3.1 CONTEXTO HISTÓRICO


Ya en capítulos anteriores estudiaste la obra literaria desde diferentes perspectivas: la forma en que está escrita (prosa o verso) y el género al que pertenece (narrativo, dramático o lírico). Ahora veremos cómo una serie de características del medio que rodea al autor está presente en su obra.

En alguna ocasión habrás tenido oportunidad de ver una película basada en una obra literaria, y si has leído ese texto habrás notado algunas diferencias entre el tratamiento del tema cuando es narrado en un escrito y cuando es presentado en una proyección, ¿por qué crees que esto suceda?. Pues ocurre algo similar entre dos textos sobre el mismo tema pero escritos en diferentes épocas y por distintos autores. ¿Sabías que a través de un texto literario el autor refleja los problemas que vive toda una sociedad?.

El contexto histórico determina ciertas características de las obras literarias, se refiere a aquellas acciones políticas, sociales y económicas que vive un autor, enmarcando el momento de su creación artística.

Para ejemplificar la forma en que el contexto histórico influye en una obra veremos un poema de Gonzalo de Berceo quien vivió en el siglo XIII, en la época Medieval (siglo V al XV), y cuya producción artística se caracteriza por su tema religioso, producto de su vida al servicio de la Iglesia cristiana. La época en la que vivió este autor se visualiza como el resultado de la decadencia del Imperio romano, cuyas estructuras políticas, económicas, sociales y religiosas en franca derrota ya no funcionaban, de modo que en toda la obra de Berceo es visible cómo los temas de orden religioso tienen primacía.

Durante el Medioevo, las obras artísticas tratan como tema central la figura de Dios, los dogmas y la fe, como lo constatamos en el siguiente poema:

TEXTO 45 Los Árboles que dan Sombra Dulce y Donosa,son los Santos Milagros de la Virgen Gloriosa.

Yo maestro Gonzalo de Berceo nombrado, andando en romería llegué una vez a un prado todo verde y no hollado, de flores bien poblado, lugar muy a propósito para un hombre cansado.

Daban un gran olor las flores bien olientes, refrescaban de un hombre las caras y las mientes, manaban cada canto fuentes claras corrientes, en verano bien frías, en invierno calientes.

Abundaban allí las buenas arboledas, higueras y granados, peras y manzaneras, muchas otras frutas de diversas monedas, todas buenas y dulces, ni podridas ni acedas.

La verdura del prado y el olor de las flores, la sombra de los árboles de templados sabores, refrescáronme todo y perdí los sudores, puede vivir el hombre con aquellos olores.

El fruto de los árboles era dulce y sabrido, si don Adán hubiese de tal fruto comido, un engaño tan grande nunca hubiera sufrido, ni tantas aflicciones doña Eva y su marido.

Caballeros y amigos, lo que expresado habemos es oscura palabra, aclararla queremos, quitemos la corteza, al meollo lleguemos, cojamos lo de dentro, lo de fuera dejemos.

Todos cuantos vivimos y con los pies andamos, estemos en la cárcel o en un lecho yazgamos, todos somos romeros que nuestra senda andamos, San Pedro dijo esto, por él os lo probamos.

Cuantos aquí vivimos, en ajeno moramos; la estancia duradera arriba la esperamos. La nuestra romería en verdad la acabamos, cuando hacia el paraíso las almas enviamos.

En esta romería tenemos un buen prado, en donde halla refugio el romero cansado: la Virgen Gloriosa, madre del buen criado, del cual otro ninguno semejante fue hallado.

Este prado fue siempre verde en honestidad, pues nunca tuvo mácula en su virginidad, post partum e in partu fue virgen de verdad, ilesa e incorrupta es en su integridad.

Jamás había hallado lugar tan delicioso, ni sombra tan templada, ni aroma tan sabroso, me quité mi ropilla por yacer más gozoso y me tendí a la sombra de un árbol muy hermoso.

Yaciendo así a la sombra perdí todos cuidados, escuché trinos de aves dulces, y modulados: nunca oyeron los hombres órganos más templados, ni que formar pudiesen sones más acordados.

El referido prado tenia otra bondad por calor ni por frío perdía su beldad, siempre estaba muy verde en su totalidad, nunca lo marchitaba ninguna tempestad.

En cuanto me encontré en la tierra acostado, de todo sufrimiento me vi desocupado, olvidé toda cuita, ya el dolor ahuyentado; ¡quién habitase allí seria venturado!

Los hombres y las aves que a aquel prado acudían se llevaban las flores que llevarse querían, pero mengua en el prado jamás ninguna hacían: si se llevaban una, tres y cuatro nacían.

Parecía aquel prado igual que el paraíso, donde dios tanta gracia y gran bendición quiso, maestro y sabio fue quien todo aquello hizo: hombre que allí viviese no perdería el viso.

Las cuatro fuentes claras que del prado manaban, son los cuatro evangelios, eso significaban, y los evangelistas, cuatro, que los dictaban, cuando los escribían, con la Virgen hablaban.

Lo que ellos escribían, ella se lo enmendaba, nada se discutía de lo que ella alababa, y parece que el riego todo de ella manaba, y por lo menos de ella nada se separaba.

La sombra de los árboles, sana, agradable y pía, donde halla refugio toda la romería, si son las oraciones de la Virgen María, que por los pecadores implora noche y día.

Cuantos son en el mundo justos y pecadores, coronados y legos, reyes y emperadores, allí corrimos todos, vasallos y señores, y todos a su sombra arrancamos sus flores.

Los árboles que dan sombra dulce y donosa, son los santos milagros de la Virgen Gloriosa, y son mucho más dulces que la azúcar sabrosa que dan a los enfermos en la cuita rabiosa.

Gonzalo de Berceo

Ahora veremos la obra de otro poeta: León Felipe, cuyo contexto histórico es completamente distinto al de Gonzalo de Berceo. El poema que hemos seleccionado se gesta durante la Guerra Civil Española hacia el año de 1936, cuando las fuerzas de Francisco Franco, apoyado por Mussolini y Hitler, masacran al pueblo y derrocan el gobierno Republicano Español de tendencias socialistas.

En un siglo como el nuestro, caracterizado por el estallamiento de grandes guerras mundiales, internacionales y nacionales (Viet Nam, Revolución Mexicana, etc.), el poema de León Felipe manifiesta un dolor profundo por la soledad y abandono en que se encuentran los seres, precisamente, después de la guerra Civil Española. (El mismo León Felipe se exilió en México, donde vivió hasta su muerte).

Esta concepción de soledad y abandono la manifiesta en el poema. “S. O. S.”:

TEXTO 46
S. O. S. 38
Dios está en todas partes, hijos míos. en la tierra, S.O.S. S.O.S. S.O.S.
en el agua, y en el viento. Pero hoy nadie le encuentra, ni el detective Grabadlas en la piedra honda, en la cometa y en el náufrago papel de la botella.
ni el sabueso ni el poeta. Y éstas son, hijos míos, las tres primeras letras que tenéis que aprender en la escuela: Dios está en todas partes, hijos míos. ¡A ver si lo encontráis y nos encuentra!.

¿Puedes identificar el tema que abordan los poetas?. ¿Notas las diferencias en la forma en que los autores tratan el tema?. ¿Puedes apreciar la actitud que manifiestan cada uno de los autores al escribir estos poemas?.

38 Tomado de León Felipe. Español del Éxodo y del Llanto. Málaga.

Para que confirmes, una vez más, cómo el contexto histórico de un autor influye en su obra, lee atentamente el siguiente poema y resuelve lo que se te pide posteriormente:

TEXTO 47 Hombre que Mira su País desde el Exilio

a Fleur
País verde y herido comarquita de veras patria pobre país estremecido puño y letra calabozo y praderas
país ronco y vacío tumba muchacha sangre sobre sangre país ya te armarás pedazo por pedazo pueblo mi pueblo
país lejos y cerca ocasión del verdugo los mejores al cepo país que no te tengo vida y muerte cómo te necesito
país violín en bolsa o silencio hospital o pobre artigas país verde y herido comarquita de veras patria pobre
Mario Benedetti.
Realiza lo siguiente:
1. Elabora una paráfrasis del poema:

2. Investiga y escribe los principales datos biográficos de Mario Benedetti:

  1. Investiga y escribe los sucesos que se dan en su entorno social:
  2. ¿Cómo influye la problemática social en este poema?.
  3. ¿Qué actitud manifiesta el autor en este poema?.
  4. ¿Cuál es el tema del poema?.

Verifica tus resultados con el asesor de contenido.

Observa el siguiente esquema y podrás reconocer porqué un contexto histórico determinado influye en una obra literaria:

 

Deja un comentario