1.1.3 ORGANIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN


¿Estuvo difícil la búsqueda de fuentes de información?. ¿Verdad que a pesar de todo es apasionante meterse en ese mundo de libros, periódicos y revistas, que son las bibliotecas, y darse cuenta que siguiendo pistas claras puede uno encontrar lo que busca?.

Pues bien, ¡ya está!, allí tienes en tu mesa de trabajo toda la información que necesitas para continuar con el proceso de una investigación documental. Si seguiste paso a paso lo que te solicitamos, estás en condiciones de seguir adelante. En caso contrario, regresa al punto que tú o tu asesor consideren necesario. Si llegaste hasta aquí, te encuentras con una nueva situación: recopilaste información de varios libros, revistas y periódicos; de fichas y resúmenes o notas, pero, ¿qué hacer con ella?, ¿cómo convertirla en un reporte por escrito?. Antes de que pretendas empezar a redactar tienes que organizar la información.

¿Recuerdas que antes de partir a la búsqueda de la información hiciste varios mapas conceptuales para no extraviarte?. Es el momento de sacarlos: despleguemos el esquema de trabajo previo. Si es necesario redefinirlo por la información obtenida, hagámoslo; si no es el caso, dejémoslo como estaba. De acuerdo con este esquema, ¿falta información?. Si es así, tendremos que ir por ella. ¿Nos sobra información?. En este caso, prescindamos de ella. Con base en los temas y subtemas de nuestro esquema organicemos las diferentes fichas de trabajo; debemos volver a leer atentamente las fichas para comparar la información y seleccionarla (los datos relevantes, los argumentos, las fuentes más importantes, etc.). Después de hacer lo anterior, las fichas adquieren un orden y un sentido, pero todavía es preciso hacer un análisis crítico de éstas con la idea de planear la redacción. ¿La información reunida cumple el propósito que nos fijamos?. ¿Nuestra investigación está sólidamente apoyada?. ¿Tenemos los datos o argumentos suficientes?. ¿Es coherente lo que pensamos redactar?.

Si respondemos afirmativamente a estas interrogantes, podemos pasar a la otra fase.

Una vez que tienes formados y en fila los paquetes de tarjetas esperando que los llames para darte la información, las tarjetas vendrán a tu llamado, te darán la información en el momento en que tú la solicites. Si las llamas a tiempo, su información te será útil y podrás afirmar, decir, constatar, contradecir y ejemplificar con los datos que contienen cuando así lo requieras. Para no llamarlas a destiempo necesitas un guía. ¿Te acuerdas de tu esquema de trabajo?, ¿recuerdas que allí estaba consignado todo lo que querías

saber sobre tu tema?. Bueno, volveremos nuevamente a él. Necesita algunos ajustes: lo vamos a transformar de esquema de trabajo a esquema de redacción. Observa:

estructura las fichas cambios

versión final

Escribir el

Revisar si se tiene

Leer las

Leer la

fichas borrador toda la información

información

  1. Proceso lineal. Es el que sigues paso a paso para la elaboración de tu trabajo. En el diagrama está marcado con líneas continuas:
  2. Proceso recursivo. Son los regresos constantes que en la práctica se realizan para la redacción de un reporte. En el diagrama se indica con líneas punteadas:

Analizaremos lo relacionado con el esquema de redacción en el siguiente tema.

EXPLICACIÓN INTEGRADORA

El siguiente esquema presenta en forma sintética las fases y técnicas involucradas en el método de la investigación documental. Repásalo detenidamente.

Deja un comentario