al activo. 4 226.8
  3. Impuesto al valor agregado. 33 420.6
  4. Impuesto especial sobre producción y servicios. 18 709.9
  5. Impuesto por la presentación de servicios telefónicos. 1 785.2
  6. Impuesto sobre las erogaciones por remuneración al trabajo 1 640.7 personal prestado bajo la dirección y dependencia de un patrón.
  7. Impuesto sobre la adquisición de inmuebles. 2 017.7
  8. Impuesto sobre tenencia o uso de vehículos. 1 225.2
  9. Impuesto sobre automóviles nuevos.
  10. Impuesto sobre servicios expresamente declarados de inte rés público por ley, en los que intervengan empresas con cesionarias de bienes del dominio directo de la Nación.
  11. Impuesto a los rendimientos petroleros. 13 528.8
  12. Impuestos al comercio exterior. 13 470.2

A. A la importación. 58.6

B. A la exportación. 2 685.7

13. Accesorios 28 043.0

II. Aportaciones de seguridad social:

  1. Aportaciones y abonos retenidos a trabajadores por patrones para el Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores.
  2. Cuotas para el Seguro Social a cargo de patrones y trabaja- 28 043.0 dores
    1. Cuotas para el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de
    2. los Trabajadores del Estado a cargo de los citados trabajado res.
  3. Cuotas para el Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas a cargo de los militares.

III. Contribución de mejoras:

Contribución de mejoras por obras públicas de infraestructura hidráulicas.

IV. Derechos 43 948.6

  1. Por recibir servicios que presta el Estado en funciones de dere- 4 014.5 cho público.
  2. Por la prestación de servicios exclusivos del Estado a cargo de 29.4 organismos descentralizados.
  3. Por el uso o aprovechamiento de bienes del dominio público. 30 117.0
  4. Derecho extraordinario sobre hidrocarburos. 9 787.7
  5. Derecho sobre la extracción del petróleo.
  6. derecho extraordinario sobre la extracción de petróleo.

V. Contribuciones no comprendidas en las fracciones precedentes 255.8 causadas en ejercicios fiscales anteriores pendientes de 3 485.7 liquidación o de pago.

VI. Productos: 28.0

  1. Por los servicios que no correspondan a funciones de derecho público. 3 457.7
  2. Derivados del uso, aprovechamiento o enajenación de bie- 1.3 nes del dominio privado. 1.4

A. Explotación de tierras y aguas. 23.8

B. Arrendamiento de tierras, locales y construcciones. 21.0

C. Enajenación de bienes 2.8 a) Muebles. 2 832.6 b) Inmuebles. 596.4

D. Intereses de valores, créditos y bonos.

E. Utilidades. 80.6 a) De organismos descentralizados y empresas de 468.9

participación estatal. 46.4 b) De la Lotería Nacional para la Asistencia Pública. 0.5 c) De Pronóstico para la Asistencia Pública. 2.2 d)Otras. 7 884

F. Otros. 86.0

VII. Aprovechamientos: 304.1

  1. Multas. 45.7
  2. Indemnizaciones. 13.6
  3. Reintegros 0.2

A. Sostenimiento de las escuelas Artículo 123. 31.9

B. Servicios de vigilancia forestal. 3.5

C. Otros.

  1. Provenientes de obras públicas de infraestructura hidráulica
    1. Participación en los ingresos derivados de la aplicación de
    2. leyes locales sobre herencias y legados expendidas de acuerdo con la Federación.
  2. Participaciones en los ingresos derivados de la aplicación de leyes locales sobre donaciones expedidas de acuerdo con

la Federación

  1. Aportaciones de los estados, municipios y particulares para el servicio del Sistema Escolar Federalizado.
  2. Cooperación del Departamento del Distrito Federal por servicio públicos locales prestados por la Federación.
  3. Cooperación de los gobiernos de estados y municipios y de particulares para alcantarillado, electrificación, caminos y líneas telegráficas, telefónicas y para otras obras públicas.
  4. 5% de días de cama a cargo de establecimientos particu lares para internamiento de enfermos y otros destinados a la Secretaría de Salud.
  5. Participaciones a cargo de los concesionarios de vías ge nerales de comunicación y de empresas de abastecimiento de energía.
  6. Participaciones señaladas por la Ley Federal de Juegos y 22.0 Sorteos.
  7. Regalías provenientes de fundos y explotaciones mineras.
  8. Aportaciones de contratistas de obras públicas. 12.6
  9. Destinados al Fondo para el Desarrollo Forestal. 0.8

A. Aportaciones que efectúen los gobiernos del Distrito Federal, estatales y municipales, los organismos y entidades públicas, sociales y los particulares.

B. De las reservas nacionales forestales. 0.8

C. Aportaciones al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales y Agropecuarias.

D. Otros conceptos.

  1. Hospitales militares.
  2. Participaciones por la explotación de obras del dominio público señaladas por la Ley Federal de Derechos de Autor.
  3. Recuperaciones de capital. 3 660.8

A. Fondos entregados en fideicomiso, a favor de entidades federativas y empresas públicas.

B. Fondos entregados en fideicomiso, a favor de empresas privadas y a particulares.

C. Inversiones en obras de agua potable y alcantarillado.

D. Otros. 3 660.8

  1. Provenientes de decomiso y de bienes que pasan a propiedad del Fisco Federal 28.1
  2. Rendimientos excedentes de Petróleos Mexicanos y organismos subsidiados 111.6
  3. No comprendidos en los incisos anteriores provenientes del cumplimiento de convenios celebrados en otros ejercicios.
  4. Otros. Ingresos derivados de financiamiento: 3 608.8

1. Emisiones de valores. 9 000.0

VIII.
A. Internas.
B.
Externas.

2. Otros financiamientos

A. Para el Gobierno Federal. 9 000.0

B. Para organismos descentralizados y empresas de 9 000.0 participación estatal.

C. Otros. Otros ingresos:

1. De organismos descentralizados. 66 982.5

IX. 2. De empresas de participación estatal. 63 272.6

3.Financiamiento de organismos descentralizados 3 709.0 y empresas de participación estatal. Total 293 691.5

Fuente: Diario Oficial de la Federación, viernes 18 de diciembre de 1992.

Presupuesto de egresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 1993

Artículo 1. El ejercicio y control del gasto público federal y de las erogaciones el Presupuesto de Egresos de la Federación para el año de 1993, se sujetarán a las disposiciones de este Decreto y a las demás aplicables a la materia.

Artículo 2. Las erogaciones previstas en el Presupuesto de Egresos para la Presidencia de la República, las dependencias del Ejecutivo Federal y los ramos de Aportaciones de Seguridad Social y erogaciones no Sectorizables para el año de 1993, importan la cantidad de $ 89 809.142 700 (ochenta y nueve mil ochocientos nueve millones ciento cuarenta y dos mil setecientos pesos, moneda nacional) y se distribuyen de la siguiente Estos recursos se ejercerán conforme a los programas respectivos.

manera:
00002 00004 Presidencia de la República Gobernación 279 288.300 856 871.000
00005 Relaciones Exteriores 647 320.900
00006 00007 Hacienda y Crédito Público Defensa Nacional 2 699 180.100 4 050 982.300
00008 00009 00010 00011 Agricultura y Recursos Hidráulicos Comunicaciones y Transportes Comercio y Fomento Industrial Educación Pública 5 687 624.800 5 172 383.500 6 419 970.700 21 341 079.400
00012 Salud 4 633 599.300
00013 Marina 1 363 329.900
00014 00015 00016 Trabajo y Previsión Social Reforma Agraria Pesca 425 992.000 622 724.400 240 274.700
00017 00018 00019 00020 Procuraduría General de la República Energía, Minas e Industrias Paraestatales Aportaciones a Seguridad Social Desarrollo Social 708 456.000315 913.400 7 185 434.100 836 274.900
00021 Turismo 432 748.200
00023 00027 Erogaciones no sectorizables Contraloría General de la Federación. 25 813 513.800 76 181.000

Artículo 3. Las erogaciones previstas en el Presupuesto e Egresos de la Federación para las entidades federativas y municipios en el año de 1993, importan la cantidad de $62 416 378.800 (sesenta y dos mil cuatrocientos dieciséis y seis millones trescientos setenta y ocho pesos, moneda nacional) y se distribuyen de la siguiente manera:

00025 Aportaciones para educación básica en los estados 20 339 160.500
00026 00028 Solidaridad y desarrollo regional Participación a entidades federativas y municipios 7 747 418.300 34 329 800.000

El ramo 00025 por concepto de aportaciones para educación básica en los estados, será administrado por las secretarías de Educación Pública y de Hacienda y Crédito Público, en el ámbito de sus respectivas atribuciones.

Las previsiones del ramo 00026 por concepto de solidaridad y desarrollo regional se orientarán a obras y proyectos de inversión de vivienda, educación, agua potable, salud, electrificación, infraestructura agropecuaria y preservación de los recursos naturales, que atiendan la demanda directa de las comunidades indígenas, campesinas y grupos populares urbanos. Asimismo, se destinarán a promover proyectos productivos en el medio rural y urbano, con la debida asistencia técnica. Los recursos por este concepto serán intransferibles, debiendo informar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sobre el manejo de los fondos solidaridad del Distrito Federal, estatales, municipales y especiales apoyados con recursos federales.

El ramo 00026, solidaridad y desarrollo regional, será administrado por la Secretaría de Desarrollo Social, en coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el ámbito de sus respectivas atribuciones.

Las erogaciones correspondientes al ramo 00028, participaciones a entidades federativas y municipios, se ejercerán en los términos de la Ley de Coordinación Fiscal.

Artículo 4. El Presupuesto de Egresos del Poder Legislativo para el año de 1993, importa la cantidad de $ 444 102, 000 (cuatrocientos cuarenta y cuatro millones ciento dos mil nuevos pesos, moneda nacional).

Artículo 5. El Presupuesto de Egresos del Poder Judicial para el año 1993, importa la cantidad de $ 727 190, 000 (setecientos veintisiete millones ciento noventa mil pesos, moneda nacional).

Artículo 6. Las erogaciones previstas para el año 1993, correspondientes a las entidades paraestatales, cuyos programas están incluidos en este presupuesto, se distribuyen de la siguiente manera:

00637 Instituto de Seguridad y Servicios Sociales

para los Trabajadores del Estado 7 600 451.000 00641 Instituto Mexicano del Seguro Social 29 234 011.200 04460 Productora e Importadora de Papel, S.A. de C.V. 765 519.400 06750 Lotería Nacional para la Asistencia Pública 506 979.700 08400 Instituto Mexicano del Café 10 000.000 09085 Aeropuertos y Servicios Auxiliares 589 935.400 09120 Caminos y Puentes Federales de Ingresos y

Servicios Conexos 791 650.600 09195 Ferrocarriles Nacionales de México 4 908 498.700 10125 Compañía Nacional de Subsistencias Populares 7 148 593.400 18164 Comisión Federal de Electricidad 16 718 762.300 18180 Compañía de Luz y Fuerza del Centro, S. A.

18572 (en liquidación) Petróleos Mexicanos 2 939 897.700 23 563 089.600
Suma 94 777 380.000

Importe financiado con recursos propios y crédito 81 470 443.200 Transferencia incluidas en el Gasto del Gobierno Federal. 13 306 936.800

Artículo 7. Las erogaciones previstas en el Presupuesto de Egresos para el pago del servicio de la deuda del gobierno federal en 1993, importan la cantidad de $ 29 084

250.000 (veintinueve mil ochenta y cuatro millones doscientos cincuenta mil pesos, moneda nacional) y se distribuyen de la siguiente manera:

00024 Deuda pública 28 301 040.100 00029 Erogaciones para saneamiento financiero 783 209.900

Los intereses y comisiones correspondientes a las entidades paraestatales cuyos programas están incluidos en este presupuesto, ascienden a la cantidad de $ 5 283

966.100 (cinco mil doscientos ochenta y tres millones novecientos sesenta y seis mil ciento pesos, moneda nacional).

Las asignaciones para el pago de adeudos de ejercicios fiscales anteriores del gobierno federal importan la cantidad de $ 4 338 000.000 (cuatro mil trescientos treinta y ocho millones pesos, moneda nacional).

El ejercicio de los recursos a que se refiere este artículo estará vinculado a la evolución de las condiciones económicas y sociales del país, y en su caso, se ajustará a los requerimientos que demande el desarrollo nacional.

El Ejecutivo Federal estará facultado para realizar amortizaciones de deuda pública hasta por un monto equivalente al financiamiento derivado de colocaciones de deuda, en términos nominales. Adicionalmente podrá amortizar deuda pública hasta por el monto del superávit presupuestario. El Ejecutivo Federal informará de estos movimientos a la Cámara de Diputados, al rendir la Cuenta de la Hacienda Pública Federal.

Lo dispuesto en el párrafo anterior será aplicable también a las entidades a que se refiere el artículo 6 de este Decreto.

Artículo 8. Las Erogaciones previstas en el Presupuesto de Egresos para el ramo 00022, órganos electorales, para el año de 1933, importan la cantidad de $ 1 847

786.200 (un mil ochocientos cuarenta y siete millones setecientos ochenta y seis mil doscientos pesos, moneda nacional).

Artículo 9. Las erogaciones previstas en el Presupuesto de Egresos para el ramo 00031, tribunales agrarios, para el año de 1993, importan la cantidad de $ 110 995.500 (ciento diez millones novecientos noventa y cinco mil quinientos pesos, moneda nacional).

Artículo 10. Los titulares de las dependencias así como los órganos de gobierno y los directores o sus equivalentes de las entidades paraestatales de la administración pública federal, en el ejercicio de sus presupuestos aprobados, serían responsables de que se ejecuten con oportunidad y eficiencia las acciones previstas en sus respectivos programas, a fin de coadyuvar a la adecuada consecuencia de las estrategias y objetivos fijados en el Plan Nacional de Desarrollo, en los programas sectoriales de mediano plazo, programas operativos anuales y demás programas formulados con base en la Ley de Planeación.

Las secretarías de Hacienda y Crédito Público, y de la Contraloría General de la Federación, en el ámbito de sus respectivas competencias, verificarán periódicamente los resultados de la ejecución de los programas y presupuestos de las dependencias y entidades, con relación a las estrategias, prioridades y objetivos del Plan Nacional de Desarrollo, de los criterios de política económica, de los programas de desarrollo, del Programa Nacional de Solidaridad y de los proyectos de modernización del aparato productivo, en el contexto de la recuperación económica y la estabilidad, a fin de que se adopten las medidas necesarias para corregir las desviaciones detectadas. Igual obligación y para los mismos fines, tendrán las dependencias de la administración pública federal, respecto de las entidades agrupadas en el sector que coordinan.

Fuente: Diario Oficial de la Federación, viernes 18 de diciembre de 1992.

Se aprueba el presupuesto anual de gastos y la estimación de ingresos con base en la fijación de las contribuciones necesarias, o sea, decretan los impuestos necesarios para cubrir el presupuesto de egresos del año fiscal siguiente, con lo cual podemos observar que la tendencia de la política fiscal del Estado es lograr un equilibrio en las finanzas públicas; sin embargo, el déficit presupuestario se debía a que los egresos superaban en mayor proporción a los ingresos y para cubrir este déficit se recurrió al endeudamiento externo.

Con la aplicación de una política fiscal restrictiva subordinada a la apertura externa, el Estado se obligó a restringir el gasto público y a vender empresas paraestatales para lograr un presupuesto equilibrado y con ello reducir las presiones crediticias del Estado sobre las tasas de interés, así como las presiones sobre el crecimiento de los precios, ello contribuyó a lograr el objetivo planteado en la política económica de Salinas de Gortari, de disminuir la inflación.

Con la venta de empresas paraestatales el Estado logró, por un lado, disminuir el déficit público, y por otro atraer capitales extranjeros por la influencia del TLC, para financiar el déficit del sector externo y reducir las tasas de interés. Ello fue porque los ingresos obtenidos de tal venta se orientaron fundamentalmente para el pago del servicio de la deuda externa y reducir la deuda pública interna y sanear la finanzas públicas. Por ejemplo, en 1992 el superávit presupuestario fue de 16.9 mil millones de pesos, que representó el 1.7% del PIB, excluyendo los recursos provenientes de la venta de las empresas, e incluyendo tales ingresos el superávit es de 4.6% del PIB, siendo que el programable fue de 4.2%. Esto se debió a un incremento en los ingresos presupuestarios de 301.0 mil millones de pesos que representó el 29.6% del PIB, 9.0 puntos mayor a la meta original, lo cual corrobora la efectividad de las reformas fiscales aplicadas, el mayor número de contribuyentes, las campañas de fiscalización y la simplificación de trámites.

Balance presupuestario (proporción del PIB)

Excluye 1991 egresos no 1992 Recurrentes 1992

Incluye 1991 ingresos no 1992 Recurrentes 1992

0.0 1992 4.6 1.7 4.2 1.9 3.5 1992 original 1991

Fuente: El Mercado de Valores, núm. 14, agosto, 1993.

El gasto público se determinó por la disponibilidad real de recursos, el gasto neto devengado acentuó su tendencia descendente ya que su monto fue de 254.5 millones de nuevos pesos y se ubicó en 25.0%, proporción igual a la esperada, es decir, que esta reducción se logró por la concentración del gasto programable, debido a la reducción en el pago de intereses y la disciplina tan rígida con que se ejerció y asignó el gasto programable. Entre otros gastos se destaca el efectuado a través del Programa Nacional de Solidaridad.

Por otro lado, la deuda pública disminuyó ya que el nivel bruto ascendió a 352.6 mil millones de nuevos pesos, presentando una disminución anual de 22.1% y en proporción al PIB, en 1991, representó el 45.6% y en 1992 el 34.6%. Podemos establecer que esta disminución de la deuda contribuyó al superávit de las finanzas públicas y a la posibilidad de realizar mayores gastos sociales, como el aumentar la prestación de servicios médicos asistenciales y educativos, entre otros.

Deuda bruta presupuestal del sector público presupuestario (Como proporción delPIB)

Fuente: El Mercado de Valores, núm. 14, agosto 1993.

De lo anterior deducimos qué tan importante es analizar los presupuestos de la Federación para determinar si las acciones del Estado o los instrumentos fiscales son los adecuados para cumplir con objetivos establecidos en la política económica.

1. ¿Cuáles son los instrumentos que utiliza la política fiscal?

  1. Consideras que es importante dicha política fiscal para el país?, ¿por qué?
  2. Analizaron tus compañeros el Presupuesto de Egresos e Ingresos y determina de dónde se obtiene más ingresos y en dónde se están gastando. Anota tus observaciones.

1.1.5 PLAN NACIONAL DE DESARROLLO


Al asumir la presidencia se debe presentar un proyecto económico que determine los instrumentos de la política económica para lograr los objetivos fijados. En el gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) este proyecto se llamó Plan Nacional de Desarrollo, que plantea los siguientes aspectos:

  • Defensa de la soberanía y la promoción de los intereses de México en el mundo.
  • Ampliación de la vida democrática.
  • Recuperación económica con estabilidad de precios.
    • Mejoramiento productivo del nivel de vida de la población.
    • Para lograr lo anterior se estableció, por un lado, la modernización y la necesidad de una reforma del Estado, puesto que se venía presentando como un Estado propietario e ineficaz, y la existencia de una planta industrial interna sobreprotegida y poco competitiva, que el Estado promovería en lugar de dedicarse a hacer y fomentar en lugar de sustituir, enmarcado en una visión neoliberal a través de “pactos”, cuyos objetivos fundamentales son:
  • Abatimiento de la inflación.
  • Saneamiento de la finanzas públicas.
  • Menor intervención del Estado.
  • Mayor apertura al exterior.

Entre los aspectos fundamentales al inicio del gobierno de Salinas de Gortari destaca la reducción de la deuda externa, lo cual se logró al condonar los acreedores parte del principal en un 41% de los 48 500 millones de dólares adeudados a la banca comercial y la reducción de la tasa de interés a una tasa fija del 6.25 % con la obligación de pagar puntualmente, con el aval del Fondo Monetario Internacional, el cual comprometió al gobierno mexicano a una férrea disciplina en el gasto programado. Para ello se constituyeron dos fondos: uno a través de bonos del Tesoro estadounidense, para pagar intereses por 18 meses, y el segundo mediante bonos cupón cero a 30 años para el pago del principal; sin embargo, se emitieron también swaps para cambiar deuda pública por capital, presentándose una disminución de la carga de la deuda externa; aunado a ello el Estado obtuvo importantes ingresos por la venta empresas paraestatales, que generó un superávit en las finanzas públicas y creó expectativas económicas optimistas.

No obstante, para superávit se amplió el proceso privatizador subastando la infraestructura y servicios públicos, de tal forma que el Estado, al no tener más empresas que vender, se vio comprometido cada vez más con el saneamiento de las finanzas públicas. Esto obligó al Estado a continuar con su política fiscal contraccionista implantando la llamada miscelánea fiscal para reducir la evasión fiscal. Sin embargo, esto causó una reducción en el consumo reflejado desde 1991, por la disminución de las ventas en el mercado automotriz y en el sector comercio, entre otros; por ejemplo la rama de material y equipo electrónico reflejó, en 1993, una caída en las ventas cercana al 17%7, que se debió a la apertura de la frontera a mercancías y servicios extranjeros; por lo tanto, los empresarios tuvieron que reducir su nivel de producción o cerrar sus empresas (miles de micro, pequeñas y medianas industrias), creándose un desempleo del 3.4%, aproximadamente, en el primer bimestre de 1993 y un incremento del subempleo que se reflejó en el incremento del comercio ambulante y del índice delictivo.

Como se observa, al realizar un proceso privatizado al Estado pretendía lograr mayor competitividad y democratización del capital para establecer un equilibrio de precios internos con los precios internacionales para abatir la inflación; sin embargo, se propició un déficit comercial y una mayor concentración del ingreso.

Otro elemento para abatir la inflación fue la reducción de las tasas de interés a partir de la reprivatización de la banca en 1990, a un 34%, y la determinación de que la banca dejara de financiar al gobierno a fin de utilizar tasas de interés competitivas con el exterior. Con estas medidas los bancos estuvieron en posibilidad de competir y sanear sus finanzas, puesto que se presentó una lucha por los espacios en las Casas de Bolsa. Sobre todo por la inversión que realizaran en la modernización de sus servicios, entre ellos los cajeros automáticos y otros nuevos instrumentos de captación, como el realizar operaciones para financiar empresas de nueva creación y apoyar la producción de las empresas ya existentes, lo cual les permitió concentrar y centralizar el capital, constituyéndose una vinculación como el capital financiero y productivo.

Desde 1991 se redujo la tasa de interés por la entrada de capital y el incremento de la reserva internacional que llegó a una cifra récord de 20 mil millones de dólares, permitiendo un deslizamiento de 20 centavos diarios. Estos factores, entre otros, permitieron reducir el nivel inflacionario, lo cual se ha logrado por lo establecido en el Plan Nacional de Desarrollo, de llegar a un dígito y que en julio de 1993 fue de 9.7 por ciento.

Ante la incertidumbre del Tratado del Libre Comercio (TLC) y como consecuencia de las políticas económicas anteriores se presentó una tendencia recesiva desde 1992 hasta los primeros meses de 1993, es decir, que si el abatimiento de la inflación, la contracción

7 La Jornada. 21 de enero de 1994, p. 59.

salarial, la apertura comercial y la venta de empresas paraestatales han dejado ver ciertos beneficios económicos, por otro lado se ha constituido otro problema que es la desaceleración en las actividades económicas, ya que las ventas de las empresas han disminuido desde 1992.

Lo anterior se debe, en primer lugar, a los créditos tan caros (por altas tasas de interés a pasivos), y en segundo lugar a la entrada de mercancías del extranjero que tienen gran competitividad con las mercancías mexicanas, en cuanto a su precio, y la reducción de la demanda interna por la disminución en el nivel de vida y los bajos salarios. Ello está reflejado en un desequilibrio de la balanza comercial, que hasta el primer semestre de 1993 era de 1728 millones de dólares, promedio mensual, frente a un déficit en cuenta corriente de 21 millones de dólares, es decir, que la apretura comercial incrementó las importaciones y, por lo tanto, contrajo las exportaciones, manifestando este desequilibrio externo; la única opción para compensarlo es la entrada de capital extranjero.

Este problema económico puede advertirse en el crecimiento del PIB, registrado en 1990, 1991 y 1992, que fue de 4.4, 3.6 y del 2.6%, respectivamente. En el primer trimestre de 1993 se tuvo un incremento del 2.3% con respecto al primer trimestre del año anterior, lo cual no corresponde a la meta establecida para 1993, que era de entre el

2.5 y 3 por ciento.

El panorama que se presentó en la economía mexicana fue incertidumbre, de graves problemas que afectaban cada vez más y en mayor grado a la población mexicana, como el desempleo, subempleo, pérdida del poder adquisitivo para lograr una inflación de un dígito, y a pesar de la ampliación de la política social mediante el Programa Nacional de Solidaridad (Pronasol), se incrementaron los niveles de pobreza.

Sin embargo, los grupos empresariales y el Estado mostraban una actitud optimista ante la entrada en vigor del TLC, con el cual se preveía una recuperación paulatina; asimismo se aplicaron políticas económicas de corte neoliberal, para insertar a México en la globalización.

1. Desarrolla por escrito los diferentes problemas económicos que se han dado desde 1982. El siguiente cuadro te ayudará a ello.

Política económica de México

Política económica Gobierno anterior Gobierno actual
Objetivos
Características de los impuestos y el comportamiento del crédito
Comportamiento de las tasas de interés
Crecimiento del producto interno bruto
Niveles de inflación
Comportamiento de la balanza comercial
Devaluación del peso mexicano