ACTIVIDADES INTEGRALES


Estas actividades te ayudarán a reforzar tus conocimientos. Realízalas, pues el resultado te servirá de autoevaluación, que podrás comentar después con tu asesor:

Haz una lectura del TEXTO 33 Génesis y Evolución de la Sociología, y:

  1. Numera los párrafos de que consta la lectura. Recuerda que el párrafo termina cuando aparece un punto y aparte. ¿Cuántos párrafos son?.
  2. Elabora en tu cuaderno un listado de palabras cuyo significado desconozcas. Utiliza tu diccionario.
  3. Escribe el significado de las palabras. Recuerda que sólo deberás seleccionar un significado de todos los que tiene el diccionario. El significado seleccionado es el que vaya de acuerdo con el contexto. Anótalos en tu cuaderno.
  4. Aplica las preguntas de las ideas clave descriptivas en relación al texto: ¿De qué se habla?. ¿Cuáles son sus características?.
  5. Escribe una idea comparativa que se maneje en el texto, explícala con tus palabras:
  6. Define qué son las ideas instructivas. ¿Las hay en el texto?.
  7. Elabora un listado que organice las ideas contenidas, tal como las presenta el autor:
  8. Localiza las palabras señal que existen y anota el enunciado completo en el espacio correspondiente, de acuerdo con su clasificación:

a) Causa:

b) Preparación:

c) Inclusión:

d) Freno:

e) Término:

9. Enlista las conjunciones que hay en el texto e indica la función que cumplen dentro del mismo. Utiliza tu cuaderno.

10.La redacción de esta actividad deberás exponerla verbalmente ante el asesor.

Si alguna parte de la actividad te pareció de difícil resolución o te sientes inseguro consulta a tu asesor.

TEXTO 33 Génesis y evolución de la Sociología28

1. El problema del estudio histórico de la Sociología.

Los sociólogos no han llegado a ponerse de acuerdo sobre los antecedentes de su ciencia. Algunos pretenden considerar la historia de la Sociología a partir de la época en que aparecen las especulaciones o investigaciones más aproximadas al concepto especial que se han formado de la Sociología.

Así, para René Maunier la sociología es “el estudio descriptivo, comparativo y explicativo de las sociedades humanas ” y, en consecuencia, empieza con los primeros trabajos comparativos sobre distintas sociedades y por tanto la Biblia es el monumento sociológico más antiguo porque en ella se estudia comparativamente la organización de varios pueblos. Según este autor “sólo se hace Sociología si se efectúan, entre hechos sociales ya descritos, comparaciones que conduzcan a su explicación ”.1

28 Tomado de MENDIETA y Nuñez, Lucio. Breve Historia y Definición de la Sociología. Porrúa, México, 1989.

Von Wiese afirma que “la sociología, como ciencia particular de lo social, distintamente circunscrita, es un producto de nuestra época”2 porque antes de ahora los estudios sociológicos estaban confundidos en diversas disciplinas: filosofía, biología, historia, etcétera. Para otros autores la sociología nace con la filosofía positiva de Augusto Comte y por lo mismo es éste su creador.

Sin embargo, la mayoría de los autores -y aún el mismo Von Wiese- están de acuerdo en que en la historia de la sociología debe considerarse una época de formación desde el más remoto pasado. Maunier dice, justamente, que quienes afirman que la sociología nació a partir de la concepción filosófica de Augusto Comte desconocen “la ley que rige todo conocimiento: la de constituirse por formación y progresión y no por revelación o creación. Los fundadores deben tener sus precursores. La historia no se concibe sin la prehistoria ”.3

Nosotros creemos que este problema de los antecedentes de la sociología se resuelve adoptando un amplísimo criterio según el cual, puede dividirse su estudio en los siguientes periodos:

  1. Prehistoria
  2. Historia a) Precursores b) Fundadores

2. Prehistoria de la Sociología. Aceptamos con Bouglé que “sobre los terrenos aún no conquistados por la ciencia, la intuición espontánea del vulgo, abre el camino a la pesquisa racional del sabio”. En consecuencia “las cosas sociales, antes de ser tratadas científicamente fueron, en todas partes, más o menos observadas de tal manera que en la cultura o en el pensamiento de todos los pueblos, encontramos dispersas nociones más o menos sociológicas obscuramente presentidas por la intuición y confirmadas después científicamente por los hechos”. En los adagios populares puede encontrarse la confirmación de estas aseveraciones.4

Bouglé menciona a guisa de ejemplos los siguientes: “No hay peor tirano que los tiranetes.” “No es bueno servir a dos amos”, “los honores cambian las costumbres”, ”villano enriquecido no conoce pariente ni amigo,” a tal señor tal paje y servidor”. Los adagios de este género, pregunta el autor citado, ¿no expresan otros tantos esfuerzos de la conciencia popular para definir los fenómenos sociales que la tocan más de cerca?. 5

También en el folklore de los pueblos prealfabetos y en sus leyendas de tiempos remotos se hallan ideas o generalizaciones de carácter sociológico. Es claro que en la prehistoria de la sociología, dados los medios de expresión y el poco desarrollo de las sociedades humanas, no puede pedirse la elaboración de verdaderos sistemas. Una gran parte del pensamiento social de los pueblos primitivos “no se expresa -dicen Barnes y Becker- con palabras, ni mucho menos con teorías sistemáticas e incluso cuando dan expresión verbal a sus contenidos sociales, la regla es que sea más bien en forma de proverbios que en forma de abstracciones más completamente generalizadas. En resumen, su pensamiento social ha de ser, en muchas ocasiones, inferido de su conducta; generalmente es concreto e implícito más bien que abstracto y explícito” 6

3. Historia de la Sociología. La historia de la Sociología empieza con las obras de aquellos autores que tratan sobre cuestiones sociales y se refieren en ellas a los hechos y a las instituciones que se dan en sociedades humanas; pero sólo de una manera incidental o general, sin hacerlos objeto de una ciencia nueva sino incluyéndolos o tratándolos marginalmente en sus especulaciones históricas, filosóficas o de otra índole. En la historia de la Sociología debe considerarse esta parte general, y la más precisa, que corresponde a los precursores para llegar a la etapa definitiva de los fundadores.

Estas divisiones son un tanto arbitrarias si se quiere; pero útiles desde el punto de vista metodológico. En consecuencia consideraremos dentro de la historia de la Sociología las especulaciones sociológicas de los pensadores de la Grecia antigua, de Roma y de la Edad Media.

El estudio de la historia de la Sociología enseña que, desde los tiempos antiguos hasta los modernos, se proyectan dos corrientes: a) la de los filósofos políticos que analizan la realidad social; pero con criterio filosófico y, b) la de quienes concediendo poca atención

o ninguna a los hechos, especulan sobre lo que debe ser para llegar, así, a concepciones artificiales de sociedades modelos, corriente ésta de la que no nos ocupamos en este ensayo en virtud de que carece de interés por lo que respecta a la Sociología propiamente dicha.7

1 Maunier, René. Introducción a la Sociología. Luz, Santiago de Chile, 1993.2 Von Wiese, Leopoldo. Sociología. Historia y Principales Problemas. Labor, Barcelona,

Buenos Aires. 3 Maunier. op. cit., p.67.4 Bouglé. C. Qu’ est-ce que la Sociologie?. Alcan, París, 1939, p. 40.5 Azcevedo, Fernando de. Principios de Sociología. Biblioteca Pedagógica Brasileira,

Companhia Nacional, Sao Paulo, 1939, p.117 y ss. 6 Barnes, II. E., y Becker, H. Historia del Pensamiento Social. Tomo l., p.35.7 Azcevedo. op.cit.

Deja un comentario