Browse Category: Economía 2

Economía 2 – Sexto Semestre

1.2.5 EL CICLO Y LA TEORÍA MONETARIA

El predominio indiscutible corresponde a las teorías monetaristas, debido al prestigio de la Teoría Neoclásica que hizo que con los Principios de economía, de Marshal (1890), y la existencia del patrón oro, predominaran las teorías monetaristas del ciclo, desde fines del siglo XIX hasta la gran depresión de 1932. Dos exponentes de esta teoría son Hawtrey y Hayek; para el primero el ciclo se genera por causas monetarias y es en sí mismo un fenómeno eminentemente monetario, y para el segundo ciclo se refiere a una teoría monetaria de sobreinvesión.

En los años cuarenta, Friedman propuso para Estados Unidos que la política económica del gobierno no debería dejarse a la opinión de los responsables de ella sino someterse a una “regla por la cual las variaciones monetarias y fiscales resultaban automáticas”. A decir de Friedman, las políticas monetarias discrecionales tienen otras desventajas.

Una de ellas es que al no tener las autoridades más límite que su propia opinión, las políticas monetarias pueden quedar a merced de las presiones políticas y de los vaivenes de la corriente de opinión; por ello, no existirían criterios para juzgar y controlar dichas políticas. Así, el otorgamiento de facultades amplias a los responsables del manejo monetario sería una fuente potencial de mayor incertidumbre e inestabilidad, de tal suerte que a las autoridades monetarias debería fijárseles la tarea de mantener el ritmo constante de crecimiento anual de la oferta monetaria; esta regla debería ser observada estrictamente sin importar cuáles fueran las fluctuaciones que experimentara la economía. Se trata de una regla fija que impide toda iniciativa por parte de las autoridades monetarias.

18 Ídem, p. 196.

En Estados Unidos, la propuesta de Friedman originó un giro, al menos verbal, en las controversias entre monetaristas y keynesianos, ésta tomó la forma ahora de “reglas versus discrecionalidad”, pero la expresión ‘discrecionalidad’ no describe bien la posición keynesiana y tiene un sesgo a favor del monetarismo; en realidad, las políticas de estabilización del corte keynesiano no consistían en un manejo arbitrario de la demanda global como lo sugiere el término ‘discrecional’… Se trata, entonces, de una regla que liga la tasa de expansión de la demanda global y de la oferta monetaria con el valor pasado de alguna variable clave como el empleo o el producto

Según teóricos keynesianos, en las economías desarrolladas los ciclos son fluctuaciones de la demanda agregada, pero la contrarrevolución no aceptaría esta postura, era más aceptable pensar que los ciclos económicos son “senderos de equilibrios móviles”.

Los protagonistas de la nueva macroeconomía clásica enfatizan la elección racional intertemporal. Si los recursos, ya sea el trabajo o el capital, están hoy ociosos, es debido a que la elección voluntaria los conserva para usarlos mañana, cuando se espera que las oportunidades sean más favorables. Estas elecciones son racionales, aunque a menudo las percepciones y expectativas sobre las que se basan pueden sufrir de información equivocada o incompleta.19

Sin embargo, existen, dentro de esta perspectiva, dos modelos alternativos del ciclo económico: uno representado por Robert Lucas, quien niega sin fundamentos serios, a través de su curva de oferta, toda posibilidad de explotar la curva de Phillips a través de políticas keynesianas; el segundo es el que señala que “los ciclos serían exactamente los movimientos apropiados concomitantes al equilibrio general intertemporal de la economía con información plena.20

El problema es que estos modelos pueden solamente explicar los ciclos, en caso que lo hagan, atribuyendo a los trabajadores consumidores increíblemente altas tasas intertemporales de sustitución en el consumo de ocio y de otros bienes.21

1.1.3 PACTO DE SOLIDARIDAD ECONÓMICA

Entre 1986 y 1987 se dio a conocer el Pacto de Solidaridad Económica (PSE), que pretendió corregir los desórdenes derivados del crack, la devaluación y la hiperinflación (inflación no controlada). Sus estrategias centrales fueron:

  • Estabilidad continua de la economía
  • Ampliación de la disponibilidad de recursos para la inversión.
  • Modernización económica.

El PSE atacó la inflación en dos frentes: con una corrección adicional de las cuentas del gobierno y armonizando los aumentos de los precios y salarios para abatir la inercia inflacionaria. Al mismo tiempo tuvo dos fases: una etapa de corrección con costos inflacionarios inevitables y un periodo de desinflación concertada y sostenida.

En la primera etapa se requirió de una corrección drástica y efectiva en las cuentas públicas, aumentando los ingresos y reduciendo los gastos. El salario se ajustó en 38% acumulado, desde el 15 de diciembre de 1987 hasta el 1 de enero de 1988, para permanecer constante hasta el 1 de marzo del mismo año.

El tipo de cambio controlado, después del ajuste del 22% del 14 de diciembre de 1987, permaneció lo más estable posible hasta el 1 de marzo de 1988. Respecto a las tasas de interés bancarias aseguraron un rendimiento atractivo al ahorrador en moneda nacional y la disminución de los impuestos a las importaciones permitió que la competencia externa regulara la evolución de los precios internos.

A partir del 1 de marzo de 1988, los salarios mínimos y contractuales aumentaron cada mes. Este ajuste de los salarios se hizo con base en los aumentos esperados del índice de precios de la canasta básica, que incluye los principales productos y servicios del sector público. El poder de compra de los salarios no se deterioró y los precios del sector público no se rezagaron, por consiguiente, no hubo ajustes bruscos ni presiones inflacionarias.

La estrategia del PSE fue castigar en mayor grado a los salarios, a fin de reducir la demanda de bienes y servicios y con ello detener los precios.

Esto se evidenció con las medidas aplicadas después de la publicación del PSE, en diciembre de 1987:

  • Aumentaron 15% los salarios.
  • Aumentaron 80% en promedio las tarifas de luz, gasolina, teléfono y otros servicios.
  • Se detuvo el ritmo de deslizamiento5 del peso frente al dólar.

5 Política monetaria que expone al peso a “minidevaluaciones” de acuerdo con el comportamiento de la inflación.

Estas medidas produjeron en diciembre de 1987 una inflación superior al 15% y en enero de 1988 del 15.8%, afectando directamente al poder de compra de los trabajadores, mientras casi todos los bienes y servicios se incrementaron en alrededor de 100%, los salarios sólo lo hicieron en 15% y, a partir del 1 de marzo de 1988, un raquítico 3% por ciento.

A principios de marzo se presentó lo que podría ser la nueva fase del ajuste fondista, el cual era tan neoliberal6 como los anteriores, salvo algunas variantes:

  • Aumento del 3% a los salarios, lo que equivale al congelamiento salarial.
  • Congelamiento parcial de precios sujetos a control, durante todo marzo de 1988, aunque los precios ya habían subido desde diciembre y enero lo suficiente para estancarse.
  • Tarifas y servicios públicos sin aumento.
  • Baja en las tasas de interés bancarias, ya que de un nivel de 149% que rendía un pagaré a un mes en los bancos, se redujo a 76%, lo mismo ocurrió con instrumentos como Cetes y Pretrobonos, entre otros.

Con base en estas medidas neoliberales a manera de plan de choque se logró bajar la inflación bruscamente, de 15.8% en enero de 1988 a 8.3% en febrero y 5.5% en marzo del mismo año, mediante el congelamiento de los precios y salarios (aunque fue el salario mínimo lo que se congeló).

6 Doctrina económica que pretende renovar el liberalismo del Estado mediante la intervención limitada en lo jurídico y en lo económico.

1. ¿Qué sucedería si se congelaran los precios de los productos básicos y los servicios públicos, igual que se han congelado los salarios? ¿Qué pasaría en nuestra economía, estaríamos mejor o peor que antes respecto de otros países? Investiga el plan de choque puesto en práctica en Argentina y Brasil.

RECAPITULACIÓN

El siguiente esquema tiene como finalidad explicar el desarrollo del capítulo, tomando en consideración todos los temas que lo componen.

Cuentas nacionales

 

Marco macroeconómico conceptual de las cuentas nacionales
Sistema de cinco cuentas
Sistema de nueve cuentas
Matriz de insumo – producto
Producto nacional

Producto nacional bruto

Producto nacional neto

Cuenta del ingreso y producto nacionales.

Cuenta del ingreso y gastos de las familias.

Cuenta corriente de las empresas.

Cuenta de capital de las empresas.

·Modelo cerrado.

·Modelo abierto.

Ingreso privado.

Ingreso personal.

Ingreso personal disponible.

Producto interno bruto

Cuenta del ingreso y gasto del gobierno federal.

Cuenta del resto del mundo.

Cuenta consolidada de ahorro de inversión.

Cuenta corriente de las familias.

Cuenta de capital de las familias.

Cuenta corriente del gobierno general.

Cuenta de capital del gobierno general.

Cuenta del resto del mundo.

 

1.3 TEORÍA MONETARIA

El éxito mismo de los penetrantes comentarios y conjeturas de Friedman, cuando son sometidos a prueba y comparados con otras conjeturas distintas, acrecienta las ventajas que esperábamos obtener por el desarrollo de una teoría explícita, capaz de generar la metodología empírica en que se apoya el “monetarismo”.

Kart Brunner y Allan H. Meltzer